Escuelas Católicas

Educación, redes sociales y pastoral

08.07.09 | 09:22. Archivado en Asesoría, TIC
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Internet es un hito irrenunciable en el proceso de formación de los niños y adolescentes de hoy en día en nuestro país. Las plataformas de agregación social o redes sociales, como Tuenti o Facebook, suponen una democratización de las opiniones y una expansión en las relaciones, y este fenómeno también incluye al área pastoral de un centro educativo católico. La red proporciona a las personas nuevos cauces para expresar sus inquietudes y establecer relaciones de confianza con los agentes pastorales de los centros. En el ámbito académico, ya hay profesores y alumnos que comparten tareas en una red social, no sólo en el área de las TIC. La pastoral, sin duda alguna, se puede beneficiar enormemente de esta oportunidad que conecta directamente con los destinatarios de los planes y acciones de este departamento.

Los centros educativos con un plan pastoral integrador pueden disponer de esta herramienta tecnológica para conseguir una relación aún mayor con los jóvenes interesados en encontrar respuestas a sus preguntas existenciales, en compartir aspectos personales para los que no perciben un interlocutor adecuado entre sus familiares y amigos, o reclamar experiencias de la persona a quien preguntan que les sirvan como modelos narrativos de sus propios procesos de aprendizaje y descubrimiento.

Por lo general, los mitos acerca de las identidades han sido superados, sobre todo el de la falsificación del perfil, y por ello no deben tenerse en cuenta prejuicios de este tipo. Las redes enseñan a sus usuarios a diseñar su propio perfil y a encontrar los elementos esenciales que definen su personalidad. Proporcionan herramientas de fácil manejo y comprensión, y ésta es su gran aportación. Diseñar el perfil, exponer quién soy, es el fundamento de la razón de ser de estas redes: la relación. La base, por tanto, cuenta con una gran dosis de sinceridad. Cuando se ofrece la oportunidad de relacionarse a través de una de estas redes sociales, jóvenes y agentes de pastoral interactúan con facilidad. Rápidamente se convocan eventos, proporcionando una mejor información, o se comentan las actividades pasadas a través de las fotos, creando así una dinámica de reflexión y aprendizaje. Se expresan sentimientos y se comparten decisiones o posiciones. Pero también aparece el mensaje privado como una forma de confidencia que saca fuera del colegio el despacho de pastoral o la capilla como ámbitos que ofrece el centro para un diálogo pastoral, un acompañamiento espiritual o un consultorio de deseos y dudas, sueños y problemas.

Las redes sociales son un ámbito de libertad para expresarse, y en cierto modo garantizan sigilo o confidencialidad. El contacto no físico -la pantalla- a veces mejora la capacidad de expresión de los adolescentes, en ocasiones con dificultades para expresar cara a cara un universo confuso o una dificultad caótica. Es una comunicación que gana en libertad y no pierde en intensidad.

Para no traicionar la confidencialidad de la que hablamos, hay un aspecto que no se puede olvidar. Desde muchos foros, con razón, se pide cautela y se reclama protección y seguridad. Muchos niños y adolescentes necesitan un acompañamiento en su acceso y uso de las redes sociales, y de toda la red en general. Es importante también que desde el ámbito pastoral se proteja la intimidad de los menores, junto con su libertad personal. El desarrollo de la pastoral en contacto con las redes sociales ha de combinar hábilmente la responsabilidad ética y la competencia evangelizadora y espiritual en este plano cibernético. También la pastoral ha de apostar, por tanto, por trabajar en el conocimiento de los derechos y deberes que tienen los usuarios de estas plataformas, además de incorporar en ellas la búsqueda de la trascendencia y la propuesta del Evangelio de Jesucristo.

Como todo avance y progreso humano, ejercitando las herramientas y posibilidades de la red con responsabilidad y acierto, la iniciación en la fe puede ir más allá del perfil que se diseña al inicio de una sesión. Y es de desear que pronto surjan propuestas especializadas para los departamentos pastorales que orienten adecuadamente en este sentido.

Laureano del Otero, cssr
Director del ISCM


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 25 de julio

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031   

    Sindicación