Editado por

Francisco J. CarrilloFrancisco J. Carrillo

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



La Pasión según el Cristo histórico

Permalink 16.04.14 @ 01:36:42. Archivado en Artículos en Diario Sur

Podría sorprender –pero no siempre es así- a ciudadanos y a turistas que la representación de unos hechos, relatados hace dos mil años, se hayan detenido en el Barroco y se expresen con una perpetuación semántica propia del reino de este mundo. Me refiero a la Pasión de Cristo y, más concretamente, su puesta en escena durante la Semana Santa en España y en la América Latina como herencia del encuentro de dos mundos. Pero de la cultura pueden surgir intentos de retorno al contexto real, la Jerusalén del año 33, como fueron las películas de Pasolini (“La Pasión según San Mateo”), que se decía “no era creyente” y estaba entre “los gentiles”, así como “La Pasión de Cristo”, de Mel Gibson. Volvieron a las fuentes lo más fiel que fue posible. La Semana Santa en las calles se expresa a través de las piezas del Museo del Barroco que abre sus puertas para que los itinerarios comiencen. Emoción incontrolable que es herencia de muchos sedimentos. Las arterias de la ciudad se convierten en un gran teatro sacro, con su sillería, sus palcos y tribunas, sus espectadores y público que va de paso y que detiene el caminar forastero para “sorprenderse”. Un gran teatro barroco en pleno siglo XXI para representar una obra que fue históricamente austeridad, dolor, esperanza, con mensaje final de radical misericordia para con ladrones condenados a muerte. Diríamos, si hubiese desaparecido el libreto (me refiero a un libro que se titula “Evangelio”), sería comprensible una imaginación creadora y la emotividad de los ideales como el 2 de mayo y “Los Fusilamientos” de Goya. He llegado a pensar que en cuestión de Ópera se es más fiel a los orígenes: en el Festival de Salzburgo puede escenificarse a “Figaro” según los patrones de la época de Mozart (respeto a las fuentes) o de los tiempos modernos. En París ocurre algo semejante: la Ópera Garnier opta por lo clásico según su origen y la Ópera Bastilla da luz verde a escenografías posmodernas. La Ópera, la original, está viva y a cuya vida han contribuido considerablemente el Coven Garden o el Metropolitan de Nueva York.
Cierto es, como lo afirma Daniel Snowman, que “la alteración de las circunstancias conduce al cambio de estilo de las obras artísticas”. Pero no es menos cierto que ese libreto al que nos estamos refiriendo (“Evangelio”) no fue escrito, originalmente, para ser representado en los teatros del mundo, sino más bien, según su contenido, como guía en la que ya estaba incluida la representación de los hechos relatados. Lo que inquieta, a tenor de lo dicho por Snowman, es que, por una parte, la Semana Santa en el teatro de la Ciudad se haya parado en el Barroco en plena “sociedad digital” (aunque sí podría destacar la magnífica “osadía artística” de la cofradía de “Los Estudiantes” con las impactantes variaciones del Coronado de Espina que Eugenio Chicano logra conectar con la realidad del día a día) ; por otra, que no se haya asumido de forma generalizada la “representación real” y la cronografía del año 33.
Es una problemática muy compleja en la que historiadores, sociólogos de la cultura y neurocientíficos no les sería fácil encontrar soluciones de consenso. Aunque sí creo que no puede excluirse la palabra del teólogo. O la Semana Santa se atiene escrupulosamente al libreto titulado “Evangelio” y a la escenificación de sus mensajes del año 33, o entra de lleno en la historia de la dramaturgia sacra al ritmo de la socio-dinámica de la cultura. Lo emocional es una constante que ha definido el tiempo de los pueblos. En un libro de mediados de 1960 (“España, país de misión”) leía una referencia a la quema de conventos del 1931. El autor, refiriéndose a los entonces hombres de trono (en época de analfabetismo próximo al 80% y de gran paro), dejaba caer la hipótesis que algunos de esos hombres bien podrían haber participado en aquella pira en donde ardieron las imágenes que un día procesionaron. La emoción no siempre es fruto del compromiso adquirido por la razón.
Cuando el obispo de Roma, de nombre Francisco, mezcla de jesuita y de franciscano, fue elegido Papa, dejó caer, admirando al Vaticano de Miguel Ángel: “voy a vivir en un museo”. Pero no se instaló en el boato renacentista de los Apartamentos Pontificios, sino que lo hizo en la residencia Santa Marta. Si se le observa detalladamente, se despojó de oropeles y va poniendo de lado las grandes representaciones, incluso ha suspendido el título muy curial de “Monseñor” y a los “Gentilhombres de Su Santidad”, así como otras decisiones internas en pro de la sencillez, en concordancia con ese libreto cuyo título es “Evangelio”. Me consta ha dado instrucciones para que no se distribuyan invitaciones jerarquizadas (aunque sí lugares reservados para las delegaciones de Estados por razones de seguridad) y que todo el que lo desee pueda asistir en la Plaza de San Pedro a las canonizaciones, el próximo 27 de abril, de Juan XXIII y Juan Pablo II. El Papa Francisco conoce de memoria el libreto. Bien sabe que “La Pasión” del año 33 no fue organizada por el Protocolo. Y que su protagonista fue tajante: “Mi reino no es de este mundo”. Revistió túnica inconsútil y sobre uno de los maderos de la cruz, con intención bufa, colocaron un cartel: “Rey de los Judíos”. ¡Y muchos creímos que era un rey terrenal!


Bookmark and Share

Comentarios:
El blog de Francisco J. Carrillo - La Pasión según el Cristo histórico fifa 14 http://clubwave.ru/node/494448
Enlace permanente Comentario por fifa 14 23.04.14 @ 12:40

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El blog de José Arregi

El blog de José Arregi

El Infinito en el texto

José Arregi

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Suprema vanidad y soberbia.

Vicente A. C. M.

Transversal

Transversal

¿Por qué manda ese ancianito si nadie le ha votado?

Pilar Aizpún Bobadilla

Miradas cristianas

Miradas cristianas

Migraciones

José Ignacio González Faus

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

El enfermo mental no tiene un Aquarius que le salve

Antonio Cabrera

Punto de vista

Punto de vista

La justicia no es lo que parece

Vicente Torres

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Estados Unidos debería ayudar a romper el triángulo Teherán-Doha-Ankara antes de que la crisis del Golfo engulle toda África y el Medio Oriente

Shimshon Zamir

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Este verano hay una nueva terraza en el centro de Madrid: Piscomar, sabor a Perú con las mejores vistas

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

La rosa más asombrosa

Ángel Sáez García

Corrupción global

Corrupción global

2136 Los principales obstáculo que imposibilitan el Estado de Bienestar. 1ª parte: las desigualdades.

Luis Llopis Herbas

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Abucheos a Torra

Manuel Molares do Val

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Los que detectan la autoridad

Josemari Lorenzo Amelibia

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Opción fundamental

Javier Velasco y Quique Fernández

Columna Social

Columna Social

La hermosa historia de monseñor Bienvenido.

Julián Moreno Mestre

Entrelíneas

Entrelíneas

¿Algo mejor que el ser humano?

José de Segovia Barrón

Atrévete a orar

Atrévete a orar

San Pedro y San Pablo (29.06.2018): dos vidas al servicio del evangelio

Rufo González Pérez

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Obispos de México por una jornada electoral cívica y pacífica

Guillermo Gazanini Espinoza

Buenas noticias

Buenas noticias

La fe grande de una mujer

José Antonio Pagola

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo

No más mentiras

No más mentiras

La comida ancestral y “los bodrios” modernos

Antonio García Fuentes

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital