Editado por

Camilo LópezCamilo López

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Sitios Amigos
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


A propósito de una desmesura de Alejandro Armengol

Permalink 06.05.07 @ 05:21:10. Archivado en Miami

Por Camilo López, desde Miami

El articulista del Herald, Alejandro Armengol, ha publicado una visceral defensa de la libertad de expresión en su bitácora “Cuaderno de Cuba” bajo el título de “Censura política y censura económica”. Acusa a ciertos sectores del exilio cubano de Miami de desarrollar una cacería de brujas en contra del periodista Edmundo García y su programa “La noche se mueve”.

“Han llamado a varios empresarios y logrado que estos retiren sus anuncios de un programa que se caracteriza por presentar una voz independiente y busca (sic) la diversidad en Miami”- reclama airado.

Es correcto establecer un afán de censura cuando cualquier grupo de poder ejerce algún tipo de presión económica con el objetivo de coartar la información, pues si nos atenemos a su acepción más amplia, “censura” es precisamente la intención de prohibir la información, venga de donde venga. Pero de ahí a absolutizar los términos va un gran trecho. Y Armengol lo hace con total irresponsabilidad. Equiparar la naturaleza de la “censura política”, explícita por definición, con la de corte económico es sobre todas las cosas un gran error. Y es que la mordaza explícita es aquella regida en forma de leyes previamente establecidas, garantizando un absoluto y regulado control por parte del gobierno.

La censura económica navega por cauces diferentes, generalmente en marcos donde rige el estado de derecho y donde se protegen las inquietudes individuales, constituyéndose así en una vía alternativa de influencias sobre el libre flujo de información que jamás igualará en términos y resultados al control totalitario del estado. Es por ello que comparar en espíritu las intenciones de ambos tipos de censura está justificado, pero se vuelve una aberración teórica hacerlo en resultados.

No es primera vez que se victimiza al periodista García con idéntico discurso. Victimización, por cierto, forzada e inexacta, que se va al traste cada vez que el susodicho acude a programas televisivos o se enfrenta a su propio micrófono de la frecuencia 1210. Es decir, todas las semanas.

A Edmundo, y esto que quede claro, le asiste todo el derecho a expresar sus opiniones. Y a sus oyentes también. La visión de si es una voz independiente no deja de ser subjetiva, así como quienes perciben una realidad distinta. Lo que deja de ser admisible es adoptar una postura “splitting”,donde lo blanco y lo negro predominan sin tomar en cuenta los matices. Y me explico, todas las censuras no funcionan al mismo nivel, todas no son iguales. Son inadmisibles en esencia, pero distinguibles en funcionamiento.

Armengol también deja entrever que los despidos anteriores de García responden al intento de acallar sus polémicas posturas. Pero se hace necesario constatar que jamás se arguyeron motivos políticos en dichas ejecuciones. En un mercado regido por intereses privados, alejados de conceptos colectivistas y unitarios, a los dueños y responsables de medios de prensa les asiste el derecho a defender sus inversiones sin el temor de ser cuestionados, tal como aseveraba la prestigiosa Alissa Zinovievna Rosenbaum.

La heterodoxia suele ser reprimida precisamente por minoritaria y diferente, por cabalgar en contra del status quo establecido. Y en ciertas circunstancias adopta una vertiente destructora de consensos y de gobernabilidad, mezclándose con visos de propaganda y desinformación. También son consideradas aristas de una política de censura, pues pretenden influir en los valores pre establecidos, aumentando el apoyo o el rechazo a ciertas posiciones, silenciando y manipulando la “verdad”, estableciendo sondeos y encuestas “fantasmas” sin una sólida base de soporte.

En el accionar de Edmundo García, así como en el de “rivales” ideológicos, pueden identificarse técnicas de desinformación, tan criticables como las acciones denunciadas por Alejandro Armengol. Y lo hemos visto. La apelación continua a personajes importantes como método de desvalorización de los contendientes, el intento de persuadir a los oyentes, insinuando tendencias falsas, redefiniendo posturas para crear la ilusión de coherencia, buscando chivos expiatorios…

La liviandad de comparar a la llamada censura de Miami con la legislada desde las oficinas de La Habana no ayuda en lo más mínimo a valorizar la libertad de prensa de que se goza en un estado de derecho. El día que Edmundo García no tenga opciones, el día en que no pueda acceder a una estación de radio o a una cámara de televisión, el día que no tenga ni siquiera la posibilidad de abrir un blog… ese día hablaremos de una real censura política en el Sur de la Florida. Mientras tanto, solo elucubraciones y malas interpretaciones.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Vida humana: Una voz y un camino en el riesgo

Xabier Pikaza Ibarrondo

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

De nuevo en el río

César Luis Caro

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Laudato Si . Carta encíclica del Papa Francisco

Francisco Margallo

Punto de vista

Punto de vista

Fernando VII tiene competencia

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Chef Bosquet, elegido foodie del año

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Europa acata la ley islámica

Manuel Molares do Val

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿No urge ante el estallido un estadillo?

Ángel Sáez García

Corrupción global

Corrupción global

2216 Democracia, Derechos Humanos, Libertad de Expresión, Control de los Medios de Comunicación, Manipulación, Desinformación, Revolución Digital: conceptos básicos a enseñar desde la escuela.

Luis Llopis Herbas

Punto de encuentro

Punto de encuentro

Sobre las tres grandes tentaciones

Gabriel María Otalora

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Los renuncios de Pedro Sánchez.

Vicente A. C. M.

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos. Sed santos como

Josemari Lorenzo Amelibia

Opinión

Opinión

El rincón del soneto -  MATAR AL PRESIDENTE

Opinión

Un grano de mostaza

Un grano de mostaza

Pedestales

Dolores Aleixandre

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

XXXIII Domingo del T. O. "B"

Angel Moreno

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 205

Antonio García Fuentes

Religión Digital

Religión Digital

Libertad religiosa, la más alta dignidad del hombre

Religión Digital

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

El Dictador. I

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Magníficat

Jose Gallardo Alberni

Contemplaciones del Evangelio

Contemplaciones del Evangelio

Partir de las Palabras que no pasan, rezando cada día (33 B 2018)

Diego Fares sj

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Cardenal Carlos Aguiar Retes… Liderazgo diluido

Guillermo Gazanini Espinoza

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital