Entre el Cielo y la Tierra

UNAS PALABRAS MARAVILLOSAS PARA LOS JÓVENES

13.09.18 | 09:40. Archivado en Sobre el autor

UNAS PALABRAS MARAVILLOSAS PARA LOS JÓVENES

Dentro de una sociedad los jóvenes son las personas más influidas por los valores vigentes y por la cultura dominante, llegando a ser el exponente más nítido de las direcciones existenciales por donde camina una sociedad. Los jóvenes son el reflejo más fiel de la sociedad en que viven.

Ellos son el espejo más nítido de sus tendencias culturales dominantes y la expresión más clara de sus aspectos positivos y negativos. Tales ideales sociales, -expresados en la moda, gustos, tendencias culturales, corrientes ideológicas dominantes, publicidad,...-, se convierten en símbolos de identificación del mundo juvenil y, en muchas ocasiones, no son conscientes los mismos jóvenes de tales manipulaciones.

El Papa Benedicto XVI se dirigió a los jóvenes con un precioso discurso en Colonia, el 18 de Agosto del 2005: “Queridos jóvenes, la felicidad que buscáis, la felicidad que tenéis derecho a saborear tiene un nombre, un rostro, el de Jesús de Nazaret, oculto en la Eucaristía…Quien deja entrar a Cristo en la propia vida no pierde nada, nada, absolutamente nada de lo que hace la vida libre, bella y grande. Sólo con esta amistad se abren de para en par las puertas de la vida. Sólo con esta amistad se abren realmente las grandes potencialidades de la condición humana”.

He recordado el discurso que el Concilio Vaticano II dirigía a los jóvenes de los años 60: “Finalmente, es a vosotros, jóvenes de uno y otro sexo del mundo entero, a quienes el Concilio quiere dirigir su último mensaje. Porque sois vosotros los que vais a recibir la antorcha de manos de vuestros mayores y a vivir en el mundo en el momento de las más gigantescas transformaciones de su historia. Sois vosotros los que, recogiendo lo mejor del ejemplo y de las enseñanzas de vuestros padres y de vuestros maestros vais a formar la sociedad de mañana; os salvaréis o pereceréis con ella…. En el nombre de este Dios y de su hijo, Jesús, os exhortamos a ensanchar vuestros corazones a las dimensiones del mundo, a escuchar la llamada de vuestros hermanos y a poner ardorosamente a su servicio vuestras energías. Luchad contra todo egoísmo. Negaos a dar libre curso a los instintos de violencia y de odio, que engendran las guerras y su cortejo de males. Sed generosos, puros, respetuosos, sinceros. Y edificad con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores…”

www.marinaveracruz.net


XXIII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/14-09-2018

13.09.18 | 09:35. Archivado en Sobre el autor

XXIII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/14-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 3,13-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.»

COMENTARIO:

Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. La fiesta del Triunfo de la Santa Cruz se hace en recuerdo de la recuperación de la Santa Cruz obtenida en el año 614 por el emperador Heraclio, quien la logró rescatar de los persas que la habían robado de Jerusalén.
La Santa Cruz (para evitar nuevos robos) fue partida en varios pedazos. Uno fue llevado a Roma, otro a Constantinopla, un tercero se dejó en un hermoso cofre de plata en Jerusalén. Otro se partió en pequeñísimas astillas para repartirlas en diversas iglesias del mundo entero, que se llamaron "Veracruz”.
En el Evangelio de esta fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz leemos el Evangelio de San Juan (Jn 3,13-17). Jesús dialoga con Nicodemo y alude al episodio de la serpiente de bronce levantada por Moisés para curar a los israelitas de las mordeduras de serpientes. Y él mismo afirma que “tiene que ser levantado el Hijo del hombre, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna”.
Para San Juan, la exaltación se da precisamente en la cruz, momento culminante de la manifestación del amor del Padre entregado al Hijo por nuestra salvación.
¡Cómo no consolarnos en nuestras quejas cuando miramos a Cristo en su pleno dolor!

www.marinaveracruz.net


LA COMPAÑÍA DE UN BUEN LIBRO

13.09.18 | 00:54. Archivado en Sobre el autor

LA COMPAÑÍA DE UN BUEN LIBRO

Margarite Yourcenar, en su novela histórica “Memorias de Adriano”, pone en boca del protagonista un párrafo sapiencial: “Como todo el mundo, sólo tengo a mi servicio tres medios para evaluar la existencia humana: el estudio de mí mismo, la observación de los hombres,…; y los libros”.
En los libros se esconde la grandeza del espíritu humano de millones de generaciones desde el principio hasta hoy y las mejores intuiciones de los mejores hijos de la humanidad.
Siente siempre la compañía grata de un buen libro y tu espíritu crecerá intensamente, porque, muy bien dice un proverbio: “un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”.
¡Cuántas oportunidades tenemos para conocer la naturaleza humana, que en ocasiones se hace tan evidente y otras tan misteriosa!

www.marinaveracruz.net


UNA LECTURA DIFERENTE

11.09.18 | 18:07. Archivado en Sobre el autor

UNA LECTURA DIFERENTE

Leer la historia desde Dios te afirmará que los verdugos no serán la palabra última a esta historia áspera y que las víctimas encontrarán justicia, aunque ahora traguen sus lágrimas.
Recuerda que la dimensión religiosa “religa” al hombre con Dios, el único dador de sentido global último a la vida y da respuesta convincente a la propia existencia, al curso de la historia y al conjunto de la realidad.
Recuerda que la dimensión religiosa jamás rechaza de cuanto humano hay en la realidad y en el hombre mismo, armoniza la fe y la razón con una alianza no exenta de conflictos pero que las convierte en dos alas en favor de la libertad y de la verdad, da razones para vivir en medio de una cultura cada vez más cambiante y más fugaz, remite nuestra existencia más allá de ella misma dando soporte al ansia de felicidad y de eternidad que tenemos todos los humanos...
¡Sí, Dios es el Amor con mayúsculas!

www.marinaveracruz.net


XXIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 13-09-2018

11.09.18 | 18:05. Archivado en Sobre el autor

XXIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 13-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 6,27-38

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames.
Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen. Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo. ¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros.»

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Vigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario y la Iglesia celebra la memoria de San Juan Crisóstomo. El mayor de nuestros sueños e ideales debe ser la solidaridad, “la determinación firme y perseverante de trabajar por el bien común; es decir, por el bien de todos y cada uno, porque todos somos responsables de todos” (Sollicitudo Rei
Socialis, 38).
En el Evangelio de este Jueves de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 6,27-38). Jesús enseña en qué consiste la buena noticia del Reino. Se funda en la generosidad total, que trasciende todo egoísmo, y las relaciones fraternas se extienden hasta incluir a los enemigos.
Jesús pide tener amor a quienes nos detestan y quisieran hacernos daño. Este amor universal es la aplicación de las bienaventuranzas, es decir, el programa de Jesús llevado a su realización. La violencia queda desarmada con la generosidad. Y este amor hacia los enemigos y hacer el bien y prestar sin esperar nada a cambio es el reflejo del amor del Padre que “es bueno con los ingratos y los perversos”.
Pidamos a Dios que nos conceda cumplir su voluntad y ser capaces de vivir el Evangelio en nuestros ambientes. Amén.

www.marinaveracruz.net


VER A CRISTO EN LOS ENFERMOS

10.09.18 | 17:16. Archivado en Sobre el autor

VER A CRISTO EN LOS ENFERMOS

Amelia tenía 22 años y se fue de vacaciones a Calcuta. Se presentó en el hospital de leprosos que regentaban las hermanas misioneras de Madre Teresa de Calcuta.
La madre Teresa le había dicho: “Sentirá repugnancia y hasta asco al lavar a los leprosos y curarles sus heridas, pero no vea en el enfermo o en la enferma solamente a un leproso, vea en ellos a Jesús, y verá cómo siente amor y ternura por los enfermos”. Amelia lo hizo así.
Un día, un musulmán la vio, la saludó y le dijo: “mire, yo soy de religión musulmana y siempre he creído que Jesús de Nazaret es un gran profeta. Hoy creo que Jesús es Dios, porque él ha sido capaz de darle a usted el gozo y el afecto para realizar su trabajo con tanto amor con estos leprosos”.
Haz que resuene en tu corazón estas palabras: “Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a la izquierda. Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: "Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver". Los justos le responderán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?" Y el Rey les responderá: "Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo" (Mt 25, 31-40).

www.marinaveracruz.net


XXIII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/12-09-2018

10.09.18 | 17:12. Archivado en Sobre el autor

XXIII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/12-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 6,20-26

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo: «Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas. Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo.
¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis.
¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas.»

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Vigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario. Hoy la Iglesia celebra la fiesta del Santísimo nombre de María.
La fiesta hace referencia a los ocho días después del nacimiento de la Virgen, en el cual sus padres le impusieron el Nombre. Se autorizó la celebración de esta fiesta por primera vez en 1513, en la ciudad española de Cuenca; desde ahí se extendió por toda España y en 1683, el Papa Inocencio XI la admitió en la iglesia de occidente como una acción de gracias por el levantamiento del sitio a Viena y la derrota de los turcos por las fuerzas de Juan Sobieski, rey de Polonia.
En el Evangelio de este Miércoles de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 6,20-26).
Jesús anuncia el Reino de Dios y propone unas bienaventuranzas, y también unas maldiciones. Ante nosotros se presentan caminos que conducen a la salvación y a la felicidad, y caminos que conducen al precipicio y al vacío.
Es el hombre, en su libertad, quien elige su senda, y debemos escuchar los mandamientos del Dios, manifestado en Jesucristo.
Pidamos a Dios que nos conceda amarle con todas nuestras fuerzas y al prójimo como a nosotros mismos. Amén.

www.marinaveracruz.net


EL SENTIDO TRÁGICO DE LA EXISTENCIA

10.09.18 | 16:57. Archivado en Sobre el autor

EL SENTIDO TRÁGICO DE LA EXISTENCIA

Cierto día un profesor de religión intentaba comunicar a sus alumnos que la vida en ocasiones es difícil de transitar y tiene muchos recodos donde abunda el sufrimiento. Y sugirió que la piedad popular lo ha transmitido como un "valle de lágrimas" o "una mala noche en una mala posada".

Una alumna se rebelaba abiertamente sobre esta visión, tan pesimista y tan poco entusiasta con la realidad según ella. Y la expresión "Valle de lágrimas" le parecía nefasta y rastrera, poco humana y que le hacía sentirse muy mal.

El profesor repuso: No quiere decir que no haya momentos de felicidad en la vida del hombre, que en ocasiones dura menos de lo esperado, sino que en el caminar de esta historia está cargado de torturas, injusticias y desastres. Es en esta vida cotidiana donde el hombre experimenta el sentido trágico de la misma existencia. Algunos jóvenes les encanta otras expresiones que expresan en el fondo la misma noción de lo trágico de la vida: "la vida es un excremento".
Te insisto que si tengo que elegir entre "Valle de lágrimas" y "la vida es un excremento", tantas veces repetida en las conversaciones cotidianas, sin dudarlo me quedo con Valle de lágrimas.

wwww.marinaveracruz.net


XXII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/11-09-2018

10.09.18 | 16:54. Archivado en Sobre el autor

XXII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/11-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 6,12-19

En aquel tiempo, subió Jesús a la montaña a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago Alfeo, Simón, apodado el Celotes, Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Bajó del monte con ellos y se paró en un llano, con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.
Venían a oírlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y la gente trataba de tocarlo, porque salta de él una fuerza que los curaba a todos.

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Vigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario. Jesús de Nazaret descubrió que no siempre nos relacionamos con los demás en claves de justicia y compasión. Él se dirigía a sus seguidores y les decía algo que debería estar en nuestra mente, en nuestros labios y en nuestro corazón: “Todo lo que querríais que hicieran los demás por vosotros, hacedlo vosotros por ellos, porque eso significan la Ley y los profetas” (Mt 7,12).
En el Evangelio de este Martes de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas. Jesús, después de hacer oración, elige a los doce apóstoles (Lc 6,12-19). Jesús comprende su misión como algo que procede del Padre y que no se puede vivir aisladamente, sino en comunidad, y que implica meterse de lleno en la historia, en las alegrías y tristezas, gozos y sufrimientos de los hombres y mujeres.
¡Oh, buen Jesús, a quienes somos cobardes, danos tu valentía; a quienes somos hipócritas, danos tu sinceridad; a quienes somos comodones, danos tu látigo; a quienes somos egoístas, danos tu entrega; a quienes somos insensibles, danos tu vivencia; a quienes no sabemos amar, préstanos tu corazón...!

www.marinaveracruz.net


HACER LLEVADEROS EL LLANTO Y EL LAMENTO

02.09.18 | 17:11. Archivado en Sobre el autor

HACER LLEVADEROS EL LLANTO Y EL LAMENTO

El sufrimiento y el dolor, la guerra y el hambre, la muerte de los seres más queridos y la injusticia más atroz, los desastres naturales … hacen estallar una pregunta en forma de estupor y sobrecogimiento: ¿Por qué Dios permite el mal? ¿Por qué los inocentes y menos favorecidos sufren? ¿Es posible creer en un Dios bueno y misericordioso después de estas desgracias humanas de tales proporciones?... Estas preguntas no son nuevas en la historia humana pero se recrudecen ante el sufrimiento humano y la muerte de los más débiles.
Si bien es cierto que el sufrimiento deja sin argumentos convincentes muchos discursos teológicos pero no por eso en situaciones límites se reclama con más intensidad la existencia de un Dios que pueda hacer más llevaderos el llanto y el lamento. Sin Dios el dolor quedaría sin referencia y menguaría la antorcha que llevamos dentro para luchar contra el mal.
La Teología de la cruz da respuesta al sufrimiento y al dolor del inocente. Y la respuesta ante toda miseria humana es la resurrección de los muertos como un acto reivindicador de Dios que sale al encuentro del hombre, sobre todo del maltratado por la vida y las circunstancias. Esta esperanza en la resurrección y en el triunfo de Dios alienta a los creyentes a no caer en el desaliento, aunque tiemble su interior con lágrimas fuertes.
Jesucristo no elimina el dolor pero le da una iluminación distinta desde su vida, sus palabras, sus obras, su pasión, muerte y resurrección. Y, además, como decía, Emmanuel Mounier: “Cualquier sufrimiento integrado en Cristo pierde su desperanza y su misma fealdad”

www.marinaveracruz.net


XXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 10-09-2018

02.09.18 | 17:09. Archivado en Sobre el autor

XXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 10-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 6,6-11

Un sábado, entró Jesús en la sinagoga a enseñar. Había allí un hombre que tenía parálisis en el brazo derecho. Los escribas y los fariseos estaban al acecho para ver si curaba en sábado, y encontrar de qué acusarlo.
Pero él, sabiendo lo que pensaban, dijo al hombre del brazo paralítico: «Levántate y ponte ahí en medio.» Él se levantó y se quedó en pie.
Jesús les dijo: «Os voy a hacer una pregunta: ¿Qué está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar a uno o dejarlo morir?»
Y, echando en torno una mirada a todos, le dijo al hombre: «Extiende el brazo.»
Él lo hizo, y su brazo quedó restablecido. Ellos se pusieron furiosos y discutían qué había que hacer con Jesús.

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Vigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario. Cuando parezca que tu vida se hace añicos y el huracán del vacío se apodere de tu interior... entonces descubre que tu existencia debe de anclarse en la búsqueda de un sentido global con dos alas invisibles, la razón y la fe, y te eleven más allá de ti mismo: hacia Dios.
En el Evangelio de este Lunes de la XXIII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas. Jesús cura en la sinagoga y en sábado a un hombre que “tenía la mano derecha seca”. (Lc 6,6-11).
Llama la atención la actitud y el modo de comportarse que tienen Jesús y los escribas-fariseos. Mientras que los escribas y fariseos, a escondidas, se dedican a espiar; la actitud de Jesús es liberadora y abierta. Y a Jesús no le importa que le acusen porque lo más importante es hacer el bien y no el mal, y de esa manera se santifica el sábado. Es el hombre, no la ley, quién debe ocupar el centro, porque como bien decía San Ireneo: “la gloria de Dios es la vida del hombre, y la vida del hombre es la visión de Dios”.
Pidamos a Dios que nos concede crecer en la fe, la esperanza y la caridad. Amén

www.marinaveracruz.net


DIOS ES EL AMOR CON MAYÚSCULAS

28.08.18 | 13:10. Archivado en Sobre el autor

DIOS ES EL AMOR CON MAYÚSCULAS

La vida cristiana será fructífera en la medida que nos enamoremos de Dios, el Eternamente Santo. Cuando Dios no es el valor más preciado y la perla más preciosa entonces nuestra vida cristiana se convierte en mediocre y vacía, lamentable y vaga, falsamente cumplidora e hipócritamente vacía.

Dios debe ser el amado que consume el alma dormida y el calor que enciende la hoguera en nuestra noche, la luz que penetra radiantemente en nuestra diminuta esencia y hace que los arpegios de nuestra melodía interna dancen en su mano, el silencio que echa a volar nuestros pensamientos y el suspiro que invada nuestra fatigada existencia de ideales y esperanzas.
Dios debe ser el huracán que nos lanza hacia metas insospechadas y el faro que nos ilumina el sendero que acoge nuestros pasos, la paz que deja la guerra y nos deja insatisfechos, el amor eterno que nos hace buscarlo en las cosas creadas y en el silencio de la noche.
Dios es el amor con mayúsculas y la esencia misma de la vida. Cada uno de los humanos somos “su debilidad” y la razón de su amor para con el mundo.
Dios ha pintado tu nombre en las paredes de la luna y ha susurrado al viento que te quiere y desea hacer una historia de amor contigo, una aventura de salvación con tu vida. Él ha donado a la historia de un deseo de sentido que va desde tu existencia hasta lo último creado para que tú seas feliz y consigas que el mal sea triturado y vencido.
Dios es el susurro del viento que consigue levantar al hombre de su vacío existencial y lo lanza hacia su propia rebeldía contra todo lo que destruya la vida y la realidad más plural y diversa.
Dios es el aliento que suspira por un mundo más solidario y más justo sin que al menos los vendavales sean capaces de arrodillar al hombre en su propio barro y resentimiento.

www.marinaveracruz.net


Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930