Faustino Vilabrille

Adiós, muerte, adiós

21.04.17 | 07:16. Archivado en Comentarios al Evangelio

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

El 22 de abril es el día Internacional de la Madre Tierra, que unimos al comentario al Evangelio del día 23, domingo, pues toda la Creación ansía participar con nosotros en la libertad gloriosa de los hijos de Dios.

La resurrección es para toda la creación

Para querer de verdad a Dios es necesario

querer de verdad a todos los seres de la creación.

La Ecología Integral entra totalmente de lleno dentro del mensaje liberador y salvador de Dios.

“no queda olvidado el pobre eternamente,
no se pierde por siempre la esperanza
de los desdichados”(Salmo 8,19)

"Porque El librará al pobre suplicante, al desdichado y al que nadie ampara,
Se apiadrá del débil y del pobre, el alma de los pobres salvará,
De la opresión, de la violencia rescatará su vida, su sangre será preciosa ante sus ojos" (Salmo 72,12-14)

Juan 20,19 a 31:

"Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los dis­cípulos en una casa con las puertas cerradas, por miedo a los judíos, y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: "Paz a vosotros". Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: "Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo". Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados; a quienes se los retengáis les que­dan retenidos". Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: "Hemos vis­to al Señor". Pero él les contestó: "Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de sus clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo". A los ocho días estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: "Paz a vosotros". Luego dijo a Tomás: "Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente". Contestó Tomas: "¡Señor mío y Dios mío!". Jesús le dijo: "¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto".

Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Estos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre".

Los seres humanos no nos resignamos a morir para quedar muertos y por eso hablamos y pensamos con frecuencia en el más allá de esta vida, y como creyentes en Jesús y su mensaje pensamos también en la resurrección para todos los seres humanos y para toda la creación. Nos apena mucho pensar en quedar para siempre separados de las personas y las cosas que queremos, tanto más cuanto más las queremos. Anhelamos decir para siempre, para todos y para toda la creación: Adiós muerte, adiós.

>> Sigue...


Gracias Jesús, porque no has muerto para quedar muerto

16.04.17 | 10:44. Archivado en Comentarios al Evangelio

Jesús resucita para todos y para toda la creación, a fin de que todos y todo tengamos vida y vida en abundancia para ahora y para siempre.

Morir para quedar muertos es inadmisible e insoportable.

“Todos piensan en cambiar el mundo pero
nadie piensa en cambiarse a si mismo”.

(León Tolstoi)

Jesús resucitado ya no pertenece a la historia humana con sus limitaciones, sufrimientos, impotencias, frustraciones. La resurrección trasciende esta vida, inicia otra existencia que es de plenitud, que colma todos los anhelos que nos podamos imaginar y mucho más.

La resurrección se sitúa más allá de la historia, no pertenece a este mundo. Es metahistórica. A Jesús nadie de este mundo pudo verle resucitar, porque la resurrección pertenece a otra dimensión más allá de esta vida. Esto no es comprobable por los sentidos ni por la razón, sino solo aceptable por la fe en Jesús mismo, que nos dio motivos de sobra para creer libremente en El. Lo más que alcanzamos a comprender es que responde a nuestros anhelos más profundos de vivir para siempre y en plenitud, y no de morir para quedar muertos. Jesús se esforzó una y otra vez en convencer a los discípulos de que estaba vivo de nuevo, de que no había muerto para quedar muerto. Ellos nos transmitieron su experiencia de la resurrección de Jesús para que la sintamos como propia.

>> Sigue...


Viernes Santo: Jesús murió por el pueblo, por un mundo mejor, asesinado y perdonando.

13.04.17 | 12:56. Archivado en Comentarios al Evangelio

Jesús no murió por Dios, murió por el pueblo. La muerte de Jesús fue un crimen, un asesinato. Murió perseguido y asesinado por la religión oficial, que instigó al poder político a condenarlo a muerte.

Quienes hoy actúan, por acción u omisión, contra el Papa Francisco, están actuando contra Jesucristo, que vino y luchó para que "todos tengamos vida y vida en abundancia".

Hoy Viernes Santo está en Africa, está en Siria, está en los emigrantes ahogados en el Mediterráneo, está en "muertes masivas", causadas ahora mismo por hambrunas en el Cuerno de África (Somalia, Yibuti, Eritrea y Etiopía); está en, Yemen y Nigeria, está en los suramericanos retornados por Trump. Son los crucificados con Jesucristo en la dolorosa realidad de los oprimidos de nuestro tiempo.

Hoy Viernes Santo
está también en los encarcelados, en las chabolas y los basureros del Tercer Mundo, en los parados sin prestaciones, en las mujeres y niñas maltratadas de Africa, Bangladés, la India o Suramérica, en los desahuciados, en los engañados por los bancos y los gobernantes, en los obreros que trabajando no tienen para vivir; en los miles de niños muriendo de hambre cada día, en los torturados, en los enfermos desatendidos, en los matrimonios rotos, en los hijos víctimas de la separación de sus padres, en las niñas mutiladas genitalmente en Egipto o en la R.D. del Congo, en los asfixiados con gas sarín en Siria; en los niños esclavizados en las hilaturas de Bangladés, o mutilados en la India para ponerlos a pedir; en los vagabundos, en los bosques quemados, en los ríos y mares contaminados, en los animales injustamente torturados, en los gastos militares, en los inmigrantes buscados por la policía para expulsarlos. Hoy también tenemos Viernes Santo en la violencia machista; en los expulsados de sus tierras en Guatemala, Ruanda y Colombia; en los sirios vendidos a Turquía por la UE.

>> Sigue...


Jueves Santo: La Eucaristía que no llega a los pobres no llega a Dios

12.04.17 | 08:51. Archivado en Comentarios al Evangelio

El Papa Francisco molesta

El Jueves Santo,con su Eucaristía, es la dimensión política del Mandamiento del Amor Fraterno, que si no llega a los más pobres, tampoco llega a Dios.

Francisco, el actual Obispo de Roma, molesta a los mismos que molestó Jesús.

Sin duda recordamos aquella escena en la que Jesús lava los pies a los discípulos. Este trabajo era propio de esclavos. Esto hizo Jesús: hacerse esclavo entre los esclavos para liberar a los esclavos. Y les dice: "Vosotros decís que soy el Maestro y el Señor, y decís bien. Pues si yo, el Maestro y Señor, os he lavado los pies ejemplo os he dado para que hagáis vosotros lo mismo”. ¿Cuándo aprenderán y practicarán esto los de arriba? ¿Cuándo serán los más humildes y sencillos de todos? ¿Cuándo empezarán a ponerse en el último puesto, empezando por los jerarcas eclesiásticos que deberían ser los primeros en aprender de Jesucristo? ¿Cuándo van a abandonar los palacios? Cuándo van a vivir como vive el pueblo? Porque la estructura jerárquica de la Iglesia Oficial es increíblemente piramidal y asimétrica, mientras que el Evangelio es pura horizontalidad. Hoy tenemos una excepción en Francisco, pero no aprendemos de él. Al contrario, nos molesta que sea así, porque nos pone en evidencia.

>> Sigue...


Semana Santa: Domingo de Ramos

05.04.17 | 22:53. Archivado en Comentarios al Evangelio

La Fe sin compromiso no es fe aunque se vista de ropajes, capuchones, películas, imágenes, procesiones, tambores y teatros, o paseos de santos.

Todos los años vemos a muchas personas participar en las celebraciones de la llamada Semana Santa, sobre todo en procesiones, a las que a veces les damos un gran formato teatral. En cambio participamos menos en las celebraciones que tienen en si una mayor densidad y compromiso, y la deberían tener también en nosotros, y aquí está el problema, porque la fe sin compromiso no es fe, aunque se vista de ropajes, capuchones, imágenes, procesiones, tambores, etc. Lo que le sucedió a Jesús tenemos que traducirlo y aplicarlo a la realidad de nuestro tiempo, incluso hasta la muerte por las mismas causas por las que El fue asesinado.

Las procesiones de Semana Santa en los países desarrollados apenas hacen otra cosa que alimentar sentimentalismos, exhibiciones, turismo y presunciones, con gastos cuantiosos en imágenes, ropajes, músicas, viajes, etc. mientras Jesucristo está lleno de hambre, de enfermedad, de frío y miseria en millones de personas concretas: todo esto es completamente contrario al mensaje de Jesús. Esto no tiene nada que ver con lo que fue la realidad de Jesús desde el Domingo de Ramos al Domingo de Pascua.

>> Sigue...


Jesús de Nazaret, un revolucionario apasionado de la vida

29.03.17 | 23:51. Archivado en Comentarios al Evangelio

Comentario Evangelio 2 de abril 2017
Querid@s amig@s Colaboradores y Cooperantes

Las dos orillas de la vida

Las mujeres y niñas de Africa, la India, y las indígenas de América, son con mucho
los más pobres entre los más pobres de este mundo

Las hermanas de Lázaro le mandaron recado a Jesús diciendo: "Señor, tu amigo está enfermo". Jesús, al oírlo, dijo: "Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella". Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando se enteró de que estaba enfermo se quedó todavía dos días donde estaba. Solo entonces dijo a sus discípulos: "Vamos otra vez a Judea". Cuando llegó Jesús, llevaba ya cuatro días enterrado. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedó en su casa. Y dijo Marta a Jesús: "Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá". Jesús dijo: "Tu hermano resucitará". Marta respondió: "Sé que resucitará en la resurrección del último día". Jesús le dijo: "Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto vivirá; y el que está vivo, y cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que esta vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?"Ella le contestó: "Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo". Jesús, viéndola llorar a ella y viendo llorar a los judíos que la acompa­ñaban, sollozó y, muy conmovido, preguntó: "¿Dónde lo habéis ente­rrado?" Le contestaron: "Señor, ven a verlo". Jesús se echó a llorar. Los judíos comentaban: "¡Cómo lo quería!" Pero algunos dijeron: "Y uno que le ha abierto los ojos a un ciego, ¿no podía haber impedido que muriera este?" Jesús, sollozando de nuevo, llegó a la tumba. Dijo Jesús: "Quitad la losa". Marta, la hermana del muerto, le dijo: "Señor, ya huele mal por­que lleva cuatro días". Jesús le replicó: "¿No te he dicho que si crees verás la gloría de Dios?" Entonces quitaron la losa. Jesús, levantando los ojos a lo alto, dijo: "Padre, te doy gracias porque me has escuchado; yo sé que tú me escuchas siempre; pero lo digo por la gente que me rodea, para que crean que tú me has enviado". Y dicho esto, gritó con voz poten­te: "Lázaro, ven a fuera". El muerto salió, los pies y las manos atadas con vendas, y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: "Desatadlo y dejadlo andar". Y muchos judíos que habían venido a casa de María, al ver lo que había hecho Jesús, creyeron en él".

1.-Jesús fue un revolucionario apasionado de la vida: Iba repartiendo vida por todas partes. Por eso curaba a todos los enfermos, alimentaba a los hambrientos, recogía la comida sobrante porque la comida es vida, quería vida y vida en abundancia para todos aquí y ahora. Preparaba el desayuno a unos pescadores cansados, al mismo tiempo que les llenaba las redes de peces, porque Jesús quiere que haya de sobra para todos. Hasta era capaz de devolver la vida a los muertos, porque su Dios era un Dios de vivos, no de muertos.

>> Sigue...


Obispos españoles, ¿con el Papa Francisco?

22.03.17 | 12:35. Archivado en Comentarios al Evangelio

Hay ciegos con los ojos bien abiertos que no ven,

porque ven lo que no deben, y no ven lo que deben ver

Comentario Evangelio 26 de marzo 2016

Juan 9,1-41

Al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿quién pecó: éste o sus padres, para que naciera ciego?" Jesús contestó: "Ni éste pecó ni sus padres, sino para que se manifiesten en él las obras de Dios. Mientras es de día tengo que hacer las obras del que me ha enviado: viene la noche y nadie podrá hacerlas. Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mun­do". Dicho esto, escupió en la tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: "Ve a lavarte a la piscina de Siloé" (que sig­nifica Enviado). El fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban: "¿No es ése el que se sentaba a pedir?" Unos decían: "El mismo ". Otros decían: "No es él, pero se le parece". El respondía: "Soy yo". Y le preguntaban: "¿Y cómo se te han abierto los ojos?" El contestó: "Ese hombre que se llama Jesús hizo barro, me lo untó en los ojos y me dijo que fuese a Siloé y que me lava­se. Entonces fui, me lavé, y empecé a ver". Le preguntaron: "¿Dónde está él?" Contestó: No sé". Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día en que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. Tam­bién los fariseos te preguntaban cómo había adquirido la vista. El les contestó: "Me puso barro en los ojos, me lavé y veo". Algunos de los fariseos comentaban: "Este hombre no viene de Dios, porque no guar­da el sábado". Otros replicaban: "¿Cómo puede un pecador hacer semejante signo?" Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: "Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?" El contestó: "Que es un profeta". Pero los judíos no se creyeron que aquel había sido cie­go y había recibido la vista, hasta que llamaron a sus padres y les pre­guntaron: "¿Es éste vuestro hijo, de quien decís vosotros que nació cie­go? ¿Cómo es que ahora ve?" Sus padres contestaron: "Sabemos que éste es nuestro hijo y que nació ciego; pero cómo ve ahora, no lo sabe­mos nosotros, y quién le ha abierto los ojos, nosotros tampoco lo sabe­mos. Preguntádselo a él, que es mayor y puede explicarse". Sus padres respondieron así porque tenían miedo a los judíos: porque los judíos ya habían acordado excluir de la sinagoga a quien reconociera a Jesús por Mesías. Por eso sus padres dijeron: "Ya es mayor, preguntádselo a él". Llamaron por segunda vez al que había sido ciego y le dijeron: "Confiésalo ante Dios: Nosotros sabemos que ese hombre es un pecador". Contestó él: "Si es un pecador, no lo sé; sólo sé que yo era ciego y ahora veo". Le preguntaron de nuevo: "¿Qué te hizo, cómo te abrió los ojos?" Les contestó: "Os lo he dicho ya, y no me habéis hecho caso: ¿para qué queréis oírlo otra vez?, ¿también vosotros queréis haceros discípulos suyos?" Ellos lo llenaron de improperios y le dijeron: "Discí­pulo de ése lo serás tú; nosotros somos discípulos de Moisés. Nosotros sabemos que a Moisés le habló Dios, pero ése no sabemos de dónde viene". Replicó él: "Pues eso es lo raro: que vosotros no sabéis de dónde viene y, sin embargo, me ha abierto los ojos. Sabemos que Dios no escucha a los pecadores, sino al que es religioso y hace su voluntad. Jamás se oyó decir que nadie le abriera los ojos a un ciego de naci­miento; si éste no viniera de Dios, no tendría ningún poder". Le replica­ron: "Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar leccio­nes a nosotros?" Y lo expulsaron. Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: "¿Crees tú en el Hijo del Hombre?" El contestó: "¿Y quién es, Señor, para que crea en él?" Jesús le dijo: "Lo estás viendo: el que te está halando, ése es". El dijo: "Creo, Señor". Y se postró ante él. Dijo Jesús: "Para un juicio he venido yo a este mundo: para que los que no ven vean, y los que ven se queden ciegos". Los fariseos que estaban con él oyeron esto y le preguntaron: "¿También nosotros estamos cie­gos?" Jesús les contestó: "Si estuvierais ciegos, no tendríais pecado; pero como decís que veis, vuestro pecado persiste".

1.- “Los fariseos le dicen al ciego: Nosotros somos discípulos de Moisés. Nosotros sabemos que a Moisés le habló Dios, pero ése no sabemos de dónde viene”:

Según diferentes informaciones recientes (ver Religión Digital 19-03-17 y eldiario.es 14/03/17), los Obispos españoles, están girando cada vez más hacia el integrismo y al aislamiento de los más proclives a secundar al Papa Francisco. ¿Cómo es posible que una importante cantidad de Obispos españoles no secunden de verdad al Papa Francisco? ¿Cómo es que mucha gente sintoniza con este Papa y los Obispos no? ¿Cómo es posible que no quieran renovar la Iglesia retornándola al Evangelio como quiere Francisco? ¿Acaso quieren ser verdaderos pastores del pueblo, o pastorearse a sí mismos?

2.-Antes sí y ahora no: ¿Cómo es que desde siempre nos venían diciendo constantemente que debíamos acatar sin reserva alguna lo que los papas decían? ¿Acaso Francisco no es Papa? ¿A los anteriores, como a Moisés, les hablaba Dios y a Francisco no? ¿Acaso no saben de dónde vino, como los fariseos no sabían de dónde venía Jesucristo? ¿Por qué a los anteriores siempre sí y a ahora a Francisco no? Francisco no viene de ningún lado, Francisco quiere ir directo al Evangelio, que es lo que está necesitando con urgencia la Iglesia y el mundo.

>> Sigue...


Jesucristo, Francisco, Día Mundial del Agua

15.03.17 | 20:14. Archivado en Comentarios al Evangelio


Querido Hermano Francisco, Obispo de Roma:
Acabamos de celebrar por cuarta vez tu elección como Obispo de Roma, y en consecuencia Pastor de la Iglesia Universal y de la Madre Tierra, pues Jesús les dijo a los discípulos: "Proclamad el Evangelio a TODA LA CREACION", (Marcos, 16,15).

Gracias, mil gracias, porque nos has traído una gran luz de esperanza, de retorno al Evangelio, de frescura de la fe, de limpieza a fondo y renovación de la Iglesia y, lo más importante, de acercamiento y compromiso con los empobrecidos del mundo y la Madre Tierra, como un pobre más entre ellos, como lo hizo el hermano de todos, Jesús de Nazaret.

Mil gracias, hermano Francisco, porque has sabido catalizar las ilusiones y anhelos de muchos millones de personas por un mundo mejor, de justicia, fraternidad, igualdad, solidaridad, vida y paz para todos los hombres y toda la creación, en un momento de la historia en que carecemos de líderes mundiales que aglutinen las aspiraciones y deseos de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para el bien de toda la humanidad y del pequeño y maravilloso planeta que nuestro Padre Dios nos ha regalado, y que tu has puesto ante nuestros ojos con la extraordinaria encíclica Laudato Si, para que cada día cuidemos más y mejor a todos y a todo, desde una comprensión integral de la Ecología.

>> Sigue...


Plenitud definitiva para todos y para todo

08.03.17 | 11:03. Archivado en Comentarios al Evangelio

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

The New York Times elogia al Papa Francisco como "constructor

de puentes en una época de construcción de muros"

Necesitamos grandes voces proféticas, como la del Papa Francisco

para defender a los pobres, y no las de la Comisión Europea de

hace unos días para rechazar y expulsar a los inmigrantes a fin de

que retornen a la miseria de donde han salido.

Mateo 17,1-9:

Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago ya su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos y su rostro resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con El. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: "Señor, ¡qué hermoso es estar aquí! Si quieres, haré tres chozas: una para ti, otra para Moisés otra para Elías", Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: "Este es mi Hijo, amado, el predilecto. Escuchadle". Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y tocándoles les dijo: "Levantaos, no temáis". Al alzar los ojos no vieron a nadie más que a Jesús, solo. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: "No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del Hombre resucite de entre los muertos".

Este pasaje del Evangelio que nos cuenta la transfiguración de Jesús es una maravilla de esperanza. Cada vez que lo leo me acuerdo del gran Pitágoras, que varios siglos antes de Jesucristo tuvo una profunda reflexión al afirmar que lo que empieza no termina nunca, que la vida es para siempre, que la vida no se acaba, tan solo cambia.

>> Sigue...


Impunidad para empresarios, banqueros y políticos

28.02.17 | 22:31. Archivado en Comentarios al Evangelio

Comentario Evangelio 5 de marzo 2017

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes:

Mateo 4,1-11:

Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarenta días y cuarenta noches, al fin sintió hambre. El tentador se le acercó y le dijo: "Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes". Pero él le contes­tó diciendo: "Está escrito: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios". Entonces el diablo lo lleva a la ciu­dad santa, lo pone en el alero del templo y le dice: "Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti, y te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece en las pie­dras". Jesús le dijo: "También está escrito: “No tentarás al Señor tu Dios". Después, el diablo lo lleva a una montaña altísima y, mostrándole los reinos del mundo y su gloria, le dijo: “Todo esto te daré, si te postras y me adoras". Entonces le dijo Jesús: "Vete, Satanás, porque está escrito: “Al Señor, tu Dios, adorarás y a él solo darás culto". Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles y le servían.

Es imposible entender el mensaje de Jesús de Nazaret, contenido en el Evangelio, sin aplicarlo a la realidad concreta de cada momento histórico.

Puede haber en el Evangelio relatos que no son literalmente históricos o son comparaciones como las parábolas, pero lo importante no está ahí, sino en el mensaje que nos transmiten, que es lo que tenemos que buscar, que adquirirá toda su luz y su fuerza aplicado a cada realidad concreta de cada momento histórico.

El de hoy es un ejemplo bien claro: ¿Jesús pasó literalmente 40 días ayunando? No lo sabemos con seguridad, ni ese dato cuantitativo tiene importancia alguna, sino lo que el Evangelio nos enseña con ese relato para la realidad actual.

1.-Necesidad de ser austeros: Jesús ayunó un largo tiempo. El número 40 en la Biblia se refiere a un tiempo diferente, tal vez más largo que lo que supone matemáticamente 40. Es importante ayunar. En los países desarrollados comemos bastante más y a veces mucho más de lo necesario. Esto perjudica:

>> Sigue...


Para Jesucristo el verdadero valor es el hombre, no el dinero

23.02.17 | 08:44. Archivado en Comentarios al Evangelio

Comentario Evangelio 26 de febrero 2017
Cuidar de la Creación es cuidar del Hombre,

cuidar del Hombre es cuidar de Dios en el Hombre

Mateo 6, 24-34:

Dijo Jesús a sus discípulos: "Nadie puede estar al servi­cio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al con­trario, se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero. Por eso os digo: no estéis agobiados por la vida pensando qué vais a comer, ni por el cuerpo pensando con qué os vais a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que el vesti­do? Mirad a los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan y, sin embargo, vuestro Padre celestial los alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de agobiarse, podría añadir una hora al tiempo de su vida? ¿Por qué os agobiáis por el vestido? Fijaos cómo crecen los lirios del campo: ni trabajan, ni hilan. Y os digo que ni Salomón, en todo su fasto, estaba vestido como uno de ellos. Pues si la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más por vosotros, gente de poca fe? No andéis agobiados pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o cómo os vais a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe vuestro Padre del cielo que tenéis necesidad de todo eso. Sobre todo buscad el Reino de Dios y su justicia; lo demás se os dará por aña­didura. Por tanto, no os agobiéis por el mañana, porque el mañana traerá su propio agobio. A cada día le bastan sus disgustos".

Desigualdad en el mundo.-Dice Jesús: “No podéis servir a Dios y al dinero”, posiblemente es la frase más revolucionaria que se pronunció a lo largo de toda la historia de la humanidad, porque el Dios verdadero es la máxima liberación, mientras que el dios dinero es la máxima opresión. El dinero es el rival de Dios, porque es el rival del hombre y la naturaleza. Son dos polos diametralmente opuestos. El dios dinero está actualmente impidiendo a gran parte de la población mundial tener lo necesario para vivir dignamente. Habitamos el planeta actualmente 7500 millones de personas: Imaginemos el mundo como una gran tarta: el 1 %, o sea, 75 millones tienen la mitad de la tarta, la mitad de lo que hay en todo el planeta, y todos los demás, o sea, 7524 millones la otra mitad. Es decir, que el 1% de la humanidad tiene tanto como el 99 % restante. Tan es así, que 257 individuos tienen tanto como 2800 millones de personas. En Europa hay 122 millones de pobres y podrían llegar a ser 146 millones en el año 2025. ¡Para qué tanto almacenar!

>> Sigue...


Señor Trump: para ir a la guerra de Irak valían

16.02.17 | 09:13. Archivado en Comentarios al Evangelio

Comentario Evangelio 19 de febrero 2017

Los Obispos de EE.UU. y México se oponen a la expulsión de emigrantes
Mateo 5,38-48
Dijo Jesús a sus discípulos: "Sabéis que está mandado: "Ojo por ojo, diente por diente". Pues yo os digo: No hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pida, dale, y al que te pide prestado, no lo rehuyas. Habéis oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo". Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen y calumnian. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y manda la lluvia a justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario?¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto".

En el año 2003 estábamos en Guatemala apoyando unos proyectos de cooperación cuando el presidente de EE.UU. George W. Bush declaró la guerra a Irak, apoyado lamentablemente por otros gobernantes, como Tony Blair y don José María Aznar, entonces presidente del Gobierno de España. En Guatemala, como en otros muchos lugares, participamos en una gran manifestación contra esa desdichada guerra, cuyas consecuencias aun siguen pagando muchos millones de personas, como los sirios.

Pues bien, muchos jóvenes guatemaltecos soñaban con emigrar a EE.UU. para salir de la pobreza y la violencia de Guatemala. Nos comentaban dos formas de hacerlo:

-Cruzar clandestinamente la frontera con México-EE.UU., en camiones de doble fondo, pero con frecuencia interceptados y devueltos a su país de origen.

-O manifestar que se alistaban al ejército de EE.UU., incluso para ir a la guerra de Irak. En este caso eran inmediatamente admitidos, porque los jóvenes de EE. UU. se negaban a ir a Irak. Precisamente el primer soldado USA que murió en Irak fue un guatemalteco. O sea que, para ir a la guerra valían.

>> Sigue...


Domingo, 30 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930