Los datos no mienten: la empresa española aún no es digital

No. La empresa española aún no es digital, y por más páginas web que se creen, por más cuentas en redes sociales que se abran, y por más sobrinas del jefe que se autoproclamen “community manager”, no lo será. No, al menos, mientras no se produzca un cambio esencial: el líder empresarial se tiene que reinventar profesionalmente, tiene que hacerlo solo y tiene que hacerlo ahora.

Un gestor que no comprende el entorno digital se hace las preguntas equivocadas y paga a otros para que las respondan.

La clave está en la dimensión estratégica del fenómeno. Las reglas del juego han cambiado, y no podemos jugar sin conocerlas.

Muchos jóvenes emprendedores, mientras se llevan el gato al agua con modernos modelos de negocio, achacan el desfase de la empresa tradicional a “una cuestión generacional”. No les falta parte de razón, pero ese desfase tiene remedio:

Hay que formarse, lanzarse al agua, reinventarse, liderar el cambio.

Por qué lo estamos haciendo mal

Mal. Lo hacemos mal. Por una sencilla razón: con excepción de las empresas tecnológicas (y no todas), gran parte de los cuadros directivos españoles siguen pensando que “lo digital” es una especialidad profesional, un conjunto de oficios, unas tareas que desempeñan otros.

A muchos directivos les cuesta entender que la dimensión digital de los negocios es parte de su responsabilidad, una parte nueva y sobrevenida que, les guste o no, deben incorporar a su know-how.

En algunos casos, la cosa es aún más grave. ¿Cuántas veces hemos oído, incluso en boca de destacados políticos, frases similares a esta?:

“No sé nada de redes sociales pero pregunto mucho a mis hijas.”

¿Cuántas empresas españolas confían la gestión de sus redes sociales a empleados o familiares sin cualificación?

Los datos no mienten

Pero seamos rigurosos y vayamos a los datos. Según un reciente barómetro sobre la digitalización de la PYME realizado por Plenummedia sobre una muestra de 500 PYME:

  • “El 60% de las PYME reconoce que sus empleados no tienen conocimientos de marketing digital.”
  • “Sólo el 55% de las PYME tiene perfiles corporativos” (en redes sociales.)
  • “Sólo el 10% de las PYME encuestadas ha contratado una campaña de publicidad en buscadores (SEM).”

Además, sabemos por un informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE), elaborado a partir de datos de Eurostat, que:

  • Solo el 68% de las empresas españolas tiene página web

..Siguiendo con la moda de compararnos con Finlandia, ¿sabes cuál es el porcentaje en el país nórdico? Nada menos que 91%.

Teniendo en cuenta el sesgo implícito en respuestas que conllevan confesar las propias debilidades, no sería arriesgado pensar que la realidad es mucho peor que la que confiesan nuestros directivos.

Ser digital no es pagar por un servicio

La mayoría de las empresas españolas están en Internet, pero muchas en el fondo no han cambiado, simplemente “han pagado por un servicio”, han cumplido “un trámite”.

Generalmente, se han limitado a encargar una web como quien encarga un folleto. No es infrecuente que una persona sin cualificación les maneje las redes sociales sin una estrategia definida (esto lo veo constantemente).

A juzgar por los datos más arriba comentados:

Para la mitad de las empresas españolas que están en Internet, su presencia online es pura fachada.

Fórmate para ser un emprendedor de tu tiempo

Para hacerse las preguntas correctas y para incorporar a los modelos de negocio la dimensión digital, sin dejar de llevar las riendas bien sujetas, hay que formarse; hay que reinventarse.

Existen numerosas iniciativas valiosas para la formación de emprendedores y empresarios, si se sabe buscar.

La oferta de formación bonificada para equipos y directivos es muy amplia y fácil de encontrar con sencillas búsquedas en Internet.

Las Cámaras de Comercio están haciendo grandes esfuerzos para promover la “renovación” profesional de las empresas.

En la Red tenemos disponibles también soluciones muy flexibles, ideales para personas que no disponen de tiempo y que necesitan libertad absoluta para organizar su formación. Echa un vistazo a los cursos de mecenium. Si aún no has dado los primeros pasos, no es problema: te recomiendo especialmente este curso de la escritora y divulgadora Natalia Gómez del Pozuelo: “Primeros pasos en redes sociales e Internet 2.0”.

Conclusión

Creo que los profesionales que trabajamos en entornos digitales no somos totalmente conscientes de lo que hay “ahí afuera”. Pensamos que ese ambiente 2.0 que vemos todos los días a nuestro alrededor es la norma, pero la realidad estadística fuera de los sectores tecnológicos es radicalmente distinta.

¿Estás de acuerdo con mi enfoque? ¿crees que apostar por la formación es suficiente? ¿cuál es tu experiencia en relación a este desafío?

Debate, negocios , , , ,

3 comentarios


  1. No puedo estar más de acuerdo con todos tus argumentos. A diario me “estampo” con PYMES cuya mentalidad sigue siendo la de tenderos pero como ahora a todo el que tiene un negocio se le llama, se autodenomina, empresario o emprendedor, así nos luce el pelo. Se crean que por tener un perfil, que no página, en facebook son los más modernos y digitales del mundo.

    • Gracias por tu comentario, Maqui.
      Como apuntas, hay muchas empresas que por puro desconocimiento se crean un perfil personal en lugar de una página en Facebook. Es un claro síntoma de la necesidad de formación en marketing digital que existe en la PYME española. Afortunadamente, el error del perfil técnicamente tiene arreglo y la falta de formación también. Lo que se necesita es un cambio de mentalidad. Ese cambio, afortunadamente, se va produciendo, pero queda mucho camino por recorrer.

  2. Pingback: Reinvención digital y ¿déficit de liderazgo?, en cifras | Formación y nuevas tecnologías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*