El Blog de Felix J. Tapia

La cueva de cuarcita más grande del mundo y su ranita particular

01.06.06 | 00:10. Archivado en Ciencia y Tecnología, Venezuela

El descubrimiento fue reflejado en una revista científica llamada Zootaxa en su número del 17 de enero de este año, pero el descubrimiento no fue divulgado ampliamente.

Roberto C. Palmitesta

Revista Zeta

Caracas, Venezuela

En la gigantesca cueva, los investigadores también descubrieron una nueva especie de ranas dentrobatidas, a Colostethus breweri, llamada así por el apellido de quien la identificó, el Sr. Charles Brewer-Carías. Las ranas dentrobatidas forman el grupo de anfibios comúnmente conocidas como " ranas de dardo venenoso".

Los científicos diferenciaron la C. breweri de sus parientes cercanos por su patrón de piel tan particular, ausencia de flecos en los dedos, membrana moderada en los dedos de los pies, las características de su lengua y la coloración amarilla y naranja en sus lados inferiores. Es descrita como una rana de rápidos movimientos que vive en los arroyos y en lagunas tranquilas en las laderas cerca de la cueva.

Esta es la decimoctava especie descrita de Colostethus descubierta en la Guayana venezolana. El descubrimiento, que no fue ampliamente reportado, fue detallado en el ejemplar del 17 de enero de 2006 de la revista Zootaxa.

El 5 de abril de 2004 es la fecha oficial del descubrimiento de la cueva de roca cuarcita más grande del mundo, bautizada “Charles Brewer Carias” en honor al explorador que organizó las diferentes expediciones que permitieron mostrar al mundo un ecosistema único. Independiente de la longitud que pueda tener, en su interior se encontraron hallazgos de incalculable valor para la ciencia como es el caso de formaciones rocosas que podrían tener vida propia y cuya procedencia se presume no pertenece al planeta tierra. Además se registraron nuevas especies de fauna cuando apenas se están llevando a cabo las primeras exploraciones.

Sorprendidos por la cobertura mediática dada al descubrimiento en las revistas internacionales especializadas en contraste con el silencio en los medios nacionales, Zeta buscó al explorador Charles Brewer Carias.

-¿Es cierto que usted encontró la cueva que hoy en día lleva su nombre por un hecho fortuito?

Charles Brewer Carias: - Sí, es cierto. El hallazgo de la cueva que lleva mi nombre involucra un hecho fortuito. Un amigo nos había invitado a mi y a mi equipo el 11 de enero del año 2002 a un viaje en helicóptero para determinar en cual montaña se encontraba una enorme cueva que su piloto, el capitán Raúl Arias había avistado el mes anterior y aunque solo él sabía como encontrarla desde el aire, no tenía idea de cuál era el nombre de la montaña donde se hallaba. Desde el aire, al ver la meseta supimos inmediatamente que era el Aprada tepuy, que había sido explorado por nosotros por primera vez el 25 de febrero de 1978. Durante la breve visita que hicimos a la cueva nos asombró que su boca medía cerca de 250 m de altura. Nos pareció apropiado bautizarla como “La Cueva de El Fantasma” porque nos recordó el refugio del popular personaje de las comiquitas.

- ¿En qué momento se dio el descubrimiento?
- Después de salir de la “Cueva de El Fantasma” decidimos volar por encima del macizo del Chimantá tepuy situado al Este del Aprada tepuy para ahorrar tiempo de viaje. Pero cuando volamos entre las mesetas que conforman este macizo yo logré distinguir un punto que me llamó mucho la atención. Convencí al piloto para que se acercara y pude tomar unas fotografías. Al llegar a Caracas las estudiamos y no podíamos dar crédito a las dimensiones de aquella cavidad por lo que inmediatamente comencé a hacer los preparativos para realizar una expedición.

-¿Cuántos recorridos fueron necesarios para tomar la medición de la cueva y la recolección de especies y material geológico?

-El 27 de marzo de 2004 realizamos la primera expedición. Apenas pudimos aterrizar con el helicóptero hasta que finalmente entramos. En esa oportunidad llevamos las mejores linternas de espeleología pero las dimensiones de la cueva eran tan grandes que no pudimos hacer una buena iluminación para tomar fotografías. Rápidamente decidí organizar una segunda expedición. En aquel momento, un equipo de checos y eslovacos había encontrado la que fue la cueva de cuarcita más grande del mundo en el tepuy Roraima. Yo había visto las fotos publicadas de aquella cueva y me impresionó la calidad de su iluminación, entonces decidí llamarlos. Estos expertos son Marek Audi y Branislav Smída, presidentes de las sociedades de espeleología de la República Checa y de Eslovaquia respectivamente, quienes emplean una novedosa técnica de iluminación con magnesio. Esta expedición, donde se oficializó el descubrimiento de la cueva tuvo lugar el 5 de abril de 2004. Luego hicimos una tercera expedición ya que en la segunda una inundación casi nos mata. Así que volvimos mejor equipados con botes de goma, cuerdas adicionales y equipo de rescate.

Un descubrimiento sin par

-¿Cuál es la importancia que reviste este hallazgo para la ciencia?

-La importancia es tal que los espeleólogos europeos que me acompañaron afirman que se trata del mayor descubrimiento científico del siglo.

-¿Cuál es la longitud de la cueva?

- Mide aproximadamente 4.482 metros de largo. En cuanto a la altura encontramos un salón al cual llamamos “El planetario” de 60 metros de altura y es algo tan grande que no lo puedes iluminar, no puedes ver el techo. Para que tengas una idea, en uno de los salones entra 3 veces el Centro Sambil con todo y sus estacionamientos. También encontramos otra galería de 350 metros de largo y setenta metros de alto. Voy a dar otro ejemplo para que la gente visualice un poco las dimensiones del lugar: solamente en una de sus galerías más grandes entra completa la Cueva del Guacharo.


Entre árbol y mineral

-
-Al parecer encontraron formaciones rocosas únicas en el mundo.

-Lo más significativo e importante son los espeleotemas o formaciones minerales secundarias y un ejemplo claro de este fenómeno son las estalactitas y estalagmitas. Lo interesante es que las cuevas tradicionales como la del Guácharo son calcáreas, es decir, que se disuelven con agua. La cueva que lleva mi nombre es de cuarcita, contiene minerales de sílice (uno de los componentes del vidrio) que no se disuelven con el agua. Lo más increíble es que no hay formaciones secundarias en cuevas de este tipo, por lo tanto no nos explicamos su existencia.

- Voy a utilizar la siguiente comparación para describir el hallazgo: nosotros encontramos árboles de roca creciendo desde el suelo, en la oscuridad, a tres kilómetros de profundidad en donde no hay ninguna gota de agua que les diera forma. Se encuentran decenas de metros por arriba de las zonas de inundaciones, así que el agua que proviene de los ríos subterráneos de la cueva tampoco los alimenta o les da forma.

-¿Qué forma tienen estos árboles de roca o espeleotemas y cómo se explica entonces su crecimiento?

- Son muy similares a las formaciones coralinas, pero como te digo, estos espeleotemas no tienen contacto con el agua. Realizamos unos cortes para estudiarlos y obtuvimos información muy importante. Yo tengo una teoría que suena descabellada, pero para mi estamos en presencia de formaciones rocosas que tienen vida propia. Yo hice entrega de unas muestras al profesor Vicente Marcano de la Universiad de Los Andes y le dije: “Vicente, para mi estas rocas están vivas, tu ahora estas encargado de probar que me equivoco”.

- Su afirmación va en contra de las leyes de la naturaleza.

-Una de las cosas más trascendentales es que Vicente Marcano, en colaboración con especialistas de la NASA, logró determinar que el material de esos espeleotemas no es de este planeta, es decir, que no son característicos del planeta Tierra. Se estima que es una forma de vida común al sistema solar.

-¿Podría ser más explicito?

-Voy a citar las palabras exactas que me dijo el profesor Vicente Marcano: “Realmente los espeleotemas no son considerados restos de vida extraterrestre, sino una forma de vida ubicua en nuestro sistema solar, es decir, que pudiera de igual manera ocurrir con o sin conexiones directas en otros ambientes planetarios, como particularmente Marte”.

-¿Qué otro hallazgo relevante encontraron en la cueva o en sus alrededores?

- Otro hallazgo de relevancia es el cráter que se ubica cercano a la base del Chimanta, inclusive con fragmentos del meteorito que lo ocasionó y que están siendo estudiados. Este es el primer cráter de ese tipo encontrado en esa zona.

-¿Cree usted que pueda existir algún vínculo entre este meteorito y los espeleotemas que se encuentran dentro de la cueva?

- Es posible, puede ser, aunque habría que hacer estudios más profundos.

-¿Qué otras formas de vida encontraron en la cueva?

- Cerca de la boca de la cueva existe un lugar al que llamamos “Salón de los guácharos” y es el primer registro de esa especie de ave en el Chimanta. También encontramos especies de grillos y escorpiones hasta ahora desconocidos. Pero todavía falta mucho por explorar. Esta cueva guarda muchos secretos para ciencia.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 22 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930