Entre el Cielo y la Tierra

CRISTIANOS NO SOLO DE NOMBRE

29.06.18 | 06:24. Archivado en Sobre el autor

CRISTIANOS NO SOLO DE NOMBRE

San Ignacio de Antioquia recibió el martirio el año 107 en tiempos del Emperador Trajano, y durante su viaje a Roma escribió siete cartas, dirigidas a varias Iglesias.
En una de esas cartas a los cristianos de Roma escribía: “lo único que para mí habéis de pedir es que tenga fortaleza interior y exterior, para que no sólo hable, sino que esté también interiormente decidido, a fin de que sea cristiano no sólo de nombre, sino también de hecho. Si me porto como cristiano, tendré también derecho a este nombre y, entonces, seré de verdad fiel a Cristo”.

Pidamos al Señor que no seamos cristianos sólo de nombre, sino que nos portemos como cristianos en nuestros ambientes, siendo fieles a Cristo.

www.marinaveracruz.net


XIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/1-07-2018

29.06.18 | 06:17. Archivado en Sobre el autor

XIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/1-07-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 5,21-43

En aquel tiempo Jesús atravesó de nuevo a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago.
Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y al verlo se echó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva.»
Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos y se había gastado en eso toda, su fortuna; pero en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido, curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias y notó que su cuerpo estaba curado.
Jesús, notando que, había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio le la gente, preguntando: «¿Quién me ha tocado el manto?»
Los discípulos le contestaron: «Ves como te apretuja la gente y preguntas: "¿quién me ha tocado?"»
Él seguía mirando alrededor, para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo.
Él le dijo: «Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud.»
Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: «Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?»
Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas; basta que tengas fe.»
No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos.
Entró y les dijo: «¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida.»
Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos, y con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: «Talitha qumi (que significa: contigo hablo, niña, levántate).»
La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar –tenía doce años–. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.

COMENTARIO:

Hoy celebramos el Domingo XIII del Tiempo Ordinario. Hoy se celebra la Jornada de Responsabilidad de Tráfico. En el Evangelio de Domingo XIII del Tiempo Ordinario leemos el evangelio de San Marcos (Mc 5,21-43). Jesús cura a una hemorroisa que padecía flujo de sangre desde hacía doce años y hace volver a la vida a la hija de Jairo, jefe de la sinagoga.
En el Evangelio “los milagros están siempre ligados a la fe. , aunque sabemos que la curación proviene del poder de Dios. La fe es la condición. De hecho, la mujer se curó, precisa Mateo, en aquel instante (9,22b); es decir, no cuando tuvo fe, ni siquiera cuando tocó el manto de Jesús, sino cuando el Señor le dirigió la palabra. Es la palabra de Cristo la que salva. La fe es la condición para que Dios obre milagros (Bruno Maggioni)
Jesús vacía la casa de Jairo, que parece una tumba, y la transforma en una casa de alegría y de vida. La hija de Jairo, niña de 12 años, y la hemorroisa, enfermo y vieja, van a encontrar en Cristo la “vida”, porque Él es la vida. Jesús se manifiesta como el Señor de la vida y de la muerte, y que la muerte será vencida.
Pidamos a Dios que nos ayude a caminar por la senda del testimonio y del compromiso, de la confianza y de la construcción del Reino. Amén.

www.marinaveracruz.net


NO OLVIDARSE DE LA MUERTE NOS AYUDA A VIVIR

29.06.18 | 06:10. Archivado en Sobre el autor

NO OLVIDARSE DE LA MUERTE NOS AYUDA A VIVIR

Un sacerdote recordaba a unos jóvenes que había que estar preparados para la muerte, que podía hacerse encontradiza en cualquier momento y circunstancias.
En ese momento Maite, una joven alumna, se rebeló abiertamente ante aquella declaración, alegando que para ella lo importante era pasarlo bien y divertirse, y que le parecía terrible acordarse en todo momento de la muerte.
El sacerdote le sugirió abiertamente: “El estar preparados para la muerte no quiere decir que no te diviertas y lo pases bien, sino que “tienes que tener preparadas las maletas”, o dicho de otro modo, no olvidarte que la muerte se puede hacer encontradiza en el caminar de tu vida.
Muchos sociólogos alertan de lo perjudicial que es para una sociedad olvidarse de la muerte porque entonces los ciudadanos se anclan en lo finito con bastante facilidad y en valores de caducidad”.

www.marinaveracruz.net


XII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 30-06-2018

29.06.18 | 06:01. Archivado en Sobre el autor

XII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 30-06-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 8,5-17

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaún, un centurión se le acercó rogándole: «Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho.»
Jesús le contestó: «Voy yo a curarlo.»
Pero el centurión le replicó: «Señor, no soy quién soy yo para que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: "Ve", y va; al otro: "Ven", y viene; a mi criado: "Haz esto", y lo hace.»
Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: «Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos; en cambio, a los ciudadanos del reino los echarán fuera, a las tinieblas. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.»
Y al centurión le dijo: «Vuelve a casa, que se cumpla lo que has creído.» Y en aquel momento se puso bueno el criado.
Al llegar Jesús a casa de Pedro, encontró a la suegra en cama con fiebre; la cogió de la mano, y se le pasó la fiebre; se levantó y se puso a servirles. Al anochecer, le llevaron muchos endemoniados; él, con su palabra, expulsó los espíritus y curó a todos los enfermos. Así se cumplió lo que dijo el profeta Isaías: «Él tomó nuestras dolencias y cargó con nuestras enfermedades.»

COMENTARIO:

Celebramos el Sábado de la Décimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario . Hoy la Iglesia celebra la memoria de los Santos Mártires de Roma.
La celebración de hoy, introducida por el nuevo calendario romano universal, se refiere a los protomártires de la Iglesia de Roma, víctimas de la persecución de Nerón después del incendio de Roma, que tuvo lugar el 19 de julio del año 64.
En el Evangelio de este Sábado de la Duodécima Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Mateo (Mt 8, 5-17).
Un oficial romano muestra con su actitud humilde que ha comprendido la personalidad de Jesús y su poder. Y Jesús, al ensalzar la fe del pagano, critica indirectamente las esperanzas del Judaísmo en una intervención milagrosa de Dios en su favor.
Pidamos a Dios que nos ayude a descubrirle en cada acontecimiento de cada día. Amén.

www.marinaveracruz.net


Sábado, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930