Editado por

Francisco J. CarrilloFrancisco J. Carrillo

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



¨"JE SUIS CHARLIE"

Permalink 14.01.15 @ 23:39:18. Archivado en Artículos en Diario Sur

A Frédérica, Natacha y Elsa

Entonces vivía en París. Eran las 5 en punto de la tarde. Por las funciones que ejercía, tenía derecho a una línea especial de información que podía escuchar accionando una clavija del altavoz que estaba colocado sobre mi mesa de despacho. Solía concentrarme en mi trabajo y rara vez conectaba ese mágico aparato informativo. Sin embargo, aquel día sí que lo conecté. Una noticia escueta, aún incipiente, decía lo siguiente: “atentado terrorista en la tienda Tati”. Mi estado de ánimo se alteró considerablemente. Mi hija me había llamado durante la mañana de ese día para decirme que iba a comprar algo en Tati, que era un comercio de ropa a muy bajo precio. Mi hijo me había informado que iba a practicar squash en un centro deportivo justamente frente a Tati, en la rue de Rennes. Ambos fueron a las 3 de la tarde y finalizaron sus respectivas tareas a las 4. Sobre las 5 y cuarto, recibí una llamada en mi línea directa en la que me decían los dos que estaban sanos y salvos. Naturalmente, abandoné mi oficina y fui a su encuentro. No corrió la misma suerte mi admirado Wolinski, padre de Frédérica, Natacha y Elsa, que estudiaron en el mismo colegio de mis hijos, ni sus colegas de Charlie-Hebdo y sus protectores de la seguridad del Estado asesinados en acto de servicio.
Años después me encontraba, a petición propia porque deseaba hacer menos trabajo de gestión y más de acción en el terreno, en un contexto cultural distinto: Túnez, con un radio de acción regional desde el Oriente Medio hasta Mauritania; toda la región de los Estados árabes, en terminología de la ONU. En Túnez hice inmersión en la cultura arabo-islámica. Y en Túnez, y desde Túnez, encontré una cálida amistad que se iba nutriendo desde Líbano, Jordania, Marruecos…hasta la misma Mauritania. Una amistad con personas concretas, en todos los niveles de la estratificación social que, más allá del “diálogo”, me hizo descubrir la posibilidad real de una “alianza de valores” compartidos. Esa gente, que sin la menor duda constituye la mayoría de los que comparten la historia y la cultura arabo-islámica, era y es partidaria de valores universales, y asumía plenamente –en medio de una o de unas dictaduras estrictas- los principios de los valores universales. Túnez evolucionó hacia un modelo democrático, refrendado por las urnas en el pasado diciembre. Hoy, tanto París como Túnez –compartiendo, en complicidad, análisis con mi ya viejo amigo y excelente arabista Jean-Pierre Filiu- están en el punto de mira del mismo terrorismo de corte islamista, que forma una minoría fanatizada que, manipulando el Corán, la marginalidad de algunos jóvenes y la pobreza, se ha fijado como objetivo atentar contra todos los que no piensen como ella, sean musulmanes o no.
¿Cómo comprender las causas de este terror sin fronteras? Cuando una religión se convierte en “razón de Estado” genera “subproductos” de extrema violencia. Cuando un Estado encuentra su “razón” de ser en la religión, la instrumentalización política de los textos de la creencia es un arma temible, máxime si esos Estados son ricos en hidrocarburos. La religión, y su particular interpretación, es el principal instrumento de gobierno y de utilización de los réditos de sus economías, el petróleo en particular. Esos Estados son los principales enemigos de los valores universales. Es imposible contar con ellos para ir trabajando en una “alianza de valores”. Solamente les interesa las alianzas económicas y, por razones de supervivencia, las alianzas militares. El poder de esos Estados se basa en la “ideología” que ellos han ido nutriendo a través de la manipulación y de una interpretación “fundamentalista” del Corán. Esos Estados crean voluntaria e inevitablemente unos “subproductos” cada vez más radicalizados y familiarizados con la violencia y con el terror, “subproductos” que terminan amenazándolos, como está aconteciendo en casi todas las monarquías-satrapías del Golfo arábigo. Ellos crearon y financiaron al “monstruo” que, ahora, se revuelve en su contra así como contra sus “aliados” económicos del llamado Occidente.
En las relaciones con esos Estados, y con otros menos ricos, el llamado Occidente “miró a otro lado” desde la época pre-colonial y, sobre todo, desde el fin del dominio colonial, para no perder “aliados-vasallos” económicos y supuestas piezas de una estrategia que sembró vientos y fue creando paulatinamente tempestades terroristas, en plena lucha por el “poder hegemónico” en la región, con otro “subproducto”: la lucha sin cuartel entre el autodenominado Califato-Estado Islámico de Iraq y Siria (Daech), y la tela de araña de Al Qaeda. Por ello, Al Qaeda tenía que demostrar a Daech que son más “operativos”, más eficaces en el terrorismo internacional, para arrebatar a Daech el “califato” y el poder del terror. Asumieron el reto y mataron a pacíficos periodistas, judíos y fuerzas de seguridad en París. Al Qaeda ha demostrado a Daech que están activos y no sólo durmientes. Este reto sigue en pie.
El telón de fondo es muy variado: La guerra que destruyó a Iraq, desmanteló sus infraestructuras, disolvió al ejército y abrió la caja de Pandora de enfrentamientos armados regionales con entretelones de petróleo. La guerra de Siria con un elemento desestabilizador que es la dinastía de Assad con un pueblo hostil, martirizado y, ahora, dividido. La ausencia de hoja de ruta tras la guerra de Libia, hoy convertida en un avispero terrorista, sin el menor orden y con dos parlamentos y dos gobiernos en lucha sin cuartel.
El llamado Occidente debe revisar el entramado de sus relaciones económicas con esta región. Debe intentar “colocarse” en lo que piensa la mayoría pacífica arabo-musulmana, que busca una democracia en paz. Y debe apoyar con firmeza a estas corrientes democráticas (Túnez es una referencia muy relevante) y “poner orden” en sus relaciones con las satrapías fundamentalistas, aún a costa de perder contratos por miles de millones de petrodólares. La lucha contra el terrorismo de una minoría muy activa tiene que enmarcarse en otro tipo de relaciones con los países árabes. Debe ser eminentemente “cultural” en torno a valores comunes. Ello no quiere decir que, tal como están las cosas, se cambien cañones por mantequilla y se rebajen los niveles de “inteligencia” entre las “dos orillas”. En el contexto actual, la cooperación internacional es una alta prioridad sin excusas. Pero todos han de aceptar las mismas reglas de juego y respetarlas, sin la mínima concesión a los que financian el radicalismo que termina convertido en fuente de inspiración del terror.


Bookmark and Share

Comentarios:
sr Carrillo, escribió algún post, comentario o blog titulado je suis charlie, cuando la revista publicó en portada al Espíritu Santo sodomizando a Cristo y éste a su vez a Dios? Ah perdón que es libertad de expresión y alianza de valores
Enlace permanente Comentario por carlos 05.02.15 @ 20:47
Sr Carrillo: El mensaje es claro...pero...por algun motivo...(a lo mejor su pasado diplomatico) se esmera Ud en "no escribir nombres".
Es que tambien Ud. tiene miedo de las "represalias"?
Enlace permanente Comentario por Shimshon Zamir [Blogger] 15.01.15 @ 16:19

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

El Mito de la Globalización Neoliberal

Francisco Margallo

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Dios es Fuego: La noche de San Juan

Xabier Pikaza Ibarrondo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Antaño y hogaño (VI). 19. Período de la juventud

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Ángel músico

Maximino Cerezo Barredo

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Bach, trío BWV 655

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

La puerta del sagrario. Puntos de oración 24-6-18

Josemari Lorenzo Amelibia

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

Lucidez cósmica

Pedro Miguel Lamet

Teselas

Teselas

Taltavulll, no ceja en su empeño inmobiliario en Mallorca.

Alejandro Fernández Barrajón

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

El papa Francisco, san Francisco, Trento, Vaticano II, Ottaviani, Von Balthasar

Padre Fortea

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

El enfermo mental no tiene un Aquarius que le salve

Antonio Cabrera

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Congreso indígena

César Luis Caro

Transversal

Transversal

Merkel en el filo de la navaja y el tonto útil Sánchez

Pilar Aizpún Bobadilla

Jesús Arameo

Jesús Arameo

Amar más a Jesús en arameo

Vicente Haya

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Unos juegos peligrosos.

Vicente A. C. M.

Acción-formación social y ética

Acción-formación social y ética

Síndrome de la manada, patologías sociales y revolución psico-cultural

Agustín Ortega

Punto de vista

Punto de vista

Abuchean a Torra

Vicente Torres

Tierra liberada

Tierra liberada

Justicia sin ensañamiento

Koldo Aldai

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

¿Cómo cuidar la alimentación de los niños en verano? 3/4

Juan Luis Recio

Columna Social

Columna Social

El poder de la oración sobre nosotros que tiene el “Padre Nuestro”.

Julián Moreno Mestre

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Manadas justicieras

Manuel Molares do Val

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital