Faustino Vilabrille

Ingratitud con los ex voluntarios de Pastoral Penitenciaria de Asturias

06.10.16 | 16:49. Archivado en Comentarios al Evangelio

El Evangelio de hoy nos habla de los diez leprosos curados por Jesús cuando iban de camino, con dos reacciones diametralmente opuestas: gratitud e ingratitud. De los diez, nueve eran fervientes celosos de cumplir con los ritos religiosos y uno pasaba completamente de ellos. Justamente el que no quería saber nada de la religión oficial, es el único que vuelve a postrase delante de Jesús para darle gracias por la curación. Este no era hombre del templo, no era hombre de la religión oficial, no era hombre de iglesia, pero era un hombre humano y por tanto agradecido, y Jesús se lo reconoce.

Los 35, ahora forzosamente ex voluntarios, por haber sido expulsados de Pastoral Penitenciaria de Asturias por el Arzobispo de Oviedo y su Delegado, hemos sido acusados de no ser gente de iglesia, entre ellos tres sacerdotes y seis Hermanas de la Caridad, que reciben constantemente en su casa de Gijón a presos de permiso que no tienen a dónde ir. O sea que, ninguno éramos gente de iglesia. O que tal vez mejor, no éramos gente de “su” iglesia, preocupada mucho más de las apariencias ante la oficialidad civil de la cárcel, que de la realidad, muchas veces sangrante, de los allí encarcelados.

>> Sigue...


Sábado, 18 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31