Esperanza radical

Audaz relectura del cristianisno (9). Elegir es cosa nuestra. De cómo sacudirse un gran peso

15.07.18 | 12:14. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Los dilemas son propios de capacidades limitadas. De hecho, los seres humanos nos enfrentamos a ellos constantemente. En un momento determinado, debemos elegir, por ejemplo, entre subir o bajar escaleras, soplar o sorber, caminar o estar sentados, pues nos resulta imposible hacer ambas cosas a la vez. Elegir es prorrogativa de nuestra libertad, esa cualidad valorada pero que nos fuerza a renuncias dolorosas. No duele lo que elegimos, pues tratamos de enriquecernos con el supuesto valor de su entidad, sino lo que desechamos al renunciar a algo que también apetecemos. De ahí que haya elecciones que resulten difíciles, incluso traumáticas.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (8). La sexualidad, asignatura troncal pendiente

08.07.18 | 13:34. Archivado en audaz relectura del cristianismo

La fiabilidad de quien pretenda aleccionar a otro sobre la sexualidad dependerá del talante y la naturalidad con que trate un tema tan bello e interesante, pero tan escabroso por las suspicacias en que lo envolvemos. Arrojar alguna luz en esta materia requiere seriedad y elegancia. Cómo debe abordar la Iglesia el tema de la sexualidad para bien de todos y para su propio gobierno es cuestión de gran trascendencia. ¿Por qué a la moral cristiana se le atraganta la sexualidad, su bestia negra, frontón contra el que rebota su artillería?

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (7). Dios es católico. ¿Lo es la Iglesia?

02.07.18 | 11:23. Archivado en audaz relectura del cristianismo

El cristianismo predica la “encarnación de Dios”, que Dios es de todos y que todos somos de Dios. Cuando nos referimos al cristianismo sin más precisión, lo normal es pensar en el “catolicismo”, nombre que sustantiva la condición “universal” que se atribuye una de las iglesias cristianas, la “Iglesia católica”. Sin embargo, digamos, ante todo, que lo universal, como referencia a lo que concierne a todos, se opone a lo particular, a lo privativo de grupos excluyentes. A quien segrega, desgaja o secciona, por activa o pasiva, bien puede tildársele de sectario.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (6). Jaque mate al mal: la mayor descarga de la mente humana.

24.06.18 | 14:18. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Relato bíblico

El problema del mal, concepto quicial en torno al que gira el cristianismo tradicional, es posiblemente la cuestión más difícil y peliaguda que se plantea una revisión audaz del cristianismo al toparse aquí con una clave muy desenfocada. Sabemos que la minúscula pero trascendental historia de Adán y Eva llenando el escenario del Paraíso en el relato bíblico sobre la creación del mundo por Dios es una fábula. Pero, ¿lo es también el relato mismo, concebido para explicar el comportamiento perverso de los israelitas coetáneos del relator?

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (5). El balón, corona de gloria fugaz de dioses de barro

15.06.18 | 20:21. Archivado en Acerca del autor

Campeonato mundial de fútbol

El recién iniciado campeonato mundial de fútbol (publico este post mientras se está jugando el partido entre España y Portugal) provoca esta reflexión, volandera y circunstancial, para poner en solfa un despropósito colectivo. La forma de su desarrollo debería ayudarnos a descubrir lo volubles que somos en cuanto a emociones ocasionales y la facilidad con que nos agarramos a un clavo ardiendo.

Contrasta, ante todo, que un acontecimiento mundial como ese, al que se le dedican tantísimos recursos, ocurra en un mundo en el que, precisamente por su carencia, mueren a diario miles de niños y de personas mayores de hambre, de enfermedad y por falta de agua. Mientras unos gritan desaforados la proeza de que un balón entre en la portería, otros penan el desamparo y la inanición que los sumerge en la nihilidad o sinrazón de su propio existir.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (4). Virtualidad de una comunidad virtual. Invitación a lo sublime

10.06.18 | 10:41. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Antecedentes

En este post quiero hacer una propuesta que nace al amparo de lo dicho sobre la eucaristía en el anterior. Mi pretensión se centra en introducir de forma muy fácil el exponente máximo del cristianismo, la eucaristía, en el juego rutinario de la vida diaria.

Hace ya mucho tiempo, a través de comentarios a un blog de RD hice una propuesta que encontró tierra abonada y prendió de tal manera que años después sigue dando frutos a ambos lados del Atlántico. Tratando de enriquecer el blog comentado y de llevarlo más allá del contraste de las ideas expuestas y de las vivencias compartidas en él, propuse algo tan sencillo como convertirlo en soporte de una comunidad orante virtual.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (3). Comer el pan dignamente

02.06.18 | 12:20. Archivado en Acerca del autor

El tiempo litúrgico me invita a fijarme hoy en la eucaristía, un tema muy atractivo para mí por mis antiguos estudios. Parto del supuesto de que no es lo mismo hablar de la eucaristía que hacerlo de la misa, cualesquiera que sean las circunstancias de su celebración. En la cena del Señor se percibe el latir profundo del mensaje evangélico, la encomienda mesiánica de Jesús de Nazaret y el beneficio de su gran obra de redención. En cambio, podría decirse que las misas católicas, se celebren en una capilla recoleta con la asistencia de poco más que el oficiante o como espectáculo de masas en lugar público para magnificar algún evento histórico, religioso o no, tienen muy poco de epicentro del cristianismo por la ingesta de un alimento que interpela sobre el odio y compromete a una decidida acción comunitaria de compartir la vida. Sin duda, las misas en soledad tienen gran intimismo y las celebradas con asistencia de masas, mucho brillo protocolario y un ambiente festivo espectacular, y hasta contagian emoción, pero la eucaristía es otra cosa. No se puede celebrar la eucaristía como cumplimiento más o menos rutinario de un precepto eclesial. Es este un tema cuya relectura exige engolar la voz para realzar su trascendencia y equiparse adecuadamente para sumergirse en su densa profundfidad.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (2). La cárcel como encrucijada

26.05.18 | 00:54. Archivado en audaz relectura del cristianismo

El tema de la “prisión permanente revisable”, de tanta actualidad en España, me abre el camino para abordar temas importantes con vistas a la relectura del cristianismo que propugno. Castigo, pena, venganza y regeneración son palabras clave para entender bien el auténtico mensaje cristiano. Es obvio que en el derecho “penal” la cárcel aparece como un lugar de reclusión y castigo, consistente en la privación de libertad durante un período de tiempo, más o menos largo según infinidad de variables. Vista así, como castigo, la privación de libertad atufa a sutil venganza soterrada, descarnada e inútil.

>> Sigue...


Audaz relectura del cristianismo (1). El ser humano como frontispicio

21.05.18 | 09:16. Archivado en audaz relectura del cristianismo

Vivimos momentos en que los signos de los tiempos gritan la imperiosa necesidad de una “nueva evangelización”, al menos en Occidente, cuya cultura está tan impregnada del judeocristianismo. Convencidos de esa misma necesidad, son muchos los que hoy sugieren que es preciso cambiar los procedimientos de predicación, renovar los ropajes eclesiales, aligerar el bagaje conceptual de los dogmas, revisar a fondo algunos preceptos morales intocables, dulcificar las formas de actuar e incluso inyectar alegría en la recargada liturgia de tantos ritos sacros.

>> Sigue...


Acerca del autor

06.05.18 | 10:52. Archivado en Acerca del autor

Soy serrano de devoción y ocupación, nacido en Mogarraz (1940), pueblo enclavado en el corazón de la Sierra de Francia, en el sur de Salamanca, tan original por su nombre, basado en una trilítera árabe que significa “lugar fecundo por sus aguas”, y que es conjunto histórico, premio autonómico de turismo y uno de los primeros pueblos más bonitos de España.

Tras largos años de estudios con los dominicos y varios títulos de papel mojado de por medio, durante el grueso de mi vida laboral he ejercido de profesor, vendedor y autónomo, al tiempo que he sido colaborador de varias ONG y asociaciones culturales. Hoy, mi ya larga vida “jubilosa” me enfrenta a compromisos que me anclan varias horas diarias al ordenador. En resumen, podría decirse que soy un pensador de a pie, libre y atrevido, un niño juguetón casi octogenario.

>> Sigue...


Martes, 17 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031