Editado por

Camilo LópezCamilo López

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
Sitios Amigos
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Un comentario de Ichikawa a propósito del debate Díaz de Villegas-Armengol

Permalink 29.11.07 @ 13:23:25. Archivado en Cuba, Miami, Internet

Déjame decirte que el viernes, en el canal 41, alguien comentó que venía tremendo tortazo a Armengol por parte de Néstor Díaz de Villegas. Así se filtran las cosas. Te hablo del artículo de ayer en El Herald. No sé decirte a ciencia cierta, con cual de los dos me quedo, o me aleja. La intelectualidad cubana está jodida. Mi artículo recién enviado a El Herald trata de eso. El lío es que el intelectual cubano está atrapado entre un gobierno "welfareista" y la necesidad de vivir objetivamente del welfare que tiene el intelectual como parte de su posición en la sociedad. Es como atacarse a sí mismo, por eso jamás puede llegar al fondo. Otras fuerzas cubanas cargarían mejor con el cambio a sus espaldas, están mejor ubicadas en el mercado en cuanto a independencia, en cuanto a separación entre lo que venden y lo que son.

Esta vez pasamos de Gentleman

Permalink 27.11.07 @ 02:04:07. Archivado en Autor, Miami

Esta semana estaré en el programa de TV Martí Prensa Libre, donde junto al periodista Juan Manuel Cao y el artista plástico César Beltrán conversaré sobre el papel que juega la intelectualidad mundial en el sostenimiento de procesos totalitarios de izquierda, a propósito de una entrevista que hiciera el propio Cao al cantante Alberto Cortéz (¿lo recuerdan?) durante una reciente visita a la ciudad de Miami.

Los horarios:

Martes 27 de noviembre: 8:30 PM.
Miércoles 28 de noviembre: 2:30 PM y 7:30 PM.
Jueves 29 de noviembre: 8:30 PM.
Viernes30 de noviembre: 7:30 AM, 11:00 AM y 2:30 PM.

Los horarios son de Miami.

...Y Gentleman, no hay llamadas en vivo, lamentablemente.

Días atareados

Permalink 14.11.07 @ 12:13:53. Archivado en Autor, Cuba, Miami

Días atareados. La semana pasada estuve junto a Enrique Del Risco en el programa de la periodista Maria Laria para conversar de múltiples temas. El sábado pasé por la Feria del Libro de Miami, en el downtown citadino. La presentación conjunta de sus últimas obras por parte de Armando de Armas, el propio Enrisco y Antonio José Ponte se encontraba repleta, y como casi siempre, arribé tarde, sin tiempo de alcanzar una silla. “La fiesta vigilada” (a un precio exorbitante), “Leve historia de Cuba” y “Mitos del antiexilio”…

También grabé un par de entretenidos programas (¿está bien que yo lo diga?) en TV Martí, junto a Juan Manuel Cao y César Beltrán. Estaré pendiente del schedule para informarles cuándo podrán verlos.

Otro más

Permalink 17.08.07 @ 22:58:24. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

Hace un par de meses atrás se generó en Miami una especie de debate “generacional” entre parte del exilio cubano. Algunos de los recién llegados acusaban a la emigración “histórica” de practicar la intolerancia y la desconfianza a cada instante, observación sesgada según mi punto de vista. Curiosamente quienes protestaban, la mayoría de las veces casi agresivamente, arribaron a tierras floridanas mucho antes que yo, así que pienso que poseo el derecho de no concordar con ellos.

Tras la trifulca mediática visualizada en vivo y en directo por algunos canales de televisión, un grupo de emigrados políticos publicó una especie de declaración de conciencia, en la que establecían la opinión de que el Exilio es sólo uno, y para recopilar firmas de apoyo dieron sus números telefónicos al aire en un conocido programa radial.

Ileana Curra, ex presidiaria política, recibió entonces decenas de llamadas amenazantes y denigrantes, en las que le advertían que le harían daño a su hijo y que le “arrancarían” la cabeza, entre otras barbaridades.

“Oye, comemierdona, Fidel es inmortal, mi Comandante no morirá nunca porque la historia lo absolverá, así que deja de luchar por esos estúpido derechos humanos de los que tú hablas sino quieres que algo malo te pase. Porque te la voy a arrancar, me oíste, te la voy a arrancar…”

Pues bien, la Policía tomó cartas en el asunto y logró identificar al agresor. Su nombre es Félix Martínez, “exiliado” cubano residente en la dirección 10420 NW 22 Street, localidad de Pembroke Pines, quien confesó el delito, escudándose en el derecho que le asiste a emitir una opinión. Olvida el proselitista Martínez (¿opinará en los blogs del Herald? ¿lo conoceremos bajo un pseudónimo bloguero?) que profirió amenazas, lo cual es un delito federal.

Su caso se presentará próximamente frente a un juzgado. Otra bofetada sonora a quienes descartan que La Habana esté haciendo su trabajo aquí en Miami. Así que es válido dudar de las intenciones.

Lesnik y su fidelidad

Permalink 17.08.07 @ 15:09:30. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

Después nos hablan de “pensamiento independiente”, como acostumbran a balbucear los proselitistas de la tiranía. Por suerte el régimen gusta de colocar las cosas en su lugar, para que no queden dudas de cuál es el radio de acción sobre el que ejerce su influencia.

Max Lesnik, condecorado con la orden Félix Elmuza, ha recibido tratamiento de héroe en Cuba en estas últimas jornadas. ¡Cómo si no! Si el viejo dirigente ortodoxo, Viuda Negra por excelencia, comanda las huestes de propagandistas en el Sur de la Florida, haciendo tambalear sin dudas esa falta de libertad de expresión que constantemente critica. Olvida Lesnik que no estamos en Cuba.

Sirva de bofetada soberbia este pequeñito acto de sumisión vergonzosa para aquellos que a todas luces niegan la presencia de la larga mano habanera en los predios de Miami. Más allá de bombas inventadas y una leyenda personal inexistente, siempre me pregunto ante este tipo de personajes despreciables algo muy simple. Me asiste toda la moral para ello:

¿Qué hace el señor Lesnik residiendo fuera de su amada Cuba? ¿Cómo defender a un proceso profundamente reaccionario desde la comodidad del “imperialismo atroz”?

Sé que el viejo Max leerá estas líneas. A lo mejor en una de esas se anima y nos responde. Mientras tanto, el relevo está garantizado. Quizás en las mesas de trabajo del Miami Herald o en la oscura cabina de alguna emisora radial se estén frotando las manos… o muriéndose de miedo…

Idalmis habla de Dalia

Permalink 15.08.07 @ 04:12:16. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

Idalmis Menéndez, ex nuera de Fidel, anda por estos días cotilleando frente a las cámaras de la televisión miamense. Desprovista de cariz político, nada criticable, aguijonea sin piedad a Delia Soto del Valle y su siniestro legado de chismes y conspiraciones, al mismo tiempo que recuerda con nostalgia al omnipotente Castro.

Idalmis es fiel reflejo de ese mal que corroe a los cubanos de mi generación: la apatía y falta de pensamiento crítico. Y es, por supuesto, cantera fértil para charlatanes y manipuladores.

Llamada

Permalink 10.08.07 @ 12:53:02. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

-Oye, ya estoy aquí. Todo sin problemas, tú sabes.

-Ay, que bueno, mi'jo. Felicidades por tu cumpleaños, mi'jo, felicidades.

X acaba de llegar a Miami luego de un largo recorrido que lo llevó desde Madrid a la frontera México-Estados Unidos. Atravesó por Reynosa y está hablando con su madre por teléfono. Ella en Cuba.

-Aquí todos estábamos muy preocupados por la fiesta, mi'jo. Pero que bueno que pudiste comprar el cake.

-Si, vieja. No te preocupes, que ya me lo comí.

-Oye, y cómo están los invitados?

-Ah, de lo más bien. Me voy a quedar con ellos unos días.

-Mi'jo, acuerdate que tú estás celebrando el cumpleaños en TU casa. Que no se te olvide, que la cosa está enmarañá.

-Ja, ja, ja...Si vieja, ellos se van a quedar a dormir en el sofá de la sala, ja, ja, ja.

-Oye, por nosotros no te preocupes. No le hagas caso a tu hermano, que está medio loco.

Atrás se escuchan gritos de "Mi hermano, el plan B, mi hermano. Que no se te olvide mi platico con el bocadito y el cake..."

-Te voy a tener que colgar, mi'jo. No gastes dinero, que...

-Oye, esto es una tarjeta que dura 5 minutos. No cojas lucha con eso.

-Si, mi'jo...pero tu hermano está diciendo boberías.

Nuevos gritos "Mi hermano, acuérdate de mi, que esto está en candela".

Respuesta "Cállate la boca, coño. Deja a tu hermano tranquilo!"

-Feliz cumpleaños, mi'jo. Al fin te compraste el cake!

Pi...Pi...Pi...

Llamada caída.

Surrealismo?

Les prometo que fue absolutamente cierto.

Diálogo e Infiltración

Permalink 07.08.07 @ 03:05:27. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

Tras la llegada a su fin de la vida política de Fidel Castro, numerosas voces se han alzado a lo largo y ancho del exilio para pedir el levantamiento unilateral del embargo norteamericano hacia Cuba, así como para exigir el reposicionamiento del diálogo tolerante y persuasivo. Son válidas las diferentes opiniones, por supuesto. Si algo se necesita en una transición futura es la presencia incuestionable de la diversidad democrática de pensamiento. Y sin embargo, se hace imprescindible poder diferenciar la paja infértil y obstaculizadora que abona la perpetuidad del régimen, de la intención honesta y redentora de quien desea la caída de una tiranía inhiesta sin concesiones vergonzosas.

La historia suele repetir sus circunstancias casi de manera permanente, a tal punto que desde una considerable lejanía se confunde y amalgama como si de una sola se tratase. Estos hechos, repetitivos en el tiempo, deberían al menos conformar patrones y permitir lecturas edificantes y hasta resolutivas.

Un 31 de Enero de 1980, el hasta entonces reverendo presbiteriano Manuel Espinosa se personó en el hotel Columbus de Miami, ante decenas de periodistas, micrófonos y cintas. Miembro del llamado “Grupo de los 75”, éste hombre que había emigrado en 1962 narró con lujos de detalles el accionar del ‘apparat’ castrista en funciones de reclutamiento y asesoría del pensar. Espinosa, decepcionado de la retórica del “viejo exilio”, abordó el 23 de Marzo de 1975 la embarcación “El Guajiro” y se apareció en las costas de La Habana clamando angustiosamente por la reunificación de la familia cubana. La travesía marítima lo destinó a una corta pero amarguísima estadía en una pequeña celda de la célebre Villa Marista. Un clásico oficial del “Ministerio”, con atuendo verde olivo y bigotillo estalinista, le susurró al oído tras fatigosos interrogatorios, que sólo con el cese del “bloqueo”, el gobierno “socialista” cubano permitiría el reencuentro de las familias separadas.

En su vuelta a la soleada Miami y desde el púlpito pentecostal, Espinosa comenzó a pedir a gritos y zancadillas el cese del “injusto bloqueo contra el pueblo cubano y su gobierno”. A finales del mes de Enero de 1976, el reverendo es contactado por Ramón de la Cruz, cónsul del régimen caribeño en la isla de Jamaica y al mismo tiempo, como suele suceder en estos casos, mayor del Ministerio del Interior. “Tenemos interés en conversar con usted”. La reunión se efectuó en el hotel “Collazo”, donde el alto cuadro de la DGI Eladio García, conocido también como Isidro Gómez, escuchó con paciencia y una indisimulada sonrisa las quejas de Espinosa referentes al exilio y su convencimiento de que la “revolución” cubana había vencido definitivamente. “Ahora sólo represento a los fieles de mi parroquia, que quieren reencontrarse con sus familiares”. La respuesta de García/Gómez no se hizo esperar. “Estamos dispuestos a llevar adelante una solución de este problema, bajo una condición, que tú cooperes con nosotros y nos muestres que hay honradez en tus palabras”. Dos meses después, en un nuevo encuentro suscitado en Montego Bay, las instrucciones fueron claras y precisas: “Hay que criticar al bloqueo y pedir su cese. Ah, y hay que aceptar la irreversibilidad de la revolución”. ¡Que curioso! El mismo discurso se ha mantenido a lo largo de los años:

“El bloqueo es injusto y no resuelve nada”.

“La revolución nunca se va a caer”.

“Ahora le toca a Raúl por medio siglo más”.

“Tanto hablar, tanto decir, y al final la vida sigue igual”.

Y es que el patrón de conducta enarbolado por la Seguridad del Estado, esa morcillesca y litigante policía del pensamiento tan ejemplarmente descrita por George Orwell, ha sido siempre el mismo en relación a Miami, la “Sodoma y Gomorra” que molesta como piedra en el zapato. Entre sus prioridades programáticas pueden identificarse cuatro puntos fundamentales:

1-La manipulación selectiva de los medios de comunicación.
2-La creación de fisuras entre las diferentes organizaciones políticas.
3-La información al FBI de actividades de grupos de exiliados para involucrar a las autoridades norteamericanas en su persecución.
4-El doble discurso migratorio.

En trabajos futuros abordaré con menos premura el tema.

Regresando a Espinosa, tras el encuentro de Montego Bay con el oficial García/Gómez, su iglesia comenzó a ser financiada directamente por el régimen de La Habana, que al mismo tiempo enviaba emisarios y simpatizantes a reunirse para conspirar y planificar el cómo hacer de Miami un lugar más “amigable” para la “revolución”. Era, en resumidas cuentas, la concreción de aquellas palabras del directivo cubano Juan Carbonell: “Vamos a la conquista de La Florida. Se la vamos a cambiar a Jimmy Carter por Guantánamo”.

En las disciplinadas visitas mensuales de Espinosa a Jamaica, informaba a los oficiales a su cargo acerca de grupos opositores y figuras relevantes del exilio. Y de manera simultánea, innumerables cubanos residentes en el sur de La Florida arribaban a la ciudad de Kingston, atraídos por lo que ya se comentaba en todas partes: la futura condescendencia del régimen, que en un gesto magnánimo y bondadoso permitiría la reunificación familiar luego de tantos años. El recorrido entre la capital del sol y la ciudad negra del Caribe era para entonces un hervidero soberbio de amigos, admiradores y curiosos. La antigua isla benefactora de corsarios y piratas se había convertido así, tras la fachada del interés humano y personal, en un verdadero nido de espionaje, alimentado y estructurado desde algunas oficinas en La Habana.

Una especie de batalla mediática suprema, administrada con tesón casi fundamentalista, comenzó a librarse sin trabas ni cortapisas, donde crear estados de opinión favorables a la dictadura de la isla, parecía ser el fin supremo. De allí la conformación de periódicos y publicaciones, y la compra de políticos e iglesias. Como experimentado oportunista, el régimen manipulaba el tema de la reunificación, tal como lo hace ahora con las visitas familiares, para penetrar en el exilio y derrotarlo.

El 21 de Agosto un banquero conocido de la comunidad miamense, Bernardo Benes, ex vicepresidente del “Continental Nacional Bank”, entra al ruedo de los contactos con la isla, quizás muy a pesar del reverendo Espinosa, quien llegó a aborrecer a aquel personaje vanidoso, egocéntrico y soberbio. Charles Dascal, pro castrista y jefe inmediato de Bernardo, había sido investigado profundamente por el FBI debido a serias sospechas de lavado de dinero proveniente del narcotráfico internacional. Benes, repleto de ambiciones, inauguró presuntamente el llamado diálogo Comunidad-Cuba que buscaba la liberación de prisioneros políticos y el reinicio de los contactos familiares. A prisa se constituyó el llamado Grupo de los 75, al cual pertenecían aquellos individuos aprobados por el DGI y las autoridades de La Habana, entre los que se incluía, no era para menos, Espinosa. Benes no pasó nunca, a pesar de sus manías de grandeza, de ser un simple recadero entre los dos gobiernos. Y el tan promocionado Grupo de los 75 no fue más que una “tapadera” para ocultar las directas conversaciones y sin intermediarios que se suscitaron entre Washington y La Habana, según lo corrobora Wayne S. Smith, quien estuvo al frente de las negociaciones de Cuernavaca aquel Agosto del año 1978, cuando se establecieron condiciones y promesas: la liberación de 3 600 prisioneros políticos y la autorización para los viajes de aquellos que se fueron. Entre los reos “rescatados”, un 66 % gozaba ya de libertad y sus condenas se habían suscitado por intentos frustrados de salida ilegal del país.

¿Qué ganaba la tiranía castrista tras esta apertura aparentemente sin condiciones?

La respuesta se conocería con oportuna inmediatez. A partir del segundo encuentro entre los 75 y el propio Fidel Castro fue que se crearon innumerables organizaciones y proyectos, en pleno territorio norteamericano, para diseminar simpatías a favor de la dictadura, y para establecer compromisos, algunos irrompibles hasta ahora.

La ATC (Alianza de los Trabajadores) era dirigida en Miami por Hilda Romeo y Marcos Raúl Correa, atendidos ambos por el oficial del MININT Eduardo Lastra. El MACU y el CCC agrupaban a músicos, artistas y compositores, y pretendían engrosar las arcas del régimen castrista con dineros provenientes de derechos de autor. La hoy analista Marifeli Pérez Stable era la dirigente principal, hecho no solamente constatado por el reverendo Espinosa, sino también por el ex agente de la DGI Jesús Pérez Méndez, quien confirmó que la integrante de la brigada “Antonio Maceo” era atendida directamente por el agente Jesús Arboleza Cervera. Como miembro de los “Maceitos”, Pérez Stable también tuvo una importante participación en la administración de la agencia de viajes “Cuba Travel”, recibiendo dinero por cada turista que enviaba a la isla, siempre utilizando el “Círculo de la Cultura Cubana” como justificación. Francisco Aruca, Rafael Betancourt y Miriam Contreras la acompañaban en el lucrativo negocio.

Gerardo Moreno, un exiliado chantajeado por el gobierno de La Habana, fungió como presidente de la “Asociación de Pequeños Comerciantes”, confiando en la promesa de que sus familiares en la isla algún día serían liberados. Maria Cristina Herrera, monitoreada de cerca por funcionarios del ICAP, estuvo a cargo del llamado “Plan de los Estudiantes”. Otra agencia de viajes, “Habanatur”, puso a circular 70 millones de dólares provenientes del régimen cubano, y fue el propio Bernardo Benes quien administró las operaciones, siempre en contubernio con los Maceitos. Carlos Alfonso contrabandeó café que Cuba revendía. Y así, un largo etcétera que a veces da la impresión de redituarse en estos días.

El reverendo Espinosa murió el 6 de Agosto de 1987 de un Infarto Agudo del Miocardio. Antes se había librado de un atentado aparentemente organizado por el llamado exilio de terciopelo, ése mismo que ahora se queja de intolerancia y censura. Vale la pena recordar, para cuando se atisbe el largo brazo de la dictadura en las calles del exilio, se reconozca que a pesar de las protestas de ciertos sectores, no se trata de una inconsecuencia ficticia y paranoica. Algo para colocar en su justo sitio en estos días de pedidos y acusaciones.

Exilio y Dinosaurios

Permalink 06.08.07 @ 12:43:14. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

El exilio histórico cubano fenece ante el paso del tiempo. Múltiples enemigos se ha granjeado por diferentes causas a lo largo de 48 años de desaciertos y también, por qué no decirlo, de una soberbia antipropaganda desarrollada por los círculos pseudo intelectuales allegados al régimen cubano.

El cambio generacional y las novísimas características particulares de la reciente emigración han hecho leña del árbol caído. Y el descrédito, en algunas ocasiones más injusto de lo que debería, ha colocado la lápida a aquellos que se autodenominan "luchadores anticastristas". Posada Carriles en la cárcel y Jorge Mas Canosa fallecido han sido hechos puntuales marcadores de un destino incierto para el viejo exilio.

No es mi propósito juzgar sino sólo reflejar una visión que a todas luces se impone paulatinamente.

Muchisimos agentes y proselitistas pagados por el gobierno cubano también han caído en el descrédito antes mencionado, pues a falta de un verdadero enemigo a quien deslegitimizar enfocan ahora sus cañones, de manera torpe y desenfrenada, contra todo aquel que reniegue de la dictadura de La Habana. Y es que en esta contienda todos pierden.

No está lejos el día en que el resto del mundo, agobiado por problemas propios, pueda observar el acontecer político cubano con mesura o interés, según sea el caso, y se percate del modus operandis de los propagandististas pagados por La Habana y deje de creer en sus actuales falacias. Ello irá de la mano con lo que se suscite en Cuba. Y los dinosaurios que van quedando, más del otro lado que de éste, se extinguirán de manera irreversible.

Oscar y Raúl

Permalink 05.08.07 @ 12:36:14. Archivado en Cuba, Miami

Por Camilo López Darias.

Oscar y Raúl se criaron en las calles de Regla, entre el salitre del mar de la bahía y la rumba de tambores africanos. Fueron juntos a la escuela en la década del 30, bajo revueltas populares, la Charanga y el Son. Crecieron, se casaron y tuvieron hijos. Siempre juntos. Amigos inseparables a pesar de los muertos de Batista y las bombas en los parques y los cines. Oscar se convirtió en un maestra tapicero y Raúl puso una cafetería con su padre. Llegó la revolución, adornando las esquinas y rincones con carteles de Fidel y consignas chauvinistas. Oscar pasó a trabajar en las oficinas del Poder Popular y Raúl perdió su negocito. Jamás hablaron de política en las noches calurosas de apagones ni en las colas de la bodega del barrio.

Raúl se fue para Miami en la primavera de 1968, buscando lo perdido en esa otra Cuba que nunca lució igual. No supo más de su amigo. Oscar crió nietos en la casa de siempre, olvidando la existencia de Raúl.

Y los años pasaron. Se cayó un muro repleto de graffitis y el "período especial", con su cuota de hambre y de miserias, minó el espíritu de muchos. Oscar llegó a Miami en los albores del siglo, viejo, cansado, repleto de canas y temores. Una llamada telefónica buscando trabajo y el encuentro accidental con Raúl.

Hoy se les puede ver sentados, todas las mañanas a las diez, en una pequeña cafetería de Westchester saboreando el café negro y contando sus historias. Nunca hablan de política ni transiciones. Sólo recuerdan sueños y baños de aguaceros en el barrio de Regla, hace ya tiempo.

Viuda Negra

Permalink 29.07.07 @ 22:19:08. Archivado en Cuba, Miami, Extras

Por Camilo López Darias.

Dícese de aquel que desde posiciones cómodas, haciendo uso de sus derechos democráticos, profesa inocultable admiración por caudillos y totalitarismos.

Miami, a pesar de las críticas, está repleta.

El cese de Edmundo García

Permalink 25.07.07 @ 19:22:55. Archivado en Miami

Por Camilo López Darias

La falsa Victimización es una sucia estrategia que la gran mayoría de las veces persigue generar simpatías en ciertos sectores específicos y promover una línea de realización determinada. Pero por sobre todas las cosas, es una forma denodada de expiar culpas y justificar comportamientos. Ello carga la implícita lectura de un cierto grado de subjetivización moral coexistiendo con un ego desmedido. Al menos, en el caso que nos ocupa.

Edmundo García fue un presentador de televisión relativamente conocido en Cuba. Durante 13 años co-animó el espacio cultural “De la Gran Escena” en el canal Cubavisión, junto a Maria Victoria Gil. Tras una escala inicial en Londres, arribó a la ciudad-pueblo de Miami en el mes de Mayo del año 2000. (Cinco veranos antes que yo). Como reportero noticioso y locutor radial de la cadena Univisión, alcanzó cierto grado de notoriedad en la comunidad del exilio, e incluso, ganó un premio Emmy por su trabajo periodístico. Tras la no renovación de su contrato en la cadena hispana se echaron a rodar versiones, alimentadas por el propio García, acerca de las causas de su cese laboral. Se acusó, por supuesto, a la “intransigente Mafia de Miami” de llevar a cabo una cacería de brujas contra Edmundo por sus posiciones políticas y sobre todo por una entrevista considerada Light por buena parte del llamado exilio histórico, realizada al presidente de la Asamblea Nacional de Cuba, Ricardo Alarcón.

Una tremenda campaña desinformativa, que hasta el día de hoy encuentra eco en algunos periodistas locales, fue enarbolada fundamentalmente por elementos relacionados con la emisora miamense “Radio Progreso”, de notable simpatía por el régimen habanero. Con énfasis rayano en la tozudez, pretendían convertir a Edmundo García en una víctima simbólica de la “censura” de la extrema derecha floridana.

Fuentes fiables que no permiten márgenes de error me han verificado que las causas del “despido” que aducen los defensores de García son completamente falsas y sesgadas, como si se quisiera generar un estado de opinión desfavorable a cierta línea política del exilio cubano. A Edmundo no se le renovó el contrato simplemente por la notoria existencia de problemas laborales con sus compañeros inmediatos de trabajo. La tan pronunciada entrevista con Ricardo Alarcón, conseguida directamente por el comentarista radial Max Lesnik, no fue la razón real de este episodio.

Todo comenzó tras la frustración recibida por García, cuando una importante serie que aspiraba a realizar le fue encomendada a otro periodista. (Por obligación me reservo la mención de nombres específicos). Tras el desaire, Edmundo comenzó a difamar en contra de su compañero de labores, llegando a inventar ante la dirección de Univisión un corolario de afirmaciones inexistentes. “Pero es que él tiene SIDA”, argumentó malintencionadamente. A ello se sumaba un larguísimo prontuario de chismes y conspiraciones anti profesionales, donde una presunta superioridad intelectual rebasaba límites permisibles. Incluso, reporteros de un canal vecino se habían quejado en numerosas ocasiones de la manifiesta falta de cooperación y de las tácticas sucias empleadas por el ex animador televisivo.

Tras el pésimo ambiente laboral establecido por García, fue que se decidió no renovarle su contrato.

Según Manuel Alberto Ramy, jefe de corresponsalía de “Radio Progreso Alternativo” en la ciudad de La Habana, Edmundo García es el relevo periodístico de figuras como el propio Max Lesnik y Francisco Aruca en los amplios predios de Miami. En mi opinión, ello explica claramente y por sí solo el interés de algunos por elevarlo como una víctima de la “conspiración anticastrista”.

:: siguientes >>

Blogs
El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Pobreza y capital, valor y vida humana. ¿Sigue teniendo valor el marxismo? (F. Mateo Acín)

Xabier Pikaza Ibarrondo

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

DIOS ES PURIFICADO EN EL MÁS PROFUNDO CENTRO DEL ALMA

Francisco Baena Calvo

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Nicolás Maduro No Quiere El Mazo sino El Diván Por @Angelmonagas

Angel Monagas

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

4.000

Miguel Ángel Violán

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

VENID BENDITOS DE MI PADRE

Tomas Muro Ugalde

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

"La economía, como un tiro" (en el bebe)

Chris Gonzalez -Mora

El mundo descifrado

El mundo descifrado

CAOS de la Iglesia católica en España

Ángel Manuel Sanchez

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

FERVOR, NO CAERÁS EN LA RUTINA

Josemari Lorenzo Amelibia

Punto de vista

Punto de vista

UGT pide algo que ya se le da

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El restaurante Desencaja distinguido con un Sol Repsol

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Fusilamientos en la red

Manuel Molares do Val

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

No a la indiferencia sobre la crisis ambiental

Guillermo Gazanini Espinoza

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

CAMINO HACIA EL FANATISMO / 3

Asoc. Humanismo sin Credos

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

Jesucristo, Rey del universo

Pedro Langa

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Las primaveras de Tarancón y Francisco

Alejandro Córdoba

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Jesús se identifica con el necesitado

Javier Velasco y Quique Fernández

Cree en la Universidad

Cree en la Universidad

Con y como los niños...

José Moreno Losada

Tierra liberada

Tierra liberada

Delicada, complicada justicia

Koldo Aldai

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Los Tercios de Flandes

Antonio Pérez Henares

No más mentiras

No más mentiras

Venezuela antes y después del dictador o tirano Chávez

Antonio García Fuentes

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital