Fe y vida

Llamados/as a una conversión integral

23.02.18 | 10:52. Archivado en Reflexiones

La conversión que intentamos vivir en este tiempo de cuaresma tiene diversas dimensiones que es bueno explicitarlas. La conversión primera y fundamental es al Dios de la vida que nos sale al encuentro incansablemente y que nos invita a seguirlo. Cuaresma es tempo de ser capaces de alimentar esa amistad personal con El, cuidando del encuentro y del diálogo fecundo. Tiempo de actualizar la respuesta que un día le dimos, afirmándola de nuevo y renovando los compromisos bautismales. En otras palabras, vivir como hijos e hijas suyos, sintiéndonos familia de todos y todas.
La conversión es también conversión de todas nuestras actitudes y valores, de nuestra afectividad y de nuestros sentimientos. Esta conversión depende, en gran medida, de la amistad que tenemos con el Señor y de la fuerza que El tiene en nuestra vida. Como bien recuerda el pasaje bíblico, el que ama al Señor y se dispone a hacerle una ofrenda entiende que de nada sirve tal ofrenda si primero no está la concreción efectiva del amor: “si tu hermano tiene algo contra ti, ve primero a reconciliarte con él y después vuelve a presentar tu ofrenda” (Cf. Mt 5, 23-24). Amar a Dios y amar al prójimo van de la mano porque “nadie puede amar a Dios al que no ve si no ama al hermano al que ve” (1 Jn 4, 20).
Pero no menos importante es tener una conversión de nuestros pensamientos y comprensiones teóricas. Parece que esta conversión no fuera importante pero es bueno caer en la cuenta de todo lo que nos influyen nuestras concepciones de la realidad y nuestra manera de comprender la fe que vivimos. Cuantas discusiones se basan en las ideas diferentes que tenemos sobre una misma cosa. Aunque muchas veces se coincida en la práctica, si la teoría es distinta, se encienden acaloradas discusiones que rompen lazos y crean profundas heridas. Por esto la conversión intelectual no es una dimensión secundaria. Por el contrario, es un aspecto imprescindible ya que condiciona profundamente todas las otras dimensiones de nuestra vida.
Nuestra conversión, entonces, ha de ser integral. Debe cubrir todas las dimensiones de nuestro ser. Pasar por la cabeza y por el corazón. Interpelar nuestros afectos y aclarar nuestras ideas. Permitirnos crecer, cambiar, reorientar y descubrir mejores posibilidades en todo lo que hacemos y somos. De eso habló la V Conferencia de Aparecida cuando mostraba la urgencia de una formación integral, que abarcara todas las dimensiones de la persona: “Una formación integral, kerigmática y permanente que abarcara la dimensión humana y comunitaria, la dimensión espiritual, la dimensión intelectual, la dimensión pastoral y misionera” (DA 279-280).
Que este tiempo que falta para la celebración de la Semana Santa sea una oportunidad de dejarnos transformar por la gracia divina en todos los aspectos de nuestra vida. Crecer y madurar reconociendo nuestros errores pero también alimentando nuestra fe con una formación adecuada. La formación ayuda a clarificar la vida y la vida nos dispone para alcanzar mejores frutos en los procesos formativos. Todo ello con el único propósito de “conocer mejor al Señor, el poder de su resurrección y la comunión en sus sufrimientos, a fin de alcanzar si es posible la resurrección de los muertos” (Fp 3, 10-11). En otras palabras, buscar vivir profunda e integralmente la Pascua de manera que podamos resucitar con Cristo comprometiéndonos sincera y decididamente con la historia que tenemos entre manos.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 24 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Mayo 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031