Esperanza radical

Audaz relectura del cristianismo (18). Edad y alzhéimer, un cóctel explosivo. (En el día mundial del alzhéimer, 21 de septiembre).

16.09.18 | 11:20. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Recojo aquí contenidos de la ponencia social que tendré el gusto de hacer en la celebración del día mundial del Alzhéimer de AFA-Asturias en Tineo el próximo día 21.

Cuando la vida quiebra

Dos tragedias seguidas, ocurridas en mi entorno social hace un par de meses, provocan esta reflexión interpelante. Una tuvo gran repercusión mediática en Asturias debido a sus dramáticas circunstancias: un anciano de 88 años degüella en Langreo a su esposa, aquejada desde hacía años de alzhéimer, y se suicida tirándose por la ventana. Los hechos ocurrieron poco después de que otra pareja de ancianos pactara su suicidio en una residencia geriátrica de Gijón.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (17). Con la vida a cuestas

09.09.18 | 12:23. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Hay ciertas palabras que por sí solas describen, como un chispazo fotográfico, el gigantesco contenido del cristianismo. Sin la menor duda, una de ellas, la más significativa, es la palabra “amor”. El cristianismo es una enorme obra de amor que, relacionándonos directa o indirectamente con Dios, se asienta entre nosotros en pugna permanente con el odio, su contravalor. La indiferencia, actitud que cabe al menos teóricamente entre el amor y el odio, no tiene relieve aquí ni juega este partido. O nos damos por amor o acaparamos por egoísmo.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (16). Sueño inquietante

02.09.18 | 12:53. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Todavía no hace mucho, un buen día me vi convertido durante un sueño de duermevela matinal en guía turístico romano. Un misterioso personaje, cuyos rasgos no me eran desconocidos del todo, se me acercó discretamente para pedirme que le sirviera de guía turístico. La escena tenía lugar en la plaza de San Pedro del Vaticano. La nebulosa del sueño borró detalles y matices del recorrido que acto seguido hicimos por el interior del epicentro de la cristiandad. Me fatigaba el esfuerzo que me veía precisado a hacer para transmitir a mi cliente las vivencias que yo mismo había tenido años atrás, cuando había visitado aquel lugar por primera vez. Pero me quedó claro el interés que mi interlocutor manifestaba por saber la razón por la que había sido construido tan ampuloso y soberbio conjunto monumental y también su curiosidad por la utilidad del mismo. Mal que bien, como si el tema me resultara incómodo y difícil, traté de explicarle que todo aquello era el centro de peregrinaje de la Iglesia católica, la fiel seguidora de la tradición cristiana que arrancaba en Jesús de Nazaret. Mientras hablaba, pude observar en su rostro un gesto de sorpresa que denotaba cierta tristeza, pero no me atreví a preguntarle la razón de su más que evidente contrariedad.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (15). Dialéctica de lo “sobrenatural”

26.08.18 | 12:36. Archivado en audaz relectura del cristianismo

¿Hay realmente dos mundos?

En la formación religiosa que se nos ha dado desde niños, incluida la forma de orar, se nos ha situado frente a dos mundos superpuestos: el de debajo, el propio, el natural, lleno de miseria y pecado, y el de encima, el divino, el sobrenatural, lleno, a su vez, de perdón y gracia. Pecado y gracia nos sitúan en mundos diferentes. Lo rubrica la aseveración de que la fe nos da un conocimiento cuya única fuente es la revelación, la comunicación graciosa que Dios nos hace de verdades que pertenecen al mundo de arriba y que, por tanto, están a salvo de cualquier objeción o valoración del conocimiento humano por tratarse de realidades o verdades que no encajan en él o lo sobrepasan.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (14). Menos miedo, más alegría, más humanización

19.08.18 | 12:51. Archivado en audaz relectura del cristianismo

El eje de "Esperanza Radical"

Este blog se ha propuesto hacer una relectura audaz del cristianismo “con las miras puestas en eliminar miedos y generar alegrías”, según las intenciones manifestadas en el texto de presentación. Detenerse un momento en un enunciado tan crucial parece necesario para entender el tipo de relectura que se propugna: un cristianismo llamado a renacer, también él, de un evangelio que es vida para seducirnos en nuestro tiempo, como Nicodemo debía hacerlo del agua y del Espíritu para entrar en el reino de los cielos (Jn 3,4). Nada negativo cabe en ese tipo de cristianismo, ningún contravalor puede cobijarse en él. En general, un proyecto que, además de desechar miedos y combatir pobrezas, fomente y acreciente la alegría y ensanche los pulmones merece cualquier esfuerzo. Mientras el miedo desestabiliza, doblega y achica, la alegría de vivir se vuelve poderoso combustible para recorrer el largo y difícil camino de la vida. En resumidas cuentas, lo que se pretende es quitar plomo de nuestras alas para remontar el vuelo y gozar el panorama de la envergadura de lo humano, iluminado por el resplandor de la fe cristiana.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (13). Los otros, el gran sacramento cristiano. Ningún profeta ha ido tan lejos como Jesús

12.08.18 | 12:43. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Distintas presencias reales

¿Por qué los cristianos creen tan devotamente en la presencia real de Cristo en las especies sacramentales de la eucaristía, basándose en que Jesús dijo “esto es mi cuerpo”, y no creen en su presencia en los otros, mucho más personal y trascendental, y por ello mucho más real, cuando dijo “lo que hiciereis a uno de estos a mí me lo hacéis”? Mientras que, por un lado, nos postramos ante la eucaristía y la adoramos, por otro no solo nos resistimos a ver a nuestros semejantes como otro Cristo de carne y hueso, sino también los minusvaloramos muchas veces como vulgares seres despreciables. Sin embargo, en cuanto a fuerza sacramental, es mucho mayor la de un menesteroso que mendiga en el umbral del templo que la de hostia exhibida en la custodia o guardada en el sagrario. Estamos ante un punto clave para medir la profundidad y el alcance del cristianismo y determinar la trascendencia del comportamiento personal de Jesús.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (12). No matarás. El terror, puro contravalor

05.08.18 | 11:48. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Introducción

Tenía ya escrita esta reflexión para publicar hoy cuando se nos ha informado de que el papa, muy en consonancia con su línea de actuación pastoral, ha eliminado del Catecismo católico la pena de muerte. El tema me resulta particularmente atractivo por los años que, colaborando con AI, me dediqué a exponer en cuantos foros pude que la pena de muerte es una aberración social y política con muchos contras y ningún pro. Que la Iglesia católica se haya decidido al fin a eliminarla del todo va mucho más allá, pues pone en solfa cualquier escarceo clerical con la violencia y, de ahondar más, cuestiona seriamente la lectura que hace del evangelio la teología paulina, fundacional de la Iglesia, al valorar la muerte de Jesús como transacción comercial entre el Padre y el mundo. En ese marco cabe encuadrar la siguiente reflexión sobre el terrorismo.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (11). La conciencia del hombre engendra solidaridad

29.07.18 | 14:03. Archivado en audaz relectura del cristianismo

La precariedad humana

Vivimos en un planeta habitado por algo más de siete mil millones de seres humanos. Aunque este es un dato sumamente importante, no condiciona, por lo general, nuestra forma de ser, estar y sentir. El alcance del discurso de la vida de cada cual suele ser muy corto. Nuestras relaciones sociales se reducen a la familia, a algunos vecinos, a un puñado de amigos y a los compañeros de trabajo. Vivimos en un universo mental y afectivo muy pequeño.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (10). La conciencia del universo engendra humildad

25.07.18 | 12:15. Archivado en audaz relectura del cristianismo

La inmensidad del universo

En artículos de divulgación científica sobre la inconmensurabilidad del cosmos se nos informa de dimensiones que nos dejan boquiabiertos. Los entendidos aseguran que el universo actual (no sabemos si habrá habido otros antes o seguirá habiéndolos cuando este se colapse) se inició hace unos quince mil millones de años con una gran explosión, conocida como el big bang, poderosa deflagración que desencadenó una descomunal fuerza expansiva y que sigue ensanchando el espacio a razón de trescientos mil kilómetros por segundo, la velocidad de la luz. Hechos los cálculos pertinentes de tiempo por velocidad, sus dimensiones actuales sobrepasan, salvo error por mi parte, los ciento cuarenta mil millones de billones de kilómetros. ¡Asombroso!

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianisno (9). Elegir es cosa nuestra. De cómo sacudirse un gran peso

15.07.18 | 12:14. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Los dilemas son propios de capacidades limitadas. De hecho, los seres humanos nos enfrentamos a ellos constantemente. En un momento determinado, debemos elegir, por ejemplo, entre subir o bajar escaleras, soplar o sorber, caminar o estar sentados, pues nos resulta imposible hacer ambas cosas a la vez. Elegir es prorrogativa de nuestra libertad, esa cualidad valorada pero que nos fuerza a renuncias dolorosas. No duele lo que elegimos, pues tratamos de enriquecernos con el supuesto valor de su entidad, sino lo que desechamos al renunciar a algo que también apetecemos. De ahí que haya elecciones que resulten difíciles, incluso traumáticas.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (8). La sexualidad, asignatura troncal pendiente

08.07.18 | 13:34. Archivado en audaz relectura del cristianismo

La fiabilidad de quien pretenda aleccionar a otro sobre la sexualidad dependerá del talante y la naturalidad con que trate un tema tan bello e interesante, pero tan escabroso por las suspicacias en que lo envolvemos. Arrojar alguna luz en esta materia requiere seriedad y elegancia. Cómo debe abordar la Iglesia el tema de la sexualidad para bien de todos y para su propio gobierno es cuestión de gran trascendencia. ¿Por qué a la moral cristiana se le atraganta la sexualidad, su bestia negra, frontón contra el que rebota su artillería?

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (7). Dios es católico. ¿Lo es la Iglesia?

02.07.18 | 11:23. Archivado en audaz relectura del cristianismo

El cristianismo predica la “encarnación de Dios”, que Dios es de todos y que todos somos de Dios. Cuando nos referimos al cristianismo sin más precisión, lo normal es pensar en el “catolicismo”, nombre que sustantiva la condición “universal” que se atribuye una de las iglesias cristianas, la “Iglesia católica”. Sin embargo, digamos, ante todo, que lo universal, como referencia a lo que concierne a todos, se opone a lo particular, a lo privativo de grupos excluyentes. A quien segrega, desgaja o secciona, por activa o pasiva, bien puede tildársele de sectario.

>> Sigue...


Domingo, 23 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930