Esto es lo que hay

Viktor Frankl en Torelló

28.02.19 | 22:42. Archivado en Experiencias

Entablo diálogo con una aparente pasajera octogenaria en la estación de tren de Torelló, cerca de Vic, en Cataluña. Me revela que sólo va allí a darse un garbeo. No espera como yo el tren. Se quedará un rato y regresará a su casa. Hay una tortuosa cuesta por medio. Me dice que ir a la estación es una manera de obligarse a salir de casa. “El día que deje de arrancar, allí me quedo”-me confiesa.
Al ver que la escucho con interés (principio de escucha activa recomendado por Dale Carnegie que asumo de manera desinteresada) prosigue explicándome sus cuitas: “Mi marido murió de un infarto a los 54 años. Qué guapo que era. Estaba muy solicitado. Pero me escogió a mí. Pero eso sí, era muy poco detallista. De los aniversarios nunca se acordaba. Pero cómo me acuerdo de él. Deseé morir…”:
Toma aliento y continúa, consciente de mi expectación: “Pero no podía acabar con mis días. Tenía yo familia a quien cuidar. No les podía hacer eso. Me necesitaban”.

Y eso me hace pensar en el razonamiento de Víktor Frankl en su obra “El hombre en busca de sentido”: ¿por qué no nos pegamos un tiro? Pues por eso, aquello o lo otro. Y ese es el sentido. La razón para continuar. Esa mujer -sin ser consciente de ello- me estaba hablando como el mismísimo Víktor Frankl en una remota estación de tren.

(Celebro haber incorporado este libro como lectura obligatoria a mis alumnos de Máster. Ojalá que con el paso del tiempo le encuentren...sentido).


La bona fusta (la buena madera)

28.02.19 | 22:39. Archivado en Experiencias

Xavier Tubau i Puigoriol, de 82 años, nos ha dejado en las últimas horas y a mí cabeza acuden aquellos recuerdos de hace 50 años cuando yo era un niño y descubría la voluble danza del serrín en su fábrica de madera de Vidrà.

Xavier era hombre de pocas palabras y atentos silencios. En su casa de Ca’n Santa en Vidrà se alojaron mis abuelos paternos y yo mismo de manera intermitente durante una década. Desde el comedor de su casa veíamos su extensa finca. No hace mucho tiempo su figura aparecía junto al huerto que cultivaba en la entrada del pueblo, cerca del terreno donde yace enterrado mi padre.
Xavier amablemente encargó unas cercas metálicas para proteger las cenizas de mi padre de los mordiscos de las vacas.

(Ojalá ambos puedan ahora de alguna manera reencontrarse y Xavier, de “bona fusta”, buena madera, retomar aquellas conversaciones en que fundamentalmente mi padre hablaba y Xavier escuchaba, ambos así contentos).


Un nuevo día

25.02.19 | 10:18. Archivado en Experiencias

Un nuevo día...y una nueva oportunidad. Cada día que nace es la semilla para conseguir algo nuevo, generar una nueva idea o plasmar una reflexión distinta.

Como decía hace una década en mi libro "El método Guardiola", cada día se juega un nuevo partido.
(El paso del tiempo. Cuán inexorable. Ya pronto hará una década de aquella mi primera aventura editorial...)


...y el vivo al bollo

24.02.19 | 18:01. Archivado en Experiencias

Tras ingerir ayer en Valencia un delicioso fartó, bollo del país idealmente mojado en horchata autóctona, recordé la famosa frase que dirige al muerto "al hoyo" y al afortunado superviviente a los placeres de la vida, en este caso el bollo.

(Encontré bella Valencia ayer. Me impactó el Chinatown local -quizá debiera decirse Che-inatown- en torno a la Estación del Norte. Vaya joya el claustro del Carme. Me quedé con ganas de patearme toda la ciudad).

http://www.viuvalencia.com/articulo/fartons___/523937646


TED x Valencia

23.02.19 | 09:00. Archivado en Experiencias

Me planto hoy en tres horas y 10 minutos de Euromed en Valencia. Celebramos una cumbre hispánica de organizadores de TEDx. Me interesa inferir datos para mi tesis doctoral. Y, en paralelo, adquirir nuevos conocimientos de la mano de los ponentes y coordinadores de las sesiones.

(Pertenezco, sí, a esa comunidad de almas inquietas, aglutinada por TED. Extraordinario su crecimiento).


Tres días

21.02.19 | 08:55. Archivado en Experiencias

Tres días. Es el período de tiempo que me duran los efectos del jet-lag tras un viaje al Caribe. Lo tengo comprobado.

Es un tipo de cansancio difícil de describir. Tiene que ver con las ganas de echar una siesta pero también con algún tipo de desarreglo en los mecanismos del pensamiento.

Y hay también un punto de indolencia. De desinterés por las cosas entre manos al mismo tiempo que un deseo de pronta recuperación de la energía pérdida.

(La receta: el desarreglo se va solo. No hay que hacer nada. Tan sólo autorizarte a no estar siempre al cien por cien).


El placer de escribir

19.02.19 | 11:14. Archivado en Experiencias

Cuanto mayor es el placer de escribir cuando uno tiene las condiciones ambientales e instrumentales adecuadas para ello. Y un eficaz portátil ayuda mucho. Estoy encantado con mi nuevo aparato HP. Siempre he admirado la marca Hewlett Packard y ahora paso a ser cliente.

>> Sigue...


Jamón para un padre moribundo

18.02.19 | 19:49. Archivado en Experiencias

"Que Quico vaya a la charcutería "La Castellana" y le compre jamón a su padre".

El encargo telefónico venía de la pianista Alicia de Larrocha, fallecida hace una década, y fue recibido por mi madre. Era la época en que Juan Francisco Torra de Larrocha frecuentaba mi casa en la barcelonesa calle de Párroco Ubach. Era amigo de mi hermano desde el servicio militar (ambos nacidos en 1957). Su padre estaba en sus últimos días.

(Evoco la anécdota al ver a un Quico sexagenario y a su hermana Alicia brindando su testimonio en el documental sobre su madre "Las manos de Alicia" en mi vuelo a Dominicana con Air Europa. Reverberan en mi memoria los ruidos y onomatopeyas que prodigaba Quico y su festiva recreación en tiempos del servicio militar en la base aérea de Reus de la sintonía de Radio Barcelona "El Despertador"...)


Contaminación

18.02.19 | 18:14. Archivado en Experiencias

Impresionante y desagradable el alto grado de contaminación en el cielo barcelonés. Viniendo de Santo Domingo se me antoja clara la diferencia del aire que ahora respiro. Llega a resultar molesto. Me recuerda aquellos tiempos en que vivía en Mallorca y al llegar a Barcelona me percataba por contraste de la suciedad del aire.

(¿Estarán llegando los coches eléctricos demasiado tarde? Detrás de la contaminación nos van salud y vida. ¿No toca una reacción drástica de poderes públicos y ciudadanía?)


Aeropuerto Las Américas: escribo

17.02.19 | 01:42. Archivado en Experiencias

Siempre deseé poder algún día inspeccionar sin prisa el aeropuerto de Santo Domingo. Ahora me llega la oportunidad, a la espera de la llegada con retraso de mi vuelo de Air Europa que me ha de transportar a Madrid y ulteriormente a Barcelona.

Cómodamente sentado en la cafetería criolla de la planta baja disfruto del wifi gratuito aeroportuario, de un aire acondicionado bien regulado (¡esto es noticia!) y del relax proporcionado por una jornada con breve baño en piscina y opípara comida en el malecón, frente al mar, en el establecimiento La Parrilla, a pocos metros del Hotel Catalonia.

>> Sigue...


Destellos dominicanos

16.02.19 | 01:38. Archivado en Experiencias

Todos mis viajes a la República Dominicana resultan salpicados de anécdotas y apuntes curiosos. He aquí algunos:

*los taxistas capitalinos: siempre empeñados en proclamar que son los más viejos del lugar y que son expertos en la conducción de sus vehículos. Te lo dicen especialmente cuando el coche está cogido con alambres y amenaza de derrumbe en cualquier recodo de la vía pública. Son particularmente graciosos cuando intercalan palabras en inglés.

>> Sigue...


Invidentes

14.02.19 | 22:52. Archivado en Experiencias

Sigo con interés el sorteo de la lotería en República Dominicana. Los biombos corren a cargo de invidentes. En un momento dado, el maestro de ceremonias alerta a la nación sobre un nuevo fraude en el país: venta vía redes sociales de décimos "premiados" antes de que se produzca el sorteo. Como dando por sentando que los resultados del sorteo están amañados.

Me sorprende tamañana picaresca. Pero todo es posible en Dominicana. También bellas iniciativas como formar a invidentes como masajistas para que se ganen la vida como tales. Es sabido que los ciegos desarrollan un sentido del tacto excepcional. En China, por ejemplo, están posicionados como los mejores masajistas. En Corea del Sur se restringe el acceso a la profesión de masajista...sólo a personas invidentes. Es una norma legal no exenta de controversia pero todavía vigente.

(Las cosas que uno aprende viajando...)


Y Dios creó a Freddy Ginebra

12.02.19 | 15:35. Archivado en Experiencias

Noche mágica en Casa de Teatro de Santo Domingo. Noche caribeña en la Ciudad Colonial. Y en el altillo, Freddy Ginebra y sus amigos. Me descalzo como marca el ritual. Entro en el santuario de la poesía y la amistad. Simulo que bebo el ron que generosamente se me sirve (yo también tengo mis rituales). Pero tarde o temprano caigo en la ingesta de ese brebaje de Dioses a tiempo parcial. Y una lucidez extraña pasa a embargarme.

(Es indudable que Dios existe. Si no, ¿quién hubiera podido crear a Freddy Ginebra?).


Crepúsculo rojizo

11.02.19 | 21:49. Archivado en Experiencias

Aterrizo en Santo Domingo con un cielo dramáticamente rojo. Cae la noche y, tras salir del avión, los olores consabidos del aeropuerto, el flemático sellado de pasaportes, el zumbido de taxistas a la salida a la caza de oportunidades y la impenitente humedad dominicana.

(Siempre que regreso a Dominicana me viene a la memoria el difunto amigo mallorquín Alfonso Dicenta, sus sabrosas anécdotas, sus enfados bondadosos para con los autóctonos y su rectitud ante la vida en un entorno plagado de desviaciones y atajos en la lucha por medrar-los unos- o purament sobrevivir-los más).


Un tal Miquel Violan i López

09.02.19 | 11:37. Archivado en Experiencias

En el ámbito de las familias también existen las fake news, las informaciones falsas con potencial de viralización. Una de ellas me atribuía, de niño, la colocación de chinchetas sobre el colchón de mi primo Miquel Violan i López durante una temporada que se alojó en nuestro domicilio en la barcelonesa calle de Párroco Ubach. Él tendría unos 4 años. Yo debía de tener unos 11. Nada más lejos de la realidad: fue él quien me las puso a mí, una travesura sin trascendencia, cosas de chiquillos. (Las verdades históricas por encima de todo).

Todo eso me venía a la memoria ayer al despedir a mi primo en la sala de cuidados intensivos de la Vall de Hebrón donde expiró acompañado de su madre y hermanos.

>> Sigue...


Plensa en el MACBA

03.02.19 | 16:45. Archivado en Experiencias

Es bonita la exposición del museo barcelonés MACBA dedicada al escultor Jaume Plensa. Por fin el acreditado artista recibe en su propia ciudad el reconocimiento que tantas otras urbes del mundo ya le han dispensado.

La obra de Plensa es profundamente original e inspiradora. Sus estatuas de rostros silentes, alargados y de ojos cerrados son impactantes. Reflejan esos momentos del ser que se encuentra consigo mismo y atiende las dudas más profundas.


Jueves, 21 de marzo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728