Café con el Pequeño Filósofo

Indignados

20.05.11 | 08:42. Archivado en Costumbres

(Madridpress) El día después de la protesta de los Indignados en diversas ciudades del país los manifestantes no encuentran alivios a sus dolores y sí razones para repetir su acción. Las noticias son dos: por un lado el éxito de una convocatoria espontánea y de una sentada pacífica cuya legitimidad es incontestable; por otro lado la algarada de última hora protagonizada por la policía y los que terminarían a palos en el entierro del Nobel de la paz. Lo segundo es residual. Sólo es digno de mención lo primero.

Desde fuera, desde el periódico, lo ocurrido puede verse como una protesta más que se olvidará el 22 de mayo. En un programa de la radio uno de los contertulios recordaba la frase de Winston Churchill: “La democracia es el peor de todos los sistemas, excepto todos los demás.” Reconocía el periodista que hay lagunas, que no todo es perfecto, pero que no hay nada mejor. Por eso no acababa de dar su apoyo moral a la protesta. ¿Conformismo? Más bien pereza mental para elaborar una pequeña teoría social a esas horas de la mañana.

Quizá no se trata de buscar otro sistema. El lema no parece tender a ello: Democracia Real Ya. Es decir, democracia sí, pero no ésta sino la de verdad, la que materializa la idea hoy casi perdida de que el poder radica en el pueblo y que los gobernantes son asalariados ejecutores de su voluntad. Sin acudir a un manifiesto, a uno se le ocurren exigencias para el cambio: que no tengamos que escoger en las urnas entre los malos y los corruptos, que haya opciones ilusionantes; que no tengamos que asistir al encubrimiento por parte de los poderes públicos de algunos elementos cuyos cargos les conceden inmunidad a lo 007; que no nos cuelen una lucha antiterrorista con manipulaciones, chivatazos y ruedas de prensa para lavar imágenes; que no pasemos por la vergüenza diaria de los amigos, los contratos a dedo y los eres amañados; que nos quede la opción de elegir a unos que no se hayan burlado de nosotros con anterioridad, que nuestra elección no sea tan humillante y no nos degrade en el momento de depositar la papeleta; que no tengamos que quejarnos de todo esto cuando el veinte por ciento de la población anda sin trabajo ni perspectivas de mejora.

En la calle están hablando de una vuelta a la democracia de verdad, a lo que debería haber sido antes de toda esta degeneración. Pero de esto apenas se habla. El contertulio en cuestión no se acababa de solidarizar con estos “jóvenes”: “Lo que no se puede permitir es que acampen en la Puerta del Sol.” Unos luchan por unos poderes más justos y transparentes y otros por una Puerta del Sol presentable para los turistas. Lo otro, lo que motiva la incomodidad ciudadana y la protesta, no se sabe, un ya si eso hablamos, un tal vez mejoremos en la siguiente. Pero una acampada en Sol no. Eso es gravísimo.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 16 de agosto

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Agosto 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031