Fogon’s Corner

Crema de espárragos

13.04.09 | 09:00. Archivado en Caldos, sopas y veloutés

Los espárragos están en su mejor momento y constituyen una exquisita apuesta para el menú de Semana Santa.

Las proporciones indicadas son para seis personas. Hervir unos 20 minutos 600 gr. de espárragos pelados en un litro y medio de agua ligeramente salada. Escurrirlos y reservar el agua de cocción. Cortar los espárragos en trocitos medianos y reservarlos.

En una gran sartén, dorar en dos cucharadas soperas de mantequilla 2 cebollas finamente laminadas. Añadir 40 gr. de harina de trigo, cocer unos 3’ mezclando sin cesar, añadiendo paulatinamente el agua de cocción reservada. A continuación, agregar los espárragos reservados y troceados, cocer unos 15’. Retirar, dejar entibiar.

Verter en la batidora, triturar perfectamente y verter en una cacerola grande. Salpimentar a gusto, añadir un poco de nuez moscada rallada y calentar a fuego diminuto. Incorporar 20 cl. de nata espesa, mezclando perfectamente. Retirar al primer hervor y distribuir en boles transparentes.

Si la textura obtenida resultara demasiado espesa para su gusto, añadir un poquito de leche desnatada hasta obtención del punto de fluidez deseado.

Decorar con hojitas de perejil fresco, yemas de espárragos en lata, picatostes, trocitos de jamón serrano... ¡Buen provecho y feliz Semana Santa a todos!


Velouté primaveral de calabacín azafranado

10.03.09 | 21:43. Archivado en Culture Food, Caldos, sopas y veloutés

Repleto de fibras, potasio, calcio y magnesio, de débil aporte calórico y fácil digestión, el verde calabacín es un suavizante intestinal de gran poder depurativo.

De efecto laxante, aliado de las dietas adelgazantes, es una de las hortalizas más salutíferas y apreciadas, por su textura ligera y fresco sabor. Además, crudo, frito, rebozado, hervido, se presta a todo tipo de acomodo culinario y por tanto puede lucirse en ensaladas, sopas, gratinados, purés, pistos, tortillas, guisos, flanes, quiches, cocas o buñuelos. Todo un chico diez y uno de los ingredientes estrella de la famosa ratatouille francesa. Hoy lo degustaremos en un velouté de fácil realización, ideal para neófitos de la cocina.

Lavar, secar y cortar en rodajas unos seis calabacines de tamaño mediano. Dorarlos ligeramente en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen, 1 cebolla regordete laminada y una hojita de laurel. Cubrirlos de agua, añadir unas briznas de azafrán, 1/2 cucharada de coriandre machacado y cocer unos 30’ hasta que estén muy tiernos. Retirar el laurel, agregar 2 yogures griegos, pasar por la batidora y rectificar el sazonamiento.

Servir tibio, decorado con hojitas de perejil, aceitunas negras laminadas, agregar unos trocitos de queso feta o de cabra, acompañar de lonchitas de pan tostado. Muy agradable, primaveral y nutritivo, ese velouté desprende más sabor si se prepara la víspera. Se puede naturalmente cambiar los yogures por nata y las especias indicadas, por otras de su predilección.


Buenísima sopa de puerro, berros y arroz

15.01.09 | 08:01. Archivado en Recetas vegetarianas, Caldos, sopas y veloutés

Entre las mil y una sopas salutíferas destaca la receta siguiente, ideal para combatir esos fríos imperantes y deleitar los forofos del arroz.

Para seis personas, se hace fundiendo en una cacerola alta y dos cucharadas de mantequilla 3 puerros pelados, lavados, secados y laminados. Pelar, lavar, secar y cortar en finas rodajas 4 patatas. Cocer el conjunto unos 5’.

Añadir 2 litros de caldo de pollo o de agua si es vegetariano, un clavo de olor, una pizca de nuez moscada rallada, 100 gr. de berros lavados y troceados, salpimentar al gusto.

Cocer a fuego moderado una hora y media, incorporando 200 gr de arroz unos 15’ antes de terminar la cocción. Distribuir en los platos, añadiendo una cucharadita de nata, pimiento negro del molino al gusto, parmeggiano reggiano rallado u otro queso como emental, pecorino igualmente rallados. Muy delicado, fresco y nutritivo.


Elogio de la sopa: zanahoria con aroma de salsa de soja y pimienta rosa

05.01.09 | 20:33. Archivado en Recetas vegetarianas, Caldos, sopas y veloutés

El plato-rey de esa temporada es naturalmente la sopa, que no tiene ninguna razón de ser aburrida, sino llena de sabor y de sorpresas.

La alegre zanahoria, de apetitosa cromática se presta idealmente a dicho propósito, en su forma más natural y ligera, aromatizada de salsa de soja.

Esa receta, la mar de sabrosa e hiper sencilla, sigue nuestra filosofía purificadora después del estomagante periodo festivo. Se hace pelando e hirviendo unos 45’ diez zanahorias king size en dos litros de agua, con una pizca de apio y una cebolla regordete.

Mixar, filtrar y servir completado de tres cucharitas de salsa de soja y de dos de pimienta rosa. Muy exótico y salutífero.


Legumbres estacionales: la benéfica remolacha

19.06.08 | 10:54. Archivado en Culture Food, Caldos, sopas y veloutés

Sólo mirando su esplendorosa cromática, esa formidable legumbre abre apetitos, imaginación, anula cansancio y anemia, aparte de ser muy refrescante, lo que viene de perla con la incipiente caló.

Empapada de fibras, oligo elementos y minerales, rebosante de potasio (340mg/100 gr.), resulta imprescindible para el correcto funcionamiento del sistema nervioso y muy adecuada para las dietas (31 Kcal/100 gramos).

Cruda, rallada o cocida, es perfecta con los huevos mimosa, en chips, mixada con nata, imprescindible para la preparación del famoso bortsch del este Europeo, aliada con nata resulta un velouté de estupendo cromática y sabor.

Para muestra, una sencillísima receta de cremita fría, hecha mixando medio kilo de remolacha con un queso de cabra fresco, algunas alcaparras, salpimentar a gusto y añadir las hierbas aromáticas de su elección. ¡Buenísima y de optimista aspecto!

Con pescado, fiambres, sobre tostas y con todo lo que os viene en gana, consumir ese tesoro de mayo a octubre, cuando alcanza su plenitud.

Truco: para alegrar paladares, mirada, arroces y pasta, basta añadir unas lonchitas de Beta Vulgaris L. (remolacha) al agua de cocción. Lo último en es el helado de remolacha, una delicia perfectamente combinable con las ensaladas.

España puede presumir de poseer la única instalación museológica del mundo mundial dedicada al cultivo, historia y producción de la bella Chenopodiacea, junto a sus tradiciones y curiosidades.

Es el MUREA (Museo de la Remolacha Azucarera), ubicado en la calle del Dr. López (s/n) en Alfambra (Aragón), a 26 kilómetros de Teruel, en la carretera Nacional 420. En su actualidad, esa entidad ha sido nombrado "entidad colaboradora" con el Programa Europeo "Comenius", por dos años, en su convocatoria de 2007 a través de la Agencia Nacional Sócrates, de la UE.

http://museo.ar.vg/


Sopita de zanahoria y naranja

20.01.08 | 10:10. Archivado en Caldos, sopas y veloutés

Son tiempos de niebla y de frío. Más que nunca, nuestro organismo todavía maltrecho por los excesos navideños, necesita consumir un alimento moderadamente calórico y globalmente rico en minerales.

En casos de esos, por su potencial fibroso y aporte energético moderado, la zanahoria, mina de provitamina A, potasio, magnesio, fibras, hierro y espléndido antioxidante, es nuestra mejor aliada.

Una receta delicada que encantará los paladares estresados se hace pelando, laminando y rebozando a fuego lento una cebolla con 500 gr. de zanahorias durante 45’. Añadir un Avecrem diluido en agua tibia, hierbas aromáticas al gusto y un zumo de naranja. Al cabo de ese tiempo, verter en la batidora, mezclar, filtrar, salpimentar y servir. El resultado, muy suave y original suele encantar a los niños.


Fogones navideños: velouté de gambas

10.12.07 | 10:40. Archivado en ¡Fiesta! ¡Fiesta!, Caldos, sopas y veloutés, Mariscos

Esa receta, realizada con gambas, carabineros u otro marisco según su presupuesto, resulta una de las entradas más refinadas y fáciles, que gusta reinscribir al menú festivo (o no) del año entero.

Para seis personas, cocer 600 gr. de gambas frescas en abundante agua, unos 5’, retirarlas, dejarlas enfriar ligeramente y pelarlas. Conservar caldo y peladuras. Rebozar en mantequilla las peladuras de gambas con una cebolla finamente laminada, una pizca de tomate concentrado, daditos de 3 tomates pelados, azafrán y el caldo reservado, un poco de harina o maïzena.

Dejar espesar ligeramente, hasta obtención del velouté.

Al cabo de ese tiempo, agregar la carne de las gambas, cuatro cucharadas de queso mascarpone, salpimentar al gusto y servir tibio, decorando con unos bellos ejemplares de marisco de su elección, pan tostado, hojitas de perejil.


Domingo, 21 de abril

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Abril 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930