Faustino Vilabrille

Obispos españoles, ¿con el Papa Francisco?

22.03.17 | 12:35. Archivado en Comentarios al Evangelio

Hay ciegos con los ojos bien abiertos que no ven,

porque ven lo que no deben, y no ven lo que deben ver

Comentario Evangelio 26 de marzo 2016

Juan 9,1-41

Al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: "Maestro, ¿quién pecó: éste o sus padres, para que naciera ciego?" Jesús contestó: "Ni éste pecó ni sus padres, sino para que se manifiesten en él las obras de Dios. Mientras es de día tengo que hacer las obras del que me ha enviado: viene la noche y nadie podrá hacerlas. Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mun­do". Dicho esto, escupió en la tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: "Ve a lavarte a la piscina de Siloé" (que sig­nifica Enviado). El fue, se lavó, y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban: "¿No es ése el que se sentaba a pedir?" Unos decían: "El mismo ". Otros decían: "No es él, pero se le parece". El respondía: "Soy yo". Y le preguntaban: "¿Y cómo se te han abierto los ojos?" El contestó: "Ese hombre que se llama Jesús hizo barro, me lo untó en los ojos y me dijo que fuese a Siloé y que me lava­se. Entonces fui, me lavé, y empecé a ver". Le preguntaron: "¿Dónde está él?" Contestó: No sé". Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día en que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. Tam­bién los fariseos te preguntaban cómo había adquirido la vista. El les contestó: "Me puso barro en los ojos, me lavé y veo". Algunos de los fariseos comentaban: "Este hombre no viene de Dios, porque no guar­da el sábado". Otros replicaban: "¿Cómo puede un pecador hacer semejante signo?" Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: "Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?" El contestó: "Que es un profeta". Pero los judíos no se creyeron que aquel había sido cie­go y había recibido la vista, hasta que llamaron a sus padres y les pre­guntaron: "¿Es éste vuestro hijo, de quien decís vosotros que nació cie­go? ¿Cómo es que ahora ve?" Sus padres contestaron: "Sabemos que éste es nuestro hijo y que nació ciego; pero cómo ve ahora, no lo sabe­mos nosotros, y quién le ha abierto los ojos, nosotros tampoco lo sabe­mos. Preguntádselo a él, que es mayor y puede explicarse". Sus padres respondieron así porque tenían miedo a los judíos: porque los judíos ya habían acordado excluir de la sinagoga a quien reconociera a Jesús por Mesías. Por eso sus padres dijeron: "Ya es mayor, preguntádselo a él". Llamaron por segunda vez al que había sido ciego y le dijeron: "Confiésalo ante Dios: Nosotros sabemos que ese hombre es un pecador". Contestó él: "Si es un pecador, no lo sé; sólo sé que yo era ciego y ahora veo". Le preguntaron de nuevo: "¿Qué te hizo, cómo te abrió los ojos?" Les contestó: "Os lo he dicho ya, y no me habéis hecho caso: ¿para qué queréis oírlo otra vez?, ¿también vosotros queréis haceros discípulos suyos?" Ellos lo llenaron de improperios y le dijeron: "Discí­pulo de ése lo serás tú; nosotros somos discípulos de Moisés. Nosotros sabemos que a Moisés le habló Dios, pero ése no sabemos de dónde viene". Replicó él: "Pues eso es lo raro: que vosotros no sabéis de dónde viene y, sin embargo, me ha abierto los ojos. Sabemos que Dios no escucha a los pecadores, sino al que es religioso y hace su voluntad. Jamás se oyó decir que nadie le abriera los ojos a un ciego de naci­miento; si éste no viniera de Dios, no tendría ningún poder". Le replica­ron: "Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar leccio­nes a nosotros?" Y lo expulsaron. Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: "¿Crees tú en el Hijo del Hombre?" El contestó: "¿Y quién es, Señor, para que crea en él?" Jesús le dijo: "Lo estás viendo: el que te está halando, ése es". El dijo: "Creo, Señor". Y se postró ante él. Dijo Jesús: "Para un juicio he venido yo a este mundo: para que los que no ven vean, y los que ven se queden ciegos". Los fariseos que estaban con él oyeron esto y le preguntaron: "¿También nosotros estamos cie­gos?" Jesús les contestó: "Si estuvierais ciegos, no tendríais pecado; pero como decís que veis, vuestro pecado persiste".

1.- “Los fariseos le dicen al ciego: Nosotros somos discípulos de Moisés. Nosotros sabemos que a Moisés le habló Dios, pero ése no sabemos de dónde viene”:

Según diferentes informaciones recientes (ver Religión Digital 19-03-17 y eldiario.es 14/03/17), los Obispos españoles, están girando cada vez más hacia el integrismo y al aislamiento de los más proclives a secundar al Papa Francisco. ¿Cómo es posible que una importante cantidad de Obispos españoles no secunden de verdad al Papa Francisco? ¿Cómo es que mucha gente sintoniza con este Papa y los Obispos no? ¿Cómo es posible que no quieran renovar la Iglesia retornándola al Evangelio como quiere Francisco? ¿Acaso quieren ser verdaderos pastores del pueblo, o pastorearse a sí mismos?

2.-Antes sí y ahora no: ¿Cómo es que desde siempre nos venían diciendo constantemente que debíamos acatar sin reserva alguna lo que los papas decían? ¿Acaso Francisco no es Papa? ¿A los anteriores, como a Moisés, les hablaba Dios y a Francisco no? ¿Acaso no saben de dónde vino, como los fariseos no sabían de dónde venía Jesucristo? ¿Por qué a los anteriores siempre sí y a ahora a Francisco no? Francisco no viene de ningún lado, Francisco quiere ir directo al Evangelio, que es lo que está necesitando con urgencia la Iglesia y el mundo.

>> Sigue...


Jesucristo, Francisco, Día Mundial del Agua

15.03.17 | 20:14. Archivado en Comentarios al Evangelio


Querido Hermano Francisco, Obispo de Roma:
Acabamos de celebrar por cuarta vez tu elección como Obispo de Roma, y en consecuencia Pastor de la Iglesia Universal y de la Madre Tierra, pues Jesús les dijo a los discípulos: "Proclamad el Evangelio a TODA LA CREACION", (Marcos, 16,15).

Gracias, mil gracias, porque nos has traído una gran luz de esperanza, de retorno al Evangelio, de frescura de la fe, de limpieza a fondo y renovación de la Iglesia y, lo más importante, de acercamiento y compromiso con los empobrecidos del mundo y la Madre Tierra, como un pobre más entre ellos, como lo hizo el hermano de todos, Jesús de Nazaret.

Mil gracias, hermano Francisco, porque has sabido catalizar las ilusiones y anhelos de muchos millones de personas por un mundo mejor, de justicia, fraternidad, igualdad, solidaridad, vida y paz para todos los hombres y toda la creación, en un momento de la historia en que carecemos de líderes mundiales que aglutinen las aspiraciones y deseos de todos los hombres y mujeres de buena voluntad para el bien de toda la humanidad y del pequeño y maravilloso planeta que nuestro Padre Dios nos ha regalado, y que tu has puesto ante nuestros ojos con la extraordinaria encíclica Laudato Si, para que cada día cuidemos más y mejor a todos y a todo, desde una comprensión integral de la Ecología.

>> Sigue...


Treinta y nueve niñas de Guatemala, muertas en un indendio

12.03.17 | 16:02. Archivado en Sociedad

Estuve cinco veces en Guatemala con diferentes proyectos de cooperación (agua, cocinas mejoradas, molinos, cursos de formación e incidencia socio-política, etc.). Pude conocer en vivo las injusticias, el sufrimiento, y toda clase males que sufren los más pobres de este país, explotado por multinacionales y terratenientes de fuera, incluida alguna multinacional eléctrica española.

Vi la desnutrición de mucha gente, y especialmente de la infancia en diferentes partes del país. Vi la impotencia y desesperación de muchos padres y madres para darles algo de comer, vi los abusos de que eran víctimas especialmente las niñas.

Esta semana murieron 39 en un centro para menores, que como protesta por los malos tratos y los abusos de toda índole de que eran víctimas, prendieron fuego a los colchones, pero como estaban encerradas bajo llave no pudieron salir...

“Esta tragedia es producto de una sociedad enferma. Las víctimas son niñas que sufrieron maltrato, violaciones sexuales y terminaron en una institución del Estado que, lejos de protegerlas, las convierte en víctimas de abusos, como los que ahora han salido a luz. Es la tragedia de Guatemala, un Estado completamente colapsado por la corrupción y la indolencia”, señala Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana.

Lamentablemente, esto no pasa solo en Guatemala, pues las desgracias de los niños y niñas se repiten en casi toda Hispanoamérica. Y vamos a peor: según informa la Dirección General de Migración, en dos meses, fueron retornados de EE.UU. a Guatemala 5552 adultos, como consecuencia de las ordenanzas sin contemplaciones de Donald Trump. A Bush le sirvieron muy bien para enviarlos a la guerra de Irak. El primer soldado que murió en esa guerra era guatemalteco. Pero ahora... los devuelve a la miseria y la violencia de donde habían marchado en busca de vida un poco más digna.

Me duele profundamente todo esto...

Un abrazo muy cordial para Guatemala y las gentes del pueblo, pobre, oprimido y mal tratado.-Faustino


Plenitud definitiva para todos y para todo

08.03.17 | 11:03. Archivado en Comentarios al Evangelio

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

The New York Times elogia al Papa Francisco como "constructor

de puentes en una época de construcción de muros"

Necesitamos grandes voces proféticas, como la del Papa Francisco

para defender a los pobres, y no las de la Comisión Europea de

hace unos días para rechazar y expulsar a los inmigrantes a fin de

que retornen a la miseria de donde han salido.

Mateo 17,1-9:

Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago ya su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos y su rostro resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con El. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: "Señor, ¡qué hermoso es estar aquí! Si quieres, haré tres chozas: una para ti, otra para Moisés otra para Elías", Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: "Este es mi Hijo, amado, el predilecto. Escuchadle". Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y tocándoles les dijo: "Levantaos, no temáis". Al alzar los ojos no vieron a nadie más que a Jesús, solo. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: "No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del Hombre resucite de entre los muertos".

Este pasaje del Evangelio que nos cuenta la transfiguración de Jesús es una maravilla de esperanza. Cada vez que lo leo me acuerdo del gran Pitágoras, que varios siglos antes de Jesucristo tuvo una profunda reflexión al afirmar que lo que empieza no termina nunca, que la vida es para siempre, que la vida no se acaba, tan solo cambia.

>> Sigue...


Ocho de marzo, día de la Mujer

04.03.17 | 17:34. Archivado en Opinión

Vale infinitamente más morir por una idea que matar por ella.

En numerosos países el día 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, instaurado en 1975 por la ONU. En su origen se trataba de reclamar la igualdad para la mujer trabajadora, en el contexto de la revolución industrial. Ahora este día se reivindica el papel de la mujer en la sociedad.

El 8 de marzo se pide igualdad de derechos para todas las personas, sean del sexo que sean: igualdad salarial y fin de la discriminación por razón de sexo u otros actos machistas, sean del tipo que sean, así como la condena de la violencia de género. Desde 2009 hasta 2016 van asesinadas en España 526 Mujeres, y en lo que llevamos de 2017 otras 20 más, con la tragedia de cientos de niños que quedaron huérfanos de madre, y algunos que incluso murieron simultáneamente o después a manos de su padre.

Hay además otra violencia, que sin matar hiere continuamente, como los desprecios, las burlas, las vejaciones, las indirectas, las miradas despectivas o airadas; pegar, negar la palabra, dar de lado, insultar, injuriar, deshonrar, zaherir, difamar...
Vale infinitamente más morir por una idea que matar por ella.

“Bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre”: hemos sido fruto del vientre de una mujer, que fue nuestra madre. ¿Hemos sido fruto bendito como lo fue El?

Un cordial abrazo para todas las madres y padres del mundo, para que lo sean de verdad. Así también nosotros seremos sus hijos de verdad.-Faustino


Lunes, 27 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031