Esto es lo que hay

Obituarios de periodistas

08.12.17 | 15:33. Archivado en Experiencias

Quizá porque me hago mayor y conservo buena memoria de las muchas cosas vividas en mis 40 años de profesión, me quedo estupefacto ante los obituarios que proliferan sobre personas conocidas, máxime si son del gremio periodístico, uno de los míos.

Hace unas semanas me sorprendía al ver el epíteto de "maestro de periodistas" para glosar a un difunto individuo acusado, en sus tiempos de redactor-jefe, de encargar colaboraciones a sus ex becarios, que luego no publicaba y revendía a terceros. No está mal.

Más recientemente turbaban mi mirada los halagos a un "magnífico profesional" de budeica trayectoria si debo atender al sentido obituario. Lástima que fuera yo testigo directo, hace más de 20 años, del singular obús periodístico que lanzó a la empresa de la que yo era responsable de comunicación: Círculo de Lectores. Fue un texto hipercrítico generado por una circunstancia oprobiosa: el informador no recibió su correspondiente libro de regalo en el acto de presentación ya que su nombre aparecía tachado de la lista por una razón prosaica: el fotógrafo de su rotativo se le había adelantado y le había birlado el volumen.
Intenté reparar el hecho y telefoneé al budeico colega. Respuesta:

-No te preocupes. No pasa nada.

Pasó y mucho en forma de artículo vitriólico al día siguiente que sacudió los cimientos de Círculo de Lectores y con onda expansiva que llegó a la central de la multinacional Bertelsmann en Gütersloh, Alemania.

¿Crítica implacable a la industria del libro de alto de consumo? No, algo mucho más trivial: un periodista herido en su ego porque no le habían dado su libro.

Todo ello me inocula un sano escepticismo ante las elegías que pululan en formato de obituario, máxime cuando hablan de periodistas y son escritas por periodistas. El hábito de fijar caprichosamente el relato sobre las cosas se extiende impúdicamente a hacer favores a los amigos o cuanto menos a sus deudos.

(Es así, no le demos más vueltas. Y además, no tiene remedio. Pero vale la pena reflejarlo a la atención de quienes quieran intentar conocer la verdad de las cosas. Un colectivo - me temo- menguante, en franca retirada, en los así llamados tiempos de la post-verdad).


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 20 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031