Entre el Cielo y la Tierra

ADVIENTO ES UN TIEMPO DE ESPERANZA

26.11.18 | 11:05. Archivado en Sobre el autor

ADVIENTO ES UN TIEMPO DE ESPERANZA

El Adviento nos invita a mirar al futuro y nos abre a la esperanza. “La esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo” (CIC 1817)
El Dios de los cristianos es el Dios de la esperanza… esperamos aquello que nos ha prometido. San Pablo (Carta a los Romanos 8, 24-25) dice: ‘Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no es esperanza, ¿a caso se puede esperar lo que ya se ve? En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia’. Y Pablo concluye: ‘solamente en la esperanza estamos salvados’.

La pregunta que surge es ¿de donde brota la esperanza cristiana? La respuesta es: De las promesas de Dios. El Dios de
Jesús es el Dios de las promesas. Y ¿dónde encontramos esas promesas? En las Sagradas Escrituras. Una de los grandes regalos donde todos podemos anclar la vida es en la Escritura. La Palabra de Dios es palabra segura, palabra que no falla. Es la garantía de un Dios que se compromete por escrito lo que ha de cumplir.

La esperanza lanza un grito de alegría porque sabe bien, en lo más profundo de su esencia, que “la salvación anunciada es la salvación que trae el Señor”. Esa salvación proviene de Dios y no es solamente hechura de manos del hombre, aunque sabe bien que “la virtud de la esperanza corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre” (CIC 1818).
Por eso mismo, desde este sentido profundo de la esperanza misma, sabemos que la promesa es clara, “alzad la cabeza, se acerca vuestra liberación”, pero que se nos exige esfuerzo de cambio personal, una profunda renovación y conversión.

www.marinaveracruz.net


I DOMINGO DE ADVIENTO/ CICLO C/2-12-2018

26.11.18 | 11:03. Archivado en Sobre el autor

I DOMINGO DE ADVIENTO/ CICLO C/2-12-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,25-28.34-36.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.
Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

COMENTARIO:

Hoy comenzamos el Tiempo del Adviento e iniciamos en nuevo ciclo litúrgico, el Ciclo C. El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

En el Evangelio de este I Domingo de Adviento leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 21,25-28.34-36) Jesús invita, como conclusión del discurso apocalíptico, a la vigilancia y a ser constantes en la oración, estar en guardia contra las preocupaciones materiales, saber situarse frente a las riquezas, evitar excesos en la bebida y en el trato con el prójimo...
Al principio, los primeros cristianos dieron mucha importancia a esta "vigilancia" para estar preparados ante la venida inminente del Señor. Más tarde, se tomó conciencia de que vivir con lucidez, atentos a los signos de cada época, es imprescindible para mantenernos fieles a Jesús a lo largo de la historia.

¡VEN, SEÑOR JESÚS! Ayúdanos a RECORDAR tu Primera Venida en medio de la pobreza y de la marginalidad, sabiendo que “todo lo que ha sido asumido ha sido redimido".
¡VEN, SEÑOR JESÚS¡ Ayúdanos a CELEBRAR tu venida. Ayúdanos a hacerlo en vigilancia, caminando por los caminos de la justicia y del amor.
¡VEN, SEÑOR JESÚS! Ayúdanos a ESPERAR tu venida al final del tiempo en el que Dios será todo en todos.

www.marinaveracruz.net


XXXIV SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/1-12-2018

26.11.18 | 10:53. Archivado en Sobre el autor

XXXIV SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/1-12-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,34-36.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . La Iglesia mira especialmente en el sábado a María de Nazaret.
Dice el Catecismo de la Iglesia Católica en el número 970 que “ La misión maternal de María para con los hombres de ninguna manera disminuye o hace sombra a la única mediación de Cristo, sino que manifiesta su eficacia..." (LG 60).

En el Evangelio de este Sábado de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 21,34-36)
Jesús invita, como conclusión del discurso apocalíptico, a la vigilancia y a ser constantes en la oración, estar en guardia contra las preocupaciones materiales, saber situarse frente a las riquezas, evitar excesos en la bebida y en el trato con el prójimo...

Dirijámonos a Dios con esta conocida y preciosa canción "Pescador de hombres": Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre, en la arena he dejado mi barca, junto a ti buscaré otro mar. Tú has venido a la orilla, no has buscado ni a sabios ni a ricos, tan sólo quieres que yo te siga...Amén.

www.marinaveracruz.net


EL PROFETA ISAÍAS, PRIMER MODELO DEL ADVIENTO.

26.11.18 | 10:50. Archivado en Sobre el autor

EL PROFETA ISAÍAS, PRIMER MODELO DEL ADVIENTO.

Sus profecías se cumplen plenamente en Cristo. Su mensaje es la invocación de una liberación, que viene del cielo y de la tierra, de Dios y de los hombres).

I.-Isaías es el gran heraldo del AT, de la venida del Señor, una venida de salvación y de paz, que nos trae el reino de Dios e inaugura los nuevos tiempos, las nuevas relaciones entre Dios y los hombres, las cuales se establecerán a partir del Mesías.
Tenemos sed de luz, de armonía, de paz y de justicia… Nuestro mundo suplica, desde su hambre de plenitud, una salvación que le romper toda exclusión y toda corrupción, toda injusticia y toda maldad…
En el fondo deseamos un Salvador y pedimos, aún sin ser conscientes de ello, que la salvación venga más allá de nosotros mismos y de nuestra propia finitud.
En todas nuestras expectativas y sueños siempre aflora el ideal de esa “Jerusalén celeste”, esa ciudad ideal de plenitud y que lleve al ser humano a alcanzar sus más bellas utopías…
En definitiva, todos los hombres y mujeres de todos los tiempos deseamos un cambio de orientación y un final del espiral de violencia y de mal. Es el grito de todos los grandes “profetas” de la historia de la humanidad y es el grito de todos nosotros que en medio de la mediocridad suspiramos una vida en plenitud.

II.-El profeta Isaías nos invita a mirar al futuro donde el triunfo de Dios será una realidad en plenitud. Ese triunfo es puro don de Dios y una creación nueva, simbolizada con la imagen del banquete.
Nos invita a la esperanza y a la contemplación del Misterio
Frente a la exclusión a que nos tiene acostumbrado la sociedad humana, Dios mismo nos hace vivir una dimensión universal de la llamada a la salvación.
Frente a los silencios y los recodos de nuestra existencia, Dios mismo nos recuerda que todo será descubierto y revelado con toda contundencia.
Frente al dominio destructor de la muerte, Dios mismo nos advierte que ella misma será aniquilada para siempre.
Frente al sufrimiento y a las lágrimas en cada rincón de la tierra, Dios mismo nos manifiesta que serán enjugará las lágrimas de todos los rostros.

www.marinaveracruz.net


XXXIV VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/30-11-2018

26.11.18 | 10:48. Archivado en Sobre el autor

XXXIV VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/30-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 4,18-22.

En aquel tiempo, pasando Jesús junto al lago de Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, al que llaman Pedro, y a Andrés, su hermano, que estaban echando el copo en el lago, pues eran pescadores. Les dijo: «Venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres.»
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Y, pasando adelante, vio a otros dos hermanos, a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, que estaban en la barca repasando las redes con Zebedeo, su padre. Jesús los llamó también. Inmediatamente dejaron la barca y a su padre y lo siguieron.

COMENTARIO:

Celebramos el Viernes de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . Hoy la Iglesia celebra la fiesta de San Andrés Apóstol. San Andrés nació en Betsaida, población de Galilea, situada a orillas del lago Genesaret. Era hijo del pescador Jonás y hermano de Simón Pedro.
Andrés tiene el honor de haber sido el primer discípulo que tuvo Jesús, junto con San Juan el evangelista. La tradición coloca su martirio en el 30 de noviembre del año 63, bajo el imperio cruel de Nerón.

En el Evangelio de este Miércoles de la Primera Semana de Adviento leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 4,18-22)
El evangelio nos habla del llamamiento de los cuatro primeros discípulos. Jesús pasea junto al lago de Galilea e invita a dos hermanos, Simón y Andrés, que eran pescadores, a seguir. Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Poco después, vio a los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y también los llamó.

Dirijámonos a Dios con esta conocida y preciosa canción "Pescador de hombres": Señor, me has mirado a los ojos, sonriendo has dicho mi nombre, en la arena he dejado mi barca, junto a ti buscaré otro mar. Tú has venido a la orilla, no has buscado ni a sabios ni a ricos, tan sólo quieres que yo te siga...Amén.

www.marinaveracruz.net


XXXIV JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 29-11-2018

26.11.18 | 10:42. Archivado en Sobre el autor

XXXIV JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 29-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,20-28.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed que entonces está cerca su destrucción.
Entonces los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén en medio de Jerusalén, que se alejen; los que estén en los campos, que no entren en ella; porque estos son “días de venganza” para que se cumpla todo lo que está escrito.
¡Ay de las que estén encintas o criando en aquellos días!
Porque habrá una gran calamidad en esta tierra y un castigo para este pueblo.
“Caerán a filo de espada”, los llevarán cautivos “a todas las naciones”, y “Jerusalén será pisoteada por gentiles”, hasta que alcancen su plenitud los tiempos de los gentiles.
Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación».

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . Intenta en este día ser un gran mensajero de paz al estilo de Jesús, Príncipe de la Paz, pero reconoce que para ser mensajero de paz tienes que tener el corazón pacificado.

En el Evangelio de este Jueves de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 21,20-28)
Jesús les recuerda a sus discípulos que a la ruina de Jerusalén seguirá la dispersión del pueblo judío. Y después de la catástrofe y la ruina de Jerusalén vendrá la catástrofe cósmica y la venida del Hijo del Hombre, figura misteriosa que triunfará sobre todos los opresores, llevando en su mano la justicia de la historia, el triunfo de la justicia de Dios.

Señor, haznos profetas, personas que seamos "consecuentes en su pensar y coherentes en sus palabras; que sean rápidos para escuchar y calmosos para responder” (Eclo 5,10-11).
Desde María, la Madre de Jesús, pidamos a Dios que nos conceda aquello que más necesitamos y nos conviene. Amén.

www.marinaveracruz.net


XXXIV MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/ 28-11-2018

26.11.18 | 10:36. Archivado en Sobre el autor

XXXIV MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/ 28-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,12-19.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio.
Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.
Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . Confía y suplica la ayuda de Dios en cada momento para afrontar con serenidad y optimismo los avatares de la vida y las dificultades de lo cotidiano.

En el Evangelio de este Miércoles de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 21,12-19)
Jesús les invita a sus discípulos a que no teman porque Dios está con ellos. Antes del triunfo final, los discípulos deberán superar la prueba de la persecución. Y les exhorta a que resistan en la persecución, que puede venir hasta de los más allegados y cercanos, hasta de la familia. Y les recuerda que "con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas"

Pidamos a Dios que nos ayude a ser portadores de su gracia y capaces de destruir el poder del mal en todo lugar y en nosotros mismos. Amén.

www.marinaveracruz.net


QUE LLEGA EL ADVIENTO.

26.11.18 | 10:34. Archivado en Sobre el autor

QUE LLEGA EL ADVIENTO.

El Año litúrgico empieza con el Tiempo de Adviento: tiempo estupendo en el que se despierta en los corazones la espera de la vuelta de Cristo y la memoria de su primera venida, cuando se despojó de su gloria divina para asumir nuestra carne mortal (Benedicto XVI. Mensaje de Adviento 2011)

El Adviento es un tiempo especial de gracia y de una invitación a reconocer las “Venidas del Señor”.

a) El Adviento es un tiempo para “RECORDAR”: El Señor vino y “acampó entre nosotros”. Cuando nosotros hoy celebramos el Adviento y centramos nuestra mirada en la espera y la preparación de la venida de Jesús, quiere decir que miramos hacia atrás, hacia aquel acontecimiento transcendental y lo queremos revivir con toda la intensidad.
En Adviento nos preparamos para celebrar este hecho decisivo: Dios se ha hecho hombre, Dios ha venido a vivir nuestra misma vida, Dios ha entrado en nuestra historia y ha abierto un camino de liberación, Dios ha hecho suya nuestra debilidad. Para poder celebrar intensamente este hecho decisivo, lo que la Navidad significa, tenemos que despertar en nosotros una actitud de espera, de deseo de la venida del Señor.

b) El Adviento es un tiempo para “CELEBRAR”: El Señor viene en la Iglesia por medio del Espíritu Santo.

c) El Adviento es un tiempo para “ESPERAR”: El Señor vendrá al final de los tiempos en el que Dios será todo en todos.

¡¡¡VEN, SEÑOR JESÚS!!!

www.marinaveracruz.net


XXXIV MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/27-11-2018

26.11.18 | 10:23. Archivado en Sobre el autor

XXXIV MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/27-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,5-11.

En aquel tiempo, como algunos hablaban del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedra de calidad y exvotos,
Jesús les dijo:
«Esto que contempláis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida».
Ellos le preguntaron:
«Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?».
Él dijo:
«Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre diciendo: “Yo soy”, o bien: “Está llegando el tiempo”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque es necesario que eso ocurra primero, pero el fin no será enseguida».
Entonces les decía:
«Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países, hambres y pestes. Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo».

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario . Convéncete de que sólo el amor puede cambiar a este mundo.

En el Evangelio de este Martes de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 21,5-11)
Algunos alababan la belleza del Templo, por la calidad de la piedra y los exvotos, y Jesús proclama un discurso apocalíptico. Manifiesta que todo ese esplendor desaparecerá.
Jesús distingue su segunda venida de todos los acontecimientos que la precederán: persecuciones, guerras, destrucciones... "porque eso tiene que ocurrir primero, pero el final no vendrá enseguida".

Danos, Señor, la capacidad de testimoniar a Jesús y de cumplir su Palabra. Danos, Dios mío, la fuerza para seguirte y afrontar las dificultades de cada día con verdadera confianza y entrega. Amén.

www.marinaveracruz.net


DÍA MUNDIAL DEL SIDA

26.11.18 | 10:19. Archivado en Sobre el autor

DÍA MUNDIAL DEL SIDA

El día 1 de Diciembre se celebra el DÍA MUNDIAL DEL SIDA. Se conmemoró por primera vez el 1 de diciembre de 1988. La propuesta tuvo el apoyo de la Asamblea Mundial de la Salud y de la Asamblea General de las Naciones Unidas.
Un estudio de la Universidad de Washington, en la revista AIDS, indicaba que en 20 años el SIDA ha crecido hasta ubicarse como la quinta causa de pérdida de salud a nivel mundial.

El año 2013, en la Jornada Mundial de la lucha contra el SIDA, el Papa Francisco, después de la oración del Ángelus, dirigió este mensaje: "Expreso mi cercanía a las personas que están afectadas, especialmente a los niños", y precisó que se trata de "una cercanía que es muy concreta a través del empeño silencioso de tantos misioneros y operadores". Y pidió que "recemos por todos, también por los médicos y los investigadores". Y concluyó solicitando que "cada enfermo, ninguno excluido, pueda acceder a las curaciones que necesita".

A veces se presenta a la Iglesia Católica como enemiga de los enfermos del Sida, y esto no es cierto. Se calcula que la Iglesia Católica ofrecen un 25 por ciento de la atención en todo el mundo a las personas que viven con el VIH, especialmente en países en desarrollo.

Solicitemos en este día la erradicación eficaz de la terrible enfermedad del Sida, reclamando un acceso de los enfermos a los tratamientos que necesitan accesibles, especialmente en África, y, sobretodo, una educación sexual donde entren como posibles la abstinencia sexual y la fidelidad al matrimonio, subrayando una defensa de la vida y de la familia.

www.marinaveracruz.net


XXXIV LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/26-11-2018

26.11.18 | 10:16. Archivado en Sobre el autor

XXXIV LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/26-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 21,1-4.

En aquel tiempo, Jesús, alzando los ojos, vio a unos ricos que echaban donativos en el tesoro del templo; vio también una viuda pobre que echaba dos monedillas, y dijo:
«En verdad os digo que esa viuda pobre ha echado más que todos, porque todos esos han contribuido a los donativos con lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir».

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario. La fuerza del cristiano debe ser el testimonio y la coherencia que da el Evangelio. Nuestras armas no deben ser la prepotencia ni el orgullo, sino la sencillez, la pobreza del espíritu y el estar abiertos siempre al Espíritu de Jesús.

En el Evangelio de este lunes de la Trigésima Cuarta Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 21,1-4)
La generosidad de una pobre viuda en el cepillo del templo sirve a Jesús para resaltar que el valor de un don no se mide por su importancia material, sino por la intención del que lo da: "Sabed que esa pobre viuda ha echado más que nadie, porque todos los demás han echado de lo que les sobra, pero ella, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir"

Señor, quédate conmigo durante todo el día y guía todas mis acciones, mis palabras y pensamientos. Guarda mis pies, para que no anden ociosos, sino que caminen al encuentro de las necesidades de los demás. Guarda mis manos, para que no se abran para hacer el mal, sino para abrazar y ayudar a todos. Amén.

www.marinaveracruz.net


UN CUENTO DE LEÓN TOLSTOI.

24.11.18 | 11:36. Archivado en Sobre el autor

UN CUENTO DE LEÓN TOLSTOI.

Este cuento de León Tolstoi nos manifiesta de una manera veloz y manifiesta que al final de la vida nos examinarán del amor y que seremos comprendidos desde este relato evangélico de Mt 25,34a-36s: “Venid, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui extranjero y me recogisteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, estuve en la cárcel y fuisteis a verme” (Mt 25,34ª-36).

“Érase una vez un zapatero remendón, llamado Martín. Vivía solo, era piadoso, leía todas las noches la Biblia. Una noche soñó que se le aparecía Cristo y le decía: “Martín, mañana voy a venir a visitarte. Asómate por la ventana para abrirme cuando venga”. Aunque se trataba de un sueño, Martín se impresionó. Por si fuera verdad, a la mañana siguiente, desde primera hora, estuvo pendiente, mirando a través de la ventana.

Muy temprano vio un barrendero que estaba quitando la nieve de las entradas de las casas. Le llamó y le ofreció una taza de té caliente. Mientras el barrendero, tiritando, sorbía el té, Martín seguía mirando por la ventana. “¿Está usted esperando alguna visita”, le preguntó el barrendero? “No”, contestó Martín y le contó el sueño. “Siga usted mirando; tal vez venga. Adiós, y muchas gracias”. Al mediodía, todavía el frío era intenso. Vio pasar a una mujer con un niño en brazos llorando de frío. Les llamó y les dio la sopa bien caliente que tenía preparada para él. Seguía mirando por la ventana, y la mujer le preguntó: “¿Espera alguna vista?”. “No”, le contestó y le contó el sueño. “Siga usted mirando; tal vez venga. Adiós y muchas gracias”.

Atardecía el día de invierno; Martín seguía mirando por la ventana. Y vio una vendedora ambulante a la que un muchacho le había robado una manzana. En aquel momento la mujer había agarrado al muchacho. Martín salió corriendo, convenció a la mujer de que lo perdonara y al muchacho le reprendió de tal modo que pidió perdón a la mujer y se puso a vender con ella.

Se hizo de noche. Martín cerró su casa y volvió de nuevo a la lectura del Evangelio. Mientras leía oyó una voz que le llamaba: “¡Martín, Martín!”. Levantó asustado la cabeza y vio al barrendero de la mañana que le sonreía y se iba. Volvió a la lectura, y otra vez oyó que le llamaban: “¡Martín, Martín!”. Y vio a la mujer con el niño en brazos, que le sonreían. Y vio a la verdulera y al ladronzuelo, que le sonreían. Martín se echó a llorar. Cristo le había visitado tres veces aquel día. “Porque cuando tuve hambre, me distéis de comer….”. (León Tolstoi)

www.marinaveracruz.net


SOLEMNIDAD DE CRISTO REY/CICLO B/ 25-11-2018

24.11.18 | 10:52. Archivado en Sobre el autor

SOLEMNIDAD DE CRISTO REY/CICLO B/ 25-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 18,33b-37.

En aquel tiempo, dijo Pilato a Jesús: «¿Eres tú el rey de los judíos?»
Jesús le contestó: «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?»
Pilato replicó: «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»
Jesús le contestó: «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.»
Pilato le dijo: «Conque, ¿tú eres rey?»
Jesús le contestó: «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo; para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»

COMENTARIO:

Celebramos el último domingo del año litúrgico: la fiesta de “Jesucristo, Rey del Universo”, culminación de todas las fiestas del Señor a lo largo de todo el año. Esta solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, fue instituida por el Papa Pío XI el 11 de Diciembre del año 1925.
La fiesta de Cristo Rey nos invita a poner a Cristo en la entretela de nuestra historia, en el corazón de todo lo que sentimos, somos y vivimos. El mismo Jesucristo reinará al final del tiempo. En el Evangelio de este Domingo de la Solemnidad de Jesucristo, rey del Universo, leemos el Evangelio de San Juan (Jn 18,33b-37).
El evangelio nos describe el encuentro de Jesús de Nazaret, apresado, y Poncio Pilato.
Los judíos habían decidido dar muerte a Jesús, y ayudados por la traición de Judas, consiguieron apresarle. Y en el diálogo con Pilato, Jesús se proclama Rey, pero no al estilo de este mundo. Jesús anuncia la venida del Reino de Dios. El Reino de Dios es un reino de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz.
Los gestos para pertenecer a este reino serían entre otros: Servir a los demás, y trabajar y colaborar para que este mundo se cimente en los valores de la justicia, la paz y la fraternidad.
Pidamos a Dios que le reconozcamos en la vida y en el rostro del que sufre y del necesitado. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA LLAMADA A LA CONVERSIÓN ES LA RESPUESTA MÁS EFICAZ A LA SEMILLA DEL MAL.

24.11.18 | 10:48. Archivado en Sobre el autor

LA LLAMADA A LA CONVERSIÓN ES LA RESPUESTA MÁS EFICAZ A LA SEMILLA DEL MAL.

La Iglesia es Santa y pecadora… Santa, basada y anclada en la acción salvadora y redentora del Dios, Uno y Trino, el Dios Amor, el Sólo Santo. Santidad respaldada y alentada por el Espíritu Santo desde el principio hasta el final de los tiempos. Pecadora, fruto de las acciones y las faltas de cada uno de sus miembros, también de los nuestros.
Toda la Historia de la Iglesia debe ser debe ser leída desde la llamada a la conversión que nos lanza el evangelio a todos, reconociendo que “el Señor viene en nuestra ayuda, a pesar de nuestra condición de pecadores” (Claudia Koll).
Sin duda, la vida cristiana está llamada permanentemente a crecer y perfeccionarse. Por esta razón, la actitud propia y específica es vivir en conversión. Benedicto XVI decía el 11 de Mayo del 2007: “Cristo invita a responder al mal ante todo con un serio examen de conciencia y con el compromiso de purificar la propia viva… La conversión vence al mal en su raíz, que es el pecado, aunque no siempre pueda evitar sus consecuencias”.
La conversión nos recuerda que nuestro referente no es otro que el “Santo” y nuestra vocación es la santidad.
Reconocer la llamada a la santidad conlleva la condición de pecador en la experiencia religiosa.
¡Cómo sabemos que la conversión a Cristo es la respuesta más eficaz a la semilla del mal y al florecimiento de la maldad!
Siente que la Iglesia no se tambalea por los fallos, sino por la falta de fe, y que Dios nos llama a construir una Iglesia más fraterna, solidaria y evangélica.

www.marinaveracruz.net


XXIII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/24-11-018

23.11.18 | 22:20. Archivado en Sobre el autor

XXIII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/24-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 20,27-40.

En aquel tiempo, se acercaron algunos saduceos, los que dicen que no hay resurrección, y preguntaron a Jesús:
«Maestro, Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer pero sin hijos, que tome la mujer como esposa y dé descendencia a su hermano». Pues bien, había siete hermanos; el primero se casó y murió sin hijos. El segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete, y murieron todos sin dejar hijos. Por último, también murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete la tuvieron como mujer».
Jesús les dijo:
«En este mundo los hombres se casan y las mujeres toman esposo, pero los que sean juzgados dignos de tomar parte en el mundo futuro y en la resurrección de entre los muertos no se casarán ni ellas serán dadas en matrimonio. Pues ya no pueden morir, ya que son como ángeles; y son hijos de Dios, porque son hijos de la resurrección.
Y que los muertos resucitan, lo indicó el mismo Moisés en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor: “Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob”. No es Dios de muertos, sino de vivos: porque para él todos están vivos».
Intervinieron unos escribas:
«Bien dicho, Maestro».
Y ya no se atrevían a hacerle más preguntas.

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . La exigencia evangélica a vivir la humildad brota en toda su extensión como una urgencia en el seguimiento del discípulo de Cristo. Y la humildad es vivir en verdad.
En el Evangelio de este Sábado de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 20,27-40).
Unos saduceos, que niegan la resurrección, se acercan a Jesús e intentan ridiculizarlo presentándole un caso insólito: una mujer se casó a lo largo de su vida con siete hermanos y murió sin descendencia. ¿Cuándo llegue la resurrección, de cuál de ellos será la mujer? Porque los siete han estado casados con ella".
Jesús responde con algunos textos de la Sagrada Escritura, afirmando que la resurrección no es la simple continuación de esta vida, sino una diversa, plena: "... los que sean dignos de la vida futura y de la resurrección de entre los muertos no se casarán. ..., son como ángeles; son hijos de Dios, porque participan en la resurrección...
Pidamos a Dios que nos conceda crecer en la esperanza en la vida eterna para que vivamos cada momento como una oportunidad para transformar este mundo conforme a su proyecto de salvación. Amén.

www.marinaveracruz.net


DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

22.11.18 | 23:35. Archivado en Sobre el autor

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

El día 25 de Noviembre se celebra el DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO. El lema de esta Campaña-2018 es #EscúchameTambién.
Se eligió el 25 de noviembre para conmemorar el violento asesinato de las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), tres activistas políticas asesinadas el 25 de noviembre de 1960 en manos por la policía secreta del dictador Rafael Trujillo en la República Dominicana. En 1999, la ONU dio carácter oficial a esta fecha.
La Asamblea General de la ONU, en 1993, definió la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.
La violencia de género es un problema que tiene un alcance mundial: la OMS estima que una de cada tres mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual.
Los asesinatos de las mujeres a manos de sus parejas o ex-parejas provocan estupor, rechazo, horror, y, como señalaba el Cardenal Don Carlos Amigo, en Noviembre del 2008, “la violencia es siempre una agresión injustificable, que no necesita apellido alguno para ser inadmisible y merecedora del mayor de los desprecios.”.
El Papa Francisco, en su último acto en Trujillo (Perú), el 20 de Enero del 2018, hizo una defensa de las mujeres y detener la lacra de los homicidios contra ellas: “¡Qué sería Perú sin las madres y las abuelas, qué sería nuestra vida sin ellas! …”. Y después, invitó a luchar “contra una plaga que afecta a nuestro continente americano: los numerosos casos de feminicidio”.
Añadió que “son muchas las situaciones de violencia que quedan silenciadas detrás de tantas paredes. Los invito a luchar contra esta fuente de sufrimiento pidiendo que se promueva una legislación y una cultura de repudio a toda forma de violencia”.
El Consejo de Presidencia de la Conferencia del Episcopado Mexicano, en un mensaje realizado el año 2013 en este día Internacional contra la violencia de la mujer, hizo un llamamiento a combatir la violencia contra la mujer desde los hogares, pues el maltrato físico y psicológico, decían, "es una conducta que se aprende en casa y en la vida social, donde muchas veces se reduce la mujer al rango de "objeto"".
Los Obispos mexicanos, reafirmando la dignidad del ser humano que brota de la Doctrina Social de la Iglesia, subrayaban que es preciso "que cada una (la mujer) debe descubrir su grandeza y vivir conforme a su dignidad, respetándose, dándose a respetar, respetando a los demás, y exigiendo de todos el respeto que merece". A renglón seguido, afirman que "si alguna mujer es víctima de la violencia ¡no deje de quererse! Pida ayuda y denuncie lo que le sucede".
Esta jornada también debe ser una jornada de dignificación y de valoración de las mujeres.
Según los datos publicados por la Agencia Tributaria, en este momento, las mujeres cobran en Córdoba una media de 3.526 euros menos que el hombre, ya que, mientras el salario medio de los hombres se sitúa en 15.598 anuales (en el 2016 eran 15.181 euros), el de las mujeres está en 12.072 euros al año (en el 2016 estaba en 11.845 euros).
La oenegé Amnistía Internacional ha presentado este jueves su informe 'Ya es hora de que me creas', en el que revela que la mayoría de las mujeres que han denunciado violencia sexual contra ellas no lo volvería a hacer después de sentirse desprotegidas por las instituciones y de haber vivido un proceso judicial traumático.
La valoración de la mujer como un ser humano auténtico con sus derechos y deberes en la sociedad, igual que el hombre, se ha convertido en uno de los más grandes logros del movimiento feminista.
Además, la incorporación en puestos de responsabilidad en la vida pública y social es uno de los grandes triunfos de la mujer en la sociedad, más allá de su puesto tradicional en el hogar como ama de casa, esposa y madre
La dignidad y la igualdad de la mujer en relación al hombre se consideran en nuestra cultura occidental, también a los ojos de la iglesia católica, impulsada por el Concilio Vaticano II, una conquista y un “signo de los tiempos”.
El Papa Pablo VI en la clausura del Concilio Vaticano II lanzó un maravilloso mensaje a las mujeres, que aún conserva toda su fuerza: “La Iglesia está orgullosa, vosotras lo sabéis, de haber elevado y liberado a la mujer, de haber hecho resplandecer, en el curso de los siglos, dentro de la diversidad de los caracteres, su innata igualdad con el hombre.
Pero llega la hora, ha llegado la hora en que la vocación de la mujer se cumple en plenitud, la hora en que la mujer adquiere en el mundo una influencia, un peso, un poder jamás alcanzado hasta ahora.
Vosotras, las mujeres, tenéis siempre como misión la guarda del hogar, el amor a las fuentes de la vida, el sentido de la cuna... Reconciliad a los hombres con la vida...
Mujeres del universo todo, cristianas o no creyentes, a quienes os está confiada la vida en este momento tan grave de la historia, a vosotras toca salvar la paz del mundo”.
Pidamos con fuerza que se cree una gran conciencia para defender la dignidad y los derechos de las mujeres, combatiendo esta violencia, física y psicológica, fundamentalmente en la escuela y en los hogares.

www.marinaveracruz.net


XXIII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 23-11-018

22.11.18 | 23:18. Archivado en Sobre el autor

XXIII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 23-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,45-48.

En aquel tiempo, Jesús entró en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles:
«Escrito está: “Mi casa será casa de oración”; pero vosotros la habéis hecho una “cueva de bandidos”».
Todos los días enseñaba en el templo.
Por su parte, los sumos sacerdotes, los escribas y los principales del pueblo buscaban acabar con él, pero no sabían qué hacer, porque todo el pueblo estaba pendiente de él, escuchándolo.

COMENTARIO:

Celebramos el Viernes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Hoy la Iglesia celebra al memoria de San Clemente I. Clemente de Roma o San Clemente I, fue un religioso cristiano de finales del siglo I, considerado el cuarto Papa en la sucesión apostólica.
Elegido en el año 88, murió en 97. Exiliado por el emperador Trajano al Ponto, fue arrojado al mar con un áncora al cuello.
En el Evangelio de este Viernes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,45-48).
Después de haber llorado sobre la ciudad de Jerusalén, ahora Jesús siente la necesidad de "purificar" el templo, centro y compendio de la ciudad, porque ha sido infiel a la propia función que debía de tener. Recuerda un texto del profeta Zacarías: "Mi casa es casa de oración"; pero vosotros la habéis convertido en una "cueva de bandidos". Y expulsa a los vendedores del templo. Poco más tarde, proclamará que el nuevo y el definitivo Templo es Él mismo, el único Mediador.
Repitamos interiormente , iluminados por el Espíritu, que el amor a Dios sea lo único absoluto de nuestra vida, y que nos ayude a reconocerlo en el prójimo. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA FUERZA DE LA ESPERANZA

21.11.18 | 07:06. Archivado en Sobre el autor

LA FUERZA DE LA ESPERANZA

Uno de los rasgos más importantes del Cristianismo es la esperanza. La esperanza es la virtud que no se cansa de esperar.
“La esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo” (CIC 1817)
Una vida es grande en la medida en que se abre a la esperanza y al futuro. La esperanza lanza un grito de alegría porque sabe bien, en lo más profundo de su esencia, que “la salvación anunciada es la salvación que trae el Señor”. Esa salvación proviene de Dios y no es solamente hechura de manos del hombre, aunque sabe bien que “la virtud de la esperanza corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre” (CIC 1818).
La esperanza lanza un grito de alegría porque a ella “corresponde el anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre” (CIC 1818).
La esperanza es el impulso que nos lanza a no desfallecer dejándonos un grito de triunfo divino cuando el mal echa sus redes y vence de inmediato.
La esperanza es la alegría del consuelo anticipado y de la victoria sellada cuando no vislumbramos en el horizonte ni un atisbo de cambio.
La esperanza es un piropo al triunfo del amor frente a la muerte y al mal, y aquí radica el escándalo que provoca el Cristianismo.
En este tiempo de crisis pidamos cordura, sensatez, confianza y esperanza, sabiendo que cada acontecimiento, incluso los negativos, son “oportuniddes” para volver a Dios, que tiene el sentido fundamental y último de la existencia, de la historia y de la realidad.

www.marinaveracruz.net


XXXIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 22-11-018

21.11.18 | 06:56. Archivado en Sobre el autor

XXXIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 22-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,41-44.

En aquel tiempo, aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella, mientras decía:
«Si reconocieras tú también en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos.
Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el tiempo de tu visita».

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Todas las fuentes cristianas sin distinción afirman la resurrección de Jesús. Es más, la resurrección de Jesús es la afirmación cardinal de la fe cristiana. En 1 Cor 15,3-5 se afirma que “si Cristo no ha resucitado, entonces nuestra predicación no tiene contenido ni vuestra fe tampoco”.
En el Evangelio de este Jueves de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,41-44).
Los discípulos proclaman a Jesús, en su entrada en Jerusalén, el Mesías prometido. Y frente a ese entusiasmo de sus seguidores, Jesús llora por la ciudad de Jerusalén y pronuncia unas palabras que hacen vislumbrar un futuro muy sombrío para la ciudad de donde se extenderá la salvación para todas las naciones.
Jesús recordará que la catástrofe no se deberá a la fatalidad, sino al rechazo de la oportunidad ofrecida: "¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos!
Pidamos a Dios que nos conceda la gracia de reconocerlo en todo lo que nos rodea y en las personas que se acerquen a nosotros. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA RAZÓN ÚLTIMA DE CUANTO ACONTECE

20.11.18 | 23:02. Archivado en Sobre el autor

LA RAZÓN ÚLTIMA DE CUANTO ACONTECE

Cierto día un joven se cuestionaba abiertamente sobre la existencia de Dios y, sobre todo, de su predicada bondad e intervención activa en la historia de los hombres.
Aquella queja y el interrogante hizo paralizar las palabras balbucientes del grupo y todas las miradas quedaron fijas en el profesor.
El profesor, un tanto nervioso, afirmó: “La vida humana se convierte en problemática, sobre todo cuando aparece en el horizonte el sufrimiento y las huellas del mal. Y esta problemática se hace existencial cuando en medio de la tragedia anhelamos una respuesta repleta de sentido para la enigmática realidad.
El sentido global último que dé respuesta a la razón última de cuanto acontece no parece encontrarse en otro que no sea el mismo Dios, que si bien su propia identidad es continuamente amenazada y cuestionada como único soporte válido al clamor de justicia y de respuesta para tantas causas perdidas.
No temed a vuestras preguntas y convenceros que la intervención amorosa de Dios se hará evidente cuando ayudemos a los humanos a conseguir una vida más humana y menos trágica”

www.marinaveracruz.net


XXXIII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 21-11-018

20.11.18 | 22:35. Archivado en Sobre el autor

XXXIII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 21-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,11-28.

En aquel tiempo, Jesús dijo una parábola, porque estaba él cerca de Jerusalén y pensaban que el reino de Dios iba a manifestarse enseguida.
Dijo, pues:
«Un hombre noble se marchó a un país lejano para conseguirse el título de rey, y volver después.
Llamó a diez siervos suyos y les repartió diez minas de oro, diciéndoles:
“Negociad mientras vuelvo”.
Pero sus conciudadanos lo aborrecían y enviaron tras de él una embajada diciendo:
“No queremos que este llegue a reinar sobre nosotros”.
Cuando regresó de conseguir el título real, mandó llamar a su presencia a los siervos a quienes había dado el dinero, para enterarse de lo que había ganado cada uno.
El primero se presentó y dijo:
“Señor, tu mina ha producido diez”.
Él le dijo:
“Muy bien, siervo bueno; ya que has sido fiel en lo pequeño, recibe el gobierno de diez ciudades”.
El segundo llegó y dijo:
“Tu mina, señor, ha rendido cinco”.
A ese le dijo también:
“Pues toma tú el mando de cinco ciudades”.
El otro llegó y dijo:
“Señor, aquí está tu mina; la he tenido guardada en un pañuelo, porque tenía miedo, pues eres un hombre exigente que retiras lo que no has depositado y siegas lo que no has sembrado”.
Él le dijo:
“Por tu boca te juzgo, siervo malo. ¿Conque sabías que soy exigente, que retiro lo que no he depositado y siego lo que no he sembrado? Pues ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Al volver yo, lo habría cobrado con los intereses”.
Entonces dijo a los presentes:
“Quitadle a este la mina y dádsela al que tiene diez minas”.
Le dijeron:
“Señor, ya tiene diez minas”.
Os digo: “Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y en cuanto a esos enemigos míos, que no querían que llegase a reinar sobre ellos, traedlos acá y degolladlos en mi presencia”».
Dicho esto, caminaba delante de ellos, subiendo hacia Jerusalén.

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Trigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario. Hoy la Iglesia celebra la Presentación en el Templo de la Virgen María. Históricamente, el origen de esta fiesta fue la dedicación de la Iglesia de Santa María la Nueva en Jerusalén , en el año 543. El Papa Gregorio XI la introdujo en Aviñón, y Sixto V la impuso a toda la Iglesia.
En el Evangelio de este Miércoles de la XXXIII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,11-28).
Jesús, ante los discípulos que piensan que el triunfo está para llegar, les responde con una parábola: la parábola de los talentos. Un día juzgará a los hombres, y cada uno habrá de dar cuenta de su gestión, según la capacidad y lo que se le dio.
Esta parábola, cercana ya la entrada de Jesús en Jerusalén, donde encontrará el martirio y la muerte, tiene un sentido pascual y escatológico.
Pidamos especialmente a Dios que nos disponga a escuchar su Palabra: Señor, abre mis ojos y mis oídos a tu palabra. que lea y escuche yo tu voz y medite tus enseñanzas, despierta mi alma y mi inteligencia para que tu palabra penetre en mi corazón y pueda yo saborearla y comprenderla. Amén.

www.marinaveracruz.net


VUÉLVETE AL CRISTO DEL EVANGELIO

20.11.18 | 22:31. Archivado en Sobre el autor

VUÉLVETE AL CRISTO DEL EVANGELIO

Nuestra fe tiene que ser necesariamente cristológica, fundamentada en Jesucristo, muerto y resucitado. Y este reto bien merece toda una vida abierta enteramente al encuentro, al auténtico Cristo que caminó por los campos de Palestina y llamó dichosos a los pacíficos.
Necesitamos saber algo sobre Jesús porque es el único que marca la pauta para la búsqueda global de sentido y el único que nos hace salir del egoísmo hacia la caza de la solidaridad.
Vuélvete al Cristo del evangelio, sabiendo que el mismo Jesús que realizó grandes prodigios, relativizó la ley en beneficio del hombre, curó a enfermos y murió en la cruz es el mismo que ha resucitado y ha sido glorificado.

www.marinaveracruz.net


XXXIII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 20-11-018

19.11.18 | 23:51. Archivado en Sobre el autor

XXXIII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 20-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,1-10.

En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad.
En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí.
Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y le dijo:
«Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa».
Él se dio prisa en bajar y lo recibió muy contento.
Al ver esto, todos murmuraban diciendo:
«Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador».
Pero Zaqueo, de pie, dijo al Señor:
«Mira, Señor, la mitad de mis bienes se la doy a los pobres; y si he defraudado a alguno, le restituyo cuatro veces más».
Jesús le dijo:
«Hoy ha sido la salvación de esta casa, pues también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario. “Hoy es necesario cimentar la fe cristiana en un testimonio válido que sea capaz de convertirse en la auténtica "roca angular” de la vida y de nuestra fe. La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por los apóstoles, unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.
En el Evangelio de este Martes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,1-10).
En Jericó, Jesús realiza "otro milagro", la conversión de Zaqueo, el jefe de los publicanos. Zaqueo tiene que superar el obstáculo de la gente, que le impide ver a Jesús. Se sube a un árbol y allí llama la atención de Jesús, que se autoinvita a la casa del recaudador de impuestos, algo que escandaliza a la gente.
Ya en casa, Zaqueo tendrá que superar otra dificultad: su riqueza. Y Zaqueo toma la decisión de compartir con los pobres sus bienes y restituir el cuádruplo de lo que ha adquirido de mala manera.
Pidamos especialmente en este día el gran don de la generosidad para dar y para darnos. Amén.

www.marinaveracruz.net


NECESITAMOS CORREGIRNOS

18.11.18 | 10:07. Archivado en Sobre el autor

NECESITAMOS CORREGIRNOS

No tratar de corregir lo que puede y debe ser corregido es una verdadera frustración y mal en la vida de cada persona.
Cada día amanece para que la vida se convierta en una oportunidad para llegar a la perfección, a la madurez humana y al conocimiento pleno de la realidad.
Descubre por ti mismo que lo importante no es caerse sino levantarse, no es pecar sino arrepentirse, no es herir sino curar, no es molestar sino pedir perdón.

wwww.marinaveracruz.net


XXXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/19-11-018

18.11.18 | 10:05. Archivado en Sobre el autor

XXXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/19-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 18,35-43.

Cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le informaron:
«Pasa Jesús el Nazareno».
Entonces empezó a gritar:
«¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!».
Los que iban delante lo regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte:
«Hijo de David, ten compasión de mí!».
Jesús se paró y mandó que se lo trajeran.
Cuando estuvo cerca, le preguntó:
«¿Qué quieres que haga por ti?».
Él dijo:
«Señor, que recobre la vista».
Jesús le dijo:
«Recobra la vista, tu fe te ha salvado».
Y enseguida recobró la vista y lo seguía, glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alabó a Dios.

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Un hombre de negocios se acercó a un sacerdote y le preguntó: “¿En qué podría ayudarme la espiritualidad a un hombre de negocios y de mundo como yo?”. El sacerdote le dijo: “Te ayudará a tener más y a compartir con el que no tiene”. El hombre le preguntó: “¿De qué manera?”. El sacerdote le respondió: “Enseñándote a desear menos”. ¡Vive la generosidad para dar y para darte, y tu alma encontrará la senda de la eternidad!
En el Evangelio de este Lunes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 18,35-43).
Jesús se acerca a Jericó y había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Ante la insistencia del ciego y el los gritos pidiendo compasión, Jesús se detiene, le llama, le pregunta qué quiere.
El ciego quiere ver, y el Maestro accede enseguida. Y, curado de su ceguera, se convierte en seguidor de Jesús. Y todos alaban a Dios por lo sucedido.
Pidamos por todas las familias, especialmente las más necesitadas. Amén.

www.marinaveracruz.net


JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES-2018

16.11.18 | 12:34. Archivado en Sobre el autor

JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES-2018

INTRODUCCIÓN:

El Papa Francisco ha convocado para el Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario (18 de Noviembre del 2018) la II JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES con el lema: ESTE POBRE GRITÓ Y EL SEÑOR LO ESCUCHÓ. El lema está inspirado en el Salmo 34.
Una jornada, instituida por el Papa Francisco después del Jubileo de la Misericordia, en la que Papa nos invita “a los hermanos obispos, a los sacerdotes y en particular a los diáconos, a quienes se les impuso las manos para el servicio de los pobres (cf. Hch 6, 1-7), junto con las personas consagradas y con tantos laicos y laicas que en las parroquias, en las asociaciones y en los movimientos hacen tangible la respuesta de la Iglesia al grito de los pobres, a que vivan esta Jornada Mundial como un momento privilegiado de nueva evangelización.

DOCUMENTO:

El Papa Francisco se inspira para el mensaje en el Salmo 34: ”Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”. Dijo que “Las palabras del salmista se vuelven también las nuestras a partir del momento en que somos llamados a encontrar las diversas situaciones de sufrimiento y marginación en las que viven tantos hermanos y hermanas, que habitualmente designamos con el término general de ‘pobres’”.
Añade el Papa que “este salmo nos permite también hoy a nosotros, rodeados de tantas formas de pobreza, comprender quiénes son los verdaderos pobres, a los que estamos llamados a dirigir nuestra mirada para escuchar su grito y reconocer sus necesidades”.
Ante esta realidad, el Pontífice resalta que “el Señor escucha a los pobres que claman a Él y que es bueno con aquellos que buscan refugio en Él con el corazón destrozado por la tristeza, la soledad y la exclusión. Escucha a todos los que son atropellados en su dignidad y, a pesar de ello, tienen la fuerza de alzar su mirada al cielo para recibir luz y consuelo. Escucha a aquellos que son perseguidos en nombre de una falsa justicia, oprimidos por políticas indignas de este nombre y atemorizados por la violencia; y aun así saben que Dios es su Salvador.”
Señala el Papa que “lo que surge de esta oración es ante todo el sentimiento de abandono y confianza en un Padre que escucha y acoge. A la luz de estas palabras podemos comprender más plenamente lo que Jesús proclamó en las bienaventuranzas: «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos» (Mt 5,3).
El Papa Francisco recuerda, que “en virtud de esta experiencia única y, en muchos sentidos, inmerecida e imposible de describir por completo, nace el deseo de contarla a otros, en primer lugar a los que, como el salmista, son pobres, rechazados y marginados. Nadie puede sentirse excluido del amor del Padre, especialmente en un mundo que con frecuencia pone la riqueza como primer objetivo y hace que las personas se encierren en sí mismas.

El Papa subraya que “el salmo describe con tres verbos la actitud del pobre y su relación con Dios”: GRITAR, RESPONDER Y LIBERAR.

GRITAR:
Subraya el Papa Francisco que “la condición de pobreza no se agota en una palabra, sino que se transforma en un grito que atraviesa los cielos y llega hasta Dios”. Ante la actitud que muchos tienen ante las personas pobres se preguntó: “¿cómo es que este grito, que sube hasta la presencia de Dios, no alcanza a llegar a nuestros oídos, dejándonos indiferentes e impasibles?(…) estamos llamados a hacer un serio examen de conciencia para darnos cuenta si realmente hemos sido capaces de escuchar a los pobres”.
Señala el Papa Francisco que muchas veces las iniciativas que trabajan con los más pobres están “dirigidas más a complacernos a nosotros mismos que a acoger el clamor del pobre”. Y añade: “Se está tan atrapado en una cultura que obliga a mirarse al espejo y a cuidarse en exceso, que se piensa que un gesto de altruismo bastaría para quedar satisfechos, sin tener que comprometerse directamente”.

RESPONDER:
El Papa Francisco recuerda que Dios no sólo escucha el grito del pobre, sino que responde. Asegura que “La respuesta de Dios al pobre es siempre una intervención de salvación para curar las heridas del alma y del cuerpo, para restituir justicia y para ayudar a retomar la vida con dignidad”. Añade que “Los pobres no necesitan un acto de delegación, sino del compromiso personal de aquellos que escuchan su clamor”.

LIBERAR:
El Papa Francisco destaca que “el pobre de la Biblia vive con la certeza de que Dios interviene en su favor para restituirle dignidad”. Además asegura: “La pobreza no es buscada, sino creada por el egoísmo, el orgullo, la avaricia y la injusticia”. A su vez dejó palabras para los que esperan en el Señor: “Las cadenas de la pobreza se rompen gracias a la potencia de la intervención de Dios”.

ÁNIMO. LEVÁNTATE, ÉL TE LLAMA”
En el mensaje el Papa Francisco señala que le “conmueve saber que muchos pobres se han identificado con Bartimeo, del que habla el evangelista Marcos (cf. 10,46-52). El ciego Bartimeo «estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna» (v. 46), y habiendo escuchado que Jesús pasaba «empezó a gritar» y a invocar al «Hijo de David» para que tuviera piedad de él (cf. v. 47). «Muchos lo increpaban para que se callara. Pero él gritaba más fuerte» (v. 48). El Hijo de Dios escuchó su grito: «“¿Qué quieres que haga por ti?”. El ciego le contestó: “Rabbunì, que recobre la vista”» (v. 51).
Indica el Papa que “esta página del Evangelio hace visible lo que el salmo anunciaba como promesa. Bartimeo es un pobre que se encuentra privado de capacidades fundamentales, como son la de ver y trabajar. ¡Cuántas sendas conducen también hoy a formas de precariedad! La falta de medios básicos de subsistencia, la marginación cuando ya no se goza de la plena capacidad laboral, las diversas formas de esclavitud social, a pesar de los progresos realizados por la humanidad… Cuántos pobres están también hoy al borde del camino, como Bartimeo, buscando dar un sentido a su condición. Muchos se preguntan cómo han llegado hasta el fondo de este abismo y cómo poder salir de él. Esperan que alguien se les acerque y les diga: «Ánimo. Levántate, que te llama» (v. 49)” Recuerda el Papa que muchos esperan que alguien se les acerque y les diga: “Ánimo. Levántate, que te llama”, como le dicen a Bartimeo. Sin embargo, ”las voces que se escuchan son las del reproche y las que invitan a callar y a sufrir”, lamentó.

“LOS POBRES NOS EVANGELIZAN”

Señala el Papa Francisco que “los pobres son los primeros capacitados para reconocer la presencia de Dios y dar testimonio de su proximidad en sus vidas”. Y recordó que “Dios permanece fiel a su promesa, e incluso en la oscuridad de la noche no hace faltar el calor de su amor y de su consolación”. Y subraya que: “para superar la opresiva condición de pobreza es necesario que ellos perciban la presencia de los hermanos y hermanas que se preocupan por ellos y que, abriendo la puerta del corazón y de la vida, los hacen sentir amigos y familiares”.

El Papa manifiesta un deseo: “Quisiera que también este año, y en el futuro, esta Jornada se celebrara bajo el signo de la alegría de redescubrir el valor de estar juntos. Orar juntos en comunidad y compartir la comida en el domingo. Una experiencia que nos devuelve a la primera comunidad cristiana, que el evangelista Lucas describe en toda su originalidad y sencillez: «Perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones. [....]” (Hch 2,42.44-45).

www.marinaveracruz.net


IDENTIFICARNOS CON JESÚS DE NAZARET POBRE

14.11.18 | 03:57. Archivado en Sobre el autor

IDENTIFICARNOS CON JESÚS DE NAZARET POBRE

Los cristianos sabemos que Jesús de Nazaret se hizo pobre, humilde y sencillo para que todos los pobres y desheredados de la tierra pudieran acogerse e identificarse con Él.
Raúl Follerau, el vagabundo de la caridad cristiana, decía que “el amor ve en el rostro del pobre, del que sufre, y del perseguido, el rostro de Jesús".
San Juan de Ávila decía que "en lo pobre y más olvidado del mundo está Cristo" , añadiendo que ""para hallar a Cristo, buscar al enfermo y al pobre, y al olvidado del mundo. Temo que por falta de esta estrella no buscan muchos a Cristo".
Madre Teresa de Calcuta decía: "No estamos aquí por lo que hacemos, sino por Jesús. Somos religiosas, no asistentes sociales, maestras, enfermeras o doctoras. Somos monjas, lapiceros con los que Dios escribe".
¡Qué bien aprendieron Raúl Follerou, San Juan de Ávila y Madre Teresa de Calcuta las palabras de Cristo en el evangelio de San Mateo, capítulo 25: “Venid, benditos de mi Padre, a tomar posesión del Reino porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me recibisteis en vuestras casas, estuve desnudo y me vestisteis, estuve enfermo y fuisteis a visitarme, estuve en la cárcel y fuisteis a verme” Entonces los buenos preguntarán: “Señor, ¿Cuándo te vimos? ? Y el Rey responderá: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con alguno de esos mis hermanos más pequeños, lo hicisteis conmigo” (Mt 25,34b-40).

www.marinaveracruz.net


XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 18-11-018

14.11.18 | 03:50. Archivado en Sobre el autor

XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 18-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 13,24-32.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte. Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»

COMENTARIO:

Celebramos el Domingo de la Trigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario y la Iglesia celebra la II Jornada Mundial de los pobres, impulsada por el Papa Francisco.
No olvides estos consejos del Libro de los Proverbios: “Seis cosas hay que aborrece Yahveh, y siete son abominación para su alma: ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, corazón que fragua planes perversos, pies que ligeros corren hacia el mal, testigo falso que profiere calumnias, y el que siembra pleitos entre los hermanos” (Prov 6, 16-19).
En el Evangelio de este Domingo de la XXXIII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Marcos (Mc 13,24-32).
Jesús culmina un discurso escatológico, nos habla del final. La historia concluirá con la venida gloriosa del Hijo del hombre profetizado por Daniel. Como juez de la historia y vencedor de las fuerzas del mal, inaugurará definitivamente el Reino de Dios.
Jesús quiere hacer comprender que el misterio pascual ahora presente será el comienzo de la fase final de los tiempos. Por eso invita a los discípulos, ya desde ahora, a la vigilancia, a escrutar los acontecimientos sabiendo captar en ellos la proximidad del Hijo del hombre, de su retorno glorioso y a adherirse plenamente a su Palabra.
Señor. Enséñanos a mirar al cielo. Enséñanos a gustar las cosas de arriba. Enséñanos a guardar tus palabras. Amén.

www.marinaveracruz.net


HE SUSURRADO AL VIENTO: TE QUIERO.

14.11.18 | 03:46. Archivado en Sobre el autor

HE SUSURRADO AL VIENTO: TE QUIERO.

Dios es el amor con mayúsculas y la esencia misma de la vida. Cada uno de los humanos somos “su debilidad” y la razón de su amor para con el mundo.
Dios ha pintado tu nombre en las paredes de la luna y ha susurrado al viento que te quiere y desea hacer una historia de amor contigo, una aventura de salvación con tu vida. Él ha donado a la historia de un deseo de sentido que va desde tu existencia hasta lo último creado para que tú seas feliz y consigas que el mal sea triturado y vencido.
Dios es el susurro del viento que consigue levantar al hombre de su vacío existencial y lo lanza hacia su propia rebeldía contra todo lo que destruya la vida y la realidad más plural y diversa.
Dios es el aliento que suspira por un mundo más solidario y más justo sin que al menos los vendavales sean capaces de arrodillar al hombre en su propio barro y resentimiento.
Dios sale al encuentro de tu alma y en su intimidad más íntima quiere “danzar con ella” para atraerla con “correas de amor”. ¡Bellamente decía Caryll Houselander que “es a mí a quien Dios espera con las manos abiertas, mendigando a las puertas cerradas de mi alma”!

www.marinaveracruz.net


XXXII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/17/-11-2018

14.11.18 | 03:40. Archivado en Sobre el autor

XXXII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/17/-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 18,1-8.

En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola: «Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En la misma ciudad había una viuda que solía ir a decirle: "Hazme justicia frente a mi adversario." Por algún tiempo se negó, pero después se dijo: "Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, no vaya a acabar pegándome en la cara."»
Y el Señor añadió: «Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le gritan día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?»

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario. El Sábado lo dedica la Iglesia especialmente a la Virgen María. Ella es la "perfecta seguidora de Cristo", que dando un sí al proyecto de salvación, avanza en su peregrinación de fe, escuchando y guardando la Palabra de Dios, manteniéndose unida a su Hijo hasta la cruz. Jesús enseña a María, su madre, la plena revelación de la identidad de Dios Padre, misericordioso y compasivo, liberador y redentor.
En el Evangelio de este Sábado de la XXXII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 18,1-8). Jesús les insiste a los discípulos la necesidad de orar con perseverancia y con insistencia. Y les presenta la actitud perseverante de la viuda que hace cambiar el comportamiento del juez.
Señor. Enséñanos a mirar al cielo. Enséñanos a gustar las cosas de arriba. Enséñanos a guardar tus palabras. Enséñanos a no vivir cruzados de brazos. Enséñanos a rastrear tu presencia. Enséñanos a escuchar a tu Espíritu. Enséñanos a recorrer tus caminos. Amén.

www.marinaveracruz.net


UNA FÓRMULA PARA SABER CÓMO ANDA NUESTRO CRISTIANISMO

14.11.18 | 03:37. Archivado en Sobre el autor

UNA FÓRMULA PARA SABER CÓMO ANDA NUESTRO CRISTIANISMO

Un joven preguntó a un sacerdote: “¿Podría darme una fórmula para saber cómo anda mi cristianismo?”
El sacerdote meditó unos minutos y le respondió: “¿Una fórmula? La mejor manera de averiguar cómo anda tu cristianismo es descubrir si tu vida entera cabe en el Padrenuestro.
¡Sí, el Padrenuestro es una oración para vivir, una oración para confiar, una dinamita que rompe con nuestro egoísmo, nuestras estrechas miras y nuestros mediocres proyectos personales, lejos del perdón!

www.marinaveracruz.net


XXXII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 16-11-2018

14.11.18 | 03:31. Archivado en Sobre el autor

XXXII VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 16-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 17,26-37

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Lo mismo sucedió en tiempos de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se manifieste el Hijo del hombre. Aquel día, si uno está en la azotea y tiene sus cosas en casa, que no baje por ellas; si uno está en el campo, que no vuelva. Acordaos de la mujer de Lot. El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará. Os digo esto: aquella noche estarán dos en una cama: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán.»
Ellos le preguntaron: «¿Dónde, Señor?»
Él contestó: «Donde se reúnen los buitres, allí está el cuerpo.»

COMENTARIO:

Celebramos el Viernes de la Trigésima Semana del Tiempo Ordinario Haz de hoy el mejor día de tu vida y no desaproveches las oportunidades que te presenta Dios para hacer el bien. ¡Eso sí que es corresponder al amor de Dios y reconocer que “somos salvados”!
En el Evangelio de este Viernes de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 17,26-37).
Los apóstoles esperaban con impaciencia el delo Hijo del Hombre, esto es, la manifestación gloriosa del Mesías, tal como la anunciaba Daniel. Y Jesús les recuerda que lo importante es vivir cada día preparados.
Jesús invita a ello con la breve parábola que recuerda los episodios del diluvio y la destrucción de Sodoma.
Supliquemos a Dios en este día que nos conceda el don de la humildad y la generosidad. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA HABLA SOBRE EL MUNDO LABORAL

14.11.18 | 03:27. Archivado en Sobre el autor

LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA HABLA SOBRE EL MUNDO LABORAL

El trabajo realmente humaniza al hombre y le hace colaborador con Dios en la gestación de un mundo que debe ser cada día más de acuerdo a su proyecto de salvación en claves de justicia, solidaridad, amor y perdón.
La Iglesia, en su extenso Magisterio y en su Doctrina Social, ha abordado los problemas laborales y sociales, afirmando los deberes y derechos tanto del obrero como del empresario.
Ha reconocido que toda persona tiene derecho a poseer bienes privados y que el obrero tiene derecho a un salario que le procure un sustento digno para él y su familia. También tiene derecho a asociarse para defender sus derechos de forma colectiva y solidaria, al tiempo que pueda realizar su trabajo en condiciones humanamente dignas (respeto, libertad, ausencia de tensiones, higiene, descanso adecuado...), y el deber de desempeñar su tarea con responsabilidad.
Ha afirmado que el empresario tiene el deber de pagar a sus obreros un salario digno al tiempo que los beneficios de la empresa reviertan en los trabajadores y, en definitiva, en la sociedad.

Desde Jesucristo la Iglesia levanta la voz en defensa de la dignidad humana en el mundo laboral, en ocasiones tan deshumanizado y tan competitivo.

Pedimos como cristianos que se generen puestos de trabajo en nuestra sociedad y se defienda la dignidad del trabajador/a en nuestras economías de mercado.

www.marinaveracruz.net


XXXII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 15-11-2018

14.11.18 | 03:20. Archivado en Sobre el autor

XXXII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 15-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 17,20-25.

En aquel tiempo, a unos fariseos que le preguntaban cuándo iba a llegar el reino de Dios Jesús les contestó: «El reino de Dios no vendrá espectacularmente, ni anunciarán que está aquí o está allí; porque mirad, el reino de Dios está dentro de vosotros.»
Dijo a sus discípulos: «Llegará un tiempo en que desearéis vivir un día con el Hijo del hombre, y no podréis. Si os dicen que está aquí o está allí no os vayáis detrás. Como el fulgor del relámpago brilla de un horizonte a otro, así será el Hijo del hombre en su día. Pero antes tiene que padecer mucho y ser reprobado por esta generación.»

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Trigésima segunda Semana del Tiempo Ordinario. La vida cristiana está llamada permanentemente a crecer y a perfeccionarse. Por esta razón, la actitud propia y específica es vivir en conversión.
En el Evangelio de este Jueves de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 17,20-25).
Los fariseos esperaban que el Reino de Dios se manifestará ostensiblemente. Sin embargo, Jesús les señala que el Reino de Dios ya está presente "dentro de nosotros"· También los Apóstoles esperaban con impaciencia el Día del Hijo del Hombre, la manifestación gloriosa del Mesías, tal como lo anunciaba el profeta Daniel.
Y Jesús les señala que no es cuestión de lugares, sino de vivir con el Hijo del Hombre, con Jesús mismo, a quien aguarda un destino cruel con padecimientos, tras el cual aparecerá inesperadamente el Reino como un fulgor que llenará todo el horizonte.
Supliquemos a Dios que nos conceda el crecimiento de la fe y el convencimiento profundo que nos acompaña siempre y se compadece de cada uno de nosotros. Amén.

www.marinaveracruz.net


BIENAVENTURADOS LOS QUE TRABAJAN POR LA PAZ

13.11.18 | 23:18. Archivado en Sobre el autor

BIENAVENTURADOS LOS QUE TRABAJAN POR LA PAZ

La auténtica paz debe ir unida necesariamente a la solidaridad y a la preocupación por el bien de los demás, en especial de las grandes masas de pobres que se hallan dispersos por el planeta. ¡Y cómo bien decía Antoine de Saint-Exupery: “Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor”.
La paz no es solamente ausencia de guerra, sino que la verdadera paz se cimenta en la justicia y en la solidaridad. Desde este planteamiento ético, la desigualdad socio-económica entre las distintas partes del planeta y la división entre países desarrollados y países en vías de desarrollo son un atentado contra la misma existencia de la paz. ¡Cómo resuena las palabras de Cristo en esta época tan sellada de violencia: “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt 5, 9)!

Alber Einstein decía: “Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz”. La aspiración para conseguir la paz entre los pueblos ha sido uno de los ideales y utopías del hombre. Sin embargo, esta misma aspiración contrasta con la realidad mundial y con la misma memoria histórica de la existencia humana en nuestro diminuto planeta.

www.marinaveracruz.net


XXXII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/14-11-2018

13.11.18 | 23:02. Archivado en Sobre el autor

XXXII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/14-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 17,11-19.

Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en un pueblo, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: «Jesús, maestro, ten compasión de nosotros.»
Al verlos, les dijo: «ld a presentaros a los sacerdotes.»
Y, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se echó por tierra a los pies de Jesús, dándole gracias. Éste era un samaritano.
Jesús tomó la palabra y dijo: «¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha vuelto más que este extranjero para dar gloria a Dios?»
Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado.»

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Trigésima segunda Semana del Tiempo Ordinario. Cada día amanece para que vida se convierta en una oportunidad para llegar a la perfección, a la madurez humana y al conocimiento pleno de la realidad.
En el Evangelio de este Miércoles de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 17,11-19).
Jesús va camino de Jerusalén, y pasando entre Samaria y Galilea, vienen a su encuentro diez leprosos.
Ellos les piden que tenga compasión a gritos, y Jesús les manda ir a presentarse a los sacerdotes.
En el camino quedan todos curados, pero sólo uno vuelve para alabar a Dios y darle gracias a Jesús. Y éste era un samaritano.
Jesús reconocerá que sólo el samaritano, este extranjero, ha alcanzado el fin último del milagro: entrar en una nueva relación con Dios.
Pidamos a Dios que nos conceda tener entrañas de misericordia ante el sufrimiento del prójimo y vivir en una actitud de agradecimiento permanente. Amén.

www.marinaveracruz.net


EL MARAVILLOSO DON DE LA AMISTAD

12.11.18 | 23:52. Archivado en Sobre el autor

EL MARAVILLOSO DON DE LA AMISTAD

Cuando el Señor nos concede el regalo de un amigo entonces los pasos inciertos de la vida se hacen más llevaderos y nuestra existencia se ilumina con el don de la compañía íntima que satisface el corazón. ¡”Vuestro amigo es la contestación a vuestras necesidades" (Gibran)!
“Amigos verdaderos son los que vienen a compartir nuestra felicidad cuando se les ruega, y nuestra desgracia sin ser llamados”, afirmaba sabiamente Demetrio de Falerea.
También el libro del Eclesiástico tiene palabras preciosas para el amigo: "Un amigo fiel es un talismán: el que teme a Dios lo alcanza" (Eclo 6,16); "No deseches al amigo viejo,
porque al nuevo no lo conoces; amigo nuevo es vino nuevo: deja que envejezca y lo beberás" (Eclo 9,10).

La amistad es el mayor regalo que podemos recibir en nuestra existencia y el mayor reclamo de la vida es buscar al amigo que sea capaz de iluminar con su sola presencia los huecos de nuestro corazón, porque “un amigo no es aquel que te seca las lágrimas, sino aquel que evita que las derrames” (Anónimo)
El amigo es un compañero de viaje que contagia con su presencia los caminos del peregrinar que llevamos y en los momentos de dolor está sin preguntar, sin exigir, sin controlar, sin criticar, sin huir. ¡Si, como bien decía Gregor, “Un amigo es mas que un hermano, más que un padre. Bueno, es otra cosa, es un compañero”!
El amigo es la llama de nuestra hoguera que arde sin consumirse aún sin estar cerca.
El amigo nos recrimina con la máxima caridad nuestros fallos pero fíate de él cuando te mira a los ojos y te dice verdades como puños. No esperemos un amigo adulador y calculador, ajeno a la verdad y a la crítica. Ya lo decía Alfred de Muset: “Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice por la espalda”.

¡Por favor, si tienes un amigo cuídalo, ámalo, protégelo, invítalo! Será lo mejor que te ocurra en tu vida.

www.marinaveracruz.net


XXXII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/13-11-2018

12.11.18 | 17:00. Archivado en Sobre el autor

XXXII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/13-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 17,7-10.

En aquel tiempo, dijo el Señor: «Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: "Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú"? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer."»

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Trigésima segunda Semana del Tiempo Ordinario. La salvación es un regalo de Dios que no se consigue por méritos propios. La salvación nos la ha merecido Jesús de Nazaret, muerto y resucitado. Su vida, muerte y resurrección nos revela cuánto nos ama Dios.
En el Evangelio de este Martes de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 17,7-10).
Jesús presenta la parábola del siervo para subrayar que Dios es el auténtico siervo ante el cual nadie puede enorgullecerse por el servicio realizado: "Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer¨".
Pidamos a Dios por la sanación espiritual ¡Señor mío, purifica mi mente, limpia mi lengua, sana mis sentimientos y hazme tuyo!

www.marinaveracruz.net


LOS SABIOS VALORAN LA GRANDEZA DE LO PEQUEÑO

12.11.18 | 16:56. Archivado en Sobre el autor

LOS SABIOS VALORAN LA GRANDEZA DE LO PEQUEÑO

Cuando somos capaces de valorar lo sencillo y lo pequeño es cuando nos convertimos en sabios.
Sabio no es aquel que sabe mucho sino el que es capaz de descubrir la grandeza en lo pequeño.
Sabio no es aquel que afirma con contundencia lo que sabe, sino el que reconoce humildemente lo mucho que le queda por aprender.
Sabio es aquel que en medio del cielo estrellado, en medio de la noche, es capaz de intuir las huellas de los rayos matutinos del sol.
Medita este maravilloso lema: “No llores porque no veas el sol, pues tus lágrimas te impedirán ver las estrellas”.
Saborea la vida como un gran regalo de Dios.

www.marinaveracruz.net


XXXI LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/11-11-2018

12.11.18 | 16:41. Archivado en Sobre el autor

XXXI LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/11-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 17,1-6

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Es inevitable que sucedan escándalos; pero ¡ay del que los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le encajaran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar. Tened cuidado. Si tu hermano te ofende, repréndelo; si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día, y siete veces vuelve a decirte: "Lo siento", lo perdonarás.»
Los apóstoles le pidieron al Señor: «Auméntanos la fe.»
El Señor contestó: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: "Arráncate de raíz y plántate en el mar." Y os obedecería.»

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Trigésima segunda Semana del Tiempo Ordinario. Cuando parezca que tu vida se hace añicos y el huracán del vacío se apodere de tu interior, ... entonces descubre que tu existencia debe de anclarse en la búsqueda de un sentido global con dos alas invisibles, la razón y la fe, y te eleven más allá de ti mismo.
En el Evangelio de este Lunes de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 17,1-6).
Jesús instruye a sus discípulos sobre las relaciones fraternas entre ellos, sin ocultar que pueden existir aspectos problemáticos. Llama la atención sobre los escándalos: ¡Ay de aquellos que arrastran a otros al mal! También recomienda que cuando haya ofensas hay que tener la valentía de la corrección fraterna para que el ofendido se abra siempre al perdón.
Ante estas actitudes nada fáciles, los Apóstoles piden un aumento de fe, una fuerza poderosa capaz de romper las leyes de la naturaleza.
¡Señor mío, purifica mi mente, limpia mi lengua, sana mis sentimientos y hazme tuyo!

www.marinaveracruz.net


DÍA UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA

09.11.18 | 07:26. Archivado en Sobre el autor

DÍA UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA

El día 20 de Noviembre se celebra el DÍA UNIVERSAL DEL NIÑO. El Papa Francisco, en el Ángelus celebrado el 12 de Junio del 2015, cuando se celebraba la Jornada Mundial contra el Trabajo de los Menores, urgió a la comunidad: "Deseo el compromiso solícito y constante de la comunidad internacional por la promoción del reconocimiento efectivo de los derechos de la infancia".

El día 20 de Noviembre del 1959 se aprobó la Declaración de los Derechos del Niño de manera unánime por los 78 miembros que componían, en ese momento, la Organización de las Naciones Unidas. Se reconocía al niño-a como "ser humano capaz de desarrollarse física, mental, social, moral y espiritualmente con libertad y dignidad", y se afirmabam los derechos fundamentales de la infancia:
El derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión, idioma, nacionalidad, sexo, opinión política (art 1); el derecho a la protección especial para desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente (art. 2); a un nombre y a una nacionalidad (art. 3); a los beneficios de la seguridad social y cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal; a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos (art. 4); a un tratamiento, educación y cuidados especiales para los niños física o mentalmente impedidos (art. 5); al amor y comprensión para el desarrollo de su personalidad (art. 6); a recibir educación que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales (art. 7); a recibir protección y socorro en todas las circunstancias (art. 8); a ser protegidos contra toda forma de abandono, crueldad y explotación (art. 9); a ser protegido contra prácticas que fomentan la discriminación racial, religiosa, o de cualquier otra índole (art. 10).

Aún queda mucho camino que recorrer para que todos estos derechos del niño se vean cumplidos en muchos lugares de la tierra.

www.marinaveracruz.net


XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 11-11-2018

09.11.18 | 07:23. Archivado en Sobre el autor

XXXII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 11-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 12,38-44.

En aquel tiempo, entre lo que enseñaba Jesús a la gente, dijo: «¡Cuidado con los escribas! Les encanta pasearse con amplio ropaje y que les hagan reverencias en la plaza, buscan los asientos de honor en las sinagogas y los primeros puestos en los banquetes; y devoran los bienes de las viudas, con pretexto de largos rezos. Éstos recibirán una sentencia más rigurosa.»
Estando Jesús sentado enfrente del arca de las ofrendas, observaba a la gente que iba echando dinero: muchos ricos echaban en cantidad; se acercó una viuda pobre y echó dos reales.
Llamando a sus discípulos, les dijo: «Os aseguro que esa pobre viuda ha echado en el arca de las ofrendas más que nadie. Porque los demás han echado de lo que les sobra, pero ésta, que pasa necesidad, ha echado todo lo que tenía para vivir.»

COMENTARIO:

Celebramos el Domingo de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario.
Jesús de Nazaret nos invita a vivir el presente como manifestación y presencia de Dios en la vida de cada uno de nosotros, y nos urge: “Buscad primero el Reino de Dios y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal” (Mt 6,34).
En el Evangelio de este Domingo XXXII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Marcos (Mc 12,38-44).
Jesús les advierte a sus discípulos que se guarden de quienes buscan los exhibicionismos, las ambiciones personales, los aplausos, los deseos de prestigio con la intención de que los vean, aunque su interior esté corrompido y usan la religión para explotar a la gente, principalmente a la más débil.
La generosidad de una pobre viuda en el cepillo del templo sirve a Jesús para resaltar que el valor de un don no se mide por su importancia material, sino por la intención del que lo da. Señor.
Enséñanos a mirar al cielo. Enséñanos a gustar las cosas de arriba. Enséñanos a guardar tus palabras. Amén.

www.marinaveracruz.net


¿BASTA LA SOLA LUZ DE LA RAZÓN PARA CONOCER EL MISTERIO DE DIOS? (CIC)

09.11.18 | 07:20. Archivado en Sobre el autor

¿BASTA LA SOLA LUZ DE LA RAZÓN PARA CONOCER EL MISTERIO DE DIOS? (CIC)

El primer capítulo de la Sección Primera Creo, Creemos se titula “El hombre es capaz de Dios”
La cuarta pregunta del compendio es: ¿Basta la sola luz de la razón para conocer el misterio de Dios?
El compendio, cito textualmente, dice: “Para conocer a Dios con la sola luz de la razón, el hombre encuentra muchas dificultades. Además no puede entrar por sí mismo en la intimidad del misterio divino.
Por ello, ha querido iluminarlo con su Revelación, no sólo acerca de las verdades que superan la comprensión humana, sino también sobre verdades religiosas y morales, que, aun siendo de por sí accesibles a la razón, de esta manera pueden ser conocidas por todos sin dificultad, con firme certeza y sin mezcla de error”
Así pues, los seres humanos podemos conocer a Dios mediante la razón natural, medio que podemos llamar ordinario. Pero Dios demuestra más su bondad y su misericordia con nosotros, revelándose a sí mismo, por medio de la revelación divina, denominada sobrenatural.
En la constitución dogmática DEI VERBUM, número 12 se nos dice que “Dios dispuso en su sabiduría revelarse a sí mismo, y darnos a conocer el misterio de su voluntad. O sea, que todos los hombres tenga acceso a Dios Padre, mediante su Hijo Jesucristo, hecho hombre. Así nos hace partícipes de la Naturaleza humana".
Reconociendo estos dos medios, el NATURAL Y EL SOBRENATURAL, que lo sobrepasa, afirmamos que el hombre, con sus solas fuerzas, no hubiera alcanzado el conocimiento de la vida íntima de Dios si el mismo Dios no hubiera salido desde siempre al encuentro del hombre.
La Revelación no hay que interpretarla como la comunicación de un mensaje al que hay que obedecer, sino la “comunicación que Dios ha hecho de sí mismo y de sus designios de salvación a favor de todos los hombres”
La finalidad última de la Revelación de Dios al hombre es “invitarlo a vivir en comunión de vida y amor con Él”

www.marinaveracruz.net


XXXI SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/10-11-2018

09.11.18 | 06:59. Archivado en Sobre el autor

XXXI SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/10-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 16,9-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo menudo también en lo importante es de fiar; el que no es honrado en lo menudo tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el injusto dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, ¿lo vuestro, quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero.»
Oyeron esto los fariseos, amigos del dinero, y se burlaban de él.
Jesús les dijo: «Vosotros presumís de observantes delante de la gente, pero Dios os conoce por dentro. La arrogancia con los hombres Dios la detesta.»

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . la Iglesia celebra la memoria de San León Magno Papa. Nació en Toscana, Italia. Fue nombrado Sumo Pontífice en el año 440.
Se conservan 144 cartas escritas por San León Magno. Su fama de sabio era tan grande que cuando en el Concilio de Calcedonia los enviados del Papa leyeron la carta que enviaba San León Magno, los 600 obispos se pusieron de pie y exclamaron: "San Pedro ha hablado por boca de León".
En el año 452 llegó Atila con la intención de invadir Roma. El Papa San León salió a su encuentro y logró que no entrara en Roma y que volviera a su tierra, de Hungría. Murió el 10 de noviembre del año 461.
En el Evangelio de este Sábado de la Trigésima Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 16,9-15).
Jesús anima a sus discípulos a ser buenos administradores de los bienes (materiales y espirituales) que se les ha confiado. Jesús advierte de la necesidad de elegir entre la sumisión al dinero, que se puede convertir en un ídolo, y la sumisión a Dios.
“Señor Jesús, quiero ser una vidriera para dejar traspasar tu luz y tu presencia en mis ambientes, no siempre favorables a tu oferta y a tu proyecto.
¡Señor mío, purifica mi mente, limpia mi lengua, sana mis sentimientos y hazme tuyo!

www.marinaveracruz.net


UNA PREGUNTA QUE NECESITA UNA RESPUESTA.

04.11.18 | 11:08. Archivado en Sobre el autor

UNA PREGUNTA QUE NECESITA UNA RESPUESTA.

“Llegado Jesús a la región de Cesárea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?” Ellos dijeron: “Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas”. Díceles él: “Y vosotros ¿quién decís que soy yo?” Simón Pedro contestó: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo” (Mt 16,13-16)
No basta saber lo que los demás afirman sobre Jesús de Nazaret, sino aquello que tú experimentas y sientes.
Muchos hombres y mujeres se han sentido sobrecogidos por Jesucristo, y su fe los han convertido en los mejores hijos e hijas de una generación.
Ojalá hoy brote en tu corazón el clamor de una pregunta que salta en las fibras más íntimas del alma y recorre el aliento de la oración: “¿Quién decís vosotros que soy yo?”.

www.marinaveracruz.net


XXXI VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 9-11-2018

04.11.18 | 11:06. Archivado en Sobre el autor

XXXI VIERNES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 9-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 2,13-22

Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén.
Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: «Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.»
Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.»
Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: «¿Qué signos nos muestras para obrar así?»
Jesús contestó: «Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.»
Los judíos replicaron: «Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?»
Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.

COMENTARIO:

Celebramos el Viernes de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . Hoy la Iglesia celebra la Dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán. Según una tradición que arranca del siglo XII se celebra el aniversario de la Dedicación de la Basílica construida por el emperador Constantino en el Laterano.
La Basílica de Letrán es la Iglesia-madre de Roma, dedicada primero al Salvador y después también a San Juan Bautista. Esta celebración primero fue una fiesta en Roma; más tarde se extendió a toda la Iglesia con el fin de honrar a la que se considera "madre y cabeza de todas las Iglesias, en señal de amor y de unidad para con la Cátedra de Pedro.
En el Evangelio de este Lunes de la Trigésima Segunda Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Juan (Jn 2,13-22).
San Juan pone al principio de la vida pública de Jesús el episodio simbólico de la purificación del templo de Jerusalén, dando a entender el comienzo de la era mesiánica. Ya no hay necesidad de otra mediación entre los hombres y Dios que no sea Jesús.
¡Señor mío, purifica mi mente, limpia mi lengua, sana mis sentimientos y hazme tuyo!

www.marinaveracruz.net


DIOS SALE AL ENCUENTRO DEL PECADOR

04.11.18 | 11:03. Archivado en Sobre el autor

DIOS SALE AL ENCUENTRO DEL PECADOR

En el dinamismo de la fe hay un convencimiento fundamental: Dios sale al encuentro del hombre en su andadura histórica concreta. Nacemos para el amor y somos un proyecto de amor en las manos de Dios, el Amor con mayúsculas. A decir verdad, jamás el alma humana encontrará su descanso y su estabilidad mientras no se dé a sí misma en beneficio de los demás.
Dios sale al encuentro del pecador y quiere se “convierta y viva”. Él no condena a las personas sino que pone en evidencia todas las acciones, pensamientos y omisiones que están al margen de su proyecto liberador y redentor.
Pide perdón de todas las culpas a Dios y descubre que has pecado de pensamiento, palabras, obras y omisión. Y recuerda que “dónde abundó el pecado, sobreabunda la gracia” (Rom 5,20).

www.marinaveracruz.net


XXXI JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/8-11-2018

04.11.18 | 11:00. Archivado en Sobre el autor

XXXI JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/8-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 15,1-10.

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharle.
Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: «Ése acoge a los pecadores y come con ellos.»
Jesús les dijo esta parábola: «Si uno de vosotros tiene cien ovejas y se le pierde una, ¿no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la descarriada, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles: "¡Felicitadme!, he encontrado la oveja que se me había perdido." Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse. Y si una mujer tiene diez monedas y se le pierde una, ¿no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas para decirles: "¡Felicitadme!, he encontrado la moneda que se me había perdido." Os digo que la misma alegría habrá entre los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta.»

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . Para comprender toda la vida de Jesús es necesario situarla en la dinámica del amor. El amor es el único camino que humaniza al hombre de ayer, hoy y mañana. Sin el amor jamás la historia saldrá de los escondrijos del egoísmo, la envidia, la violencia y la desolación.

En el Evangelio de este Jueves de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 15,1-10).
Jesús acoge a los publicanos y a los pecadores que se acercaban para escucharle, y esta conducta indigna a los fariseos y escribas, que lo critican por “acoger a los pecadores y comer con ellos”.
Jesús, subrayando la primacía de la misericordia y del gozo que Dios tiene con los pecadores, presenta tres parábolas: la parábola de la oveja perdida, el dracma perdido y el hijo pródigo.
Tanto la parábola de la oveja perdida y del dracma perdido, que leemos hoy, ponen de relieve la misericordia divina, uno de los temas preferidos de San Lucas.

Señor Jesús, auméntanos la fe, la esperanza y el amor. Danos una fe fuerte y firme, llena de confianza. Amén.

www.marinaveracruz.net


UNA VIDA DESDE EL SERVICIO

04.11.18 | 10:56. Archivado en Sobre el autor

UNA VIDA DESDE EL SERVICIO

Jesús de Nazaret nos recuerda a menudo que la vida es un don que ha sido entregado para ser ofrecido y que la vida no merece vivirse si no es desde el servicio.
En cierta ocasión, cuando los hijos del Zebedeo le pidieron sentarse en su gloria uno a su derecha y el otro a su izquierda, Jesús les dijo unas palabras mágicas, que han sido el palpitar y el fundamento de millones de hombres y mujeres cristianos durante siglos: "Sabéis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como señores absolutos y sus grandes las oprimen con su poder. Pero no ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será esclavo de todos, que tampoco el Hijo del Hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos" (Mc 1, 42-45).

Estas palabras han marcado el sentido último de la autoridad en la Iglesia y deben ser para ti unas palabras determinantes que te harán descubrir si vas por el buen camino o debes de cambiar tu ruta casi 180 grados.

www.marinaveracruz.net


XXXI MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 7-11-2018

04.11.18 | 10:54. Archivado en Sobre el autor

XXXI MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 7-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 14,25-33.

En aquel tiempo, mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo: «Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mí no puede ser discípulo mío. Así, ¿quién de vosotros, sí quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla? No sea que, si echa los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: "Este hombre empezó a construir y no ha sido capaz de acabar." ¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que le ataca con veinte mil? Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz. Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío.»

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . El cristiano no elimina nada de cuanto bello, bueno y verdadero hay en cualquier persono o cultura. En cada persona y cultura debe encontrar “semillas de eternidad” y “señal del Eterno”, que desde Jesucristo le manifiesta el don maravilloso de la salvación.
En el Evangelio de este Miércoles de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 14,25-33).
Jesús nos invita a seguirle pero es preciso someterse a ciertas condiciones: Hay que desprenderse de todo aquello que pueda ser un obstáculo para el seguimiento. Hay que subordinar incluso los vínculos familiares y hasta personales.
Hay que desprenderse de los bienes para seguirle a Él. Más aún, este seguimiento puede ser doloroso, e incluso nos invita a tomar la cruz de cada día y seguirle sólo a Él.
Pidamos a Dios que nos ayude a ser portadores de la Buena Noticia de Jesús y ser la fragancia de Cristo en nuestros ambientes. Amén.

www.marinaveracruz.net


SOÑAR DESPIERTOS

04.11.18 | 10:51. Archivado en Sobre el autor

SOÑAR DESPIERTOS

El Cardenal Suenens afirmaba: “¡Felices los que tienen la audacia de soñar y están despiertos a pagar el precio necesario para que su sueño tome cuerpo en la historia de los hombres!”

Bien sabemos que los hijos e hijas más grandes de cada generación histórica se han distinguido del resto por su capacidad de soñar y su constancia, unida a una esperanza brillante por anhelar una sociedad diferente.
No te desanimes en tu aventura existencial y atrévete a soñar.
Sueño que llegará el día en que los carros del combate se harán arados y los corazones insolidarios de los hombres se abrirán en beneficio de la paz y de la justicia.
Sueño que el Primer mundo abrirá las puertas de su egoísmo para mirar al Tercer Mundo con benevolencia y misericordia, y se pueda perdonar la deuda externa de los países pobres para que los países pobres puedan invertir sus recursos en su propio desarrollo.
Sueño que los pobres de la tierra encontrarán en nosotros las palabras que necesitan para sumergirse en las moradas del amor, ese dinamismo placentero y animoso que da sentido más auténtico al mundo y a la vida del hombre.
Sueño que se promueva en todos los países una auténtica cultura de la solidaridad que tenga como objetivo la promoción de la justicia y la paz, la educación y la convivencia, el respeto y la educación para todos.
Sueño que algún día los muros que destrozan la igualdad se rompan por encanto y desaparezcan la injusticia y el hambre, todo ello arropado por la vena de la solidaridad.
Sueño que haya miles de voces que griten en nuestro pequeño planeta Tierra: ¡Basta ya, hagamos del mundo la tierra de todos! ¡Basta ya de discriminaciones y marginaciones por causa de la hambruna, la desigualdad y la injusticia!
Sueño que la violencia, toda clase de violencia, se borre de la andadura de la tierra y aflore la paz, la única capaz de cimentar las civilizaciones en la belleza, el arte, la educación, la solidaridad, la fraternidad y el progreso.
Sueño que los violentos, que siembran con sus golpes nuestro pequeño planeta de muerte y odio, abracen a sus víctimas y declaren un manifiesto a favor de la paz y renuncien a la carrera de armamentos que rompe todo intento de los países pobres para salir de su situación.
Sueño que el Dios del amor y de la misericordia, manifestado en Jesucristo, nos bendiga y nos alcance todo cuanto le pedimos, al tiempo que suplicamos que la paz y la justicia sean las alas de un mundo que camine hacia la plenitud.

www.marinaveracruz.net


XXXI MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 6-11-2018

04.11.18 | 10:49. Archivado en Sobre el autor

XXXI MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 6-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 14,15-24

En aquel tiempo, uno de los comensales dijo a Jesús: «¡Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!»
Jesús le contestó: «Un hombre daba un gran banquete y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó un criado a avisar a los convidados: "Venid, que ya está preparado." Pero ellos se excusaron uno tras otro. El primero le dijo: "He comprado un campo y tengo que ir a verlo. Dispénsame, por favor." Otro dijo: "He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por favor." Otro dijo: "Me acabo de casar y, naturalmente, no puedo ir." El criado volvió a contárselo al amo. Entonces el dueño de casa, indignado, le dijo al criado: "Sal corriendo a las plazas y calles de la ciudad y tráete a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos." El criado dijo: "Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía queda sitio." Entonces el amo le dijo: "Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa." Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi banquete.»

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . La Resurrección de Jesús es el punto central de nuestra vida cristiana y la razón misma de lo que la Iglesia cree, espera, celebra y vive.
En el Evangelio de este Martes de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 14,15-24).
Jesús, en casa de uno de los principales fariseos que le había invitado para comer, responde a un comensal que le había dicho: “¡Dichoso el que come en el banquete del Reino de Dios!”. Y lo hace con una parábola: ante la negativa de los invitados, el dueño se indigna por el rechazo, pero en vez de cerrar las puertas, las abre de par en par; y son los excluidos por la buena sociedad quiénes van a gozar del gran festín. Incluso los que están fuera, clara alusión a los paganos, son llamados a entrar en la sala. A quiénes se creían con derecho y dignos, se les dejará fuera; a quiénes no se consideran dignos, se les invitará a disfrutar de la dicha del Reino.
Pidamos a Dios que nos ayude a seguir y a amar a Jesucristo, y a reconocerlo en nuestros ambientes y en los que nos rodean. Amén.

www.marinaveracruz.net


UNA OPCIÓN DECIDIDA POR EL AMOR EN LA PARTIDA DE LA VIDA.

04.11.18 | 10:46. Archivado en Sobre el autor

UNA OPCIÓN DECIDIDA POR EL AMOR EN LA PARTIDA DE LA VIDA.

Con frecuencia, la vida misma es como una partida de cartas en el que unas veces triunfa unos y otras veces otros.
Unas veces triunfa el As de oros: Aquellos que ponen su esfuerzo y todas sus energías en tener y almacenar riquezas. Aquellos que la vida es cuestión de dinero y que todo se puede comprar con dinero.
Otras veces triunfa el as de bastos: Aquellos que no entienden ni comprenden el diálogo ni la comunicación, sino que la esencia misma de la vida es avasallar y reducir al prójimo como si fuera el contrario.
Otras veces triunfa el as de copas: Aquellos que no buscan solucionar sus problemas y ponerle nombre a sus conflictos, sino que deambulan por el camino de la evasión.
Otras veces triunfa el as de espadas: Aquellos que para solucionar los problemas lo hacen por la fuerza y las armas. Aquellos que afirman que la buena vida es imponerse sobre los demás y que el camino de la violencia todo lo alcanza.
el hombre y para el mundo.
Pero ¿será eso la vida sin más? ¿No hay otra solución posible a este diminuto planeta y a nuestro camino por esta vida?... ¿no hay nada más?...
Justamente en ese momento de interrogantes tuve a bien mirar a Jesús y a su proyecto. Y me reafirmé en mi propio centro que sólo el amor puede cambiar a este mundo y que será la solución a los problemas. ¡Ese es el camino propuesto por Jesús de Nazaret!

www.marinaveracruz.net


XXXI LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ 5-11-2018

04.11.18 | 10:43. Archivado en Sobre el autor

XXXI LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ 5-11-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 14,12-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . La Resurrección de Jesús se impone como gracia para descubrir que el Nazareno es el reflejo del auténtico rostro de Dios en medio de esta historia cargada de gracia y pecado.
En el Evangelio de este Lunes de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 14,12-14).
Jesús, en casa de uno de los principales fariseos que le había invitado para comer, llamó la atención de aquellos que van buscando los primeros puestos y los lugares de honor.
Ahora la advertencia recae sobre el anfitrión, el fariseo que le había invitado a su mesa, sugiriéndole que no busca la reciprocidad en la vida, y le invita a la generosidad y a la apertura.
Le señala que no rechace a los “pobres, lisiados, cojos y ciegos”, cuatro categorías de desfavorecidos que no encuentran lugar entre la llamada “buena gente” al no poder corresponder a ninguna invitación. Será Dios mismo quién corresponderá con la resurrección de los justos.
“Señor, danos actitudes apropiadas para denunciar toda injusticia, para combatir toda opresión, para superar cuanto divide a los hombres,... para ofrecer un perdón sin condiciones. Amén.

www.marinaveracruz.net


Domingo, 20 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930