Entre el Cielo y la Tierra

DIOS ES EL AMOR CON MAYÚSCULAS

28.08.18 | 13:10. Archivado en Sobre el autor

DIOS ES EL AMOR CON MAYÚSCULAS

La vida cristiana será fructífera en la medida que nos enamoremos de Dios, el Eternamente Santo. Cuando Dios no es el valor más preciado y la perla más preciosa entonces nuestra vida cristiana se convierte en mediocre y vacía, lamentable y vaga, falsamente cumplidora e hipócritamente vacía.

Dios debe ser el amado que consume el alma dormida y el calor que enciende la hoguera en nuestra noche, la luz que penetra radiantemente en nuestra diminuta esencia y hace que los arpegios de nuestra melodía interna dancen en su mano, el silencio que echa a volar nuestros pensamientos y el suspiro que invada nuestra fatigada existencia de ideales y esperanzas.
Dios debe ser el huracán que nos lanza hacia metas insospechadas y el faro que nos ilumina el sendero que acoge nuestros pasos, la paz que deja la guerra y nos deja insatisfechos, el amor eterno que nos hace buscarlo en las cosas creadas y en el silencio de la noche.
Dios es el amor con mayúsculas y la esencia misma de la vida. Cada uno de los humanos somos “su debilidad” y la razón de su amor para con el mundo.
Dios ha pintado tu nombre en las paredes de la luna y ha susurrado al viento que te quiere y desea hacer una historia de amor contigo, una aventura de salvación con tu vida. Él ha donado a la historia de un deseo de sentido que va desde tu existencia hasta lo último creado para que tú seas feliz y consigas que el mal sea triturado y vencido.
Dios es el susurro del viento que consigue levantar al hombre de su vacío existencial y lo lanza hacia su propia rebeldía contra todo lo que destruya la vida y la realidad más plural y diversa.
Dios es el aliento que suspira por un mundo más solidario y más justo sin que al menos los vendavales sean capaces de arrodillar al hombre en su propio barro y resentimiento.

www.marinaveracruz.net


XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/9-09-2018

28.08.18 | 13:06. Archivado en Sobre el autor

XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/9-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 7,31-37.

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos.
Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: «Effetá», esto es: «Ábrete.»
al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: «Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»

COMENTARIO:

Celebramos el Domingo de la Vigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario. “La Iglesia, desde la tradición apostólica que tiene su origen en el mismo día de la resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que se llama con razón “día del Señor" o domingo. Vivamos con intensidad el Día del Señor.
En el Evangelio de este Domingo de la XXIII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Marcos (Mc 7,31-37).
San Marcos nos presenta la curación del sordo que apenas puede habla en las regiones de Tiro y Sidón, zonas limítrofes de Palestina.
El mensaje evangélico tiene una dimensión catequética: Jesús inicia en todo el que cree una acción liberadora y un proceso de recuperación del oído y de la lengua para poder entrar en comunión con Dios y los hombres, y para ser testigos.
La comunidad cristiana primera veía en este milagro de Jesús un signo del Bautismo y de la Confirmación: Jesús impone las manos, recupera el oído y la lengua para poder entrar en comunión con Dios y con los hombres,y para ser testigos, agregándolo a la comunidad.
Señor, enséñanos a mirar al cielo. Enséñanos a gustar las cosas de arriba.... Amén.

www.marinaveracruz.net


MARÍA DE NAZARET NOS LLEVA A CRISTO

28.08.18 | 13:02. Archivado en Sobre el autor

MARÍA DE NAZARET NOS LLEVA A CRISTO

Lo que la Iglesia enseña sobre María ilumina a su vez la fe en Cristo.
Dios quiere la libre cooperación de la criatura. “Cómo puede ser esto, pues no conozco varón” (Lc 1,26ss)
La desobediencia de Eva contrasta con la disponibilidad de María “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,26ss)
María, una mujer de fe. “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre…¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?...Dichosa tú que has creído” (Lc 1,39ss)
María, una mujer en búsqueda. “Hijo, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te buscábamos angustiados” (Lc 2,48-50)
Ella señala siempre a Cristo. “Haced lo que os diga”(Jn 2,3ss)
María, madre espiritual de los creyentes “Mujer, ahí tienes a tu hijo” (Jn 19,ss)

¿Qué dice la Biblia de María:

1.-María, esclava del Señor. Dijo María: "He aquí la esclava del Señor." Lc 1,38.
María no es una diosa sino hija de Adán. "Ella se consagró totalmente como esclava del Señor, sirviendo a la persona y a la obra de su Hijo". Lumen Gentium 56
2.-María es la primera cristiana Ella nos precedió a todos en el camino de la fe y cooperó activamente en el plan de redención con su "sí" a Dios: "Hágase en mí según tu palabra." Lc 1,38.
3.-María, modelo de fe y de obediencia: "La Virgen María realiza de la manera más perfecta la obediencia de la fe... Durante toda su vida, y hasta su última prueba, cuando su hijo murió en la cruz, su fe no vaciló” (CIC n. 148 ss).
4.-María es hIja del Dios Padre: 1.-Le ama profundamente. 2.-Acoge su palabra. 3.-se fía de Él y le obedece por la fe
5._Maria es Madre del Dios Hijo: 1.-le ama 2.-está a su lado y colabora con Él en todo
6.-María es Sagrario del Espíritu Santo: 1.-Está llena del Espíritu Santo. 2.-Él es su luz y su fuerza, su guía y su apoyo.
7.-Maria es Madre y virgen: María concibe y da a luz al Hijo de Dios con y por medio del Espíritu Santo. Su virginidad se convierte en fecundidad única por medio del poder del Espíritu. (Mt 1,23 CIC 723).

www.marinaveracruz.net


FIESTA DE LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA/CICLO B/ 8-09-2018

28.08.18 | 13:00. Archivado en Sobre el autor

FIESTA DE LA NATIVIDAD DE LA VIRGEN MARÍA/CICLO B/ 8-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1,1-16.18-23

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Enmanuel, que significa "Dios-con-nosotros".»

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Vigésimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario. Y la Iglesia celebra la fiesta de la Natividad de la Virgen María.
La celebración de la fiesta de la Natividad de la Virgen María, es conocida en Oriente desde el siglo VI. Fue fijada el 8 de septiembre, día con el que se abre el año litúrgico bizantino, el cual se cierra con la Dormición, en agosto. En Occidente fue introducida hacia el siglo VII y era celebrada con una procesión-letanía, que terminaba en la Basílica de Santa María la Mayor.
En el Evangelio de este día de la Fiesta de la Natividad de la Virgen María leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 1,1-16.18-23).
Mateo inserta el nacimiento de Jesús en la historia de Israel, destacando el papel decisivo que Dios tiene en ella. Y en esa historia de pecado y de gracia, de luces y sombras, Jesucristo será el verdadero hombre que toma en sí esta historia, salpicada de pecado, para salvarla y redimirla, haciéndole santa. Y en medio de esta historia, encontramos la pureza y santidad del último peldaño, María Inmaculada, dócil a la acción del Espíritu y plenamente disponible a Dios (Lc 5,33-39).
Dirijámonos a la Virgen María para que interceda por todos nosotros, y especialmente por nuestras familias Amen”.

www.marinaveracruz.net


XXII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 7-09-2018

28.08.18 | 12:55. Archivado en Sobre el autor

XXII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 7-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 5,33-39

En aquel tiempo, dijeron a Jesús los fariseos y los escribas: «Los discípulos de Juan ayunan a menudo y oran, y los de los fariseos también; en cambio, los tuyos, a comer y a beber.»
Jesús les contestó: «¿Queréis que ayunen los amigos del novio mientras el novio está con ellos? Llegará el día en que se lo lleven, y entonces ayunarán.»
Y añadió esta parábola: «Nadie recorta una pieza de un manto nuevo para ponérsela a un manto viejo; porque se estropea el nuevo, y la pieza no le pega al viejo. Nadie echa vino nuevo en odres viejos; porque el vino nuevo revienta los odres, se derrama, y los odres se estropean. A vino nuevo, odres nuevos. Nadie que cate vino añejo quiere del nuevo, pues dirá: "Está bueno el añejo."»

COMENTARIO:

Celebramos el Viernes de la Vigésimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario. Sólo si vives el presente como un tiempo de Dios, sin olvidar el pasado y abierto al futuro, entonces tu vida será verdaderamente un don y una oportunidad para ser tú misma
En el Evangelio de este Viernes de la XXII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas. Jesús se enfrenta a una discusión con los escribas y los fariseos: “Los discípulos de Juan ayunan a menudo y oran, y los de los fariseos también; en cambio, los tuyos, a comer y a beber”..Y Jesús alude al “banquete mesiánico” anunciado por los profetas como señal de la irrupción de Dios en el mundo (Lc 5,33-39).
¡Oh, Señor, que seamos capaces de descubrir tu presencia en medio de nosotros y haz que te imitemos, nos unamos y seamos fieles a ti. Concédenos la gracia de servirte y buscar siempre tu gloria y la salvación de los hombres.
Haz que busquemos siempre tu santa voluntad y la extensión de tu Reino y su justicia. Amén!

www.marinaveracruz.net


EL AUTÉNTICO CONOCIMIENTO

28.08.18 | 12:52. Archivado en Sobre el autor

EL AUTÉNTICO CONOCIMIENTO

Diadoro de Foticé afirmaba: “el auténtico conocimiento consiste en discernir sin error el bien del mal, cuando esto se logra, entonces el camino de la justicia, que conduce al alma hacia Dios, sol de justicia, introduce a aquella alma en la luz infinita del conocimiento, de modo que, en adelante, va ya segura en pos de la caridad”.

¡Qué bien sabía Diadoro que no todo en la vida está cargado de bondad y que el mayor conocimiento es cribar el bien del mal, no sólo en lo exterior sino en el interior del hombre, donde se debaten las más grandes luchas!

www.marinaveracruz.net


XXII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B /6-09-2018

28.08.18 | 12:50. Archivado en Sobre el autor

XXII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B /6-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 5,1-11

En aquel tiempo, la gente se agolpaba alrededor de Jesús para oír la palabra de Dios, estando él a orillas del lago de Genesaret. Vio dos barcas que estaban junto a la orilla; los pescadores habían desembarcado y estaban lavando las redes. Subió a una de las barcas, la de Simón, y le pidió que la apartara un poco de tierra. Desde la barca, sentado, enseñaba a la gente.
Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Rema mar adentro, y echad las redes para pescar.»
Simón contestó: «Maestro, nos hemos pasado la noche bregando y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.»
Y, puestos a la obra, hicieron una redada de peces tan grande que reventaba la red. Hicieron señas a lo socios de la otra barca, para que vinieran a echarles una mano. Se acercaron ellos y llenaron las dos barcas, que casi se hundían.
Al ver esto, Simón Pedro se arrojó a los pies de Jesús diciendo: «Apártate de mí, Señor, que soy un pecador.»
Y es que el asombro se había apoderado de él y de los que estaban con él, al ver la redada de peces que habían cogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón.
Jesús dijo a Simón: «No temas; desde ahora serás pescador de hombres.»
Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron.

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Vigésimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario. Jesús de Nazaret nos insiste: “COMO EL PADRE ME AMÓ YO OS HE AMADO.PERMANECED EN MI AMOR, PERMANECED EN MI AMOR”. Permanezcamos siempre en el Amor de Jesús y daremos frutos de amor en nuestra vida, eliminando todo aquello que nos estorba.
En el Evangelio de este Jueves de la XXII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas. Enseña en Cafarnaúm y cura a un endemoniado (Lc 5,1-11).
En la orilla del lago Generasaret la gente se agolpaba para oír la Palabra de Dios, y subiendo a la barca de Pedro, enseñaba a la gente. Poco después Jesús manifiesta su autoridad divina realizando una pesca milagrosa, una pesca que parece imposible para Pedro que “habían estado bregando todo la noche y no hemos cogido nada”.
Pedro, asombrado, se arroja a sus pies, le adora y le confiesa que no es digno de su presencia y acción. Y, Jesús consolida su confianza en Pedro, invitándola a no temer y a comunicarle un cambio radical: no será pescador, sino apóstol. Esta invitación será ampliada a todos sus compañeros, a Santiago y a Juan, los hijos del Zebedeo, “que dejándolo todo, le siguieron”.
Señor Jesús: Queremos oír en nuestro interior las palabras ardientes que escucharon Pedro y sus compañeros: “Rema mar adentro, y echad las redes para pescar”. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA DIMENSIÓN RELIGIOSA NOS RECONCILIA CON LA BÚSQUEDA DE SENTIDO

28.08.18 | 12:46. Archivado en Sobre el autor

LA DIMENSIÓN RELIGIOSA NOS RECONCILIA CON LA BÚSQUEDA DE SENTIDO

Estoy convencido que hay una sola piedra angular capaz de armonizar todos los elementos y dar una cohesión equilibrada, sin riesgo a perder nada de si mismo y alcanzar pautas sublimes de perfección y en favor de la solidaridad y de la humanidad misma. Esa dimensión no puede ser otra que la dimensión religiosa.

La dimensión religiosa “religa” al hombre con Dios, el único dador de sentido global último a la vida y da respuesta convincente a la propia existencia, al curso de la historia y al conjunto de la realidad.
La dimensión religiosa jamás rechaza de cuanto humano hay en la realidad y en el hombre mismo, armoniza la fe y la razón con una alianza no exenta de conflictos pero que las convierte en dos alas en favor de la libertad y de la verdad, da razones para vivir en medio de una cultura cada vez más cambiante y más fugaz, remite nuestra existencia más allá de ella misma dando soporte al ansia de felicidad y de eternidad que tenemos todos los humanos...

La gran contribución social de la Religión en una cultura fragmentada, contradictoria y ambigua como la nuestra radica en "dar sentido último a la propia existencia, al conjunto de la realidad y al curso de la historia" (Martín Velasco).

Desde la Religión la vida en su conjunto cobra una cierta consistencia y una unidad fundamental desde Dios, que da sentido último a la realidad, convirtiéndose en la profundidad última de la misma existencia.

Para la persona religiosa su mismo existir en este mundo no es meramente el fruto azaroso de una noche de placer de sus padres sino que, más allá de este hecho, es alguien querido por Dios en lo más profundo de su esencia que viene a este mundo para realizar una misión de realización y de servicio.
Para la persona religiosa el conjunto de la realidad no es meramente la consecuencia de una explosión enorme y su posterior desarrollo HASTA hoy, sino que, desde Dios, encuentra su soporte último en Éste, que despeja la incógnita fundamental filosófica ¿por qué existe el ser y no la nada?. Desde Dios el conjunto de la realidad aparece como una creación en la que podemos vislumbrar la huella eterna de Éste.
Para la persona religiosa el curso de la historia, tan ambigua en sus contornos y tan contradictoria en sus hazañas, tan poco exigente con la justicia de aquellos que más sufren y menos privilegiados, camina hacia el punto Omega, hacia el encuentro con Dios. De ahí que para el creyente, la historia tiene un dinamismo de futuro en su propia impulso, que hace siempre peregrino el presente y desaconsejable la instalación en lo presente como lo único definitivo.

En definitiva, la dimensión religiosa está en la propia búsqueda de todo hombre y la negación de la misma, e incluso su rechazo, por parte de los hombres de cada generación e incluso por los diseñadores de la sociedad en cada momento histórico, no hace otra cosa que generar más incertidumbre y más frustraciones en la gente, lanzándose hacia nuevas manifestaciones, en ocasiones de raíz patológica y muchas veces sectaria.

www.marinaveracruz.net


XXII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/5-09-2018

28.08.18 | 12:42. Archivado en Sobre el autor

XXII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/5-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 4,38-44

En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, entró en casa de Simón. La suegra de Simón estaba con fiebre muy alta y le pidieron que hiciera algo por ella. Él, de pie a su lado, increpó a la fiebre, y se le pasó; ella, levantándose en seguida, se puso a servirles. Al ponerse el sol, los que tenían enfermos con el mal que fuera se los llevaban; y él, poniendo las manos sobre cada uno, los iba curando.
De muchos de ellos salían también demonios, que gritaban: «Tú eres el Hijo de Dios.» Los increpaba y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Mesías.
Al hacerse de día, salió a un lugar solitario. La gente lo andaba buscando; dieron con él e intentaban retenerlo para que no se les fuese.
Pero él les dijo: «También a los otros pueblos tengo que anunciarles el reino de Dios, para eso me han enviado.»
Y predicaba en las sinagogas de Judea.

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Vigésimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario. Haz de hoy el mejor día de tu vida y no desaproveches las oportunidades que te presenta Dios para hacer el bien. ¡Eso sí que es corresponder al amor de Dios y reconocer que “somos salvados”!
En el Evangelio de este Miércoles de la XXII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas. Enseña en Cafarnaúm y cura a un endemoniado (Lc 4,38-44).
En Cafarnaúm, Jesús continúa actuando librando enfermedades y dolencias. En la casa de Pedro, cura a su suegra y ella, “levantándose al momento”, se puso a servirles. Luego, esta acción curativa se extiende a otros muchos enfermos, que “poniéndoles las manos sobre cada uno de ellos, los curaba”…Y frente a aquellos que le buscan y “trataban de retenerle para que no les dejara”, les recuerda que “también otras ciudades tengo que anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios”.
Pidamos a Dios que nos conceda el don de amar a nuestros semejantes con todas nuestras fuerzas. Amén

www.marinaveracruz.net


¿POR QUÉ LATE EN EL HOMBRE EL DESEO DE DIOS?

28.08.18 | 12:38. Archivado en Sobre el autor

¿POR QUÉ LATE EN EL HOMBRE EL DESEO DE DIOS?
COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA:

El primer capítulo de la Sección Primera Creo, Creemos se titula “El hombre es capaz de Dios”
La segunda pregunta del compendio es: ¿Por qué late en el hombre el deseo de Dios”.
El compendio dice: “Dios mismo, al crear al hombre a su propia imagen, inscribió en el corazón de éste el deseo de verlo”.
El deseo y la búsqueda de Dios está en el mismo corazón del ser humano, porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios. San Agustín expresaba bellamente este principio: “Nos has creado, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto mientras no descanse en Ti”.
De muchas maneras Dios no cesa de atraer al hombre hacia sí; y, la misma experiencia le enseña, que sólo en Dios encuentra el hombre la verdad y la dicha (GS 19,1).

El ser humano, a lo largo de toda su historia, ha expresado su búsqueda trascendente de Dios. Y lo ha hecho muchas maneras: por medio de oraciones, sacrificios, cultos, meditaciones… Por esta razón, y a pesar de las ambigüedades, podemos afirmar que el hombre es un “animal religioso” y el hecho religioso es un fenómeno universal.

A pesar de esta dimensión religiosa innata en el hombre, “la unión íntima y vital con Dios”, puede ser olvidada, desconocida e incluso rechazada por el hombre.

Las causas de este olvido, desconocimiento y rechazo pueden ser diversas, pero fundamentalmente son cinco:
a) la rebelión contra el mal en el mundo.
b) La ignorancia o la indiferencia religiosa.
c) Los afanes y las preocupaciones del mundo, y la seducción de las riquezas.
d) Las ideas hostiles hacia la religión.
e) El mal ejemplo de los creyentes como afirma el Concilio Vaticano II, en la GS 19, 1: “Muchos creyentes han velado, más bien que revelado el genuino rostro de Dios y de la religión”.

Dice textualmente el compendio: “Aunque el hombre a menudo ignore tal deseo, Dios no cesa de atraerlo hacia sí, para que viva y encuentre en Él aquella plenitud de verdad y felicidad a la que aspira sin descanso”. ¡Si, a pesar de tal situación, y “aunque el hombre ignore tal deseo, Dios sigue llamando al hombre a reencontrarse con Él y hacer “que se alegre el corazón de los que buscan” (Sal 105, 3)! ¡Si, Dios no cesa de atraerlo hacia sí para que viva y encuentra en Él aquella plenitud de verdad y felicidad a al que aspira sin descanso!
Subraya el compendio en el artículo 2 que “esta íntima y vital relación con Dios otorga al hombre su dignidad fundamental”.

www.marinaveracruz.net


28.08.18 | 12:35. Archivado en Sobre el autor

XXII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 4-09-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 4,31-37.

En aquel tiempo, Jesús bajó a Cafarnaún, ciudad de Galilea, y los sábados enseñaba a la gente. Se quedaban asombrados de su doctrina, porque hablaba con autoridad.
Había en la sinagoga un hombre que tenía un demonio inmundo, y se puso a gritar a voces: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»
Jesús le intimó: «¡Cierra la boca y sal!»
El demonio tiró al hombre por tierra en medio de la gente, pero salió sin hacerle daño. Todos comentaban estupefactos: «¿Qué tiene su palabra? Da órdenes con autoridad y poder a los espíritus inmundos, y salen.»
Noticias de él iban llegando a todos los lugares de la comarca.

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Vigésimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario. La vida cristiana, en el fondo, crecerá en su esencia si amamos, vivimos e imitamos a Jesús, anunciado y testimoniado en la Iglesia, proclamado y continuado en la historia y la realidad del mundo.
En el Evangelio de este Martes de la XXII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas. Enseña en Cafarnaúm y cura a un endemoniado (Lc 4,31-37).
En Cafarnaúm, en la ciudad contaminada por la presencia de los paganos, puede actuar Jesús, y allí curará a un endemoniado. Ese hombre pasará de alineado a liberado.
Señor Jesús: venimos a pedirte paz, sabiduría y fortaleza. Hoy queremos mirar el mundo con ojos llenos de amor; ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno. Ver detrás de las apariencias a tus hijos, como los ves Tú mismo, para, así, poder apreciar la bondad de cada uno.
Cierra mi lengua a toda murmuración, guarda mis ojos de toda maldad, que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mí. Amen.

www.marinaveracruz.net


LA RUPTURA ENTRE EVANGELIO Y CULTURA

28.08.18 | 12:27. Archivado en Sobre el autor

LA RUPTURA ENTRE EVANGELIO Y CULTURA

En la Exhortación apostólica “la Evangelización del mundo contemporáneo”, Pablo VI afirmaba: “la ruptura entre evangelio y cultura es, sin duda alguna, el drama de nuestro tiempo… De ahí que hay que hacer todos los esfuerzos con vistas a una generosa evangelización de la cultura o, más exactamente, de las culturas”.

Como cristianos hagamos un esfuerzo decidido por “llenar de Jesucristo y su Evangelio” nuestras relaciones humanas y nuestros ambiente, haciendo coherente toda nuestra existencia.

www.marinaveracruz.net


Jueves, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930