Entre el Cielo y la Tierra

LLAMADOS A SER PROFETAS

10.07.18 | 11:58. Archivado en Sobre el autor

LLAMADOS A SER PROFETAS

Los profetas buscan un ideal de justicia y de fraternidad, defienden los derechos fundamentales de todas las personas, pretenden construir una sociedad digna conforme al proyecto liberador de Dios, critican a la religión que olvida la justicia y los pobres, anuncian que Dios está siempre a favor del hombre y de su propia realización.
Todos nosotros estamos llamados a ser profetas desde el Bautismo, la vinculación plena con Jesucristo, que lleva a su plenitud el verdadero profetismo.

www.marinaveracruz.net


XIV MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 10-07-2018

10.07.18 | 11:51. Archivado en Sobre el autor

XIV MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 10-07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 9,32-38

En aquel tiempo, presentaron a Jesús un endemoniado mudo. Echó al demonio, y el mudo habló. La gente decía admirada: «Nunca se ha visto en Israel cosa igual.»
En cambio, los fariseos decían: «Éste echa los demonios con el poder del jefe de los demonios.»
Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, anunciando el Evangelio del reino y curando todas las enfermedades y todas las dolencias. Al ver a las gentes, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor.
Entonces dijo a sus discípulos: «La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies.»

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Décimo Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . Cumple las principales obras de misericordia que atienden al prójimo en sus necesidades materiales y harás sonreír a Dios: visitar y cuidar a los enfermos, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, atender al que no tiene hogar, procurar ropa a los más necesitados, ayudar a los encarcelados y exiliados, y acompañar a quienes sufren la muerte de un ser querido.
En el Evangelio de este Martes de la Décimo Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 9,32-38).
Jesús continúa enfrentándose a las limitaciones de la gente, “Extenuada y abandonada, como rebaño sin pastor. Esta vez le presentan a un mudo y sordo. Jesús rompe este lazo, realizando la profecía del profeta Isaías que afirmaba que “la lengua del mudo cantará”. Toda la multitud se admiraba, mientras los fariseos le acusa de realizar los milagros por obra del Príncipe de los demonios .
Pidamos a Dios que nos conceda el don de la fe y de la generosidad para alabar y bendecir a Jesucristo, Príncipe de la Paz, y actitudes para cumplir su voluntad. Amén.

www.marinaveracruz.net


DEBES HABLARLE A JESÚS SOLO CON EL CORAZÓN

08.07.18 | 19:29. Archivado en Sobre el autor

DEBES HABLARLE A JESÚS SOLO CON EL CORAZÓN

El Padre Pío decía: “Reza, espera y no te preocupes. … Dios es misericordioso y escuchará tu oración... La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave al corazón de Dios, Debes hablarle a Jesús, no sólo con tus labios sino con tu corazón. En realidad, en algunas ocasiones, debes hablarle sólo con el corazón”.
Si haces un alto en tu camino déjate engalanar con el perfume de la oración, que puede esconder sin fatigas el lamento. No vuelvas a despreciar “el arpa del alma” que va despacio a susurrar al viento sus sueños, pero la vida se deja marchar, nada más llegar, con el fantasma del miedo y el desaliento.
Te irás demasiado pronto al corazón del prójimo pero deja que tu memoria no olvide el amor primero, el huracán eterno donde mana lo fuerte.
Deja que la ira se esconda temblando en los huecos del amor para que pueda ser purificada en su más recóndito centro.
¡Hay escritos que vienen a nosotros con “vida propia” y que son capaces de satisfacer nuestras propias necesidades!... Una oración que escribió un soldado americano, muerto en África, y que fue encontrada en la su mochila: “Mira, Señor, yo nunca hablé contigo. Me dijeron que no existías... Pero esta noche, cuando estaba en la trinchera, una bala iluminó la oscuridad y vi tu cielo. Sólo entonces caí en la cuenta de que me habían engañado, al mirar con atención todo lo que Tú has hecho. Oh, Dios, ¿Y si me dieras un apretón de manos? ¿Cómo es posible que haya venido a parar a este infierno sin nunca haberte encontrado?
Yo te amo; quiero que lo sepas. Sabes, Señor, la batalla va a ser tremenda. ¿Y quién sabe si yo mismo no iré a llamar a tu puerta? A pesar de que aquí no hemos sido amigos, espero que Tú mismo me abras. Y, pensando en esto, me echo a llorar: ¡Oh, cómo querría haberte conocido antes! Ahora que te conozco ya no tengo miedo a la muerte”.

www.marinaveracruz.net


XIV LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/9-07-2018

08.07.18 | 19:20. Archivado en Sobre el autor

XIV LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/9-07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 9,18-26

En aquel tiempo, mientras Jesús hablaba, se acercó un personaje que se arrodilló ante él y le dijo: «Mi hija acaba de morir. Pero ven tú, ponle la mano en la cabeza, y vivirá.»
Jesús lo siguió con sus discípulos. Entretanto, una mujer que sufría flujos de sangre desde hacía doce años se le acercó por detrás y le tocó el borde del manto, pensando que con sólo tocarle el manto se curaría.
Jesús se volvió y, al verla, le dijo: «¡Ánimo, hija! Tu fe te ha curado.» Y en aquel momento quedó curada la mujer.
Jesús llegó a casa del personaje y, al ver a los flautistas y el alboroto de la gente, dijo: «¡Fuera! La niña no está muerta, está dormida.»
Se reían de él. Cuando echaron a la gente, entró él, cogió a la niña de la mano, y ella se puso en pie. La noticia se divulgó por toda aquella comarca.

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Décimo Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . Sólo cuando somos capaces de mirar a nuestro prójimo con los ojos de la compasión, se genera un caudal de sintonía que nos puede hacer salir de nuestro egoísmo y nos lanza hacia la fraternidad, la unión y el compañerismo.
En el Evangelio de este Lunes de la Décimo Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 9,18-26). Jesús cura a una hemorroisa que padecía flujo de sangre desde hacía doce años y hace volver a la vida a la hija de Jairo, jefe de la sinagoga.
Jesús vacía la casa de Jairo, que parece una tumba, y la transforma en una casa de alegría y de vida. La hija de Jairo, niña de 12 años, y la hemorroisa, enfermo y vieja, van a encontrar en Cristo la “vida”, porque Él es la vida. Jesús se manifiesta como el Señor de la vida y de la muerte, y que la muerte será vencida.
Reafirmemos nuestra esperanza en la vida eterna. Pidamos por la unión de las Iglesias en torno a una misma fe, a un mismo bautismo, a una misma Eucaristía y a un mismo "cayado de Pedro". Amén.

www.marinaveracruz.net


AL ATARDECER DE LA VIDA NOS EXAMINARÁN DEL AMOR

05.07.18 | 18:08. Archivado en Sobre el autor

AL ATARDECER DE LA VIDA NOS EXAMINARÁN DEL AMOR

Muchas personas han hecho del amor, la ayuda y la entrega a los demás la razón vital de su vida, y en esta donación han encontrado respuesta a sus aspiraciones más profundas y a su deseo de ser felices. Decía Raúl Follerau, el vagabundo de la caridad fraterna: “El amor ve en el rostro del pobre, del que sufre, y del perseguido, el rostro de Jesús”.

Un día se acercó un hombre mendigo a una Iglesia, saludó al sacerdote y le comentó: “No sé si usted se acordará de mí pero hace unos meses pasé por aquí. Usted me dio de su propio ropero camisas, calcetines, ropa interior y pañuelos. Ese gesto no lo olvidaré mientras viva. He pasado por aquí y he venido a saludarle. Es usted una buena persona. El mundo necesita de un vendaval de bondad y acogida con los pobres”. Aquel sacerdote se sintió sobrecogido por aquella experiencia y dio gracias a Dios por haber puesto en su corazón deseos de compasión y la capacidad de hacer el bien. Y recordó que Jesús de Nazaret “pasó por el mundo haciendo el bien”.

¡Seremos reengendrados en la caridad cuando descubramos que Dios nos pide descubrirlo entre los pobres: “Venid, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui extranjero y me recogisteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, estuve en la cárcel y fuisteis a verme!” (Mt 25,34ª-36).

www.marinaveracruz.net


XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/ 8-07-2018

05.07.18 | 18:05. Archivado en Sobre el autor

XIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/ 8-07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 6,1-6

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos.
Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: «¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?»
Y esto les resultaba escandaloso.
Jesús les decía: «No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.»
No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

COMENTARIO:
Hoy celebramos el Domingo XIV del Tiempo Ordinario. No olvides que hoy es una oportunidad que Dios te presenta para hacer el bien y que la omisión es uno de los males mayores que tu conciencia deberá soportar al paso de los años.
En el Evangelio de Domingo XIV del Tiempo Ordinario leemos el evangelio de San Marcos (Mc 6,1-6).
En contraste con la fe de Jairo y la hemorroisa del domingo pasado, Jesús se encuentra con la incredulidad de sus paisanos. No puede hacer ningún milagro, ya que, sin fe, el milagro no deja de ser un hecho espectacular que falsea el conocimiento de Jesús, y el propio Jesús se extraña de esa falta en los suyos.
El milagro es un signo de la presencia del Reino de Dios y exige la apertura a la fe, y somos invitados a conocer a Jesús y a transformar nuestra existencia desde su presencia.
Pidamos a Dios que nos ayude a seguir y a amar a Jesucristo, y a reconocerlo en nuestros ambientes y en los que nos rodean. Pidamos por la unión de las Iglesias. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA FE Y LA CIENCIA LLAMADAS NECESARIAMENTE A ENTENDERSE

05.07.18 | 18:02. Archivado en Sobre el autor

LA FE Y LA CIENCIA LLAMADAS NECESARIAMENTE A ENTENDERSE

Ciencia y fe no pueden chocar si están bien enfocadas. La ciencia mira al aspecto externo de la realidad, observando, analizando y describiendo su imagen en un lenguaje que tiende a ser exacto. La fe mira el aspecto más profundo de la realidad, entregándose a la contemplación, abriéndose al misterio y evocando el sentido ultimo.

El papa Francisco, durante la inauguración de un busto de bronce del Papa emérito Benedicto XVI, que fue colocado en los Jardines Vaticanos, el día 27 de Octubre del 2014, afirmó que el Big-Bang, la teoría científica que explica el origen del universo, "no se contradice con la noción de Creación, porque la evolución presupone la creación de los seres que evolucionan". Afirmó que "el inicio del mundo no es obra del caos que debe a otro su origen, sino que deriva directamente de un Principio Supremo que crea por amor" y ha arremetido contra la idea de que Dios es "un mago con varita mágica que puede hacer de todo" porque, según ha explicado, Dios ha creado a los seres humanos con "autonomía", para que "lleguen a su propia plenitud". "Dios no es un demiurgo, o un mago, sino el Creador que ha dado el ser a todos los seres".

He recordado unas palabras interesantes del Papa Benedicto XVI que se sitúan en la misma línea del Papa Francisco: " el evolucionismo y el creacionismo son presentados como alternativas que se excluyen la una a la otra. Esta oposición es un absurdo porque por un lado hay muchas pruebas científicas a favor de la evolución, pero por otro lado esta teoría no responde a la gran pregunta filosófica “¿de dónde viene todo?”, con la que se entiende la acción de Dios”.

www.marinaveracruz.net


XIII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/ 7/07-2018

05.07.18 | 17:58. Archivado en Sobre el autor

XIII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/ 7/07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 9,14-17

En aquel tiempo, se acercaron los discípulos de Juan a Jesús, preguntándole: «¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?»
Jesús les dijo: «¿Es que pueden guardar luto los invitados a la boda, mientras el novio está con ellos? Llegará un día en que se lleven al novio, y entonces ayunarán. Nadie echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto y deja un roto peor. Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos, porque revientan los odres; se derrama el vino, y los odres se estropean; el vino nuevo se echa en odres nuevos, y así las dos cosas se conservan.»

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Décima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Para el Cristianismo, el sufrimiento ha sido vencido por el amor en Jesucristo resucitado. Y la crucifixión de Jesucristo es señal inequívoca de que el dolor y el sufrimiento no es un castigo divino.
En el Evangelio de este Sábado de la Décima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 9,14-17).
Los discípulos de Juan Bautista no logran entender la actitud libre y abierta de los seguidores de Jesús, y se extrañan de la conducta de Jesús. La respuesta de Jesús subraya que Él es el Esposo y los demás son invitados a estas bodas de Dios con toda la humanidad.
Pedimos a Dios que nunca nos escandalicemos del Evangelio y de Jesús. Amén

www.marinaveracruz.net


DIOS SALE A NUESTRO ENCUENTRO

05.07.18 | 17:55. Archivado en Sobre el autor

DIOS SALE A NUESTRO ENCUENTRO

Dios sale al encuentro del hombre, alcanzando su punto máximo en Jesucristo, que lo llama a la santidad y a la perfección.
En el camino del seguimiento de Cristo no hay que poner el acento en el esfuerzo voluntarista para buscar la perfección, limando asperezas y pecados, sino la iniciativa amorosa y libérrima de Dios que sale al encuentro del hombre para atraerlo hacia sí.
La fuerza no radica en buscar, con nuestra propia voluntad, los diversos caminos de la plenitud, en ocasiones distante y lejana, sino en la apertura dócil al Espíritu.
En definitiva, nunca conseguiremos por nuestro esfuerzo alcanzar la vida perfecta de Dios. Solamente desde la apertura incondicional al Espíritu.

www.marinaveracruz.net


XIII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/6-07-2018

05.07.18 | 17:44. Archivado en Sobre el autor

XIII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/6-07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 9,9-13

En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.»
Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos.
Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: «¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?»
Jesús lo oyó y dijo: «No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa "misericordia quiero y no sacrificios": que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores.»

COMENTARIO:

Celebramos el Viernes de la Décima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . No olvides que hoy es una oportunidad que Dios te presenta para hacer el bien y que la omisión es uno de los males mayores que tu conciencia deberá soportar al paso de los años. Descubre que una palabra oportuna, una sonrisa a tiempo, una rectificación fraterna y una vida cimentada en la justicia y la verdad, son los mayores dones para una vida satisfecha y la mejor ofrenda al Padre eterno.
En el Evangelio de este Viernes de la Décima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 9,9-13).
Jesús llama a Mateo y subraya que no hay excluidos para entrar en el Reino de Dios; para entrar en él sólo hay una condición: la fe, es decir, la adhesión profunda a la persona de Jesús. Y Jesús, acogiendo a los que la Ley condena, cree posible la conversión, la acogida del Padre, la intimidad y la misericordia, el gozo y la salvación.
Supliquemos a Dios que nos aumente la fe, la esperanza y la caridad, y Él sea la razón y el sentido de toda nuestra existencia. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA FUERZA DEL CRISTIANO

03.07.18 | 12:31. Archivado en Sobre el autor

LA FUERZA DEL CRISTIANO

La fuerza del cristiano debe ser el testimonio y la coherencia que da el Evangelio. Nuestras armas no deben ser la prepotencia ni el orgullo, sino la sencillez, la pobreza del espíritu y el estar abiertos siempre al Espíritu de Jesús.
Cuando eres capaz de potenciar en tu vida la alegría, el entusiasmo y el amor, entonces ten por seguro que ha brotado en tu corazón la llama encendida de la fe en Dios.

www.marinaveracruz.net


XIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/5-07-2018

03.07.18 | 07:04. Archivado en Sobre el autor

XIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/5-07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 9,1-8

En aquel tiempo, subió Jesús a una barca, cruzó a la otra orilla y fue a su ciudad. Le presentaron un paralítico, acostado en una camilla. Viendo la fe que tenían, dijo al paralítico: «¡Ánimo, hijo!, tus pecados están perdonados.»
Algunos de los escribas se dijeron: «Éste blasfema.»
Jesús, sabiendo lo que pensaban, les dijo: «¿Por qué pensáis mal? ¿Qué es más fácil decir: "Tus pecados están perdonados", o decir: "Levántate y anda"? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados.»
Dijo, dirigiéndose al paralítico: «Ponte en pie, coge tu camilla y vete a tu casa."» Se puso en pie, y se fue a su casa. Al ver esto, la gente quedó sobrecogida y alababa a Dios, que da a los hombres tal potestad.

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Décima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Toda la vida de Jesús gira en torno a dos grandes ideales y motivaciones. Por un lado, cumplir la voluntad del Padre y comunicarla a los demás; y, por otro lado, trabajar para realizar la misión que Dios le había encomendado: anunciar a todas las personas la Buena Noticia del Reino.
En el Evangelio de este Jueves de la Décima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 9,1-8).
Jesús sube a una barca y fue a su ciudad. Le presentan a un paralítico para que realice con él una intervención sanadora. Y Jesús empieza por perdonar sus pecados. La curación física es sólo una señal de la sanación espiritual y la propuesta de la renovación del mundo que Jesús .
Supliquemos a Dios una sanación profunda para cada uno de nosotros, y cojamos prestada esta preciosa oración de Carlos de Foucauld para dirigirnos al Padre: “ Padre, Padre, Padre, me pongo en tus manos. Haz de mí lo que quieras , sea lo que sea, te doy las gracias. Lo acepto todo con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas. No deseo nada más, Padre. No deseo nada más. Yo te ofrezco mi alma y te la doy con todo el amor que soy capaz. Porque deseo darme, ponerme en tus manos, sin medida, con infinita confianza, porque tú eres mi Padre”

www.marinaveracruz.net


Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Julio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031