Fogon’s Corner

¿Bioquímicas o alquímicas? Inauguración del Centro Massumeh

17.12.08 | 13:27. Archivado en Nec plus ultra

¡Con dilema hamletiano nos someteremos a esa cuestión¡ En efecto, hay mucho embrujo y misterio en la bella Massumeh, (Massi para las íntimas) y la cimbreante hermosura morena de su hija Nasrin, creadoras de fabulosos tratamientos estéticos que ostentan su nombre.

Contra la arruga, el mejor amigo de la mujer (y del hombre) no es siempre el bisturí y son ya años que aristocracia imperante del mundo mundial y magnas estrellas del celuloide beben de esa mágica fuente de eterna juventud concebida por la propia Massumeh.

Referentes patrios de clase y belleza como Isabel Preysler e hijos, Ana Duato, Lola Herrera, todos adictos confesos de sus selectas cremas, entregan su cuidado facial a las manos expertas de ambas damas.

La semana pasada, con delicioso catering incluido y atentas a cada componente del petit comité periodístico reunido en su recién estrenado Centro de impoluto decorado minimalista, con facilidades de acceso para minusválidos, nos hablaron de su recorrido profesional, filosofía y punteras terapias cosméticas.

Hace ya cuarto de siglo que Massumeh, oriunda de la lejana Persia, desembarcó en Marbella para aplicar sus exclusivos tratamientos entre pudientes familias reales orientales. Enseguida, su ojo clínico, diagnóstico dermocosmético y sofisticados protocolos faciales se hicieron míticos entre jet set internacional y apellidos ilustres. Madrid fue por tanto, destino lógico para las talentosas esteticistas, tocadas de excepcional don de gente y cuya ecuación de forma consiste en maratonianas jornadas de trabajo, insaciable espíritu de curiosidad y mucha biblioteca.

La consecuencia es una lista de espera imponente, equipo investigador de unos cincuenta personas y naturalmente, sus codiciadas cremas, sueros, micro-geles y mascarillas envueltos en un aura de exclusividad y composición tan misteriosa como los sortilegios de las Mil y Una Noches.

La línea, asequible in situ o por Internet, es un cóctel de hierbas persas, aceites orientales, esencias de perlas, proteínas de seda y alta concentración de extractos de ese lujo comestible, el caviar iraní. Importado desde su cuna original, el Mar Caspio, garantiza su auténtica pureza, así como una inyección activa de oligoelementos y ácidos grasos esenciales. Una línea que incorpora a su vez nuevas aportaciones, compuesta por diez productos magistrales no menos secretos y de igual efecto antiaging.

El resultado de ese excelso ritual de belleza, adaptado a ambos sexos y edades y aunando personalizado masaje manual y aparatología, es un cutis reafirmado, revitalizado, de insólita luminosidad, tersura y jugosidad.

En la actualidad, esa firma de culto no considera comercializar sus potentes elixires high class en grandes almacenes, pero en un futuro que esperemos cercano y “estrictas condiciones”, podría contemplarse dicha posibilidad (sales@massumeh.com).

Todo por la cara? En absoluto. Exquisitos cuidados corporales complementan ahora los faciales. En un clic sabréis más de la excepción Massumeh y su cosmetología única, auténtica artillería de choque contra el implacable reloj biológico: http://www.massumeh.com/contact.htm

Centro Massumeh
General Arrando 9 bis, bajo
28010 Madrid
Teléfono: 34 91 448 76 00/01


Joyería Suárez: desfile de quilates y noche de estrellas

20.11.08 | 21:46. Archivado en Nec plus ultra

Ni siquiera los 88,38 quilates de centelleantes diamantes que la adornaban pudieron con ella.

Isabel Preysler llegó en hermosa carne mortal, sin un ápice de glamour menos ni un kilo de más en su talla de avispa a la cita convocada por la Joyería Suárez ayer por la noche en el madrileño Hotel Urban, con motivo del 65 aniversario de la puntera marca de alta joyería española y de la presentación de la colección Elite 2008, de la cual es sofisticada imagen.

Apareció sobre altísimos peep toes de seda negra, tal grácil orquídea exótica, todo ademán armonioso, esbelta estampa envuelta en un fabuloso bolero de lince (Elena Bennaroch), feliz contraste con un vaporoso atuendo de seda negra rematado de aplicaciones aterciopeladas de Elio Berhanyer. Brilló como ella sola lo sabe hacer al constelado firmamento de Suárez, venció con refulgente luz e icónica belleza, permaneciendo pocos minutos entre nosotros, pero bastante para que su presencia domine todo el acto y la convierte, una vez más, en protagonista absoluta. Son ya años (y confesados) que esa singular dama euroasiática, paradigma de clase, delicadeza y saber estar, reparte clases de distinguida elegancia con su personalísimo estilo impecable, sobrío y desprovisto de estridencias. Por algo el cetro del glamour patrio sigue siendo suyo, a pesar de sus atinadamente dosificadas comparecencias ante el personal y por más relevo generacional que le intentan buscar.

Asediada por los reporteros gráficos, Isabel hizo los deberes contestando con el mejor protócolo, leyendaria suavidad y fascinante encanto a la prensa.

Adornó su mano de un solitario de la colección Élite 2008 silueteado de orla blanca, su escote de una rivière de diamantes y llebaba unos sublimes pendientes de idéntico género, talla pera, rematado de una orla de brillantes.

El espíritu de la colección expuesta rememora los mejores momentos de la mítica joyería, reuniendo en una sola colección “revival”, algunos de sus diseños más emblemáticos. Así fusionan presente y pasado, dejando patente una de las premisas fundamentales de la emblemática marca: la creación de piezas atemporales que perduren en el tiempo.

Un variado e impecable catering (Joaquín Felipe), regado del exquisito champagne Billecart-Brut nature completó ese excelso evento donde otras famosísimas señoras pasearon también palmito: las distinguidas Nuria Fernández Tapias luciendo como ella sola un bellísimo Ralph Lauren, Cari Lapique (de Valentino) y Marisa de Borbón (imagen de Loewe), espectaculares Adriana Abascal de BCBG y Mar Saura de Hannibal Laguna, bellísimas Martina Klein, Blanca Martínez de Irujo (de Escada) y Cristina Tassio, plateada Terelu Campos, llameante Nati Abascal de rojo Lacroix con audaz lazada y botines negros.

Una constelación de estrellas prendidas en el nocturno cielo capitalino, con toda la magia habitual que desprenden las fiestas de la familia Suárez. Resumiendo: puro goce visual, clase y lujo a granel en una inolvidable noche de embrujo. En un clic están a su alcance: www.joyeriasuarez.com

Foto: MJMDK


Viva l'Italia en Madrid: bienvenida al precioso Caffe Romano

12.11.08 | 15:15. Archivado en Nec plus ultra

Enhorabuena a entusiastas y adictos al refinamiento gastronómico transalpino.

Ayer el número 6 de la madrileña Calle Ayala, después de un lifting de varios meses, presentó en sociedad el deslumbrante Caffe Romano, donde se dio impecable muestra de su esplendorosa coquinaria a unos privilegiados comensales reunidos en petit comité alrededor de una delicada cena inaugural. Acaso ese próximo sábado, o a más tardar la semana que viene, la nueva criatura lo hará para todo el personal llevando el chip gastronómico italiano prendido en su corazón.

¿Pasta y basta? ¿Otro restaurante con más propuesta pizzeril, sempiterno rizzoto e inevitables vongole? En absoluto. Mesa, mantel e ingenio italianos son más, mucho más que esos clásicos. Rita y Romano, artífices de ese exquisito concepto, pero también propietarios de la boutique de antigüedades anidando en el nº 4 de la misma calle (91 435 52 15), dieron rienda suelta a su infinita creatividad, admirable clase y leyendario refinamiento. Resultado y sello son ese canto-homenaje, todo sabor y color, a las variadas y contrastadas cocinas regionales de su hermosísima tierra. Además, hay que felicitar a nuestros amigos esa iniciativa en tiempos económicamente convulsos.

Bellísimos arreglos frutoflorales, esplendorosa cromática pompeiana sobre abigarrada moqueta francesa, arañas de Murano y atmósfera intimista propiciada por los oros centelleantes de una cuidadísima luz acogen al gourmet impaciente, que podrá deleitarse de las propuestas de alta cocina italiana amorosamente preparadas por el Chef parmesano Andrea Ferrari.

Oriundo de la región de Emilia-Romaña, internacionalmente famosa por colosales tesoros gastronómicos como el queso Parmigiano Reggiano y el aromático Jamón de Parma, ese joven artista de los fogones, al cual entrevistaremos próximamente, constituye la elección soñada para tal cometido y atinadamente, diseña una fresca cocina estacional de mercado, a la altura del cometido confiado y de nuestras gourmandes esperas.

Así que la nívea porcelana presidiendo las mesas impolutas, feliz contraste con el rojizo entorno cosy, ofrecerá unas ignotas maravillas desconocidas del gran público, regadas por caldos no menos apetecibles y variados (más de doscientas referencias, con gran representación ibérica).

Pasen y vean: antipasto suculento, pasta fresca elaborada diariamente (inolvidables esos cappellacci de calabaza con fragancias de mantequilla y salvia), rizzoto a la carta, estupendo estofado de jabalí escoltado de triangulitos de finísima polenta, avalancha de dulces típicos del país de Verdi (probad, por favor, ese tierno tiramisú de puro terciopelo), panes procedentes de un obrador italiano instalado en la capital y, como no, el mejor cappucino de la Villa y Corte. La bodega, o “juguete de la casa” merece la visita.

Lo todo, a unos precios nada estomagantes, sino estudiados, dulces y bienvenidos en ese otoño atribulado: a partir de unos 30€ y eligiendo un menú básico, los bolsillos menguantes disfrutarán de una gustosa experiencia (entrada, primer plato, postre y café) aderezada de un servicio esmerado y ampliarán sus conocimientos dándose un opíparo gustazo y lúdico tour goloso en el ya emblemático Caffe Romano.

Además, ese novedoso templo del perfecto gourmet y trocito de nuestra amada Italia en la Milla de oro capitalina, inteligentemente no limitará sus propuestas a comidas y cenas.

También disfrutaremos de sus desayunos, meriendas, cócteles, agua envasada por la casa, curiosidad de la cual hablaremos pronto y delicatessen internacionales, tales las de la mítica marca francesa Hediard tronando ya en sus relucientes estanterías y, próximamente, de los productos Migliori, chocolates Maglio y panettoni Albertengo.

Una vitalista idea y nuevo punto de encuentro sofisticado en un espacio mágico repleto de belleza, con delicias asequibles y coste mimados que sólo podían idear dos golosos unidos, los espléndidos Rita y Romano Felli. Grazie mille a ambos y al atento personal que nos brindaron una velada tan dulce.

Caffe Romano, Calle Ayala 6
Tel. 91 575 92 54 y cafferomano@gmail.com
09h 30-21h30 (lunes a sábado)y pronto, brunch dominical made in Italy.


Rock'in Flair: Dennis Barela, el cóctelero prodigioso

06.10.08 | 17:45. Archivado en Nec plus ultra

Si a partes iguales, en un shaker bien refrescado, se mezclan toneladas de simpatía, lo mismo en talento, permanente gentileza y cáscaras de ingenio, el resultado se llamará Dennis Barela Adiuba, fascinante maestro español del flair o coctelería acrobática.

Por sus obras lo conoceréis, concretamente en el Hard Rock Café de la madrileña Plaza de Colón, donde con su energía y fantasía, ese marchoso joven deja boquiabierta al personal con su estupenda maestría, sonrisa contagiosa y sabrosas recetas propias de alto color y sabor. En su piel luce todos los soles de Manila, donde nació hace treinta y seis primaveras.

Su relación con barras y zincs empezó en los ’90 y ya afincado en España, donde cultiva una estrecha colaboración con la Federación de Asociaciones de Barmen de España de la cual es miembro, representó exitosamente la coctelería patria en diversos certámenes nacionales e internacionales.

Coronado campeón de flair varias veces, tiene amplia presencia mediática tanto en España como en México, así como en su cuna natal, Filipinas.

¿Alguna boda, reunión o evento que quieres hacer inolvidable? Contrata sus servicios y vivirás memorables momentos de fiesta, glamour y diversión con su inolvidable actuación.

Todos los datos de nuestro amigo se encuentran en su página Web, http://www.templodelbarman.com/index-4.html y dennis@templodelbarman.com

Varios videos te darán perfecta muestra de su impresionante control y creatividad, así como de todos los geniales servicios que propone para realizar tu sarao en originales condiciones.

Véte ya a conocer ese artista prodigioso y tendrás garantizada una real happy hour en su luminosa compañía, dinamismo y optimismo. Y como no, de paso, date un homenaje con uno de sus fantásticos combinados. ¡Hasta siempre y bravo Dennis!


Nec plus ultra: Guillermo Javier Gómez del Maroma Resort and Spa (Riviera Maya)

06.06.08 | 16:27. Archivado en Nec plus ultra

Cuando pasión, juventud y musa de la cocina se alían, el feliz resultado se llama Guillermo Javier Gómez, que está poniendo el áureo Ritz de lo más lindo y nuestras papillas a la hora mexicana.

No se podía soñar mejor fichaje que ese simpático y talentoso jefe argentino afincado en la edénica Quintana Roo, para gozar en el legendario palacio madrileño de una exquisita semana gastronómica dedicada al país de la divinidad tutelar del cacao, Quetzalcoat.

Fascinado desde la cuna por las artes culinarias, Guillermo comenzó su carrera en 1998 en el Hotel Sheraton de su Córdoba argentina, con paréntesis fructuoso a la vera del Jefe Méndez en el Orient-Express del Hotel “La Residencia” en España. La experiencia le acercó a los ricos encantos de la coquinaria mediterránea y por ende, a regir los destinos de la afamada Academia Azafrán de Gastronomía y Enología de su país.

Premiado enseguida con una “Cuchara de Plata” por sus exclusivas preparaciones de entradas, nuestro Jefe recibió dos añitos más tarde su certificado de master en AIALA, academia culinaria española de Karlos Arguiñano.

Punta del Este (Uruguay) fue su siguiente destino, donde trabajó con el afamado sibarita y gourmet Jean-Paul Bondeaux, jefe de La Bourgogne.

Regresó a la Residencia, donde deleitó con sus estupendas creaciones a un selecto ramillete de celebrities del celuloide y de los fogones (Francis Ford Coppola, Michael Douglas, el aclamado Ferran Adría entre diversas estrellas).

En 2003, alcanzó otro soñado firmamento, debutando como Jefe Ejecutivo Adjunto en el Centro Vacacional y Spa Maroma de la cadena Orient-Express y en la actualidad, ascendido a Jefe Ejecutivo, supervisa los tres restaurantes del hotel-boutique y salpica cada menú de su personalísimo toque.

>> Sigue...


Nec plus ultra: sorbete de caviar Petrossian, el más caro del mundo

08.05.08 | 14:14. Archivado en Nec plus ultra

Signo de los tiempos, el fabuloso caviar de precio exorbitante y mítica fragilidad ya se consumía en el medievo ruso entre las clases más desfavorecidas como sustituto carníco durante los días de abstinencia.

En 1900, a orillas del estadounidense Rio Delaware, a la sazón mayor productor mundial del futuro nec plus ultra gastronómico, era steak cotidiano de emigrantes pobrísimos que le daban aburridos, vuelta y vuelta entre rudimentarias sártenes de latón.

Cervantes lo cita en su Quijote y fue despreciado por los más grandes aristócratas del siglo XVII. Así un asqueadísimo Luis XV sin rubor alguno lo escupió, al probar el novedoso manjar regalado nada menos que por el embajador de Pedro el Grande, durante una recepción en su honor.

En 1917, la huida de la clase aristocrática rusa y de sus ricos negociantes a Occidente puso felizmente el caviar en su sitio, verbigracia sobre las mesas pudientes de la alegre Belle Époque parisina. Entre damnificados, los listísimos Hermanos Petrossian, quienes atinadamente pactaron con los nuevos zares rojos los exclusivos derechos comerciales del excelso manjar.

La Expo Universal de 1925 resultó un ideal escaparate publicitario para el caviar, empero fue el megamillonetí de oro Charles Ritz, hijo de César, quien inscribío el producto como mets gourmet más sublime, a la lujosa carta de sus leyendarios hoteles.

En su actualidad, las rutilantes perlas azabache de sabor excepcional y coste inalcanzable para el común de los mortales, se mudaron a sorbete más caro del mundo, firmado por Armen Petrossian y el maestro heladero Philippe Faur.

Locura de saraos chics y Santo Grial de las papillas más elegantes, la hazaña es disponible en boutiques y restaurantes más exquisitos Petrossian. ¿Coste? 100ml de la maravilla helada cuestan 118€ y 15ml, 18€. Ánimo, valientes, los sueños no tienen precio.

Compuesto al 60% de caviar variedad Alverta Petrossian (esturión transmontanus o blanco), pizca de sal y nata, el invento necesitó seis meses de sesuda elaboración antes de satisfacer las esperas más exclusivas de los estetas fórofos del suntuoso caviar. Encierra todas las virtudes organolépticas del mismo y como joya gastronómica que ya es, se engasta idealmente entre delicias de salmón ahumado, mariscos y vierias, o "humildes" rodajas de patata asada.

Bien se sabe que la sencillez fue y será siempre una de las mascarás del poder y, como lo recalcó un aforismo del lúcido Óscar Wilde, se puede resistir a todo, excepto a la tentación. Degustarlo virtualmente y sin gastarse un Euroduro está a un clic: http://www.petrossian.fr/


Nec plus ultra: María José Monterrubio (Chantarella)

11.04.08 | 14:42. Archivado en Nec plus ultra

El Cantharellus Cibarius, tesoro comestible de los bosques, es más conocido como rebozuelo o Chantarella, seta que da nombre a uno de los más exquisitos restaurantes madrileños http://www.chantarella.es/.



>> Sigue...


Miércoles, 20 de marzo

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Marzo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031