Fogon’s Corner

Flan de chocolate

¿Qué apetitoso, verdad? En media hora será todo suyo y devorado en mucho menos.

Las proporciones están previstas para cuatro personas y se hace de la manera siguiente: precalentar su horno a 200º.

En una cacerola, fundir una tableta de chocolate negro rallado en medio litro de leche desnatada.

Retirar del fuego, verter en una batidora, añadir 4 huevos enteros, 4 cucharadas de azúcar y una cucharada de café muy fuerte. Mezclar hasta obtención de un resultado muy cremoso.

Distribuir la mezcla en flaneros individuales, cocer al baño maría unos 40' aproximadamente. Dejar enfriar y colocar en la nevera unas tres horas.


Finde con sabor a bizcocho de nuez y jarabe de arce

10.09.09 | 22:55. Archivado en Recetas de fin de semana, Postres muy tiernos
Claro que con un aporte de unos 580Kcal/100 gramos, la deliciosa nuez no es especialmente una aliada de la línea. No obstante, por su riqueza en oméga-3 y 5, fibras, vitaminas (E, B3, B5 y B6), fósforo, potasio y magnesio, resulta uno de los alimentos más salutíferos e interesantes. Hoy confeccionaremos un cake otoñal, aunque el mercurio se preste poco todavía a tal cometido. Las proporciones están previstas para seis personas. Precalentar su horno a 200º. En una batidora, mezclar unos 5' 100 gr. de azúcar con 4 cucharadas de jarabe de arce, 100 gr. de mantequilla fundida, 200 gr. de harina, 1 pizca de sal, un sobre de levadura química y 3 huevos. Verter en un cuenco, añadir 200 gr. de nueces picaditas. Verter en un molde untado con mantequilla, hornear 10' a 200º y otros 30' a 180º. Dejar enfriar en el horno, desmoldar, espolvorear azúcar glas y canela en polvo al gusto. Excelente acompañada de nata y jarabe de arce, regado con el té o el café de la tarde.


Placeres redondos: ensalada de lentejas, rúcula y bacon

10.09.09 | 11:28. Archivado en Culture Food
La lenteja, tan deliciosa como salutífera, es una gran aliada de nuestros amigos vegetarianos, que la aprecian por su aporte en fibras, selenio, zinco, hierro (unos 3,4mg/100 g) y proteínas vegetales. Francia la reverencia a tal punto que otorgó a una de sus variedades, la lenteja verde del Puy, una AOC. En sopa, puré, caliente, tibia o fría resulta una delicia. En Italia la mezclan con pasta y en la India, con arroz. Armonizada con foie gras o magret de pato, una auténtica sorpresa gourmet. Hoy la consumiremos en ensalada, las proporciones indicadas están para seis personas. La víspera, poner a remojo y en gran cantidad de agua fría medio kilo de lentejas. Al día siguiente, escurrirlas, ponerlas en una olla con un litro y medio de agua salada, cocerlas a fuego lento una horita, escurrirlas y reservarlas. Mientras, dorar en dos cucharadas de aceite de oliva una cebolla finamente laminada, un diente de ajo picadito y hierbas aromáticas al gusto (laurel, tomillo, perejil). Salpimentar con prudencia y mezclar con las lentejas reservadas. En otra sartén, depositar 100 gr. de bacon laminado, dorarlo sin materia grasa ninguna. Cuando las láminas están bien doraditas, retirarlas, depositarlas sobre unas hojas de papel absorbente de cocina para eliminar un máximo de grasa y reservarlas. Distribuir en platos hondos 300 gr. de rúcula lavada y escurrida, añadir encima las lentejas y las láminas de bacón, rociar con un poco de vinagre de Módena y servir con grandes lonchas de pan payés. Muy fresco y sabroso.


Tarta de ciruelas con especias y miel

09.09.09 | 00:02. Archivado en Postres muy tiernos, Tartas, pies salados y dulces

La dulce ciruela se luce como nadie en tartas, y la que Fogon's propone hoy es de las más sabrosas y fáciles de confeccionar.

Precalentar su horno a 200º. Comprar, descongelar y extender en una tartera untada con un poco de mantequilla unos 350 gr. de masa de hojaldre. Cubrir el fondo con una hoja de papel aluminio y ese último con habas secas. Hornear unos 10'. Retirar el molde, el papel aluminio y las habas, reservar la tartera en un punto tibio de su cocina.

Lavar, secar, deshuesar y cortar en dos unos 700 gr. de ciruelas maduras (las "Claudias" resultan ideales para esa receta). En una sartén, dorarlas en un poco de mantequilla, añadir dos cucharadas de miel, una pizca de canela, remover con prudencia y cocer unos minutos hasta que estén bien tiernas. Retirar y distribuir la fruta sobre la masa de hojaldre precocida.

Enhornar y cocer unos minutos a 180º hasta que los bordes de la masa estén bien crujientes y doraditos. Excelente para reponer fuerza después de una siesta, con té caliente o helado y café.


Delicadezas septembrinas: tarta de higo

El higo casi otoñal es uno de los grandes placeres gastronómicos de la temporada que conviene no perderse.

Esa menuda fruta oriunda de Asia Menor se adueñó hace siglos de la cuenca mediterránea.

Dulce, fragante, tierna y versatíl, brinda unos 230mg/100 gr de potasio, calcio, fósforo y magnesio, así como hierro, vitamina B, P y fibras amigas del correcto tránsito intestinal.Una de sus (falsas) leyendas urbanas es su aporte calórico, que muchos consideran ingente, en cuanto apenas sólo surte unas 50 Kcal/100 gramos. Cuenta con una extensa parentela de unas 700 variedades, repartidas entre Turquía, Italia, Grecia y California.

En tarta resulta una delicia hecha en un santiamén, rebozando y dejando caramelizarse suavemente medio kilo de higos lavados, secados y laminados con 60 gr. de azúcar moreno, dos cucharadas de mantequilla, dos de ron oscuro y una pizca de canela en polvo.

En un cuenco, batir un huevo entero con unos 100 gr. de nata espesa, 50 gr. de azúcar en polvo, 25 gr. de azúcar avainillado, canela en polvo y la fruta caramelizada.

En un molde untado con mantequilla disponer unos 350 gr. de masa de hojaldre descongelada, picar el fondo con un tenedor, forrar la superficie con papel aluminio, rellenarlo de habas secas. Hornear unos unos 10’ a 180ª, retirar papel y habas, agregar la mezcla anterior y hornear a 200º unos 35-40', hasta obtención de un bonito dorado. Ideal para picnics, a la delicada hora del té o después de un almuerzo ligero.


Compota de ciruela, pera y manzana

06.09.09 | 12:08. Archivado en Postres muy tiernos, Compotas y mermeladas

Jugosa y dulce, repleta de potasio, betacaroteno, vitamina E (antioxidante) y fibras, la coloreada ciruela es una sabrosa aliada de nuestra salud y una gran amiga del tránsito intestinal.

Es un excelente alimento que ayuda a mantener tipin y silueta, refrescante y saciante, de un aporte calórico muy moderado: unas 52Kcal/100 gr.

Su efecto laxativo es espectacular y muchos la consideran un elixir de juventud, excelente para la piel y una fuente de energía salutífera y duradera.

Declinada en zumos, tartas y compotas o simplemente para picar cuando ataca el famoso guisanillo, resulta siempre deliciosa. Hoy la degustaremos en compota. Para cuatro personas, pelar, vaciar y trocear unos 300 gr. de manzanas tipo reineta y 200 gr. de peras. Lavar, secar y deshuesar unos 250 gr. de ciruelas frescas y maduras.

Depositar la fruta en una olla, añadir una vaina de vainilla cortada transversalmente, la cáscara de un limón amarillo, 100 gr. de azúcar moreno y un cuarto de litro de agua mineral tipo Solán de Cabras. Cocer a fuego moderado una media hora, servir tibio.


Finde con sabor a jalea de moras

Llega el suculento tiempo de las moras y en 10' vamos a confeccionar una maravillosa jalea sabiendo a campo, sol y vacaciones. También se puede realizar con fruta congelada.

Para 4 potes de medio kilo aproximadamente, lavar y secar con un paño limpio un kilo de moras. Triturarlas en la batidora.

Verterlas en una tarrina grande o dos pequeñas, mezclarlas con unos 750 gr. de azucar, la cáscara y el zumo de un limón amarillo y tres vainas de vainilla cortadas transversalmente. Dejar macerar ese preparado unas 13 horas. Al cabo de ese tiempo, verterlo en una cacerola de grandes dimensiones, cocerlo a fuego lento durante media hora, removiendo con una cuchara de palo y espumando de vez en cuando.

Al cabo de ese tiempo, retirar del fuego. Retirar igualmente la cáscara de limón y las vainas, dejar entibiar y distribuir en tarros, limpios, escaldados y secos. Tapar los tarros cuando la jalea esté perfectamente fría. Guardar los tarritos en un sitio fresco y seco.


Private Kitchen en Cantabria, lo último en gastronomía

03.09.09 | 09:32. Archivado en Eventos gastronómicos, Nec plus ultra

El Chef ejerce como excelente anfitrión en las veladas que, en exclusiva y para un máximo de ocho personas, ofrece en el Aula de Cocina. Ante los comensales, elabora deliciosos platos con los mejores productos de su tierra.

Antaño fue un salón de baile. En la actualidad, las notas musicales y los pasos han sido sustituidos por lecciones de cocina y magníficas comidas y cenas degustación. El espíritu lúdico y el afán por disfrutar y alcanzar esos pequeños momentos de felicidad siguen intactos. Porque el Aula de Cocina del Cenador de Amós se convierte, ahora, en el escenario en el que Jesús Sánchez ofrece exclusivas veladas privadas. Toda una delicia.

Se trata de una genial experiencia gastronómica que estimula todos los sentidos. Es la última tendencia, la llamada private kitchen’ o ‘cocina en privado’, procedente de los círculos más selectos y sibaritas de países como Estados Unidos. Las reglas básicas son: un espacio exclusivo e íntimo, un número reducido de invitados y un reputado chef que despliega sus mejores bazas en vivo y en directo, sin trampa ni cartón.

Sánchez cumple con las normas y en el aula que ocupa la planta superior de su restaurante, en una antigua casa-palacio del siglo XVIII catalogada como bien de interés local, recibe a un máximo de ocho comensales. Ante ellos, elabora los platos que degustarán y desvela las claves de su delicada cocina, la que le ha convertido en una referencia dentro del panorama nacional e internacional y por la que ha merecido una estrella Michelin, dos soles Repsol, y un 8,5 en la Guía Gourmetour.

Como es habitual en su trabajo, el Chef muestra su gran debilidad por el producto pero además es en estas ocasiones cuando se permite el placer de improvisar y no ceñirse a la carta del restaurante. El resultado es, desde el primer y hasta el último bocado, una muestra del respeto que siente hacia los mejores pescados, mariscos, carnes y quesos de la tierra cántabra. Los clientes gozan del privilegio de degustar especialidades únicas y observar el minucioso trabajo que hace que cada plato sea una delicia. El comensal, naturalmente, puede mostrar sus preferencias y decidir si quiere un menú a partir de algún producto concreto. En cualquier caso, si expresa algún deseo o sencillamente se deja agasajar, la sorpresa está asegurada ya que el cocinero hace alarde de una técnica impecable y de una gran sensibilidad.

Marián Martínez, esposa de Jesús, supervisa el impecable servicio de esta mesa y Teresa Fernández, sumiller, logra que la selección de vinos no deje indiferente a nadie. Y es que el maridaje con las diferentes recetas supone otro atractivo de estas exquisitas reuniones. Cada cita es irrepetible y la sumiller elije con sumo acierto los caldos que acompañarán y estimularán los sentidos. El carácter único e irrepetible, cada ingrediente, el aroma de los platos, la atmósfera… sin duda, algo mágico invade la última planta del Cenador de Amós durante las veladas privadas que recuperan la alegría de aquellas noches de baile.

El Aula de Cocina es un marco inusual, cuyo encanto radica en la mezcla de elementos antiguos, como el suelo original de cerámica hidráulica, y otros tan vanguardistas como el equipamiento y electrodomésticos de la firma Bosch. De octubre a mayo, el chef y propietario de este magnífico restaurante comparte con sus alumnos la pasión culinaria que ha convertido en motor de su vida. Ahora, además, es donde recibe como el gran anfitrión y cocinero que es.

Cenador de Amós
Plaza del Sol, s/n.
Villaverde de Pontones (Cantabria)
Teléfono: 942 50 82 43


Smoothie arándanos-moras

01.09.09 | 09:17. Archivado en Batidos, Lassi, Smoothies

¿Listos para una merienda afrutada y oliendo a bayas del bosque?

Nada más sencillo que esa receta ultra rápida para hacer acopio de vitaminas y de frescor, que se hace limpiando y secando con un paño limpio 125 gr. de arándanos, igual cantidad de frambuesas y 100 gr. de moras.

Depositar en la batidora, mezclar con 1/2 zumo de limón amarillo, dos yogures con sabor a vainilla, dos cucharadas de hielo picadito, 4 cucharadas de jarabe de arce.

Distribuir en vasos anchos, decorar con una hojita de menta y degustar. Acompañar de bizcochos de soletilla o de bollería fresca.


Finde con sabor a cóctel de aguacate, pomelo, naranja y melón

28.08.09 | 10:34. Archivado en Recetas de fin de semana, Recetas vegetarianas

El calor sigue presente y por tanto, hoy confeccionaremos un excelente cóctel sin alcohol, refrescante y bien nutritivo, que se hace directamente en la batidora, lo que nos ahorrará un tiempo precioso ante los fogones.

Para cuatro personas, depositar en la batidora la carne troceada de dos aguacates muy maduros y de medio melón, los zumos de un pomelo y de una naranja, cuatro cucharadas de nata líquida, una pizca de tabasco, dos yogures naturales, hielo picadito y unas gotitas de aceite de oliva.

Mezclar hasta obtención de una textura finísima, rectificar el razonamiento. Distribuir en copas tipo martini, decorar con mitades de tomate cherry y ramitos de perejil.

Degustar inmediatamente, con aperitivos variados y hojaldrados. Delicioso y muy vitaminado, ideal para reponer fuerzas.


Cake de salvia

Salud, curación, belleza, prosperidad, promesa de larga vida, de potencia sexual y de riqueza, antiviral, antispásmodica, tónica, carminativa, desinfectante, diurética, capaz de resucitar los muertos y de proteger a los vivos, la “Hierba que salva” fue objeto de un culto impresionante en tiempos medievales.

Para la farmacopea antigua, también la milagrosa y elegante Salvia Officinalis constituyó la panacea por excelencia. De hecho, el ducho Hippócrates la prescribía para mejorar la vista y alibiar el cuerpo de un sinfín de dolencias penosas. El refranero provenzal lo tuvo tan claro que decretó que “Quien tiene salvia en su jardín no necesita médico” y la Escuela de Salerno le dedicó un famoso poema.

Todo es milagrosa en la verde salvia: incluso sus aterciopelas hojas, revestidas de una densa pelusa, disimularon nada menos que a la Virgen huyendo de las iras de Herodes . Por tanto, bendecida por la Madre de Jesús, devino la planta mariana por excelencia.

Gozando de dicha virginal bendición, bajo la protección de santos especializados en asuntos antipestosos (San Roque y San Sebastián), entró en la preparación de un “agua celeste” que supuestamente alejaba los mortales de la Parca y el “Vinagre de los Cuatro Ladrones” a su turno ahuyentaba el letal bacilo Yersinia Pestis, causante de la tremenda pandemia de peste bubónica, azote de la Europa del siglo XIV. Pasen y vean: en cinco años, la pandemia diezmó entre 30 y 50% de la población local, causando un deficit demográfico de unos 25 millones de víctimas.

Con esos mimbres extraordinarios, le costó mucho a la aterciopelada salvia, considerada más como un medicamento divino que como un condimento terrenal, adueñarse de la cocina de los mortales. Los Italianos, finos conocedores de las hierbas aromáticas, fueron pioneros en introducir entre cebollas, asados, pollos y sopas, esa maravilla de sabor sutil, ligeramente picante.

Hoy Fogons os propone un cake salado, para unas seis personas, que se hace en 15’ y se cuece en media hora. Precalentar su horno a 200º.

En la batidora, mezclar el peso de cuatro huevos gordos con igual cantidad de harina blanca, un sobre de levadura química, dos cucharadas de mantequilla fundida, 50 gr. de queso rallado tipo gruyere o emental, una cucharada de hojas de salvia fresca picaditas, salpimentar.

Verter el preparado en un cuenco, añadir 70 gr. de tiras de jamón de York, igual de tomates en aceite, mezclar perfectamente con la ayuda de una espátula y distribuir en moldes de tarta pequeños. Pintar la superficie con una pizca de mantequilla fundida, agregar un poco de queso rallado, enhornar y cocer unos 20-25’ a 200º los 7 primeros minutos y el resto a 180º.


Finde con sabor a smoothie de grosellas, leche de coco , plátanos y litchis

21.08.09 | 23:12. Archivado en Batidos, Lassi, Smoothies

Ese delicado smoothie combina el frescor acídulado de las rojas grosellas y los suaves exotismos del coco y del asiático litchi.

Para dos personas, despojar de su rabito, lavar y secar 100 gr. de grosellas muy maduras, depositarlas en la batidora, mezclar con 4 dl. de leche de coco, una pizca de canela, 3 pequeños plátanos muy maduros pelados y cortados en daditos, el contenido escurrido de una lata de litchi, hasta obtención de una textura muy cremosa.

Distribuir dos cucharadas de hielo picadito en unos vasos muy anchos, verter el smoothie encima, decorar con cáscaras de limón y hojitas de menta y degustar enseguida. Buenísimo, lo disfrutará con mucho gusto esos días de gran canícula.


Miércoles, 24 de abril

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Abril 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930