Entrelíneas

Fe y apariencia en The Americans

16.07.18 | 10:00. Archivado en Autor


“Dios crea los dinosaurios. Dios destruye los dinosaurios –dice el científico que interpreta Jeff Goldblum en Jurassic Park–. Dios crea al hombre. El hombre destruye a Dios. El hombre crea a los dinosaurios”. Ahora Bayona muestra qué ocurre cuando “Dios no entra en la ecuación”, dice el personaje que interpreta el actor en El reino caído, ya envejecido, a la pregunta del Senado de “si Dios ha tomado las cosas en sus manos”...

>> Sigue...


Fe y apariencia en The Americans

09.07.18 | 10:00. Archivado en Autor


“Qué fácil no saber nada, qué fácil andar a tientas, qué fácil ser engañado –como observa el personaje de Berta Isla en la última novela de Javier Marías–. Podemos vivir en un continuado error, creer que tenemos una vida comprensible y estable y asible y encontrarnos con que todo es inseguro, pantanoso, inmanejable, sin asentamiento en tierra firme; o toda una representación”...

>> Sigue...


Philip Roth y el justo castigo

02.07.18 | 10:00. Archivado en Autor


Cuando uno es consciente de que su vida se acaba, se hace muchas preguntas. Ha muerto a sus 85 años el escritor judío norteamericano Philip Roth. Mi hija lleva años inmersa en su obra, por un doctorado sobre “la mancha humana” en toda su literatura. Su última novela, Némesis, se enfrenta a la conocida preocupación de Dostoievski de cómo un Dios bueno y todopoderoso, puede permitir la muerte de un niño. Es un libro que me conmovió profundamente.

>> Sigue...


¿Algo mejor que el ser humano?

25.06.18 | 10:00. Archivado en Autor


“No puedo evitar pensar que en algún lugar del universo tiene que haber algo mejor que el ser humano... ¡tiene que haberlo!”, dice el astronauta que interpreta Charlton Heston en El planeta de los simios –la obra que inició la saga hace ya medio siglo–. Hasta los que vimos la película en blanco y negro, no olvidamos su impactante final, despiertos ante el televisor que reunía a la familia los sábados por la noche, ante uno de los dos canales que había en España entonces...

>> Sigue...


El sueño de mayo del 68

11.06.18 | 10:00. Archivado en Autor


Estos días se habla mucho del mayo francés. Hace medio siglo que los estudiantes salieron a las calles de París para protestar. Aquellos adoquines del Barrio Latino no sólo se arrojaron contra la policía francesa, sino que alcanzaron a México, Praga, Berkeley y el mundo entero, pero ¿qué ha quedado del sueño revolucionario de aquella generación?

Eso se pregunta el escritor argentino Horacio Vázquez-Rial en su libro “Revolución”. Al autor, que murió de cáncer en Madrid a los 65 años en el 2012, no le conocí personalmente, pero tuve noticias suyas cuando publiqué un comentario a su novela. Lo puso –para mi sorpresa– en su página web, íntegramente, aunque tal vez no compartiera el final del artículo -puesto que era agnóstico aunque decía que quería vivir según la norma de Pascal, “como si Dios existiera”-.

El protagonista de su libro es un exiliado latinoamericano -como él, que fue a Barcelona en 1974, amenazado por el grupo ultraderechista de la Triple A-. Tras militar en el comunismo -en su caso, trotskista-, su personaje evoca, desengañado, sus sueños revolucionarios, estando ya lejos de los ideales de juventud. Esta narración desmitificadora recuerda los años sesenta como una época de grandes mentiras y nos hace preguntarnos, una vez más: ¿qué pasó con la revolución?

La historia que evoca este libro no es la búsqueda de un tiempo perdido. Ya que para su personaje, Pablo Estévez, la revolución de los años sesenta no fue más que una pérdida de tiempo. El distanciamiento con el que Vázquez-Rial recuerda aquella época, ya no está marcado por la nostalgia, sino por el escepticismo ante la épica personal con la que hoy contempla un pasado estereotípico, el del intelectual latinoamericano, comprometido con un activismo de izquierdas. El largo exilio europeo hizo cada vez más pesimista al autor del valor de su supuesta ideología revolucionaria.

LA GENERACIÓN DEL DESENCANTO
Estévez cuenta al hijo de un amigo qué ideales le movieron a él y a su padre, en los años sesenta. Su pensamiento entonces, se le antoja ahora un conjunto de tópicos repetidos a pares, que le resultan tremendamente contradictorios e increíblemente falsos. Su idea dicotómica del bien y del mal no es para el personaje de Revolución más que una ficción. Pero en aquellos días lo ficticio y lo ilusorio parecía haber ocupado el lugar de lo real, que es para Vázquez-Rial quizás la condición esencial de toda utopía.

Una de las metáforas que recorre la novela asemeja la revolución a un juego de ruleta. La ingenua idea de aquel que cree tener la fórmula para descubrir el número ganador, y llevar así al casino a la bancarrota, es comparada al análisis pseudo-científico con el que el autor/protagonista preconizaba la revolución comunista. Su postura no es que fuera utópica, es que era una completa falacia. “La pretensión de burlar el cálculo de probabilidades mediante la intervención cíclica en su cumplimiento es tan absurda como la pretensión de burlar las leyes de la historia, que son las leyes del caos...”

¿Era la revolución una manifestación de la ambición personal, disfrazada de colectivismo? Napoleón decía que hay dos tipos de personas en toda revolución, los que la hacen, y los que se aprovechan de ella. En esta novela se va dibujando el horror, al desvelar la realidad que había detrás de las actividades de un grupo de izquierdas argentino. Una devastadora tortura arruina interior y exteriormente a sus protagonistas. “Un día dejé de entender”, dice Estévez. Porque, como decía Jean Jaurés, ya no son los hombres los que hacen la revolución, sino la revolución la que maneja a los hombres.

EL MAYO FRANCÉS
Cuando era estudiante, recuerdo haber asistido a un debate en el Círculo de Bellas Artes de Madrid con el filósofo español Fernando Savater y uno de los cabecillas del mayo francés, el mítico Danny El Rojo, que estaba todavía dedicado a la política con los Verdes alemanes. El tema era: ¿Qué quedaba de la revolución? El acto estaba relacionado con un libro y una serie de televisión que había hecho Cohn Bendit con entrevistas a sus antiguos compañeros en Europa y Estados Unidos. Estos revolucionarios eran ya en los años ochenta ejecutivos de multinacionales, políticos conservadores y liberales, o simplemente vendedores de hamburguesas y pantalones vaqueros, o seguidores de cualquier gurú.

Aquel día escuchaban a Bendit y Savater varios militantes comunistas, algunos de la vieja guardia, y otros más bien adolescentes militantes de la nueva izquierda. Recuerdo que había en el ambiente auténtica indignación ante estos hombres, que ahora consideraban traidores de la causa revolucionaria. Los insultos se repetían, hasta llegar a una situación tal de caos, que Bendit se levantó de la mesa, y puesto en cuclillas frente al público, exclamaba gesticulando, en un vehemente francés: “Pero ¿qué es?, ¿qué es la revolución?”. Y mientras un anciano le acusaba de su ignorancia del materialismo histórico, Danny El Rojo le contestaba santiguándose, en evidente muestra de ironía ante aquellos dogmas marxistas que un día le conmovieron...

REVOLUCIÓN ESPIRITUAL
“Generación va, y generación viene”, dice el Eclesiastés. “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.” El desencanto de los viejos revolucionarios ha mirado todo lo que se hace debajo del sol, y lo ha encontrado vanidad. “Lo torcido no se puede enderezar, y lo incompleto no puede contarse” (1:14-15).

La revolución no puede cambiar el mundo, pero ¿puede cambiar todo un mundo dentro de ti? La idea de la revolución, reconoce el personaje de Vázquez-Rial, no fue en su caso sino ansia de ser otro. Hay una revolución espiritual que Jesús llama nuevo nacimiento (Juan 3), y que sólo puede producir el Espíritu de Dios. Nada más tras el reconocimiento y la humillación de aceptar esta situación, es que es posible que esta revolución triunfe. Ya que la liberación se hace realidad por medio de la batalla que sólo Jesucristo ha podido ganar (Marcos 10:45).

Es una salvación personal, pero que tiene también dimensiones cósmicas. Porque la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios (Romanos 8:21). El cristiano es por eso militante de un mundo nuevo. “Esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia” (2 Pedro 3:13). Pero no hay otra forma de esperar paz y justicia en este mundo, que haberla experimentado antes en nuestro corazón.


Salinger, rebelde entre el centeno

04.06.18 | 10:00. Archivado en Autor

Pocos escritores hay tan misteriosos como Salinger. Su figura esquiva se pierde ya antes de morir en 2010. Su desaparición, unida a la obsesión de varios asesinos por "El guardián entre el centeno" (1951), le convierte en un mito para varias generaciones de lectores que han encontrado en esa obra un relato de iniciación. Una película recupera sus años de juventud en Nueva York.

>> Sigue...


Sexo y muerte en Andy Warhol

28.05.18 | 10:00. Archivado en Autor


El deseo y el dolor acompañan toda nuestra vida. Hasta el punto de que la pasión y el sufrimiento parecen constituir el eje de nuestra existencia, que se ve tantas veces dominada por la fuerzas del Eros y el Tánatos. El sexo y la muerte son los grandes temas también de la obra de Andy Warhol (1928-1987), recordada por la exposición que inició su andadura en el CaixaForum de Barcelona, continua en el de Madrid y sigue su recorrido por el Museo Picasso de Málaga, que ha organizado la retrospectiva.

>> Sigue...


Scorsese busca redención

21.05.18 | 10:00. Archivado en Autor


El nuevo Premio Princesa de Asturias de las Artes, Martin Scorsese, se declara “un católico frustrado”. Toda su obra se debate entre el deseo y la culpa, como observa Alex de la Iglesia: “nos explica que las cosas no son como nos las cuentan, que la violencia, el dolor y el exceso, forman parte indisoluble de los más profundos instintos del ser humano y que negarlo sólo nos empuja precisamente a la sin razón que la racionalidad se empeña en rechazar”. El director de “Taxi Driver” o “Toro salvaje”, es para el autor de “Perfectos desconocidos”, “un moralista, un hombre profundamente religioso que viaja en cada película a su propio infierno para buscar redención”.

>> Sigue...


Juan Mayorga, Camino del cielo

14.05.18 | 10:00. Archivado en Autor


El nuevo académico de la Lengua, Juan Mayorga, es alguien raro en el teatro español. Formado en el campo de las matemáticas y la filosofía, hace un teatro de ideas, más propio de los países centroeuropeos que del nuestro. La obra con la que ganó el Premio Enrique Llovet, Himmelweg (Camino del cielo), nos lleva a un tema tan poco habitual en el pensamiento español como el Holocausto. Su protagonista es un trabajador de la Cruz Roja que participa de la manipulación de la Historia, al ocultar la verdad de lo realmente ocurrido a los judíos en un campo de concentración nazi.

>> Sigue...


Dalí, Dios y la muerte

07.05.18 | 10:00. Archivado en Autor


Una nueva película y documental sobre Dalí (1904-1989) reflejan su temor a la muerte. Es la gran obsesión del pintor de Figueras. Durante muchos años el artista eludió plantearse el problema de su desaparición. Hablaba de ello como algo muy lejano que, probablemente, no le afectaría. En eso no es muy diferente a cada uno de nosotros.

>> Sigue...


La sombra de King y su asesino

30.04.18 | 10:00. Archivado en Autor


Medio siglo después de su muerte, un buen lector de la Biblia como Antonio Muñoz Molina no podía dejar de titular su libro sobre Martin Luther King y su asesino, con la expresión de un Salmo en la versión Reina-Valera –la más apreciada por los intelectuales españoles desde la edición que popularizó Alfaguara–, el 102, Como la sombra que se va. El libro que Booket ahora publica en formato de bolsillo, es una de esas obras para leer despacio, apreciando cada palabra. Algunos pierden la paciencia con este tipo de literatura, donde parece que no pasa nada, pero a mí me ocurre lo contrario: disfruto su morosidad.

>> Sigue...


Kurt Cobain: el peso de la vida

23.04.18 | 10:00. Archivado en Autor


En la mañana del 5 de abril de 1994el fundador deNirvanaponía fin a su vida. Las drogas, el dolor crónico de su cuerpo y su tristeza ante todo lo que le rodeaba le hicieron unirse al club de músicos muertos antes de cumplir los 30 años.

>> Sigue...


Viernes, 20 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031