Editado por

José Sánchez TortosaJosé Sánchez Tortosa

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


La Jerusalén terrenal y el derecho de Israel

Permalink 26.12.17 @ 10:56:59. Archivado en La política desde fuera

La Jerusalén terrenal y el derecho de Israel

Artículo para el blog de Carmen Álvarez Vela

El mesianismo en política es fuente segura de desastres pero apenas hay política que no se alimente de alguna tentación de mesianismo. La cuestión estriba en si esa pulsión teleológica satura las artesanías del poder que gestionan las pasiones multitudinarias o si es contenida y regulada por ellas dentro de límites que retrasen o canalicen la destrucción del otro y el suicidio colectivo. En el caso del judaísmo, el sionismo tradujo a políticas materiales y secularizadas un mesianismo teológico dotado, sin embargo, desde sus orígenes de una impronta política e histórica que, en la edad contemporánea no cristalizó hasta la fundación del Estado soberano de Israel, Estado laico y, por ello, blasfemo para la ortodoxia judaica a la espera del Mesías.

Se trataba de una cuestión crucial en las disputas teológicas tardomedievales pero sus implicaciones eran inevitablemente políticas y, por tanto, materiales, es decir, territoriales, militares, económicas, demográficas, implicaciones que enlazan con la situación actual del judaísmo político en Israel por una línea de continuidad histórica y cultural. La secularización del mesianismo teológico judaico no supuso violencia conceptual o doctrinal sino más bien un refinamiento teórico de principios ya inscritos en lecturas muy influyentes del judaísmo culto de la Diáspora, que giraban en torno a la dialéctica entre la Jerusalén celestial y la Jerusalén terrenal, cuya capitalidad y unidad están en disputa hoy, y la llegada del Mesías como condición para la redención espiritual (teológica) y carnal (política).

Astruc Haleví, por ejemplo, rabino español, afirmó en la célebre Disputa de Tortosa (1413-1414) la independencia de la salvación del alma de los judíos con respecto a la venida del Mesías: “sus almas serían salvas incluso aunque el Mesías no llegara nunca.” O, según hubo de matizar tras la acusación de blasfemia por parte del Papa, aunque no llegara hasta cerca del fin de los tiempos. El Mesías es la garantía de la restauración política (corporal, terrenal) de la nación judía. Es la Civitas Terrae de los judíos, la Jerusalén inferior, paso necesario para la Jerusalén superior (Civitas Dei). Es la institución terrena, unida a la reconstrucción del Templo, que dota de sentido al mesianismo político, la instauración de nuevo del Estado de Israel: “ad bona temporalia et ad prosperitatem corporum consequendam expectaban Messiam”.

En esta idea late el caldo de cultivo del sionismo del XIX, como movimiento de secularización política del mesianismo salvífico, es decir, desgajada de la dependencia teológica. El sionismo es judaísmo sin Mesías, es la afirmación de un Estado sin necesidad de esperar el cumplimiento de la promesa mesiánica. Según los talmudistas, el Mesías congregaría al pueblo judío en su tierra y reconstruiría el Templo en Jerusalén pero no podía venir para cambiar la Ley, sino para hacerla cumplir y para liberar a los judíos de su cautiverio corporal. El cumplimiento de la Ley exige la plataforma política, territorial, patrimonial de un Estado. No hay explícitamente en La Torá referencia a otra cosa que a una prosperidad terrena, si bien ese Estado de Bienestar (mundano) hace posible por sí mismo los bienes espirituales:

“El judaísmo recogía así la tradición jurídica y sapiencial, sacerdotal y mesiánica de las fuentes bíblicas. La tradición ligada al poder estatal, quebrada por la pérdida del Estado y sus instituciones, quedaba recogida en la utopía mesiánica. El estudio de la Ley y la observancia de los preceptos debían contribuir a acelerar la venida del Mesías. A partir de la catástrofe del año 70 d. C., destruido el Templo y desvanecidas muchas de las esperanzas mesiánicas, el judaísmo se desarrolló en una línea metahistórica, con el acento puesto en lo eterno e inmutable de la vida, reglamentada ésta por la Torá y por la interpretación rabínica de la misma.” (J. TREBOLLE, La experiencia de Israel: profetismo y utopía).

Con respecto a la redención del pueblo de Israel, la llegada del Mesías no afecta a la redención del alma sino a la liberación terrenal del Pueblo de Israel y el alumbramiento de una Era en la que no habría ya servidumbre en el mundo, ni para los judíos, aliviados de su cautiverio histórico, ni para los demás pueblos, integrados en la Ley Mosaica. El quiliasmo mesiánico esgrimido por los rabinos en su defensa se dispara hacia una utopía armonista que prefigura los modelos de mesianismo político de varios siglos después, de cuyo idealismo teleológico está, sin embargo, vacunado el sionismo por su ruptura con el decreto de llegada del Mesías como condición del Estado. El sionismo es expresión política de un materialismo no mesiánico. Es la supervivencia material de una nación en peligro histórico de extinción.

La capitalidad de la Jerusalén terrenal supone una afirmación histórica, cultural y política de Israel. Ese estatuto fue reconocido por los Estados Unidos por medio de una ley aprobada mayoritariamente por el Congreso en 1995 y cuyo cumplimiento fue prometido por los anteriores presidentes Clinton, Bush y Obama. Fue un senador demócrata, Shumer, quien exigió a Trump el reconocimiento de Jerusalén como capital indivisa de Israel, trasladando la embajada estadounidense. La palabra “indivisa”, que excluye la partición de la ciudad en dos Estados, fue pronunciada por el representante demócrata, no por Trump.

La parte oriental, de mayoría musulmana, no formaba parte de Israel en el momento de su fundación como Estado soberano en 1948. Fue integrada en 1967, tras la Guerra de los Seis Días, pero en la mayoría de opciones se contempla como el precio que habría que pagar si se llega a la solución salomónica de dos Estados. De hecho, así se ofreció en las negociaciones de Camp David del año 2000, cuyas concesiones sin precedentes Arafat rechazó.

El miedo es, con la esperanza, dispositivos esenciales de sumisión. El “polvorín de Oriente Medio” es metáfora cuya función es avivar el miedo a reacciones violentas que no necesitan las palabras de un dirigente extranjero para operar. Esa referencia oculta o maquilla la naturaleza depredadora del fanatismo yihadista, que se rige por una lógica ajena a las exquisiteces diplomáticas. Para la guerra santa es indiferente dónde tengan sus embajadas las potencias extranjeras. La justificación de intifadas y revueltas por una decisión técnica sirve para tranquilizar la conciencia europea y dar a las decisiones de la ONU un tamiz respetable que disfrace su evidente antijudaísmo, del cual es cómplice una Europa históricamente responsable de las persecuciones y matanzas de judíos. La resolución no vinculante de la ONU que rechaza la decisión de los Estados Unidos de trasladar la sede de su embajada a Jerusalén como capital reconocida de Israel ha sido aprobada por 128 votos a favor, nueve en contra y 35 abstenciones. De los países europeos sólo Polonia, Rumanía, Letonia, Croacia, República Checa y Hungría se abstuvieron. Ninguno se opuso.

Israel nació como Estado soberano en 1948 venciendo los obstáculos materiales que oponían las grandes potencias, como las restricciones y vetos a la emigración (Aliyá) que impuso el Imperio Británico para no contrariar a la población musulmana del protectorado, y las amenazas de los enemigos de la zona. El derecho de Israel a existir se basa en la legitimidad estricta de su fuerza para sobrevivir en territorio hostil. No hubo que reivindicar una legitimidad moral, política o histórica para iniciar las revueltas contra el nazismo en el gueto de Varsovia o en los campos de exterminio de Auschwitz, Sobibór o Treblinka. La fuerza de los que habían perdido el miedo y la esperanza se erigió en expresión desesperanzada de liberación y de resistencia a ser exterminado e hizo honor a la fórmula de Spinoza: el derecho es sólo la forma regulada de la potencia de perseverar en el ser. Derecho es fuerza para persistir en la existencia cuanto sea posible: “cada cosa natural tiene por naturaleza tanto derecho como poder para existir y para actuar.” (unamquamque rem naturalem tantum iuris ex natura habere, quantum potentiae habet ad existendum et operandum).

El derecho de Israel a existir con Jerusalén como capital se funda en su potencia y en la grandeza de un Estado que no se pliega al suicidio de las bellas almas, siempre entregadas al lujo de la ingenuidad cuando se está jugando la suerte de los demás.

Madrid, 24 de diciembre de 2017.


Bookmark and Share

Comentarios:
Hola!!
Le contesto:(Segun datos del Instituto Israeli de Democracia del 2016) un 32% de los Judios estan dispuestos a que Jerusalem Oriental sea la capital Palestina y Jerusalem Occidental la capital Israeli.
2 Suposiciones: A. Sus amigos pertenecen a la parte "paloma" de la poblacion Judia.
B. Su pregunta debe ser si hablan de 'devolver TODA la Ciudad Vieja de Jerusalem" o solamente los barrios Cristiano-Musulman, al tiempo que Israel se quedaria en los barrios Armenio-Judio...Si habla de TODA es posible que el 32% enumerado bajaria a ser 16%.
Enlace permanente Comentario por Shimshon Zamir [Blogger] 30.12.17 @ 14:29
Le agradezco sus palabras, querido amigo. Según mis informaciones, y de conversaciones con amigos israelíes, parte de la sociedad israelí consideraría negociable la parte oriental de Jerusalén, pero me cabe la duda de si es una parte significativa. en este punto le agradezco me proporcione más información. Un saludo.
Enlace permanente Comentario por Sánchez Tortosa José [Blogger] 30.12.17 @ 14:09
Sr Tortosa: Su articulo deberia ser leido por muchos Europeos...y entre ellos, por muchisimos españoles...
El Estado de Israel nacio en condiciones sumamente dificiles...y solamente la obstinacion de sus vecinos (en 1948-1967) la llevo a "apoderarse", primero de Jerusalem Occidental (en 1948-9) y posteriormente (en 1967) de Jerusalem Oriental.
Israel 'renuncio' en 1947 a recibir alguna parte de Jerusalem, no porque lo consideraba "justo" sino porque no tenia fuerzas para oponerse a lo dictado en las N.Unidas.
Hoy en dia, la afirmacion de que "...pero en la mayoría de opciones se contempla como el precio que habría que pagar si se llega a la solución salomónica de dos Estados" como Ud. escribe, es una afirmacion Europea...y no Israeli...
Me atreveria a decir que 'Paz sin Jerusalem no es Paz" y que es "preferible no Paz con Jerusalem, que Paz sin ella"...
Atte...
Enlace permanente Comentario por Shimshon Zamir [Blogger] 26.12.17 @ 13:56

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Atrévete a orar

Atrévete a orar

CURAS JUBILADOS Y EL CELIBATO

Rufo González Pérez

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Assédio sexual: uma terceira via?

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Gracias por venir, por escuchar, por llamarnos a construir un mundo y una Iglesia que aprende con los pobres

Luis Miguel Modino

Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

Nueva Trinidad

Agustín De La Torre

Religión Digital

Religión Digital

«Todo empezó con San Pedro Nolasco»

Religión Digital

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

800 años de Merced. (2) En carcer era... hostal no había

Xabier Pikaza Ibarrondo

Fe y vida

Fe y vida

El papa Francisco en Chile: Dignidad, perdón, justicia, unidad

Consuelo Vélez

Punto de vista

Punto de vista

Puigdemont – Junqueras, duelo al sol

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Cadena perpetua, sí

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Valnera, el especial vino de manzana de la asturiana Finca La Rionda

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Que la verdad prevalezca

Ángel Sáez García

Un minuto para el encuentro

Un minuto para el encuentro

¿sabemos pasar desapercibidos?

Ana Bou

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

SALUD DE LOS ENFERMOS

Josemari Lorenzo Amelibia

No más mentiras

No más mentiras

Turismo en masa: "Semáforos en Venecia"

Antonio García Fuentes

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Antonio Lucas, también se pira de Twitter como uno mas de los grandes

Chris Gonzalez -Mora

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Cuando los independentistas se ponen "estupendos"

Vicente A. C. M.

In itinere

In itinere

EL NIÑO JESÚS NO QUIERE MÁS BESOS

Antonio Aradillas

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del cristianismo

Francisco Margallo

Rumores de Ángeles

Rumores de Ángeles

"Todo lo puedo en aquel que me conforta"

José Manuel Vidal

Mi vocación

Mi vocación

El perseguidor

Sor Gemma Morató

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital