Faustino Vilabrille

Hermano Francisco, guarda la portería para que no te marquen goles

30.10.16 | 20:49. Archivado en Iglesia

Hace poco el cardenal Sarah te quiso marcar un gol de penalti, tan fuerte que rompiese la red y llegase por lo menos al Concilio de Trento, volviendo a la misa en latín y además de espaldas al pueblo. Algo increíble para un purpurado procedente del Tercer Mundo, que debería estar totalmente dispuesto a conectar muy de cerca y de tu a tu, con los oprimidos de su tierra. Afortunadamente parece que el Arbitro le anuló la jugada, porque estaba muy fuera de juego.

Pero muy fuera de juego parece que está también el cardenal Müller, entreteniéndose con un planteamiento absurdo sobre qué hacer con los restos de los muertos, sin hacer ni pizca de caso a Jesucristo cuando dice: “deja a los muertos enterrar a sus muertos, tu vete a anunciar el Reino de Dios”.

>> Sigue...


Justificar la riqueza

27.10.16 | 12:52. Archivado en Comentarios al Evangelio

"No podéis servir a Dios y al dinero"

Ser rico es incompatible con ser cristiano

Lucas 19,1-10:

Entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: «Zaqueo, baja enseguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa. Él bajó ense­guida, y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban dicien­do: «ha entrado a hospedarse en casa de un pecador». Pero Zaqueo se puso en pie, y dijo al Señor: «Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más», Jesús le contestó: «Hoy ha sido la salvación de esta casa; también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

1.-Los que son ricos siempre encuentran argumentos para justificar su riqueza: dicen que crean puestos de trabajo, que dan limosnas, colaboran con las ONGs, etc. Y muchos que no son ricos, pero quieren serlo, también acuden a los mismos argumentos para justificarla y justificarse.

>> Sigue...


La verdad es la verdadera humildad. Infección en el basurero

21.10.16 | 17:10. Archivado en Comentarios al Evangelio

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

Comentario Evangelio 23 de octubre 2016
Lucas 18, 9-14
Dijo Jesús esta parábola por algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos, y despreciaban a los demás: «Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era un fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: "¡Oh Dios!, te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo". El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; solo se golpeaba el pecho, diciendo: "¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador". Os digo que este bajó a su casa justificado y aquel no. Porque todo el que se enaltece será humillado y el que se humilla será enaltecido.

Cada uno de nosotros, mirando retrospectivamente nuestra vida, sin duda nos damos cuanta de la cantidad de fallos, de errores, de defectos e imperfecciones que hemos tenido a lo largo de los años, y seguimos teniendo. Incluso tal vez pensamos que si la volviéramos a repetir evitaríamos todo eso y haríamos otras cosas que hemos dejado de hacer. No se trata de torturarnos ni apesadumbrarnos, sino simplemente de reconocer nuestras limitaciones y no albergar ni de lejos en nosotros los mismos los sentimientos y presunciones del fariseo. No en vano decimos: "perdónanos nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden". Somos por naturaleza imperfectos y todos bastante parecidos, y por supuesto pecadores. Solo nos diferencian las oportunidades que hemos tenido y otros por desgracia no, y si las hemos tenido no es para presumir de ellas, sino agradecerlas y ponerlas al servicio de los demás, especialmente de aquellos que menos han tenido. Cuando hablas con cualquiera que va al Tercer Mundo a colaborar, al volver, impactado por aquella realidad, siempre te dice lo mismo: "aquí no sabemos lo que tenemos".

>> Sigue...


Carta al Arzobispo de Oviedo del Foro de Cristianos Gaspar Garcia Laviana

17.10.16 | 22:49. Archivado en Opinión

Dirigida a Don Jesús Sanz Montes, a propósito de su escrito sobre la beatificación de tres mártires asturianos

No siempre mostramos nuestras discrepancias con Usted. Sólo lo hacemos a veces, cuando su intervención nos parece más grave por las repercusiones sociales que pueda tener. En general tenemos que lamentar su mentalidad tan partidariamente politizada. Le rogamos respeto para quienes no pensamos como usted. Queremos decirle que, cuando hace referencia directa o indirectamente a ideas políticas o sociales, con bastante frecuencia se percibe en usted animadversión crítica “a la izquierda”, dando a entender que actúa más como político conservador que como obispo de todos los asturianos. Su postura militante conservadora le lleva cuando habla o escribe a atacar cáusticamente a quienes no piensan como usted. Queremos, pues, que todos sepan que sus orientaciones morales o éticas en algunas cuestiones se caracterizan por su parcialidad. Es esto algo que debe saber la opinión pública.

Usted está obligado a saber de una vez, y ojalá sea para siempre, que en su diócesis de Oviedo hay católicos de izquierdas, que tienen una visión política y social distinta a la suya, comprometidos en hacer un mundo mejor diferente al suyo, y ello con todo derecho. Le pedimos, pues, respeto para quienes no pensamos como usted. Algunos de sus análisis y valoraciones serán bien aplaudidas por algunos, pero al mismo tiempo hieren la sensibilidad de los demás. Usted sabe muy bien que tiene que ser obispo de todos y no parece serlo en ocasiones.

Es un derecho de todos los pueblos mantener vivo el recuerdo de los hechos que ellos estimen oportuno. Nadie debe condicionar o restringir este derecho. Lo que único que hay que pedir a todos es respetar la verdad histórica.

Creemos que hoy la Iglesia Católica tiene derecho a hacer memoria de sus muertos en la guerra civil española, a los que puede calificar, si quiere, de mártires. ¡Lamentábamos nosotros lo mucho que “la Iglesia” tardaba en reconocer el martirio de Monseñor Romero, que para ello hubo de ser necesario que llegase un Papa como Francisco! En el caso de todos los mártires, lo más importante es que han sido víctimas injustamente.

Creemos que las demás ideologías que tuvieron sus muertos durante y también después de la guerra civil tienen igual derecho a hacer memoria de ellos de la manera que estimen mejor. Ello conlleva, evidentemente, dejar y ayudar a los familiares, amigos y compañeros para que puedan recuperar sus restos. No lo hicieron antes porque no pudieron. Estos muertos también murieron sin hacerles justicia.

Sr. Arzobispo, usted no puede afirmar, con el fin de descalificar, que lo que de estos otros muertos dijeron algunos sean voces panfletarias y que cuando hablaron lo que hicieron fue vociferar, y ello con la única intención de abrir heridas, como si fueran masoquistas; además, no puede acusarles a todos en general, como hace, de mentirosos, porque, según usted, lo que dicen “no hace cuentas con la verdad”. Usted, más que nadie, está obligado a ser respetuoso, y no lo es.

¿Cómo puede decir que “al final sólo quedan los nombres laureados con la corona de la santidad y la palma del martirio”? No sólo está ofendiendo a los otros muertos sino también a sus familiares, amigos y compañeros de filas. Ellos también murieron por sus ideales, que, aunque no sean los mismos que los suyos, son muy dignos de respeto. Incluso algunos eran católicos. Murieron por defender la República, que fue la forma de gobierno que quiso democráticamente el pueblo español, porque querían una sociedad más justa, una vida mejor para ellos y sus hijos. Sus también laureados nombres tienen el mismo derecho a quedar para siempre, y si es posible identificados, en la memoria de quienes los ven como héroes.

Con el debido respeto. FORO DE CRISTIANOS GASPAR GARCÍA LAVIANA.

GIJÓN a 11 de octubre de 2016


Nos escandaliza el Obispo Sanz

16.10.16 | 15:46. Archivado en Iglesia

Desde las Comunidades de Cristianos de Base de Gijón queremos expresar públicamente el rechazo que nos merecen determinadas actitudes, también públicas, del obispo de la diócesis.

Empezamos por la más reciente: su Carta Semanal de fecha 6 de octubre 2016 referida a la beatificación, que tuvo lugar unos días después, de varias personas asesinadas, durante la Guerra Civil, en nuestra región. La mayor parte del texto de la Carta puede ser apropiada para el homenaje, por lo demás totalmente legítimo, que quisiera hacer a sus mártires. Pero hay en ese texto dos cosas inadmisibles y que nos escandalizan. Una de ellas es el párrafo siguiente:

“Se podrán escribir panfletos, rodar películas, vociferar en tertulias y dictar leyes que reabren las heridas, pero todo eso caduca con el implacable paso de los días cuando lo que se dice, se escribe o se filma no hace las cuentas con la verdad”.
Aunque no menciona explícitamente a los colectivos que abogan por la recuperación de la Memoria Histórica, algunos medios que se hicieron eco de esa Carta opinan, al igual que nosotros, que el obispo Sanz reprueba en ese párrafo a quienes tienen el deseo, también muy legítimo, de identificar y honrar a los muchos mártires y asesinados del bando republicano.

>> Sigue...


El grito de los pobres: "Hazme justicia"

12.10.16 | 21:14. Archivado en Comentarios al Evangelio

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

"Hazme justicia":Este es el grito que nos llega todos los días desde los empobrecidos y oprimidos de los países pobres a los países ricos. Cada patera, cada lancha de inmigrantes, cada camión de doble fondo cruzando de noche la frontera con México, es un grito de dolor, angustia y desesperación de los más empobrecidos de África y de América del Sur. No es el griterío de los grandes campos de fútbol, ni de los conciertos multitudinarios de los países ricos a costa de los países pobres.

>> Sigue...


Las lepras de nuestro tiempo y sus causas

07.10.16 | 12:33. Archivado en Comentarios al Evangelio

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

Absolutamente nada es castigo de Dios

Lucas 17,11-19
Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaría y Galilea Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: "Jesús, maestro, ten compasión de nosotros. Al verlos, les dijo: "Id a presentaros a los sacerdotes. Y mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos, y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: "¿No han quedado limpios los diez?, los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?" Y le dijo: "Levántate, vete; tu fe ha salvado".

La Lepra: Aún hoy hay 115 países donde la lepra no ha sido erradicada, a pesar de que es fácil de curar, y detectada a tiempo no deja secuelas, pero aun se producen más de 200.000 nuevos casos cada año, sobre todo en regiones de países pobres, como la India o Brasil. La lepra es una enfermedad muy cruel porque empieza a afectar a las zonas frías: cartílagos, nariz, orejas, y se manifiesta mucho de cara al exterior, con diversas deformaciones. El enfermo está consciente y tiene los órganos vitales bien, pero se siente muy mal, tanto física como moralmente, y más aun las mujeres, pues la exclusión social mata tanto o más que la propia enfermedad.
La OMS proporciona tratamiento gratuito a todos los enfermos de los países que reconocen tener la enfermedad, pero algunos no lo hacen por cuestión de imagen, por lo que hay bastantes más de los que recogen las estadísticas.

Esa no fue la actitud de Jesús. En su tiempo la letra era considerada castigo de Dios. Pero nada es castigo de Dios: Jesús lo deja claro curando a los diez. Ninguna enfermedad es castigo de Dios. Si así fuera Jesús no curaría, como curaba, a toda clase de enfermos. Jesús es la humanización de Dios, para liberar de todo sufrimiento, de todo mal, de toda esclavitud. Donde hay liberación ahí está Dios, donde hay opresión falta Dios. Amenazar con el castigo de Dios, como se hizo tantas y tantas veces, incluso con los niños, es vilipendiar, distorsionar e injuriar el nombre de Dios. Toda religión que no es liberadora es falsa.

Los ritos:
De los diez leprosos curados por Jesús, nueve se marcharon corriendo al templo a cumplir con los ritos que mandaba la religión. Solo uno, extranjero, que nada sabe de aquellos ritos, vuelve a hacer lo más lógico y normal, darle gracias a Jesús porque le devolvió la salud. Los ritos por los ritos son una trampa.

>> Sigue...


Ingratitud con los ex voluntarios de Pastoral Penitenciaria de Asturias

06.10.16 | 16:49. Archivado en Comentarios al Evangelio

El Evangelio de hoy nos habla de los diez leprosos curados por Jesús cuando iban de camino, con dos reacciones diametralmente opuestas: gratitud e ingratitud. De los diez, nueve eran fervientes celosos de cumplir con los ritos religiosos y uno pasaba completamente de ellos. Justamente el que no quería saber nada de la religión oficial, es el único que vuelve a postrase delante de Jesús para darle gracias por la curación. Este no era hombre del templo, no era hombre de la religión oficial, no era hombre de iglesia, pero era un hombre humano y por tanto agradecido, y Jesús se lo reconoce.

Los 35, ahora forzosamente ex voluntarios, por haber sido expulsados de Pastoral Penitenciaria de Asturias por el Arzobispo de Oviedo y su Delegado, hemos sido acusados de no ser gente de iglesia, entre ellos tres sacerdotes y seis Hermanas de la Caridad, que reciben constantemente en su casa de Gijón a presos de permiso que no tienen a dónde ir. O sea que, ninguno éramos gente de iglesia. O que tal vez mejor, no éramos gente de “su” iglesia, preocupada mucho más de las apariencias ante la oficialidad civil de la cárcel, que de la realidad, muchas veces sangrante, de los allí encarcelados.

>> Sigue...


Fiesta de san Francisco de Asís, Patrono de la Ecología: Oración

05.10.16 | 18:39. Archivado en Oración

Ayer 4 de octubre, hemos celebrado la fiesta de San Francisco de Asís, para la cual el Papa Francisco, el año pasado, escribió las siguientes palabras:

"Francisco es el ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad. Es el santo patrono de todos los que estudian y trabajan en torno a la ecología, amado también por muchos que no son cristianos. Él manifestó una atención particular hacia la creación de Dios y hacia los más pobres y abandonados. Amaba y era amado por su alegría, su entrega generosa, su corazón universal. Era un místico y un peregrino que vivía con simplicidad y en una maravillosa armonía con Dios, con los otros, con la naturaleza y consigo mismo. En él se advierte hasta qué punto son inseparables la preocupación por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior".

Por nuestra parte componíamos hace ya tiempo esta humilde y sencilla oración con los mejores deseos para el Hombre y la Madre Tierra:

Oración de la Esperanza por el Hombre y la Madre Tierra:

>> Sigue...


Cuanto más armado está el mundo más desarmada esta la paz.

01.10.16 | 19:03. Archivado en Sociedad

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

Vemos que cada vez aumentan más los gastos militares, y sin embargo, cuanto más armado está el mundo más desarmada esta la paz.

Acabamos de ver hoy mismo como las bombas lanzadas sobre Siria tienen la desgraciada propiedad de, al caer, enterrase varios metros en tierra y después explotar, y así destruir los refugios subterráneos matando a las personas cobijadas en ellos, incluso a los niños que recibían allí escuela. ¡Qué crueles somos los seres humanos! ¡Cómo es posible que haya personas capaces de inventar instrumentos cada vez más mortíferos para hacer sufrir más y causar más muertos! ¡Qué mezquino, miserable, indecente, obsceno e injusto es utilizar la inteligencia y la profesión para esto!

Desde el 30 de septiembre al 3 de octubre se desarrolla en la Universidad Técnica de Berlín el Congreso Internacional que lleva por título "Desarme! para un clima de paz", porque

>> Sigue...


Lunes, 27 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2016
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31