Escuelas Católicas

“Españoles en el mundo”, ¿en este mundo?

14.08.09 | 09:00. Archivado en Cooperación, Javier Poveda

El lunes 11 de mayo La 1ª de TVE emitía su programa “Españoles en Guinea Ecuatorial” dentro de la serie que se está programando en ese formato con el título general de “Españoles en el mundo”. Quizá nuestro conocimiento de Guinea Ecuatorial nos lleva a “mirar con lupa” si la visión que se proyecta de este país es la más cercana a la realidad, o sólo aquella que nuestros ojos aceptan ver…

El programa se basa en la presentación de la vida o testimonio, rápido, de un grupo de personas. En este caso eran seis personas. Sorprendente el hecho de que hablando de “españoles en Guinea Ecuatorial” ninguna de esas personas fuera religioso o religiosa, teniendo en cuenta lo que supone la presencia de las congregaciones e instituciones religiosas españolas respecto del total de nuestros nacionales allá. ¿Casualidad o intención? Para ser casualidad… es demasiada. Más todavía cuando de las selecionadas, la mitad eran personas, curiosamente, vinculadas de una u otra manera a la Cooperación Española: dos coordinadoras de actividades culturales o similar en los Centros Españoles de Malabo y Bata, y una profesora del Colegio Español en Malabo (del cual, curiosamente se omite que se llama Colegio Español “Don Bosco” y que es regentado por la Congregación Salesiana).

Curioso… de las personas vinculadas a actividades de cooperación o promoción del pueblo de Guinea Ecuatorial, las tres lo son de la cooperación gubernamental, y ninguna mención a la cooperación realizada por las entidades de la Iglesia Católica. Adicionalmente, una cuarta persona, arquitecta, presenta su trabajo en temas de construcción de infraestructuras, de la cual no se cita con qué entidad realiza su trabajo…

Los otros dos testimonios son el correspondiente a un empresario con 30 años de trabajo en Guinea Ecuatorial, y el de una joven que próximamente se va a casar con un ecuatoguineano y que muestra ante las cámaras su espectacular casa en la ciudad de Malabo.

Por ampliar algún otro detalle, podemos citar que las personas vinculadas a los Centros Culturales muestran además junto con sus testimonios los de otras personas artistas dedicadas a la pintura o escultura. Esto unido a que casi de forma exclusiva el documental se desarrolla en las ciudades de Bata y, fundamentalmente, Malabo, salvo un ligero recorrido por Basilé y Luba (en el cual sólo mencionan la Iglesia, construida en su tiempo por los Misioneros Claretianos y el fabuloso museo-archivo que poseen), pareciera que la actual Guinea Ecuatorial vive un proceso en el que todo el país estuviera sumergido en el plan de modernización de ambas ciudades.

¿Es esto Guinea Ecuatorial? ¿para qué hay que hacer cooperación con ese país que está construyendo edificios, levantando un estadio de fútbol o construyendo edificios gubernamentales nuevos? Ciertamente, quien haya visto el programa habrá pensado que, salvo en el caso de la arquitecta, este querido país no necesitaría ayuda de la cooperación española.

Y claro, la pregunta es obvia… ¿quién está ejecutando en un volumen considerable actualmente los principales programas de cooperación en necesidades sociales básicas en Guinea Ecuatorial? Las instituciones de la Iglesia, las mismas que han sido obviadas y olvidadas en el programa.

Las preguntas son muy sencillas: ¿todos los niños de Guinea Ecuatorial pueden tener escuelas, maestros y material adecuado para su formación? ¿representan las aulas del Colegio Español de Malabo la normalidad de las escuelas en Guinea Ecuatorial? ¿toda la población tiene acceso a un nivel básico de atención sanitaria? ¿por qué no se han acercado a alguno de los hospitales o puestos de Atención Primaria? Pero no en Bata o en Malabo, sino en Ebibeyín, Mokom, Nsork, Akurenam, Akonibe, Añisok, Micomeseng… ¿o esa parte de Guinea Ecuatorial ya no existe?

La cuestión, para mi, tiene una respuesta también muy sencilla: o bien la productora del programa no es capaz de mirar la realidad y mostrar lo que realmente ocurre en el mundo (lo bueno y lo malo, sea donde sea y como sea), o alguien le ha pedido una manera concreta de enfocar esa realidad. Es demasiada casualidad, es una tremenda casualidad, es una muy injusta casualidad.

Javier Poveda
Director del Departamento de Cooperación y Administración


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 16 de diciembre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31