Entre el Cielo y la Tierra

NIVELES DE ACERCAMIENTO A JESÚS DE NAZARET. ¿EN QUÉ NIVEL TE ENCUENTRAS?

31.03.18 | 18:50. Archivado en Sobre el autor

NIVELES DE ACERCAMIENTO A JESÚS DE NAZARET. ¿EN QUÉ NIVEL TE ENCUENTRAS?

Ante la figura gigantesca de Jesús de Nazaret caben tres niveles de acercamiento:

1.-Un primer nivel de acercamiento sería el CONVENCIMIENTO HACIA SU MENSAJE. El mensaje de Jesús, transmitido por los evangelios, se convierte para muchos en un camino de moral humana válida para los hombres de cualquier época y cultura. Su mensaje sería la fuente fundamental de los derechos humanos, e incorporado en la línea de los grandes hombres de la historia universal y de los grandes fundadores de religiones.

2.-Un segundo nivel de acercamiento sería la ATRACCIÓN HACIA SU FIGURA HISTÓRICA como una bendición que ha dejado su huella en esta triste historia de la historia, cargada de crímenes, verdugos, torturadores, mentirosos y vividores a sueldo. Para muchos la admiración hacia este personaje histórico es digna de crédito al actuar en su vida con una libertad a prueba de golpes, con una defensa de lo humano que le lleva a relativizar lo más santo y las tradiciones religiosas judías, la acogida a los marginados y pecadores públicos de aquel tiempo, la llamada a vivir la plenitud y la perfección invitando a sus oyentes a mirar más allá de sí mismo y del mundo que le rodea para poner su corazón en un Dios misericordioso, que hace salir el sol sobre buenos y malos, al que llama “Abba” (papaíto), el impulso para construir este mundo de tiniebla con respecto al proyecto de Dios que pasa por la justicia y el amor hacia el prójimo, la llamada a tratar a los demás como queremos que nos traten.

3.-Un tercer nivel de acercamiento sería LA FE PERSONAL HACIA JESÚS DE NAZARET. Este nivel incluye tanto el primer nivel como el segundo pero ven a Jesús como el Enmanuel, Dios con nosotros,el reflejo del auténtico rostro de Dios, que se consuma especialmente en su muerte y Resurrección. Él llama al seguimiento personal y a vivir este encuentro desde la caridad.

www.marinaveracruz.net


MIÉRCOLES DE LA OCTAVA DE PASCUA /CICLOB/4-04-2018

31.03.18 | 18:43. Archivado en Sobre el autor

MIÉRCOLES DE LA OCTAVA DE PASCUA /CICLOB/4-04-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 24,13-35

Aquel mismo día, el primero de la semana, dos de los discípulos de Jesús iban caminando a una aldea llamada Emaús, distante de Jerusalén unos setenta estadios; iban conversando entre ellos de todo lo que había sucedido. Mientras conversaban y discutían, Jesús en persona se acercó y se puso a caminar con ellos. Pero sus ojos no eran capaces de reconocerlo.
Él les dijo:
«¿Qué conversación es esa que traéis mientras vais de camino?».
Ellos se detuvieron con aire entristecido. Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás, le respondió:
«¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no sabe lo que ha pasado estos días?».
Él les dijo:
«¿Qué».
Ellos le contestaron:
«Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras, ante Dios y ante todo el pueblo; cómo lo entregaron los sumos sacerdotes y nuestros jefes para que lo condenaran a muerte, y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que él iba a liberar a Israel, pero, con todo esto, ya estamos en el tercer día desde que esto sucedió. Es verdad que algunas mujeres de nuestro grupo nos han sobresaltado, pues habiendo ido muy de mañana la sepulcro, y no habiendo encontrado su cuerpo, vinieron diciendo que incluso habían visto una aparición de ángeles, que dicen que está vivo. Algunos de los nuestros fueron también al sepulcro y lo encontraron como habían dicho las mujeres; pero a él no lo vieron».
Entonces él les dijo:
«¡Qué necios y torpes sois para creer lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Mesías padeciera esto y entrara así en su gloria».
Y, comenzado por Moisés y siguiendo por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.
Llegaron cerca de la aldea adonde iban y él simuló que iba a seguir caminando; pero ellos lo apremiaron, diciendo:
«Quédate con nosotros, porque atardece y el día va de caída».
Y entró para quedarse con ellos. Sentado a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. A ellos se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Pero él desapareció de su vista.
Y se dijeron el uno al otro:
«¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?».
Y, levantándose en aquel momento, se volvieron a Jerusalén, donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros, que estaban diciendo:
«Era verdad, ha resucitado el Señor y se ha aparecido a Simón».
Y ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Octava de Pascua. La Resurrección de Jesús se impone como gracia para descubrir que el Nazareno es el reflejo del auténtico rostro de Dios en medio de esta historia cargada de sombra-luz, de bien-mal, de gracia-pecado, de ley-misericordia...

En el Evangelio de hoy en este Miércoles de la Octava de Pascua Jesús resucitado se manifiesta como peregrino en el camino a los discípulos que, desanimados y desesperanzados, van para Emaús. Tras una emocionante conversación, que les explica el sentido final de las Escrituras, al final le reconocen al partir el pan. Un nuevo horizonte se abre. Con el corazón ardiendo corren a anunciar la noticia a sus hermanos (Lc 24,13-35).

Señor Jesús, Ayúdanos a descubrirte en el camino de la vida, en la lectura de tu Palabra y en la celebración de la Eucaristía, donde te ofreces a nosotros como alimento cotidiano. Que siempre nos lleve a Ti, Señor, un deseo ardiente de encontrarte también en los hermanos.

www.marinaveracruz.net


DIOS SALE AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

31.03.18 | 18:39. Archivado en Sobre el autor

DIOS SALE AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

Dios sale al encuentro del pecador y quiere se “convierta y viva”. Él no condena a las personas sino que pone en evidencia todas las acciones, pensamientos y omisiones que están al margen de su proyecto liberador y redentor.

El “corazón de Dios” es tan grande que tienen cabida todos los hombres y mujeres, sin distinción de razas, culturas o naciones. Pide perdón de todas las culpas a Dios y descubre que has pecado de pensamiento, palabras, obras y omisión. Y recuerda que “dónde abundó el pecado, sobreabunda la gracia” (Rom 5,20).

www.marinaveracruz.net


MARTES DE LA OCTAVA DE PASCUA /CICLO B/3-04-2018

31.03.18 | 18:34. Archivado en Sobre el autor

MARTES DE LA OCTAVA DE PASCUA /CICLO B/3-04-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 20,11-18

En aquel tiempo, estaba María fuera, junto al sepulcro, llorando. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde había estado el cuerpo de Jesús.
Ellos le preguntan:
«Mujer, ¿por qué lloras?».
Ella contesta:
«Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto».
Dicho esto, se vuelve y ve a Jesús, de pie, pero no sabía que era Jesús.
Jesús le dice:
«Mujer, ¿por qué lloras?».
Ella, tomándolo por el hortelano, le contesta:
«Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo recogeré».
Jesús le dice:
«¡María!».
Ella se vuelve y le dice.
«¡Rabbuní!», que significa: «¡Maestro!».
Jesús le dice:
«No me retengas, que todavía no he subido al Padre. Pero, ande, ve a mis hermanos y diles: “Subo al Padre mío y Padre vuestro, al Dios mío y Dios vuestro”».
María la Magdalena fue y anunció a los discípulos:
«He visto al Señor y ha dicho esto».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Martes de la Octava de Pascua. La resurrección de Jesucristo es la predicación de la Iglesia y marca la columna vertebral de todo su existir, de todo su ser, y constituye la esencia misma de su predicación y de su apostolado.
La Resurrección da al Crucificado legitimidad para elevarse como el auténtico portavoz de todos los profetas, encarnando en su persona toda la plenitud de la Palabra divina.

En el Evangelio de hoy en este Martes de la Octava de Pascua Jesús resucitado se aparece a María de Magdala. María estaba junto al sepulcro fuera llorando y parece que todo ha terminado. Sin embargo, Jesús resucitado se le manifiesta vivo y descubre que el amor es más fuerte que la muerte. Y a ella la impulsa a la misión de llevar la Buenas Noticia a sus hermanos (Jn 20,11-18).

Nosotros te queremos pedir que, como María Magdalena, seamos testigos y mensajeros de la Resurrección de Jesucristo. Queremos ser tuyos de veras, Señor, y por mediación de la Virgen María nos consagramos a Ti...Amén.

www.marinaveracruz.net


LA ROCA FIRME DE LA FE

31.03.18 | 18:31. Archivado en Sobre el autor

LA ROCA FIRME DE LA FE

Hoy es necesario cimentar la fe cristiana en un testimonio válido que sea capaz de convertirse en la auténtica "roca angular".
La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.
La experiencia pascual de Jesús de Nazaret, el Cristo, se convierte en la Buena Noticia para el hombre que busca el auténtico rostro del Dios Vivo. Es el Kerigma que debe fundamentar toda la fe cristiana como su esencia más legítima y más autentica.
La Resurrección de Jesús se levanta como alternativa ante el dolor y el sufrimiento del mundo. De hecho, para el cristiano, la última respuesta es el Sí definitivo de Dios al inocente maltratrado por el accidente de tráfico, la enfermedad, la injusticia, la tortura, el cáncer, la guerra.... y a las víctimas de los "verdugos de turno", auténticos aliados de la muerte y la desgracia.
La Resurrección de Jesús se levanta como la experiencia última del crucificado. Desde esa experiencia definitiva lanzamos la esperanza de que participaremos de esa misma Resurrección y afirmamos la permanencia de la identidad personal del hombre, más allá de la sepultura; al tiempo que se cuestionan posibles alternativas al final trágico del hombre como la reencarnación o la comunión plena "energética" con el aire.
Sólo la Resurrección da a la muerte de Jesús un auténtico enfoque que hace a este personaje de un pequeño país en una época oscura de la historia se convierta en la personificación del Esperado de los tiempos, capaz de aunar en su personalidad la esencia de lo divino y lo humano al mismo tiempo.
Sólo la Resurrección da al crucificado legitimidad para elevarse como el auténtico portavoz de todos los profetas, encarnando en su persona toda la plenitud de la Palabra divina.
Sólo la Resurrección de Jesús se impone como gracia para descubrir que el Nazareno es el reflejo del auténtico rostro de Dios en medio de esta historia cargada de sombra-luz, de bien-mal, de gracia-pecado, de ley-misericordia...
En definitiva, cimentar la fe cristiana en la esencia del Cristianismo, es decir, en el kerigma, es el reto fundamentar en esta época de la NUEVA EVANGELIZACION.

www.marinaveracruz.net


LUNES DE LA OCTAVA DE PASCUA /CICLO B/2-04-2018

31.03.18 | 18:21. Archivado en Sobre el autor

LUNES DE LA OCTAVA DE PASCUA /CICLO B/2-04-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 28,8-15

En aquel tiempo, las mujeres se marcharon a toda prisa del sepulcro; llenas de miedo y de alegría corrieron a anunciarlo a los discípulos.
De pronto, Jesús salió al encuentro y les dijo:
«Alegraos».
Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante él.
Jesús les dijo:
«No temáis: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán».
Mientras las mujeres iban de camino, algunos de la guardia fueron a la ciudad y comunicaron a los sumos sacerdotes todo lo ocurrido. Ellos, reunidos con los ancianos, llegaron a un acuerdo y dieron a los soldados una fuerte suma, encargándoles:
«Decid que sus discípulos fueron de noche y robaron el cuerpo mientras vosotros dormíais. Y si esto llega a oídos del gobernados, nosotros nos lo ganaremos y os sacaremos de apuros».
Ellos tomaron el dinero y obraron conforme a las instrucciones. Y esta historia se ha ido difundiendo entre los judíos hasta hoy.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Lunes de la Octava de Pascua. La pascua es la fiesta principal y más antigua de los cristianos. Es el corazón del año litúrgico. León I la llama la fiesta mayor (festum festorum), y dice que la Navidad se celebra en preparación para la Pascua (Sermón XVII en Exodum).
En el Evangelio de hoy en este Lunes de la Octava de Pascua Jesús resucitado se aparece a las mujeres y les llama a ser anunciadores del hecho. Hay que volver a Galilea y allí se manifestará a sus discípulos. (Mt 28,8-15). Señor Jesús, concédenos la gracia de descubrirte en el camino de la vida, en la lectura de tu Palabra y en la celebración de la Eucaristía, donde te ofreces a nosotros como alimento cotidiano. Que siempre nos lleve a Ti, Señor, un deseo ardiente de encontrarte también en los hermanos.
Señor Jesús, danos la valentía de aquellas mujeres, su fortaleza interior para hacer frente a cualquier obstáculo. Que, a pesar de las dificultades, sepamos confiar y no nos dejemos vencer por la tristeza o el desaliento, que nuestro único móvil sea el amor.

www.marinaveracruz.net


LOS GRANDES MENSAJES DEL TRIDUO PASCUAL EN LA IGLESIA CATÓLICA

27.03.18 | 13:48. Archivado en Sobre el autor

LOS GRANDES MENSAJES DEL TRIDUO PASCUAL EN LA IGLESIA CATÓLICA

EL JUEVES SANTO

El Jueves Santo posee tres grandes mensajes para los cristianos:
EL DÍA DEL AMOR FRATERNO. EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA.
EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DEL ORDEN SACERDOTAL COMO MINISTERIO DE SERVICIO SOLIDARIO A LOS DEMÁS.

Introducción:
De la Cena previa a la muerte de Jesús -o la Última Cena- se conservan cuatro relatos ―los tres de los sinópticos (Mt 26,26-29; Mc 14,22-25; Lc 22,14-20) y el de San Pablo (1 Co 11,23-26). Según el relato de San Juan, al comienzo, en un gesto cargado de significado, Jesús lava los pies a sus discípulos dando así ejemplo humilde de servicio (Jn 13,1-20).
Según los Evangelios Sinópticos la Cena de despedida fue una Cena Pascual en el 15 de nisán, mientras que en San Juan no, queriendo presentar a Jesús como el Cordero Pascual que se inmola por todos en el 14 de nisán.
Muy pronto fue considerada la Última Cena como la Pascua de Jesús, donde no sólo anunciaba su muerte, sino que incluía en los dones eucarísticos también una anticipación de la cruz y la resurrección.
Los gestos y las palabras de Jesús dieron lugar al Sacramento y que constituyen el núcleo del nuevo rito: «Y tomando pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: —Esto es mi cuerpo, que es entregado por vosotros. Haced esto en memoria mía» (Lc 22, 19).
1.-EL DÍA DEL AMOR FRATERNO:
*El memorial del amor de Cristo incluye el signo del lavatorio, que expresa la actitud servicial a los hermanos. Esta dimensión de servicio y entrega al otro, es un complemento obligado de toda eucaristía.
*Al comulgar en la Pasión y la resurrección de Cristo, comulgamos en las penas y esperanzas de los hermanos. *Nosotros somos también un pueblo de Dios, pero para servir a los demás. Por eso, cada vez que comulgamos nos obligamos a ayudar y servir a los demás.
*El lavatorio nos prepara a descubrir que sólo el que comulga con el hermano puede comulgar con Cristo. El que comulga con Cristo Sacramentado debe de comulgar con sus sentimientos y sus actitudes.
2.-EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA:
*La Pascua era la gran fiesta del pueblo hebreo, porque celebraba “el Paso del Señor”, cuando Dios se hizo presente en el pueblo de Israel, cuando lo liberó de la esclavitud, cuando lo hizo ser como pueblo, consiguiendo su libertad y su identidad, el Pueblo de Dios. (Ex 12,1-8;11-14).
*La celebración pascual que hizo Jesús con sus discípulos culmina la Pascua antigua y da origen a otra fiesta de liberación más radical y perfecta. Ahora el paso de Dios se realiza por medio de JESUCRISTO. Ya no se sacrifican corderos, porque el nuevo sacrificio verdadero es el de Jesucristo que cumplió la VOLUNTAD DE DIOS AMANDO PROFUNDAMENTE A LOS HOMBRES. (1 Cor 11,23-26)
*La Eucaristía es la acción de Cristo y de la Iglesia; es el sacrificio de Jesucristo actualizado en la Iglesia.
3.-EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DEL SACERDOCIO COMO MINISTERIO DE SERVICIO SOLIDARIO A LOS DEMÁS:
*A partir de Jesucristo se han destruido los viejos modelos de mediación con el Misterio profundo de la existencia (templos, sacerdotes, sacrificios…). El único mediador entre Dios y los hombres es Jesucristo, que ha cumplido fielmente la voluntad del Padre viviendo intensamente su relación y entrega a los demás.

EL VIERNES SANTO

El Viernes Santo posee varios mensajes entrelazados:
1. INTERIORIZAR QUE EL AMOR DE JESÚS A LA HUMANIDAD LE LLEVÓ A DAR LA VIDA.
2. PROFUNDIZAR EN EL ACONTECIMIENTO DE LA MUERTE DE JESÚS Y SUS CAUSAS.
3. COMPRENDER QUE EL AMOR-SERVICIO A LA HUMANIDAD ENTRAÑA EL COMPROMISO CON LOS CRUCIFICADOS DE NUESTRO TIEMPO.
PASIÓN- MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS
La muerte y la resurrección de Jesús constituye la esencia misma de todo el Cristianismo y el fundamento de la vida cristiana.
¿CUÁL ES EL SENTIDO DE LA MUERTE DE JESUCRISTO EN LA CRUZ?:
1.- Jesús muere para cumplir la voluntad del Padre, que consiste en realizar la obra de la salvación, implantar el Reino de Dios, que es el Reino de justicia, de amor y verdad.
2.- Jesús muere para salvar a los hombres, por amor a los hombres, para liberarnos de nuestras esclavitudes y pecado, para reconciliarnos con el Padre.
3.- Jesús muere para salvarnos de la muerte.
4.- Jesús muere en la cruz porque nosotros matamos y asesinamos, para acoger aquello que ha sido perdido: "No es salvado aquello que no se ha asumido".

LA VIGILIA PASCUAL

La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.
La experiencia pascual de Jesús de Nazaret, el Cristo, se convierte en la Buena Noticia para el hombre que busca el auténtico rostro del Dios Vivo. Es el Kerigma que debe fundamentar toda la fe cristiana como su esencia más legítima y más autentica.
La Resurrección de Jesús se levanta como alternativa ante el dolor y el sufrimiento del mundo. De hecho, para el cristiano, la última respuesta es el Sí definitivo de Dios al inocente maltratrado por el accidente de tráfico, la enfermedad, la injusticia, la tortura, el cáncer, la guerra.... y a las víctimas de los "verdugos de turno", auténticos aliados de la muerte y la desgracia.
La Resurrección de Jesús se levanta como la experiencia última del crucificado. Desde esa experiencia definitiva lanzamos la esperanza de que participaremos de esa misma Resurrección y afirmamos la permanencia de la identidad personal del hombre, más allá de la sepultura; al tiempo que se cuestionan posibles alternativas al final trágico del hombre como la reencarnación o la comunión plena "energética" con el aire.
Sólo la Resurrección de Jesús se impone como gracia para descubrir que el Nazareno es el reflejo del auténtico rostro de Dios en medio de esta historia cargada de sombra-luz, de bien-mal, de gracia-pecado, de ley-misericordia..
En definitiva, cimentar la fe cristiana en la esencia del Cristianismo, es decir, en el kerigma, es el reto fundamentar en esta época de la NUEVA EVANGELIZACIÓN.

www.marinaveracruz.net


EL PILAR DE LA REVELACIÓN CRISTIANA

27.03.18 | 13:39. Archivado en Sobre el autor

EL PILAR DE LA REVELACIÓN CRISTIANA

El amor de Dios, manifestado plenamente en Jesucristo, constituye toda la esencia misma de la Revelación Cristiana.
“Dios nos ama en Jesucristo” es el clamor fundamental que recorre desde el origen hasta el final del Cristianismo, y que reivindica su gran aportación en el tejido social.

No imaginemos la salvación como resultado final del esfuerzo y del conocimiento del creyente, sino reafirmemos la salvación como un derroche y un don de Dios. Hay que señalar que admitir la salvación como don y como gracia de Dios conlleva cierto sacrificio y esfuerzo por llevar una vida conforme a su voluntad, pero subrayemos que no la conseguimos por esfuerzo sino como gracia.

Ante este amor misericordioso, el creyente responde por la fe, que, en el fondo, es la respuesta libre y obediente a un Dios que se comunica en amor.
Desde la contemplación de este Amor desbordante respondemos libremente y agradecidos por la fe. Por esta razón, la fe es una decisión personal que compromete toda nuestra vida y obliga a poder vivir según los planteamientos de su proyecto divino.
El amor hacia los demás es un signo del amor divino en nosotros, que da sentido pleno a la vida. Y, a decir verdad, Dios actúa a través de las personas que aman, y se hace presencia en las personas que necesitan amor.

www.marinaveracruz.net


DOMINGO DE RESURRECCIÓN/CICLO B/ 1-04-2018

27.03.18 | 13:21. Archivado en Sobre el autor

DOMINGO DE RESURRECCIÓN/CICLO B/ 1-04-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 20,1-9
El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro.
Echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo:
«Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».
Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró.
Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte.
Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó.
Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que él había de resucitar de entre los muertos.

COMENTARIO:

Hoy celebramos el Domingo de Pascua. El sol se convierte en símbolo de Cristo que sale del sepulcro. El sol es Cristo Resucitado. ¡Es el grito de la Iglesia en esta mañana de Pascua. Cristo ha resucitado, Aleluya!
¡Cómo resuena en nosotros el grito alegre de la Pascua: “ No temáis. Buscáis a Jesús Nazareno, el crucificado. Ha resucitado, no está aquí. Mirad el sitio donde lo pusieron..." (Mc 16, 7).
El mensaje de la Pascua es la predicación de la Iglesia. En definitiva, el Cristianismo es una persona, Jesucristo. Jesucristo con nosotros, por nosotros crucificado y por nosotros resucitado por puro amor, por pura compasión y misericordia.
La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.
La experiencia pascual de Jesús de Nazaret, el Cristo, se convierte en la Buena Noticia para el hombre que busca el auténtico rostro del Dios Vivo. Es el Kerigma que debe fundamentar toda la fe cristiana como su esencia más legítima y más autentica.
La Resurrección de Jesús se levanta como alternativa ante el dolor y el sufrimiento del mundo. De hecho, para el cristiano, la última respuesta es el Sí definitivo de Dios al inocente maltratrado por el accidente de tráfico, la enfermedad, la injusticia, la tortura, el cáncer, la guerra.... y a las víctimas de los "verdugos de turno", auténticos aliados de la muerte y la desgracia.
La Resurrección de Jesús se levanta como la experiencia última del crucificado. Desde esa experiencia definitiva lanzamos la esperanza de que participaremos de esa misma Resurrección y afirmamos la permanencia de la identidad personal del hombre, más allá de la sepultura; al tiempo que se cuestionan posibles alternativas al final trágico del hombre como la reencarnación o la comunión plena "energética" con el aire.
Sólo la Resurrección de Jesús se impone como gracia para descubrir que el Nazareno es el reflejo del auténtico rostro de Dios en medio de esta historia cargada de sombra-luz, de bien-mal, de gracia-pecado, de ley-misericordia..
En definitiva, cimentar la fe cristiana en la esencia del Cristianismo, es decir, en el kerigma, es el reto fundamentar en esta época de la NUEVA EVANGELIZACIÓN.
Señor, ayúdanos a celebrar tu triunfo glorioso. Amén.

www.marinaveracruz.net


UNA RESPUESTA CRISTIANA AL ENIGMA DE LA MUERTE

27.03.18 | 13:17. Archivado en Sobre el autor

UNA RESPUESTA CRISTIANA AL ENIGMA DE LA MUERTE

Si bien es cierto que la sociedad actual, hedonista, ha arrinconado, e incluso se ha olvidado de la muerte y del sufrimiento, convirtiéndolos en espectáculos para entretener; también no es menos cierto que es una terrible pérdida no tener a la muerte como última instancia, o penúltima para los cristianos, de la vida del hombre actual. Ella se convierte en un principio de impulso para no instalarse en esta realidad para siempre como lo único existente, y abre la pregunta sobre el gran quizá de la vida más allá de la muerte.

La muerte es una amenaza para la vida del hombre. Ya está presente en el momento de nacer como la tendencia final. Ella arrasa personas, pueblos, civilizaciones, proyectos... Y ella misma puede convertirse en el gran muro que cuestione la existencia de Dios, cuando se concreta en un ser querido, en la matanza de inocentes, en la agonía lenta y tortuosa de enfermos en los hospitales.
La muerte abre, a nivel filosófico, planteamientos profundos sobre el "gran quizás". No basta a muchos la postura agnóstica de instalarse seguros en lo presente, olvidando los desastres y la muerte de su alrededor, y negando la posibilidad de plantearse la pregunta sobre el más allá tachándola de inútil y vacía.
La muerte es el palpitar silencioso que nos hace estallar en lo cotidiano y nos acerca sin notarse a la más clara memoria: ser hijos de la tierra y peregrinos hacia el cielo. Y la respuesta cristiana al enigma de la muerte es la Resurrección de los muertos, vinculada profundamente al triunfo pascual de Jesús.

El Vaticano II, en la Constitución Dogmática “Gaudium et Spes”, lo expresa bellamente: “El máximo enigma de la vida humana es la muerte. El hombre sufre con el dolor y con la disolución progresiva del cuerpo. Pero su máximo tormento es el temor por la desaparición perpetua. … Mientras toda imaginación fracasa ante la muerte, la Iglesia, aleccionada por la Revelación divina, afirma que el hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz situado más allá de las fronteras de la miseria terrestre. … “ (G.S. 18)

Desde esta afirmación esencial de que el ser humano ha sido creado para un destino feliz situado más allá de la muerte, Martín Descalzo, sacerdote y escritor católico, decía que “morir es sólo morir. Morir se acaba. Morir es una hoguera fugitiva. Es cruzar una puerta a la deriva y encontrar lo que tanto se buscaba”.
La Resurrección de Jesús se levanta como alternativa ante el dolor y el sufrimiento del mundo. De hecho, para el cristiano, la última respuesta es el Sí definitivo de Dios a la vida de cada persona que, en definitiva, somos un proyecto de amor que no se agota en la muerte.
La Resurrección de Jesús se levanta como la experiencia última del crucificado. Desde esa experiencia definitiva lanzamos la esperanza de que participaremos de esa misma Resurrección y afirmamos la permanencia de la identidad personal del hombre, más allá de la sepultura; al tiempo que se cuestionan posibles alternativas al final trágico del hombre como la reencarnación o la comunión plena "energética" con el aire.

¡Qué bien supo expresar Martín Descalzo que para el cristiano la muerte no es la palabra última de la existencia humana y que la muerte es la puerta que nos acerca a lo que tanto buscamos y anhelamos, el encuentro con el Eterno!

www.marinaveracruz.net


SÁBADO SANTO /CICLO B/31-03-2018

27.03.18 | 13:15. Archivado en Sobre el autor

SÁBADO SANTO /CICLO B/31-03-2018

Hoy la Iglesia celebra el Sábado Santo. Toda la Iglesia medita la pasión y muerte de Jesús.
Un gran silencio envuelve la tierra; un gran silencio y una gran soledad. Un gran silencio porque el Rey duerme. La tierra está temerosa y sobrecogida, porque Dios se ha dormido en la carne y ha despertado a los que dormían desde antiguo'.
El primer sábado santo todo parecía perdido. Los discípulos habían huido en desbandada, rotas sus esperanzas. Solamente María conservó la fe y quedó esperando la resurrección de su Hijo.
El sábado mira con deseo al triunfo pascual de Jesús, No es la desesperación del que no está, sino la esperanza del que se manifiesta con toda su fuerza.
Las tinieblas nos envuelven pero luchan con ahínco con el despertar del que Vive Eternamente.
Pedimos en esta hora que el Señor nos conceda crecer en la fe, en la esperanza y en la caridad. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA MUERTE ES LA GRAN AMENAZA

27.03.18 | 13:12. Archivado en Sobre el autor

LA MUERTE ES LA GRAN AMENAZA

La muerte es una amenaza para la vida del hombre. Ya está presente en el momento de nacer como la tendencia final. Ella arrasa personas, pueblos, civilizaciones, proyectos... Y ella misma puede convertirse en el gran muro que cuestione la existencia de Dios, cuando se concreta en un ser querido, en la matanza de inocentes, en la agonía lenta y tortuosa de enfermos en los hospitales.

La muerte abre, a nivel filosófico, planteamientos profundos sobre el "gran quizás". No basta a muchos la postura agnóstica de instalarse seguros en lo presente, olvidando los desastres y la muerte de su alrededor, y negando la posibilidad de plantearse la pregunta sobre el más allá tachándola de inútil y vacía. Pero, para otros, la postura atea, en sus múltiples vertientes, no basta.

P. Claudel decía que “Dios no ha venido a suprimir el dolor ni siquiera a explicarlo, sino a llenarlo de su presencia”…Por eso creo que sería un error teológico de incalculables consecuencias creer que el Cristianismo ha dulcificado el drama de la muerte y el horror al sufrimiento por la esperanza y la resurrección…Ninguno de los evangelistas, ni siquiera San Juan, eliminó de sus obras el final trágico de Jesús. Ninguno ocultó este hecho, y nadie, ni siquiera las Iglesias cristianas, pueden, en nombre de la resurrección, quitarle importancia.

M. Horkeimer afirmaba que “"La teología...es la esperanza de que la injusticia que caracteriza al mundo no puede permanecer así, que lo injusto no puede considerarse como la última palabra...Soy cada vez más de la opinión de que no se debería hablar de anhelo, sino de miedo de que Dios no exista"… y, desde este planteamiento, si bien es cierto que la sociedad actual, hedonista, promotora del consumismo más atroz e impulsora de una cultura desequilibrada ha arrinconado, e incluso se ha olvidado de la muerte y del sufrimiento, convirtiéndolos en espectáculos para entretener; también no es menos cierto que es una terrible pérdida no tener a la muerte como última instancia, o penúltima para los cristianos, de la vida. Ella se convierte en un principio de impulso para no instalarse en esta realidad para siempre como lo único existente, y abre la pregunta sobre el gran quizá de la vida más allá de la muerte…

www.marinaveracruz.net


VIERNES SANTO /CICLO B/ 30-04-2018

27.03.18 | 12:59. Archivado en Sobre el autor

VIERNES SANTO /CICLO B/ 30-04-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 18,19-42
Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Juan (18,1–19,42):

C. En aquel tiempo, salió Jesús con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, y entraron allí él y sus discípulos. Judas, el traidor, conocía también el sitio, porque Jesús se reunía a menudo allí con sus discípulos. Judas entonces, tomando la patrulla y unos guardias de los sumos sacerdotes y de los fariseos, entró allá con faroles, antorchas y armas. Jesús, sabiendo todo lo que venía sobre él, se adelantó y les dijo:
+ «¿A quién buscáis?»
C. Le contestaron:
S. «A Jesús, el Nazareno.»
C. Les dijo Jesús:
+ «Yo soy.»
C. Estaba también con ellos Judas, el traidor. Al decirles: «Yo soy», retrocedieron y cayeron a tierra. Les preguntó otra vez:
+ «¿A quién buscáis?»
C. Ellos dijeron:
S. «A Jesús, el Nazareno.»
C. Jesús contestó:
+ «Os he dicho que soy yo. Si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos»
C. Y así se cumplió lo que había dicho: «No he perdido a ninguno de los que me diste.» Entonces Simón Pedro, que llevaba una espada, la sacó e hirió al criado del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha. Este criado se llamaba Malco. Dijo entonces Jesús a Pedro:
+ «Mete la espada en la vaina. El cáliz que me ha dado mi Padre, ¿no lo voy a beber?»
C. La patrulla, el tribuno y los guardias de los judíos prendieron a Jesús, lo ataron y lo llevaron primero a Anás, porque era suegro de Caifás, sumo sacerdote aquel año; era Caifás el que había dado a los judíos este consejo: «Conviene que muera un solo hombre por el pueblo.» Simón Pedro y otro discípulo seguían a Jesús. Este discípulo era conocido del sumo sacerdote y entró con Jesús en el palacio del sumo sacerdote, mientras Pedro se quedó fuera a la puerta. Salió el otro discípulo, el conocido del sumo sacerdote, habló a la portera e hizo entrar a Pedro. La criada que hacía de portera dijo entonces a Pedro:
S. «¿No eres tú también de los discípulos de ese hombre?»
C. Él dijo:
S. «No lo soy.»
C. Los criados y los guardias habían encendido un brasero, porque hacía frío, y se calentaban. También Pedro estaba con ellos de pie, calentándose. El sumo sacerdote interrogó a Jesús acerca de sus discípulos y de la doctrina. Jesús le contestó:
+ «Yo he hablado abiertamente al mundo; yo he enseñado continuamente en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y no he dicho nada a escondidas. ¿Por qué me interrogas a mí? Interroga a los que me han oído, de qué les he hablado. Ellos saben lo que he dicho yo.»
C. Apenas dijo esto, uno de los guardias que estaban allí le dio una bofetada a Jesús, diciendo:
S. «¿Así contestas al sumo sacerdote?»
C. Jesús respondió:
+ «Si he faltado al hablar, muestra en qué he faltado; pero si he hablado como se debe, ¿por qué me pegas?»
C. Entonces Anás lo envió atado a Caifás, sumo sacerdote. Simón Pedro estaba en pie, calentándose, y le dijeron:
S. «¿No eres tú también de sus discípulos?»
C. Él lo negó, diciendo:
S. «No lo soy.»
C. Uno de los criados del sumo sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro le cortó la oreja, le dijo:
S. «¿No te he visto yo con él en el huerto?»
C. Pedro volvió a negar, y enseguida cantó un gallo. Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era el amanecer, y ellos no entraron en el pretorio para no incurrir en impureza y poder así comer la Pascua. Salió Pilato afuera, adonde estaban ellos, y dijo:
S. «¿Qué acusación presentáis contra este hombre?»
C. Le contestaron:
S. «Si éste no fuera un malhechor, no te lo entregaríamos.»
C. Pilato les dijo:
S. «Lleváoslo vosotros y juzgadlo según vuestra ley.»
C. Los judíos le dijeron:
S. «No estamos autorizados para dar muerte a nadie.»
C. Y así se cumplió lo que había dicho Jesús, indicando de qué muerte iba a morir. Entró otra vez Pilato en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo:
S. «¿Eres tú el rey de los judíos?»
C. Jesús le contestó:
+ «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?»
C. Pilato replicó:
S. «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»
C. Jesús le contestó:
+ «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí.»
C. Pilato le dijo:
S. «Conque, ¿tú eres rey?»
C. Jesús le contestó:
+ «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para ser testigo de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.»
C. Pilato le dijo:
S. «Y, ¿qué es la verdad?»
C. Dicho esto, salió otra vez adonde estaban los judíos y les dijo:
S. «Yo no encuentro en él ninguna culpa. Es costumbre entre vosotros que por Pascua ponga a uno en libertad. ¿Queréis que os suelte al rey de los judíos?»
C. Volvieron a gritar:
S. «A ése no, a Barrabás.»
C. El tal Barrabás era un bandido. Entonces Pilato tomó a Jesús y lo mandó azotar. Y los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le echaron por encima un manto color púrpura; y, acercándose a él, le decían:
S. «¡Salve, rey de los judíos!»
C. Y le daban bofetadas. Pilato salió otra vez afuera y les dijo:
S. «Mirad, os lo saco afuera, para que sepáis que no encuentro en él ninguna culpa.»
C. Y salió Jesús afuera, llevando la corona de espinas y el manto color púrpura. Pilato les dijo:
S. «Aquí lo tenéis.»
C. Cuando lo vieron los sumos sacerdotes y los guardias, gritaron:
S. «¡Crucifícalo, crucíficalo!»
C. Pilato les dijo:
S «Lleváoslo vosotros y crucificadlo, porque yo no encuentro culpa en él.»
C. Los judíos le contestaron:
S «Nosotros tenemos una ley, y según esa ley tiene que morir, porque se ha declarado Hijo de Dios.»
C. Cuando Pilato oyó estas palabras, se asustó aún más y, entrando otra vez en el pretorio, dijo a Jesús:
S. «¿De dónde eres tú?»
C. Pero Jesús no le dio respuesta. Y Pilato le dijo:
S. «¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para soltarte y autoridad para crucificarte?»
C. Jesús le contestó:
+ «No tendrías ninguna autoridad sobre mí, si no te la hubieran dado de lo alto. Por eso el que me ha entregado a ti tiene un pecado mayor.»
C. Desde este momento Pilato trataba de soltarlo, pero los judíos gritaban:
S. «Si sueltas a ése, no eres amigo del César. Todo el que se declara rey está contra el César.»
C. Pilato entonces, al oír estas palabras, sacó afuera a Jesús y lo sentó en el tribunal, en el sitio que llaman "el Enlosado" (en hebreo Gábbata). Era el día de la Preparación de la Pascua, hacia el mediodía. Y dijo Pilato a los judíos:
S. «Aquí tenéis a vuestro rey.»
C. Ellos gritaron:
S. «¡Fuera, fuera; crucifícalo!»
C. Pilato les dijo:
S. «¿A vuestro rey voy a crucificar?»
C. Contestaron los sumos sacerdotes:
S. «No tenemos más rey que al César.»
C. Entonces se lo entregó para que lo crucificaran. Tomaron a Jesús, y él, cargando con la cruz, salió al sitio llamado «de la Calavera» (que en hebreo se dice Gólgota), donde lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado, y en medio, Jesús. Y Pilato escribió un letrero y lo puso encima de la cruz; en él estaba escrito: «Jesús, el Nazareno, el rey de los judíos.» Leyeron el letrero muchos judíos, porque estaba cerca el lugar donde crucificaron a Jesús, y estaba escrito en hebreo, latín y griego. Entonces los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato:
S. «No, escribas: "El rey de los judíos", sino: "Éste ha dicho: Soy el rey de los judíos."»
C. Pilato les contestó:
S. «Lo escrito, escrito está.»
C. Los soldados, cuando crucificaron a Jesús, cogieron su ropa, haciendo cuatro partes, una para cada soldado, y apartaron la túnica. Era una túnica sin costura, tejida toda de una pieza de arriba abajo. Y se dijeron:
S. «No la rasguemos, sino echemos a suerte, a ver a quién le toca.»
C. Así se cumplió la Escritura: «Se repartieron mis ropas y echaron a suerte mi túnica». Esto hicieron los soldados. Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre:
+ «Mujer, ahí tienes a tu hijo.»
C. Luego, dijo al discípulo:
+ «Ahí tienes a tu madre.»
C. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa. Después de esto, sabiendo Jesús que todo había llegado a su término, para que se cumpliera la Escritura dijo:
+ «Tengo sed.»
C. Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo:
+ «Está cumplido.»
C. E, inclinando la cabeza, entregó el espíritu. Los judíos entonces, como era el día de la Preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado, porque aquel sábado era un día solemne, pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quitaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él; pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado, y al punto salió sangre y agua. El que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero, y él sabe que dice verdad, para que también vosotros creáis. Esto ocurrió para que se cumpliera la Escritura: «No le quebrarán un hueso»; y en otro lugar la Escritura dice: «Mirarán al que atravesaron.» Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo clandestino de Jesús por miedo a los judíos, pidió a Pilato que le dejara llevarse el cuerpo de Jesús. Y Pilato lo autorizó. Él fue entonces y se llevó el cuerpo. Llegó también Nicodemo, el que había ido a verlo de noche, y trajo unas cien libras de una mixtura de mirra y áloe. Tomaron el cuerpo de Jesús y lo vendaron todo, con los aromas, según se acostumbra a enterrar entre los judíos. Había un huerto en el sitio donde lo crucificaron, y en el huerto un sepulcro nuevo donde nadie había sido enterrado todavía. Y como para los judíos era el día de la Preparación, y el sepulcro estaba cerca, pusieron allí a Jesús.

COMENTARIO:

Hoy celebra la Iglesia el Viernes Santo. La comunidad cristiana celebra la Pasión del Señor y adora su Cruz como el primer acto del misterio Pascual.
El Viernes Santo posee varios mensajes entrelazados:
1. INTERIORIZAR QUE EL AMOR DE JESÚS A LA HUMANIDAD LE LLEVÓ A DAR LA VIDA.
2. PROFUNDIZAR EN EL ACONTECIMIENTO DE LA MUERTE DE JESÚS Y SUS CAUSAS.
3. COMPRENDER QUE EL AMOR-SERVICIO A LA HUMANIDAD ENTRAÑA EL COMPROMISO CON LOS CRUCIFICADOS DE NUESTRO TIEMPO.
PASIÓN- MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS
La muerte y la resurrección de Jesús constituye la esencia misma de todo el Cristianismo y el fundamento de la vida cristiana.
¿CUÁL ES EL SENTIDO DE LA MUERTE DE JESUCRISTO EN LA CRUZ?:
1.- Jesús muere para cumplir la voluntad del Padre, que consiste en realizar la obra de la salvación, implantar el Reino de Dios, que es el Reino de justicia, de amor y verdad.
2.- Jesús muere para salvar a los hombres, por amor a los hombres, para liberarnos de nuestras esclavitudes y pecado, para reconciliarnos con el Padre.
3.- Jesús muere para salvarnos de la muerte.
4.- Jesús muere en la cruz porque nosotros matamos y asesinamos, para acoger aquello que ha sido perdido: "No es salvado aquello que no se ha asumido".

Hoy leemos el relato de la pasión según San Juan.
El Evangelista Juan nos muestra, cómo la fuerza del poder y la falsedad de una vida religiosa pueden condenar a un inocente. JESUS muere y es sepultado, para que los humanos que vivimos en la muerte, enterremos para siempre la semilla del pecado y nos acerquemos hasta el Padre, renacidos por el soplo del Espíritu.
Jesús muere para cumplir la voluntad del Padre, que consiste en realizar la obra de la salvación, implantar el Reino de Dios, que es el Reino de justicia, de amor y verdad.
Jesús muere para salvar a los hombres, por amor a los hombres, para liberarnos de nuestras esclavitudes y pecado, para reconciliarnos con el Padre.
Pidamos a Dios por todos los perseguidos a causa de sus creencias religiosas y por sus convicciones personales. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA EUCARISTÍA ES FUENTE Y CIMA DE TODA LA VIDA CRISTIANA

27.03.18 | 12:56. Archivado en Sobre el autor

LA EUCARISTÍA ES FUENTE Y CIMA DE TODA LA VIDA CRISTIANA

Es necesario que cada creyente hagamos una progresiva transformación eucarística de nuestra vida en Cristo. Solamente la vida concreta y real, histórica y entregada, puede ser celebrada, y solamente la celebración auténtica puede llevarte a la vida.
En cada Eucaristía celebramos y actualizamos el “único Sacrificio de Cristo en la Cruz” por cada uno de nosotros… En el fondo, prolongamos el Misterio de la Encarnación y el abajamiento de Dios por cada uno de nosotros, porque, “la Sagrada Eucaristía culmina la iniciación cristiana. Los que han sido elevados a la dignidad del sacerdocio real por el Bautismo y configurados más profundamente con Cristo por la Confirmación, participan por medio de la Eucaristía con toda la comunidad en el Sacrificio mismo del Señor” (CIC 1322)
Verdaderamente la Eucaristía es “fuente y cima de toda la vida cristiana” (LG11), pero no hay culmen si no hay una vida que culmine. No puede haber divorcio entre la vida y la Eucaristía, el compromiso social y la celebración litúrgica, porque el verdadero culto integra la vida, la fidelidad y el compromiso.
¡No olvides que la Eucaristía, que brota de la intención de Cristo, en el fondo es un “encuentro con Jesús”, que pide ser invitado para quedarse, e iluminar tu existencia con su presencia!

www.marinaveracruz.net


JUEVES SANTO /CICLO B/ 29-03-2018

27.03.18 | 12:47. Archivado en Sobre el autor

JUEVES SANTO /CICLO B/ 29-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 13,1-15
Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas Iscariote, el de Simón, que lo entregara, y Jesús, sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, se levanta de la cena, se quita el manto y, tomando una toalla, se la ciñe; luego echa agua en la jofaina y se pone a lavarles los pies a los discípulos, secándoselos con la toalla que se había ceñido.
Llegó a Simón Pedro, y éste le dijo: «Señor, ¿lavarme los pies tú a mí?»
Jesús le replicó: «Lo que yo hago tú no lo entiendes ahora, pero lo comprenderás más tarde.»
Pedro le dijo: «No me lavarás los pies jamás.»
Jesús le contestó: «Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo.»
Simón Pedro le dijo: «Señor, no sólo los pies, sino también las manos y la cabeza.»
Jesús le dijo: «Uno que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque todo él está limpio. También vosotros estáis limpios, aunque no todos.»
Porque sabía quién lo iba a entregar, por eso dijo: «No todos estáis limpios.» Cuando acabó de lavarles los pies, tomó el manto, se lo puso otra vez y les dijo: «¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros? Vosotros me llamáis "el Maestro" y "el Señor", y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros; os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.»

COMENTARIO:

El Jueves Santo posee tres grandes mensajes para los cristianos: EL DÍA DEL AMOR FRATERNO. EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA. EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DEL ORDEN SACERDOTAL COMO MINISTERIO DE SERVICIO SOLIDARIO A LOS DEMÁS.
Introducción:
De la Cena previa a la muerte de Jesús -o la Última Cena- se conservan cuatro relatos ―los tres de los sinópticos (Mt 26,26-29; Mc 14,22-25; Lc 22,14-20) y el de San Pablo (1 Co 11,23-26). Según el relato de San Juan, al comienzo, en un gesto cargado de significado, Jesús lava los pies a sus discípulos dando así ejemplo humilde de servicio (Jn 13,1-20).
Según los Evangelios Sinópticos la Cena de despedida fue una Cena Pascual en el 15 de nisán, mientras que en San Juan no, queriendo presentar a Jesús como el Cordero Pascual que se inmola por todos en el 14 de nisán.
Muy pronto fue considerada la Última Cena como la Pascua de Jesús, donde no sólo anunciaba su muerte, sino que incluía en los dones eucarísticos también una anticipación de la cruz y la resurrección.
Los gestos y las palabras de Jesús dieron lugar al Sacramento y que constituyen el núcleo del nuevo rito: «Y tomando pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: —Esto es mi cuerpo, que es entregado por vosotros. Haced esto en memoria mía» (Lc 22, 19).

1.-EL DÍA DEL AMOR FRATERNO:
*El memorial del amor de Cristo incluye el signo del lavatorio, que expresa la actitud servicial a los hermanos. Esta dimensión de servicio y entrega al otro, es un complemento obligado de toda eucaristía.
*Al comulgar en la Pasión y la resurrección de Cristo, comulgamos en las penas y esperanzas de los hermanos. *Nosotros somos también un pueblo de Dios, pero para servir a los demás. Por eso, cada vez que comulgamos nos obligamos a ayudar y servir a los demás.
*El lavatorio nos prepara a descubrir que sólo el que comulga con el hermano puede comulgar con Cristo. El que comulga con Cristo Sacramentado debe de comulgar con sus sentimientos y sus actitudes.
2.-EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DE LA EUCARISTÍA:
*La Pascua era la gran fiesta del pueblo hebreo, porque celebraba “el Paso del Señor”, cuando Dios se hizo presente en el pueblo de Israel, cuando lo liberó de la esclavitud, cuando lo hizo ser como pueblo, consiguiendo su libertad y su identidad, el Pueblo de Dios. (Ex 12,1-8;11-14).
*La celebración pascual que hizo Jesús con sus discípulos culmina la Pascua antigua y da origen a otra fiesta de liberación más radical y perfecta. Ahora el paso de Dios se realiza por medio de JESUCRISTO. Ya no se sacrifican corderos, porque el nuevo sacrificio verdadero es el de Jesucristo que cumplió la VOLUNTAD DE DIOS AMANDO PROFUNDAMENTE A LOS HOMBRES. (1 Cor 11,23-26)
*La Eucaristía es la acción de Cristo y de la Iglesia; es el sacrificio de Jesucristo actualizado en la Iglesia.
3.-EL DÍA DE LA INSTITUCIÓN DEL SACERDOCIO COMO MINISTERIO DE SERVICIO SOLIDARIO A LOS DEMÁS:
*A partir de Jesucristo se han destruido los viejos modelos de mediación con el Misterio profundo de la existencia (templos, sacerdotes, sacrificios…). El único mediador entre Dios y los hombres es Jesucristo, que ha cumplido fielmente la voluntad del Padre viviendo intensamente su relación y entrega a los demás.

www.marinaveracruz.net


EL CIELO ES UNA RELACIÓN PLENA EN EL AMOR DE DIOS

25.03.18 | 06:59. Archivado en Sobre el autor

EL CIELO ES UNA RELACIÓN PLENA EN EL AMOR DE DIOS

El Papa Juan Pablo II, en unas Catequesis sobre el cielo, en el año 1999, decía: “En el marco de la Revelación, sabemos que el “cielo” o la “bienaventuranza” en la que nos encontraremos no es una abstracción, ni tampoco un lugar físico entre las nubes, sino una relación viva y personal con la Santísima Trinidad” (21-7-1999).
Benedicto XVI, en la oración del Ángelus del 1 de Noviembre del 2006, decía: “Para nosotros, los cristianos, “vida eterna” no indica solo una vida que dura para siempre, sino, más bien, una nueva calidad de existencia, plenamente inmersa en el amor de Dios, que libra del mal y de la muerte, y nos pone en comunión sin fin con todos los hermanos y hermanas que participan del mismo Amor. Por tanto, la eternidad ya puede estar presente en el centro de la vida terrena y temporal, cuando el alma, mediante la gracia, está unida a Dios su fundamento último” (1-11-2006).
En una ocasión le preguntaron a Mario Moreno Cantinflas, cómo pensaba que Dios le iba a recibir en el cielo cuando se muriera. Y Cantinflas contestó: “Cuando Dios me vea, por lo menos me recibirá con una sonrisa”.
¡Sí, el “cielo” es una relación viva y personal con la Santísima Trinidad, y una vida plenamente inmersa en el amor de Dios, que libra del mal y de la muerte!

www.marinaveracruz.net


MIÉRCOLES SANTO /CICLO B/ 28-03-2018

25.03.18 | 06:52. Archivado en Sobre el autor

MIÉRCOLES SANTO /CICLO B/ 28-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 26,14-25

En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, a los sumos sacerdotes y les propuso: «¿Qué estáis dispuestos a darme, si os lo entrego?»
Ellos se ajustaron con él en treinta monedas. Y desde entonces andaba buscando ocasión propicia para entregarlo.
El primer día de los Ázimos se acercaron los discípulos a Jesús y le preguntaron: «¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua?»
Él contestó: «ld a la ciudad, a casa de Fulano, y decidle: "El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos."»
Los discípulos cumplieron las instrucciones de Jesús y prepararon la Pascua. Al atardecer se puso a la mesa con los Doce.
Mientras comían dijo: «Os aseguro que uno de vosotros me va a entregar.»
Ellos, consternados, se pusieron a preguntarle uno tras otro: «¿Soy yo acaso, Señor?»
Él respondió: «El que ha mojado en la misma fuente que yo, ése me va a entregar. El Hijo del hombre se va, como está escrito de él; pero, ¡ay del que va a entregar al Hijo del hombre!; más le valdría no haber nacido.»
Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: «¿Soy yo acaso, Maestro?»
Él respondió: «Tú lo has dicho.»

COMENTARIO AL ELVANGELIO:

Celebramos hoy el Miércoles Santo, que marca el final de la Cuaresma y el Comienzo de la Pascua. El Miércoles Santo es el día en que se reúne el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para condenar a Jesús. En el Evangelio de hoy en este Miércoles Santo se nos presenta la traición de Judas según San Mateo (Mt 26,14-25). El pueblo judío, el elegido por Dios, personificado en Judas, rechaza a su Mesías. La recompensa de la traición es irrisoria: el precio de un esclavo.
En el Evangelio se va describiendo la progresiva entrada en la Pasión en tres escenas: El pacto comercial de Judas con los sumos sacerdotes para realizar la entrega de Jesús (26,14-16), la preparación de la cena pascual (26,17-19) y el comienzo de la cena, en cuyo contexto Jesús desvela la identidad del traidor (26,20-25).
Sintámonos en la presencia del Señor y supliquemos que nos perdone nuestras pequeñas y grandes traiciones diarias. Jesús, quiero estar contigo, y ser como Tú.

www.marinaveracruz.net


JESUCRISTO: UNA PERSONALIDAD ARROLLADORA (I)

25.03.18 | 06:49. Archivado en Sobre el autor

JESUCRISTO: UNA PERSONALIDAD ARROLLADORA (I)

I.-UN HOMBRE DE CARÁCTER

La energía del lenguaje nos descubre a un HOMBRE DE CARÁCTER que apunta sin vacilaciones al objetivo. Lo primero que llama la atención es el dominio que muestra en toda clase de situaciones
*Es hábil en las discusiones con sus enemigos: (Jn 8,7) (Jn 9,40-41)
*Sabe desenvolverse en medio de las multitudes; es libre y soberano ante las autoridades de todo tipo: (Lc 6,2-5) (Mc 3,1-6)
*Pone toda su personalidad en lo que hace: (Lc 8,19-21) (Jn 4, 31-35)
*Sus exigencias para los que quieren seguirle:
No podéis servir a Dios y al dinero (Lc 16,13); tomar la cruz de cada día (Mt 10,38)
*En los diversos intentos de disuasión que sufre por los amigos y enemigos se mantiene firme:
a) Acusaciones de endemoniado, de samaritano (Jn 8,48)
b) Resistencia de sus parientes (Mc 3,21)
c) La respuesta durísima a Pedro (Mt 16,23)
*Su lucha contra el mal:
a) En las tentaciones se mantiene firme: “Apártate de mí, Satanás” (Mt 4,10)
b) No soporta que se profane el templo (Jn 3,14)
c) Se duele por la opresión a que tienen sometidos a los hombres con sus normas los jefes religiosos (Mt 23, 24; 4)

II.-UN HOMBRE CERCANO

Junto a la firmeza de carácter, Jesús se nos muestra compasivo, próximo, capaz de un amor total
*La gente se le acerca sin miramiento, lo que es consecuencia de la actitud interior que se trasluce al exterior.
*Vive atento al detalle de las personas. (Mc 12,41-42)
*Descubre los problemas de las personas: (Mc 1,21-31; Jn 1,38)
*Ve a las personas con sus problemas en su contexto social (Mt 8,23; Jn 9,45)
*Es paciente con los apóstoles (Lc 9,45)
*Tiene un fino tacto para saber valorar los esfuerzos, la fe, los deseos de los que se le acercan: Admira la fe del centurión (Mt 8,9); Reconoce el amor de la pecadora (Lc 7,47)
*Ama apasionadamente
*Interpreta toda la vida desde una perspectiva de servicio (Mt 10,45)
*Está cercano a los pobres y pecadores (Mt 25,40; Mt 25,40; Lc 10,29-37)
*Está pronto al perdón (Mt 5,44; Lc 23,34)
*Tiene compasión de las personas (Mt 9,36; 14,14; 15,32; Lc 7,13)
*Realiza el bien. No le importa que sea sábado y le estén espiando (Mc 3,1-6)

www.marinaveracruz.net


MARTES SANTO /CICLO B/ CICLO B/27-03-2018

25.03.18 | 06:39. Archivado en Sobre el autor

MARTES SANTO /CICLO B/ CICLO B/27-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 13,21-33.36-38

En aquel tiempo, estando Jesús a la mesa con sus discípulos, se turbó en su espíritu y dio testimonio diciendo:
- «En verdad, en verdad os digo: uno de vosotros me va a entregar».
Los discípulos se miraron unos a otros perplejos, por no saber de quién lo decía.
Uno de ellos, el que Jesús amaba, estaba reclinado a la mesa en el seno de Jesús. Simón Pedro le hizo señas para que averiguase por quién lo decía.
Entonces él, apoyándose en el pecho de Jesús, le preguntó:
- «Señor, ¿quién es?».
Le contestó Jesús:
- «Aquel a quien yo le dé este trozo de pan untado».
Y, untando el pan, se lo dio a Judas, hijo de Simón el Iscariote.
Detrás del pan, entró en él Satanás. Entonces Jesús le dijo:
- «Lo que vas hacer, hazlo pronto».
Ninguno de los comensales entendió a qué se refería. Como Judas guardaba la bolsa, algunos suponían que Jesús le encargaba comprar lo necesario para la fiesta o dar algo a los pobres. Judas, después de tomar el pan, salió inmediatamente. Era de noche.
Cuando salió, dijo Jesús:
- «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en sí mismo: pronto lo glorificará. Hijitos, me queda poco de estar con vosotros. Me busca¬réis, pero lo que dije a los judíos os lo digo ahora a vosotros:
"Donde yo voy, vosotros no podéis ir"»
Simón Pedro le dijo:
- «Señor, ¿a dónde vas?».
Jesús le respondió:
- «Adonde yo voy no me puedes seguir ahora, me seguirás más tarde».
Pedro replicó:
- «Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Daré mi vida por ti».
Jesús le contestó:
- «¿Con que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes de que me hayas negado tres veces».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos hoy el Martes Santo y nos vamos sumergiendo poco a poco en la última semana de cuaresma. El Evangelio de Santo, ayer en el lunes santo, nos situaba en Betania donde María, la hermana de Lázaro y Marta, tomaba una libra de perfume de nardo puro, muy costoso, y ungía a Jesús. En el Evangelio de hoy en este Martes Santo se nos recuerda que ha llegado la “hora de Jesús”. Jesús reafirma el sentido de su vida: es un “paso”. Este paso se realiza por el amor puesto al servicio de los demás. Exhorta a sus discípulos a reconocer la grandeza que hay en la actitud del siervo que se pone al servicio de los demás, del que da una prueba concreta en el lavatorio de los pies. Pero no todos los discípulos le imitarán, y anuncia que Judas le traicionará (Jn 13,21-33.36.38).
Jesús toma la iniciativa de anunciar la traición, pero nadie entiende nada.
La traición de Judas está en rechazar el amor, un amor que se manifiesta hasta el fin en el obsequio acogedor que el anfitrión hacía a un invitado importante.
Dirijámonos al Padre para que nunca traicionemos la Palabra de Jesús y su mensaje, su gracia y su presencia, su amor y su amistad.

www.marinaveracruz.net


JESÚS DE NAZARET: ¿QUIÉN DICEN LA GENTE QUE SOY YO?

25.03.18 | 06:36. Archivado en Sobre el autor

JESÚS DE NAZARET: ¿QUIÉN DICEN LA GENTE QUE SOY YO?

“Y sucedió que mientras él estaba orando a solas, se hallaban con él los discípulos y él les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?” Ellos respondieron: Unos, que Juan Bautista; otros, que un profeta de los antiguos había resucitado”. Y les dijo: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?...” (Lc 9,18-20ª)
¿QUIÉN DICEN LOS HOMBRES QUE SOY YO? no es una pregunta neutral o indiferente, hecha por Jesús en un pasado lejano, a hombres distintos de nosotros. Es, más bien, una pregunta permanente y personal que Jesús nos hace a ti y a mi: ¿QUIÉN DICES TÚ QUE SOY YO?
Jesús nos pide una respuesta sincera y comprometida. Le interesa no tanto nuestra opinión acerca de él sino nuestra actitud y nuestra opción.

¿QUIÉN DICEN LOS HOMBRES QUE SOY YO?
Los judíos: “Es un samaritano” (Jn 8.48)
Los samaritanos: “eres el verdadero salvador del mundo” (Jn 4,42).
Los fariseos: “Es un comilón y borracho” (Mt 11,19)
Natanael: “Tú eres el Hijo de Dios” (Jn 1,49l).
Sacerdotes y fariseos: “es un mentiroso”( Mt 27,63).
Juan Bautista:”Este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Jn 1,29)
Andrés : “Hemos encontrado al Mesías” (Jn 1,41).
Gente: “Está loco” (Jn 7,20)
Tomás: “Señor mío y Dios mío” (Jn 20,28).
Parientes: “No está en sus cabales” (Mc 3,21).
Gandhi: “Jesús es la figura más grande de la historia”
Tagore: “Si los cristianos fuerais como vuestro maestro, tendríais ya la India a vuestros pies”
Ibn Arabí: “Aquel cuya enfermedad se llama Jesucristo ya no se puede curar”
Jean Fernoit (periodista): “Durante largo tiempo he creído que Jesucristo era hijo de Dios, Dios mismo. Ahora no estoy seguro. Pero poco importa. Ningún hombre jamás ha hablado ni amado como él. Él nos ha dicho que estaba en cada uno de nosotros, pero esto no llego a creérmelo todavía”
Eddy Merck: “Deseo dar a conocer a Jesús a todos aquellos que no le conocen. Para mí Cristo tiene una presencia continua en toda mi vida. Creo profundamente en El, en su historia y en su divinidad”
K. Rahner: “Cristo es la respuesta total a la pregunta total del hombre.
Luis Fernández: “soy lo que soy, porque he encontrado en Jesucristo la fuente de dos grandes valores de mi vida: la libertad y el amor.
Dostoievski: “No hay nada más hermoso, más profundo, más amable, más razonable, más valiente, más perfecto que Cristo, y me digo a mí mismo con amor celoso que no puede haber nadie más perfecto”.

Jesús no deja indiferente a nadie. Responde sinceramente a esta pregunta de Jesús: ¿QUIÉN DICES TÚ QUE SOY YO?

www.marinaveracruz.net


LUNES SANTO /CICLO B/26-03-2018

25.03.18 | 06:21. Archivado en Sobre el autor

LUNES SANTO /CICLO B/26-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 12,1-11

Seis días antes de la Pascua, fue Jesús a Betania, donde vivía Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Allí le ofrecieron una cena; Marta servía, y Lázaro era uno de los que estaban con él a la mesa. María tomó una libra de perfume de nardo, auténtico y costoso, le ungió a Jesús los pies y se los enjugó con su cabellera. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume.
Judas Iscariote, uno de sus discípulos, el que lo iba a entregar, dice:
«¿Por qué no se ha vendido este perfume por trescientos denarios para dárselos a los pobres?».
Esto lo dijo, no porque le importasen los pobres, sino porque era un ladrón; y como tenía la bolsa, se llevaba de lo que iban echando.
Jesús dijo:
- «Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura; porque a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis».
Una muchedumbre de judíos se enteró de que estaba allí y fueron, no sólo por Jesús, sino también para ver a Lázaro, al que había resucitado de entre los muertos.
Los sumos sacerdotes decidieron matar también a Lázaro, porque muchos judíos, por su causa, se les iban y creían en Jesús.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos hoy el lunes santo y abrimos la última semana de cuaresma. Los evangelios van a hacernos revivir los últimos instantes de Jesús.
En el Evangelio de San Juan en este lunes santo, María, la hermana de Lázaro y Marta, toma una libra de perfume de nardo puro, muy costoso, y unge a Jesús. (Jn 12,1-11). La unción en Betania es un homenaje de amor y respeto de María a Jesús, y una anticipación de su embalsamiento. Los amigos de Jesús, los hermanos de Betania, ofrecen una cena a Jesús, pero luego será Él quien la ofrezca y el don mayor será Él mismo.
La cena en Betania se ubica “seis días antes de la Pascua” (12,1ª). De esta manera el evangelista comienza la cuenta regresiva para la muerte de Jesús. Por otra parte, la mención de Betania como el lugar “donde estaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos” (12,1b) conecta lo que acababa de suceder –la experiencia de fe en la resurrección- y con la Pasión de Jesús que está por comenzar”.
Que como María expresemos con nuestras obras y con nuestras actitudes el amor y el respeto a Jesús. Amén.

www.marinaveracruz.net


MIRAR EL MUNDO DESDE LA HUELLA DEL ETERNO

21.03.18 | 07:45. Archivado en Sobre el autor

MIRAR EL MUNDO DESDE LA HUELLA DEL ETERNO

John Glenn, el astronauta de mayor edad de la historia, verdadero héroe en su país con 77 años, comentaba después de su expedición por el universo: "Me es imposible mirar desde aquí la creación y no creer en Dios. Simplemente fortalece mi fe. Desearía encontrar palabras para descubrir lo que estoy viendo".
John Glenn contempló la pequeñez de la tierra y la grandeza del universo, y supo ver desde muy lejos que el mundo que contemplamos nos lleva a descubrir la existencia de su Creador.

Descubre en este día que Dios, principio y fin de todas las cosas, puede ser conocido con certeza mediante la luz natural de la razón humana a partir de las cosas creadas, y aunque no vayas como John Glenn al Espacio para descubrir contemplar tanta belleza y que ella te lleva a Dios, sube a una montaña o incluso mira ahora mismo al cielo, y verás cómo no es posible afirmar que este mundo sea mirado sin ver detrás de él la huella del Eterno y la mano poderosa de Dios.

www.marinaveracruz.net


DOMINGO DE RAMOS /CICLO B/25-03-2018

21.03.18 | 07:41. Archivado en Sobre el autor

DOMINGO DE RAMOS /CICLO B/25-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN MARCOS (15,1-39)

C. Apenas se hizo de día, los sumos sacerdotes, con los ancianos, los escribas y el Sanedrín en pleno, se reunieron, y, atando a jesús, lo llevaron y lo entregaron a Pilato. Pilato le preguntó:
S. «¿Eres tú el rey de los judíos?»
C. Él respondió:
+ «Tú lo dices.»
C. Y los sumos sacerdotes lo acusaban de muchas cosas. Pilato le preguntó de nuevo:
S. «¿No contestas nada? Mira cuántos cargos presentan contra ti.»
C. Jesús no contestó más; de modo que Pilato estaba muy extrañado. Por la fiesta solía soltarse un preso, el que le pidieran. Estaba en la cárcel un tal Barrabás, con los revoltosos que habían cometido un homicidio en la revuelta. La gente subió y empezó a pedir el indulto de costumbre. Pilato les contestó:
S. «¿Queréis que os suelte al rey de los judíos?»
C. Pues sabía que los sumos sacerdotes se lo habían entregado por envidia. Pero los sumos sacerdotes soliviantaron a la gente para que pidieran la libertad de Barrabás. Pilato tomó de nuevo la palabra y les preguntó:
S. «¿Qué hago con el que llamáis rey de los judíos?»
C. Ellos gritaron de nuevo:
S. «¡Crucifícalo!»
C. Pilato les dijo:
S. «Pues ¿qué mal ha hecho?»
C. Ellos gritaron más fuerte:
S. «¡Crucifícalo!»
C. Y Pilato, queriendo dar gusto a la gente, les soltó a Barrabás; y a Jesús, después de azotarlo, lo entregó para que lo crucificaran. Los soldados se lo llevaron al interior del palacio –al pretorio– y reunieron a toda la compañía. Lo vistieron de púrpura, le pusieron una corona de espinas, que habían trenzado, y comenzaron a hacerle el saludo:
S. «¡Salve, rey de los judíos!»
C. Le golpearon la cabeza con una caña, le escupieron; y, doblando las rodillas, se postraban ante él. Terminada la burla, le quitaron la púrpura y le pusieron su ropa. Y lo sacaron para crucificarlo. Y a uno que pasaba, de vuelta del campo, a Simón de Cirene, el padre de Alejandro y de Rufo, lo forzaron a llevar la cruz. Y llevaron a Jesús al Gólgota (que quiere decir lugar de «la Calavera»), y le ofrecieron vino con mirra; pero él no lo aceptó. Lo crucificaron y se repartieron sus ropas, echándolas a suerte, para ver lo que se llevaba cada uno. Era media mañana cuando lo crucificaron. En el letrero de la acusación estaba escrito: «El rey de los judíos.» Crucificaron con él a dos bandidos, uno a su derecha y otro a su izquierda. Así se cumplió la Escritura que dice: «Lo consideraron como un malhechor.» Los que pasaban lo injuriaban, meneando la cabeza y diciendo:
S. «¡Anda!, tú que destruías el templo y lo reconstruías en tres días, sálvate a ti mismo bajando de la cruz.»
C. Los sumos sacerdotes con los escribas se burlaban también de él, diciendo:
S. «A otros ha salvado, y a sí mismo no se puede salvar. Que el Mesías, el rey de Israel, baje ahora de la cruz, para que lo veamos y creamos.»
C. También los que estaban crucificados con él lo insultaban. Al llegar el mediodía, toda la región quedó en tinieblas hasta la media tarde. Y, a la media tarde, jesús clamó con voz potente:
+ «Eloí, Eloí, lamá sabaktaní.»
C. Que significa:
+ «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?»
C. Algunos de los presentes, al oírlo, decían:
S. «Mira, está llamando a Elías.»
C. Y uno echó a correr y, empapando una esponja en vinagre, la sujetó a una caña, y le daba de beber, diciendo:
S. «Dejad, a ver si viene Elías a bajarlo.»
C. Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró. El velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. El centurión, que estaba enfrente, al ver cómo había expirado, dijo:
S. «Realmente este hombre era Hijo de Dios.»

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Entramos en la Semana Santa, en los días que gozan del calificativo de “santo”. Son días benditos en los que la misericordia de Dios se hace más accesible al hombre. La Semana Santa constituye la celebración culminante de todo el ciclo litúrgico, a la vez, que es meta obligada donde desemboca toda la práctica y vivencia cuaresmal.
En la celebración eucarística se lee la Pasión del Evangelio de San Marcos (Mc 15,1-39). Marcos desarrolla con amplitud el relato de la pasión del Mesías, que se entrega por amor a los hombres y por fidelidad al Padre. Marcos nos acerca más al Siervo Sufriente, que expresa el don de salvación que se ofrece a todos. Al final el centurión romano reconocerá quién es realmente Jesús: “Realmente este hombre era Hijo de Dios”.
En ese drama de Jerusalén, se condensa y se desencadena la salvación nuestra: Todo por nosotros. Todo por amor, Todo por mí. Y San Mateo quiere manifestar a la comunidad que en Jesucristo se cumplen todas las Escrituras del Antiguo Testamento.
“Señor, danos actitudes apropiadas para denunciar toda injusticia, para combatir toda opresión, para borrar toda frontera, para superar cuanto divide a los hombres, para propiciar el desarme... Amén”.

www.marinaveracruz.net


PASIÓN Y MUERTE DE JESÚS DE NAZARET

21.03.18 | 07:34. Archivado en Sobre el autor

PASIÓN Y MUERTE DE JESÚS DE NAZARET

INTRODUCCIÓN:
Los Evangelios no son vidas ni biografías de Jesús. Son Catequesis de la Comunidad cristiana a la luz de la Resurrección. Se ha escrito que los Evangelios son «relatos de la Pasión precedidos de una larga introducción» (M. Kahler).
Habrá que afirma dos planteamientos básicos:
1.-La pasión de Jesús de Nazaret es contemplada a la luz de la Resurrección.
2.-La Pasión es leída/interpretada a la luz del Antiguo Testamento, por esta razón, la narración de la Pasión se encuentran intercaladas múltiples alusiones a textos del AT.
Dos de ellas de especial importancia, porque iluminan teológicamente todo el arco del acontecimiento de la Pasión: Salmo 22 e Isaías 53.
El sentido de la meditación de la Pasión y muerte de Jesús tiene un valor SOTERIOLÓGICO: "Murió por nosotros y por nuestros pecados". Y, en el lenguaje neotestamentario la muerte de Cristo se con contempla como sacrificio expiatorio (limpia los pecados) y como acto redentor (libera del mal).
Afirmar que la Pasión es interpretada y leída a la luz del Antiguo Testamento supone que hay que buscar las claves en las mismas Escrituras. Por esta razón, la muerte de Jesús es interpretada como la muerte del Profeta, del Justo injustamente tratado y del Siervo Sufriente (Is 53, sal 69).

LA MUERTE DE JESÚS
Desde el principio la muerte aparece como una amenaza en la vida de Jesús. El éxito-fracaso, simpatías-hostilidad, seguidores-enemigos se mezclan desde el principio en la vida de Jesús. Prácticamente no tuvo tiempo de triunfar y desde el principio de su Ministerio pública traman su muerte.
A través de la lectura de los Evangelios Sinópticos y de San Juan, contemplamos que la muerte atroz de Jesús no puede desligarse de su vida y de su predicación. Su pasión es el culmen de una existencia, marcada por la total entrega a hacer presente el Reino de Dios.
Su muerte violenta fue una consecuencia de su obrar, de su pretendida autoridad que había caracterizado su vivir, su relativización de la Ley y del Templo, su “descarada libertad”, su nueva imagen de Dios como Abba, su cercanía con los pecadores y excluidos, su exigencia de conversión, su crítica profética contra los dueños del poder socio-religioso-político... Su vida provocó el conflicto y la oposición de las autoridades judías y romanas. En definitiva, “su tiempo le pasó la factura” (Hans Küng).
No buscó la muerte pero pudo preveer su muerte meditando la muerte de los profetas, de Juan Bautista y la radicalidad de su mensaje.

SUBIDA A JERUSALÉN
Según los Evangelios, el desenlace lo que desencadena la subida de Jesús a la Ciudad Santa, Jerusalén.
Los Evangelios Sinópticos nos informan de una Pascua celebrada por Jesús en Jerusalén, Sin embargo, el Evangelio de San Juan refiere que Jesús celebró tres fiestas de Pascua durante su vida pública:
*Una en relación con la purificación del templo (2,13-25)
*Otra con ocasión de la multiplicación de los panes (6,4)
*Otra, la Pascua de la muerte y resurrección (12,1; 13,1)
Según los cuatro evangelios, Jesús fue con sus seguidores a Jerusalén para celebrar allí la fiesta de Pascua: " Entró a lomos de un asno, para que se cumplieran las palabras del profeta Zacarías "He aquí que tu rey viene a ti, manso y montado sobre un asno, sobre un pollino hijo de una bestia de carga". (Zac 9,9)
Fue recibido por una multitud, que lo aclamó como "hijo de David“, una proclamación mesiánica gritan palabras del Salmo 118.
Jesús entró cubierto de humildad, montado en un asno, y no como los grandes militares y reyes, que entraban en caballos.
Jesús no sólo encontró en Zacarías la imagen del rey de la paz que llega sobre un burro, sino también la del pastor herido que, con su muerte, trae la salvación. La Iglesia naciente pudo ver en la Entrada de Jesús la representación anticipada de lo que ella misma hace en la liturgia: Así como el Señor entró en la ciudad Santa a lomos de un asno, la Iglesia lo veía llegar siempre nuevamente bajo la humilde apariencia del pan y el vino (Didaché, Benedicto XVI…)

EXPULSIÓN DE LOS MERCADERES DEL TEMPLO
Según los evangelios sinópticos, a continuación fue al Templo de Jerusalén
y expulsó de allí a los cambistas y a los vendedores de animales para los sacrificios rituales (Mt 21; Lc 19; Mc 11). En cambio, el Evangelio de San Juan, sitúa este episodio al comienzo de la vida pública de Jesús, y lo relaciona con una profecía sobre la destrucción del Templo (Jn 2). Jesús, según los Evangelios, usa una cita del profeta Jeremías: “Habéis hecho de mi casa una cueva de bandidos” (Jer 7,11). Y recordemos que Jeremías aboga por la unidad entre el culto y la vida en la justicia delante de Dios, y la no politización de la fe.
Jesús realiza este gesto profético en el Templo abogando por su única mediación válida entre el hombre y Dios: “Destruid este templo y yo en tres días lo levantaré” (Jn 2,19). En definitiva, la señal que establece el culto verdadero es su Cruz y su Resurrección. Ha llegado el momento de adorar a Dios en "espíritu y en verdad", y el verdadero Templo es Jesús.

CENA PASCUAL
Se conservan cuatro relatos ―los tres de los sinópticos (Mt 26,26-29; Mc 14,22-25; Lc 22,14-20) y el de San Pablo (1 Co 11,23-26). Según el relato de San Juan, al comienzo, en un gesto cargado de significado, Jesús lava los pies a sus discípulos dando así ejemplo humilde de servicio (Jn 13,1-20).
Según los Evangelios Sinópticos la Cena de despedida fue una Cena Pascual en el 15 de nisán, mientras que en San Juan no, queriendo presentar a Jesús como el Cordero Pascual que se inmola por todos en el 14 de nisán.
Muy pronto fue considerada la Última Cena como la Pascua de Jesús, donde no sólo anunciaba su muerte, sino que incluía en los dones eucarísticos también una anticipación de la cruz y la resurrección.
Los gestos y las palabras de Jesús dieron lugar al Sacramento y que constituyen el núcleo del nuevo rito: «Y tomando pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: —Esto es mi cuerpo, que es entregado por vosotros. Haced esto en memoria mía» (Lc 22, 19).

GETSEMANÍ
La agonía de Jesús en el Huerto de los Olivos es un hecho afirmado, en los 4 Evangelios. Los evangelios nos presentan a Jesús al final como un pobre hombre, abandonado, despreciado por sus enemigos y amigos. Siente la ausencia y el abandono de Dios Padre, “Abba”. Jesús cayó en tierra: La postura de oración que expresa la extrema sumisión a la voluntad de Dios, el abandono más radical a Él
Jesús debe experimentar la incomprensión, la infidelidad incluso dentro del círculo más íntimo de los amigos y, de este modo, “cumplir la Escritura”. En definitiva, hay una "ruptura en el seguimiento" de los discípulos: "Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas" (Mt 26, 31).

TRAICIÓN DE JUDAS Y NEGACIÓN DE PEDRO
Los Evangelios no tienen reparo en subrayar que los Apóstoles no estuvieron a la "altura de las circunstancias" y hablan de abandono y dispersión. Especialmente dolorosos son la Traición de Judas y la Negación de Pedro, dos personas pertenecientes al grupo íntimo de Jesús. Judas rompe la amistad con Jesús y parece que desconfía de él. Es como si el Salmo 41 se hace realidad: “Incluso mi amigo, de quien yo me fiaba, el que compartía mi pan, me ha traicionado” (Sal 41,10) La Traición tiene un precio: 30 monedas de plata, y su posterior arrepentimiento se convierte en desesperación y tristeza, que le llevará a la muerte.
Judas ya no logra creer en el perdón. Su arrepentimiento se convierte en desesperación.
La negación de Pedro ante unos criados en la casa de Caifás supone un sufrimiento añadido de Jesús. En el mismo momento en que Caifás interroga a Jesús y le hace finalmente la pregunta sobre su identidad mesiánica, Pedro en el patio del palacio reniega de Jesús.
Las palabras de Jesús de que le negaría antes de que el gallo cantara reaparecen de repente ante la mirada de Jesús. La mirada de Jesús llega a los ojos y al alma del discípulo infiel. Y Pedro, “saliendo afuera”, lloró amargamente (Lc 22,62)

PROCESOS JUDICIALES DE CONDENA A JESÚS
Los Evangelios nos permiten distinguir tres etapas en el camino hacia la sentencia jurídica de condena a muerte:
1-una reunión del Consejo en la casa de Caífás.
2.-el interrogatorio ante el Sanedrín.
3.-Proceso ante Pilato.
Hay dos procesos de condena a Jesús:
1.-el proceso religioso frente al Consejo en la Casa de Caifás y al Sanedrín como blasfemo, envaucador, falso mesías, falso maestro que cuestiona las raíces de la religión judía (el templo, el sábado, las costumbres) e incluso relativiza la ley de Moisés. Se le condena en nombre de Dios.
2.-el proceso político frente a Poncio Pilatos como rebelde político, enemigo de Roma, incitador a la revuelta... Jesús había sido declarado culpable de blasfemia, un crimen para el que estaba previsto la pena de muerte.
Jesús se había declarado a sí mismo Mesías, y de esta manera había reclamado para sí la dignidad regia
La reivindicación de la realeza mesiánica era un delito político que debía ser castigado por la justicia romana. La acusación de que Jesús se había declarado rey de los judíos era muy grave.
Los reyes debían ser legitimados por Roma y obtener de Roma sus derechos de soberanía Un rey sin esa legitimación era un rebelde que amenazaba la pax romana y se convertía en reo de muerte.

LA FLAGELACIÓN Y LA CORONACIÓN DE ESPINAS
El momento previo a la crucifixión era terrible. La flagelación era el castigo que, según el derecho romano, se infligía como pena concomitante a la condena de muerte (Hengel-Schwemer)
Los evangelios nos hablan de la coronación de espinas por parte de los soldados como un acto de humillación y de burla hacia el reo que se proclama "rey". El manto de color púrpura, la coronación de espinas y el cetro de caña lo atestiguan, unido a las bofetadas que les acompañan.

CRUCIFIXIÓN Y MUERTE
No olvidemos que la Pasión y la Crucifixión es leída e interpretada a la luz del Antiguo Testamento, por esta razón, la narración de la Pasión se encuentran intercaladas múltiples alusiones a textos del AT. Dos de ellas de especial importancia, porque iluminan teológicamente todo el arco del acontecimiento de la Pasión: Salmo 22 e Isaías 53.
En el momento de la muerte, Jesús dirá algunas palabras, distintas en cada Evangelista. Según San Marcos y San Mateo, Jesús morirá con el Salmo 22: “Dios mío, Dios mío, porqué me has abandonado” (Mc 15,34; Mt 27,46); según San Lucas, Jesús morirá con el Salmo 31: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lc
23,34); y según San Juan, Jesús terminará con la expresión: "Todo está cumplido" “Está cumplido” (Jn 19,30).
Algunos autores han querido ver la referencia a la "túnica sin costuras" como una referencia a la dignidad de Jesús como Sumo Sacerdote, expuesto en la oración sacerdotal de Jesús en la Última Cena: No solamente muere el verdadero Rey de Israel, sino también el Sumo Sacerdote que cumple su ministerio Sacerdotal (R. E. Brown).
La referencia al velo del templo que se rasgó en dos, de arriba abajo (Mt 27,51; Mc 15,38; Lc 23,45) nos hace referencia a la única mediación de Cristo: La época del antiguo templo y sus sacrificios se han acabado, Jesús crucificado nos reconcilia a todos con el Padre, y nos manifiesta cómo Dios mismo en el Crucificado se ha manifestado como el que ama hasta la muerte
San Juan dirá que "de su costado salió sangre y agua (Jn 19,34). Es la hora en que se sacrificaban los corderos pascuales. Estaba prescrito que no se les debía partir ningún hueso . Jesús aparece como el verdadero Cordero Pascual que es puro y perfecto.
Los Padres han visto en el doble flujo de sangre y agua una imagen de los dos sacramentos fundamentales la Eucaristía y el Bautismo, que manan del costado traspasado del Señor, de su corazón. Ellos son el nuevo caudal que crea la Iglesia y renueva a los hombres. (Benedicto XVI).

EL CRUCIFICADO HA RESUCITADO.
Todas las fuentes cristianas sin distinción afirman la resurrección de Jesús. Es más, la resurrección de Jesús es la afirmación cardinal de la fe cristiana. En 1 Cor 15,3-5 se afirma que “si Cristo no ha resucitado, entonces nuestra predicación no tiene contenido ni vuestra fe tampoco”.
Los Apóstoles apelarán siempre a la experiencia pascual fundante de Jesús de Nazaret y la esencia misma de todo su predicación: Dios ha resucitado al crucificado y nosotros somos testigos.

www.marinaveracruz.net


21.03.18 | 07:26. Archivado en Sobre el autor

V SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/24-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 11, 45-57

En aquel tiempo,muchos judíos que habían venido a casa de María, al ver lo que había hecho Jesús, creyeron en él. Pero algunos acudieron a los fariseos y les contaron lo que había hecho Jesús.
Los sumos sacerdotes y los fariseos convocaron el Sanedrín y dijeron:
«¿Qué hacemos? Este hombre hace muchos signos. Si lo dejamos seguir, todos creerán en él, y vendrán los romanos y nos destruirán el lugar santo y la nación».
Uno de ellos, Caifás, que era sumo sacerdote aquel año, les dijo:
«Vosotros no entendéis ni palabra; no comprendéis que os conviene que uno muera por el pueblo, y que no perezca la nación entera».
Esto no lo dijo por propio impulso, sino que, por ser sumo sacerdote aquel año, habló proféticamente, anunciando que Jesús iba a morir por la nación; y no solo por la nación, sino también para reunir a los hijos de Dios dispersos.
Y aquel día decidieron darle muerte. Por eso Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos, sino que se retiró a la región vecina al desierto, a una ciudad llamada Efraín, y pasaba allí el tiempo con los discípulos.
Se acercaba la Pascua de los judíos, y muchos de aquella región subían a Jerusalén, antes de la Pascua, para purificarse. Buscaban a Jesús y, estando en el templo, se preguntaban:
«¿Qué os parece? ¿Vendrá a la fiesta?».
Los sumos sacerdotes y fariseos habían mandado que el que se enterase de dónde estaba les avisara para prenderlo.

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Celebramos el Sábado de la Quinta Semana de Cuaresma. El programa de tu vida en Cuaresma debería ser un Si: Sí a Dios, a Jesucristo, a la Iglesia; Sí a la fe y al compromiso que ella encierra; Sí al respeto de la dignidad, de la libertad y de los derechos de las personas; Sí a la justicia, al amor, a la paz; Sí a la solidaridad con todos, especialmente a los mas necesitados; Sí a la esperanza; Sí a vuestro deber de construir una sociedad mejor.
En el Evangelio de San Juan en este Sábado de la V Semana de Cuaresma, las autoridades judías deciden la muerte de Jesús, porque, tras la resurrección de Lázaro, “muchos de los judíos, que habían venido a casa de María, viendo lo que había hecho, creyeron en él” (Jn 11,45-56).
La resurrección de Lázaro acrecienta el número de los que creen en Jesús, pero provoca la conjura de los sacerdotes y fariseos contra Él. El Sumo Sacerdote, sin caer en la cuenta, profetiza la muerte de Jesús por el pueblo y esto será el signo de la reunión de los hijos de Dios dispersos por el mundo.
Colocándonos espiritualmente ante el Cristo crucificado, Salvador, Buen Pastor, Amigo que da la vida por sus amigos, pidamos por los perseguidos a causa de la justicia y por sus creencias religiosas.

www.marinaveracruz.net


LA PROPUESTA DE JESÚS DE NAZARET EN 10 PÁRRAFOS

21.03.18 | 07:23. Archivado en Sobre el autor

LA PROPUESTA DE JESÚS DE NAZARET EN 10 PÁRRAFOS

1.-"Ama al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente" (Mt 22,37).
2.-"Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos" (Mt 5,44-45).
3.-Yo soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida" (Jn 8,12).
4.-"Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros" (Jn 13,34ª)
5.-No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzguéis seréis juzgados, y con la medida con que midáis se os medirá" (Mt 7,1-2).
6.-"Todo el que cumpla la voluntad de mi Padre celestial, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre" (Mt 13,50).
7.-"Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará a otro; o bien se entregará a uno y despreciará a otro. No podéis servir a Dios y al dinero" (Mt 6,24).
8.-"Perdonad, si tenéis algo contra alguien, para que también vuestro Padre, que está en los cielos, os perdone vuestras ofensas" (Mc 11,25).
9.-"Todo el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado" (Lc 14,11).
10.-"Quien quiera salvar su vida, la perderá; pero quien pierda su vida por mí y por el Evangelio, la salvará" (Mc 8,35).

www.marinaveracruz.net


V VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/23-03-2018

21.03.18 | 07:15. Archivado en Sobre el autor

V VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/23-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 10,31-42

En aquel tiempo, los judíos agarraron piedras para apedrear a Jesús.
Elles replicó:
«Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de mi Padre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?».
Los judíos le contestaron:
«No te apedreamos por una obra buena, sino por una blasfemia: porque tú, siendo un hombre, te haces Dios».
Jesús les replicó:
«¿No está escrito en vuestra ley: “Yo os digo: sois dioses”? Si la Escritura llama dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios, y no puede fallar la Escritura, a quien el Padre consagró y envió al mundo, ¿decís vosotros: “¡Blasfemas!” Porque he dicho: “Soy Hijo de Dios”? Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que comprendáis y sepáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre».
Intentaron de nuevo detenerlo, pero se les escabulló de las manos. Se marchó de nuevo al otro lado del Jordán, al lugar donde antes había bautizado Juan, y se quedó allí.
Muchos acudieron a él y decían:
«Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de este era verdad».
Y muchos creyeron en él allí.

COMENTARIO AL EVANGELIO

Celebramos el Viernes de Dolores. La Virgen de los Dolores nos adentra en el dinamismo de la Gran Semana Santa, y se convierte en verdadera puerta que nos señala el Misterio. Y María, la de los Dolores, busca a su Hijo como hiciera en otro tiempo, que buscándolo con José, lo hallaron en el Templo, en medio de doctores y sabios exponía el Misterio. Y aquella profecía, que oyó en el Templo de labios del anciano Siméon se hace en su vida realidad: “Éste está puesto en Israel para que muchos se levanten y a ti una espada te traspasará el alma” (Lc 2,34-35).
El Evangelio de San Juan en este Viernes de Dolores, o Viernes de la V Semana de Cuaresma, Jesús prosigue la discusión con sus adversarios. Jesús, apoyándose en la Escritura, cuyo espíritu amplio señala, se reafirma en su declaración: vive en unión íntima con Dios (Jn 10-31-42).
Pidamos por la intercesión de la Virgen, Nuestra Señora de los Dolores, por todos los que sufren en su cuerpo y en su Espíritu. Pidamos por los atribulados y por los enfermos terminales.

www.marinaveracruz.net


EL MISTERIO PASCUAL SEGÚN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

21.03.18 | 07:12. Archivado en Sobre el autor

EL MISTERIO PASCUAL SEGÚN EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

“El Misterio Pascual de la Cruz y de la Resurrección de Cristo está en el centro de la Buena Nueva que los apóstoles, y la Iglesia a continuación de ellos, deben anunciar al mundo. El designio salvador de Dios se ha cumplido de “una vez por todas” (Hb 9,26) por la muerte redentora de su Hijo Jesucristo” (Nº 571 DEL CIC).
“La muerte violenta de Jesús no fue fruto del azar en una desgraciada constelación de circunstancias. Pertenece al misterio del designio de Dios, como lo explica San Pedro a los judíos de Jerusalén ya en su primer discurso de Pentecostés: “Fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios” (Hch 2,23). Este lenguaje bíblico no significa que los que han “entregado a Jesús” (Hch 3,13) fuesen solamente ejecutores pasivos de un drama escrito de antemano por Dios” (Nº 599).
“Este designio divino de salvación a través de la muerte del “Siervo, el Justo” (Is 53,11; cf Hch 3,14) había sido anunciado antes en la Escritura como un misterio de redención universal, es decir, de rescate que libera a los hombres de la esclavitud del pecado (cf. Is 53,11-12; Jn 8,34-36). San Pablo profesa en una confesión de fe que dice haber “recibido” (1 Cor 15,3) que “Cristo ha muerto por nuestros pecados según las Escrituras” (ibib; cf también Hch 3,18; 7,52; 13,29; 26,22-23). La muerte redentora de Jesús cumple, en particular, la profecía del Siervo doliente (cf Is 53,7-8 y Hch 8,32-35). Jesús mismo presentó el sentido de su vida y de su muerte a la luz del Siervo Doliente (cf. Mt 20,28). Después de su Resurrección dio esta interpretación de las Escrituras a los discípulos de Emaús (cf Lc 24, 25-27), luego a los propios apóstoles (cf Lc 24,44-45)” (Nº 601 DEL CIC)
“La muerte de Cristo es a la vez el sacrificio pascual que lleva a cabo la redención definitiva de los hombres (cf 1 Cor 5,7; Jn 8,34-36) por medio del “cordero que quita el pecado del mundo” (Jn 1,29; cf 1 P 1,19) y el sacrificio de la Nueva Alianza (cf 1 Cor 11,25) que devuelve al hombre a la comunión con Dios (cf Ex 24,8) reconciliándole con El por “la sangre derramada por muchos para remisión de los pecados” (Mt 26,28; cf Lv 16,15-16)” (Nº 613 DEL CIC).
“Os anunciamos la Buena Nueva de que la Promesa hecha a los padres Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús” (Hch 13,32-33). La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, creída y vivida por la primera comunidad cristiana como verdad central, transmitida como fundamental por la Tradición, establecida en los documentos del Nuevo Testamento, predicada como parte esencial del Misterio Pascual al mismo tiempo que la Cruz..” (Nº 638 DEL CIC).

www.marinaveracruz.net


V JUEVES DE CUARESMA/CICLO B/22-03-2018

21.03.18 | 07:05. Archivado en Sobre el autor

V JUEVES DE CUARESMA/CICLO B/22-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 8,51-59

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos:
«En verdad, en verdad os digo: quien guarda mi palabra no verá la muerte para siempre».
Los judíos le dijeron:
«Ahora vemos claro que estás endemoniado; Abrahán murió, los profetas también, ¿y tú dices: “Quien guarde mi palabra no gustará la muerte para siempre”? ¿Eres tú más que nuestro padre Abrahán, que murió? También los profetas murieron, ¿por quién te tienes?».
Jesús contestó:
«Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. El que me glorifica es mi Padre, de quien vosotros decís: “Es nuestro Dios”, aunque no lo conocéis. Yo sí lo conozco, y si dijera “No lo conozco” sería, como vosotros, un embustero; pero yo lo conozco y guardo su palabra. Abrahán, vuestro padre, saltaba de gozo pensando ver mi día; lo vio, y se llenó de alegría».
Los judíos le dijeron:
«No tienes todavía cincuenta años, ¿y has visto a Abrahán?».
Jesús les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: antes de que Abrahán existiera, yo soy».
Entonces cogieron piedras para tirárselas, pero Jesús se escondió y salió del templo.

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Celebramos el Jueves de la V Semana de Cuaresma. Romano Guardini en su libro "La esencia del Cristianismo" afirma brillantemente: "El Cristianismo no es, en último término, ni una doctrina de la verdad ni una interpretación de la vida. Es eso también, pero nada de ello constituye su esencia nuclear. Su esencia está constituida por Jesús de Nazaret, por su existencia, su obra y su destino concreto, es decir, por una personalidad histórica".

El Evangelio de San Juan en este Jueves de la V Semana de Cuaresma Jesús continúa el discurso sobre su testimonio de sí mismo y la invitación a mantenerse fieles a su Palabra ( Jn 8,51-59).
Jesús les asegura que “si alguno guarda mi Palabra, no verá la muerte jamás”, y se presenta como aquel cuyo “Día” vio Abrahám y se alegró. “Antes de que Abrahám existiera, Yo soy”, manifiesta a sus enemigos escandalizados de oírle hablar lo mismo que Dios.

Dirijámonos a Jesús con todo el corazón, poniendo en su presencia a las personas que nos rodean. Amén.

www.marinaveracruz.net


NO EXISTE LA FAMILIA PERFECTA: PERDÓN, GRACIAS Y PERMISO

21.03.18 | 07:02. Archivado en Sobre el autor

NO EXISTE LA FAMILIA PERFECTA: PERDÓN, GRACIAS Y PERMISO

El matrimonio es una comunidad de vida y amor, una institución donde se debe de vivir el amor maduro y adulto entre la pareja. Un amor maduro que es un "dar y recibir" continuamente en términos de entrega mutua y aceptación personal. Un amor que debe abarcar al ser humano total, que potencia la entrega integral de los cónyuges en todos los niveles humanos (espiritual, emocional, corporal, psicológica, etc.). Un amor que tiende permanecer en el tiempo y que tiende a ser exclusivo.

El Papa Francisco recordó la necesidad de de usar siempre las palabras "permiso, gracias y perdón".
También recalcó que "no existe la familia perfecta, y ni siquiera el marido perfecto, o la esposa perfecta", y, con una sonrisa, "no hablemos de la suegra perfecta". Afirmó que "es habitual pelear entre esposos... pero por favor recuerden esto, nunca terminen el día sin hacer las paces. Este es un secreto, un secreto para conservar el amor".

He recordado la Homilía que el Papa Francisco pronunció en la Solemnidad de la Sagrada Familia, cuando recordaba que las tres palabras y experiencias claves para vivir en paz y alegría en la familia: "permiso", "gracias", "perdón". Cuando en una familia no se es entrometido y se pide permiso, cuando en una familia no se es egoísta y se aprende a decir gracias, gracias, y cuando en una familia uno se da cuenta de que ha hecho algo malo y sabe pedir perdón, ¡en esa familia hay paz y hay alegría!"

No lo olvidemos para vivir en familia, y sobre todo un consejo para los esposos: permiso, gracias y perdón.

www.marinaveracruz.net


V MIÉRCOLES DE CUARESMA/CICLO B/21-03-2018

21.03.18 | 06:44. Archivado en Sobre el autor

V MIÉRCOLES DE CUARESMA/CICLO B/21-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 8,31-42

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos que habían creído en él:
«Si permanecéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres».
Le replicaron:
«Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”?».
Jesús les contestó:
«En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque mi palabra no cala en vosotros. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que le habéis oído a vuestro padre».
Ellos replicaron:
«Nuestro padre es Abrahán».
Jesús les dijo:
«Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que le escuché a Dios; y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre».
Le replicaron:
«Nosotros no somos hijos de prostitución; tenemos un solo padre: Dios».
Jesús les contestó:
«Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo salí de Dios, y he venido. Pues no he venido por mi cuenta, sino que él me envió».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Miércoles de la V Semana de Cuaresma. La Cuaresma es un tiempo para rehacer nuestro camino y volver a configurarnos con Cristo. Una "oportunidad" para renovar nuestras promesas bautismales y la renuncia al Mal y al Maligno en la Noche de la Pascua.
El Evangelio de San Juan en este Miércoles de la V Semana de Cuaresma Jesús continúa el discurso sobre su testimonio de sí mismo y la invitación a mantenerse fieles a su Palabra (cf. Jn 8,31-42).
En el Evangelio de hoy se destacan tres temas fundamentales: la fidelidad, la libertad y la filiación.
Seguir a Jesús implica mantenerse fiel a su Palabra, de manera que el verdadero discípulo ya no es sólo el que cree, sino sobre todo el que escucha, vive y da testimonio de la Palabra. Y la Palabra es la que lleva a conocer la verdad, que no es otra cosa que la revelación que ha hecho el Padre de su Hijo.
Jesús recuerda que los judíos deben sentirse libres no por el sólo hecho de pertenecer al linaje de Abrahán, sino por la escucha de la Palabra de Dios.
Y la filiación a Dios se adquiere mediante el seguimiento de Jesús y su Palabra.

Pidamos especialmente a Dios que nos disponga a escuchar su Palabra. Amén.

www.marinaveracruz.net


AMENAZAS PARA LA PAZ CIMENTADA EN LA JUSTICIA

18.03.18 | 10:03. Archivado en Sobre el autor

AMENAZAS PARA LA PAZ CIMENTADA EN LA JUSTICIA

Resulta esclarecedor lo que el Papa Juan Pablo decía en la Encíclica “Sollicitudo rei socialis, número 10: “¿Cómo justificar el hecho de que grandes cantidades de dinero, que podrían y deberían destinarse a incrementar el desarrollo de los pueblos, son, por el contrario, utilizados para el enriquecimiento de individuos o grupos o bien asignados al aumento de arsenales, tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo, trastocando de este modo las verdaderas prioridades? Si el desarrollo es el nuevo nombre de la paz, la guerra y los preparativos militares son el mayor enemigo del desarrollo integral de los pueblos”.

¡Sí, la guerra y el tráfico de las armas son las mayores amenazas para la paz cimentada en la justicia!
Toma conciencia de que el saludo de Cristo Resucitado era “¡la paz con vosotros”!” (Lc 24,36b), y que tenemos que ser mensajeros de la paz.

www.marinaveracruz.net


V MARTES DE CUARESMA/CICLO B/20-03-2018

18.03.18 | 09:58. Archivado en Sobre el autor

V MARTES DE CUARESMA/CICLO B/20-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 8,21-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos:
«Yo me voy y me buscaréis, y moriréis por vuestro pecado. Donde yo voy no podéis venir vosotros».
Y los judíos comentaban:
«¿Será que va a suicidarse, y por eso dice: “Donde yo voy no podéis venir vosotros”?».
Y él les dijo:
«Vosotros sois de aquí abajo, yo soy de allá arriba: vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo. Con razón os he dicho que moriréis en vuestros pecados: pues, si no creéis que Yo soy, moriréis en vuestros pecados».
Ellos le decían:
«¿Quién eres tú?».
Jesús les contestó:
«Lo que os estoy diciendo desde el principio. Podría decir y condenar muchas cosas en vosotros; pero el que me ha enviado es veraz, y yo comunico al mundo lo que he aprendido de él».
Ellos no comprendieron que les hablaba del Padre.
Y entonces dijo Jesús:
«Cuando levantéis en alto al Hijo del hombre, sabréis que “Yo soy”, y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como el Padre me ha enseñado. El que me envió está conmigo, no me ha dejado solo; porque yo hago siempre lo que le agrada».
Cuando les exponía esto, muchos creyeron en él.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

La Cuaresma es una peregrinación hacia la Pascua que sitúa su punto de partida en la Alianza que Dios ha hecho con el mundo. El amor de Dios, manifestado plenamente en Jesucristo, constituye toda la esencia misma de la Revelación. “Dios nos ama” es el clamor fundamental que recorre desde el origen hasta el final del Cristianismo, y que reivindica su gran aportación en el tejido social.

En este V Martes de Cuaresma leemos el evangelio de San Juan (Jn 8,21-30) . Jesús utiliza el símbolo de la luz para presentarse él mismo, ante sus oyentes, como la luz del mundo. Frente a las objeciones de sus adversarios, Jesús señala que su testimonio está avalado por el Padre y que su autoridad proviene de arriba.
Será necesario su muerte para que algunos reconozcan que Él hace en verdad las obras del Padre.

Danos, Señor, la capacidad de testimoniar a Jesús y de cumplir su Palabra. Danos, Dios mío, la fuerza para seguirte y afrontar las dificultades de cada día con verdadera confianza y entrega. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA ORACIÓN DE CONFIANZA EN LOS MOMENTOS DIFÍCILES

18.03.18 | 09:55. Archivado en Sobre el autor

LA ORACIÓN DE CONFIANZA EN LOS MOMENTOS DIFÍCILES

En medio del sufrimiento y del dolor debe brotar la oración de confianza, e incluso de queja, pero nunca el vacío desgarrador que provoca la destrucción existencial y el balanceo vertiginoso a la nada.
Muchos hombres y mujeres han vivido sin esperanza y en medio de grandes sufrimientos, pero sin saber de qué manera Dios se la manifestado como el bálsamo y el consuelo.
Siente hoy la llamada a la oración y el convencimiento de la presencia eterna de Alguien que te ama más allá de lo aparente, aún en los momentos más difíciles.

www.marinaveracruz.net


SAN JOSÉ Y DÍA DEL SEMINARIO/CICLO B/19-03-2018

18.03.18 | 09:48. Archivado en Sobre el autor

SAN JOSÉ Y DÍA DEL SEMINARIO/CICLO B/19-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Mt 1,16.18-21.24a

Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:
María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.
José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
- «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Hoy la Iglesia celebra la Solemnidad de San José, Patrono de la Iglesia Universal, y el día del Seminario.

El Evangelio de Mateo, de manera especial, pone de relieve las profecías mesiánicas que hallaron cumplimiento mediante el papel de José: el nacimiento de Jesús en Belén (2,1-6); su paso por Egipto, donde la Sagrada Familia se había refugiado (2,13-15); el sobrenombre de «Nazareno» (2,22-23). En todo ello él se demostró, como su esposa María, auténtico heredero de la fe de Abraham: fe en el Dios que guía los acontecimientos de la historia según su misterioso plan salvífico. Su grandeza, como la de María, resalta aún más porque su misión se desarrolló en la humildad y en lo escondido de la casa de Nazaret. Además, Dios mismo, en la Persona de su Hijo encarnado, eligió este camino y este estilo de vida en la existencia terrena.
Del ejemplo de San José llega a todos nosotros una fuerte invitación a desarrollar con fidelidad, sencillez y modestia la tarea que la Providencia nos ha asignado.

Pidamos especialmente a Dios, por intercesión de San José, por el florecimiento de las vocaciones sacerdotales en la Iglesia.

www.marinaveracruz.net


LA NORMA DE UN CRISTIANO ES SEGUIR A JESÚS DE NAZARET

15.03.18 | 13:24. Archivado en Sobre el autor

LA NORMA DE UN CRISTIANO ES SEGUIR A JESÚS DE NAZARET

Para un cristiano, la norma de vida es el evangelio y la persona de Jesús, que nos invita a seguirle...
Pero frente a este ideal de perfección hay que distinguir claramente los comportamientos de cada creyente, sometidos muy a menudo a los condicionamientos y al ritmo personal, a la debilidad y al pecado...
Esta distinción es necesaria para no perder la confianza en la misma Iglesia como Misterio de salvación y la dimensión divina de la misma.
Verdaderamente el ideal evangélico se va configurando en cada recorrido personal de un individuo aunque sea conforme a su propia contingencia y debilidad. Sin duda alguna, el ideal de un estilo y las palabras de un modelo de perfección permanece intacto como exigencia para todo seguidor de Cristo, a pesar de que su concreción histórica en cada individuo se resquebraje en abundancia.

www.marinaveracruz.net


V DOMINGO DE CUARESMA/CICLO B/18-03-2018

14.03.18 | 21:39. Archivado en Sobre el autor

V DOMINGO DE CUARESMA/CICLO B/18-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA (Jn 12,20-33)

En aquel tiempo, entre los que habían venido a celebrar la fiesta había algunos griegos; éstos, acercándose a Felipe, el de Betsaida de Galilea, le rogaban: «Señor, quisiéramos ver a Jesús.»
Felipe fue a decírselo a Andrés; y Andrés y Felipe fueron a decírselo a Jesús.
Jesús les contestó: «Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del hombre. Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este. mundo se guardará para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo premiará. Ahora mi alma está agitada, y ¿qué diré?: Padre, líbrame de esta hora. Pero si por esto he venido, para esta hora. Padre, glorifica tu nombre.»
Entonces vino una voz del cielo: «Lo he glorificado y volveré a glorificarlo.»
La gente que estaba allí y lo oyó decía que había sido un trueno; otros decían que le había hablado un ángel.
Jesús tomó la palabra y dijo: «Esta voz no ha venido por mí, sino por vosotros. Ahora va a ser juzgado el mundo; ahora el Príncipe de este mundo va a ser echado fuera. Y cuando yo sea elevado sobre la tierra atraeré a todos hacia mí.»
Esto lo decía dando a entender la muerte de que iba a morir.

COMENTARIO DEL EVANGELIO:

Celebramos el V domingo de Cuaresma. Benedicto XVI decía que “el itinerario cuaresmal nos llevará al triduo pascual, memoria de la pasión, muerte y resurrección del Señor, corazón del misterio de nuestra salvación. Es un tiempo propicio en el que la Iglesia invita a los cristianos a tomar una conciencia más viva de la obra redentora de Cristo y a vivir con más profundidad el propio Bautismo..." (Audiencia del 1-03-2006). En este Domingo de la Quinta Semana de Cuaresma leemos el Evangelio de San Juan (Jn 12,20-33).

El Evangelio de San Juan nos relata cómo Jesús anuncia su glorificación por la muerte . Como el grano de trigo que se mete en la tierra y muere para dar fruto, así también Jesús, el hombre, el Hijo de Dios, morirá en la cruz para traer la salvación a todos los hombres. (cf. Jn 12,20-33).
En el relato evangélico, algunos griegos se dirigieron a Felipe y le rogaron querer ver a Jesús. Y en ese momento, Jesús responde que “ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del hombre”. Dice Fr. Antonino Peinador, O.P. que “en el evangelio de Juan, tan cargado de símbolos y signos, esta presencia de “los no judíos”, es decir, gentiles griegos, que desean ver a Jesús, es la sugerencia de la universalidad de la salvación; y, por consiguiente, la incorporación de todas las gentes, judíos o no judíos al redil de Cristo, como llamada a la universal salvación”.

Pidamos a Dios en este tiempo de Cuaresma, cercana ya la Semana Santa, que nos aumente la fe, la esperanza y la caridad.

www.marinaveracruz.net


LA ESPERANZA, EL SUEÑO Y LA RISA

14.03.18 | 21:36. Archivado en Sobre el autor

LA ESPERANZA, EL SUEÑO Y LA RISA

Kant decía que “tres cosas ayudan a sobrellevar las dificultades: la esperanza, el sueño y la risa”.
La esperanza parte de un presupuesto básica: aún no se ha escrito la última palabra, y el triunfo del bien se anticipa en la historia.
El sueño es el aroma que perfuma el alma en su andadura histórica y genera en ella el convencimiento de que cada momento es la oportunidad para empezar de nuevo.
La risa es el arte supremo de reírse de uno mismo y compartir las alegrías de la vida con los demás, aunque sea en situaciones adversas y tristes.
Conozco personas que han vivido situaciones horribles y lo único que le han hecho permanecer íntegros han sido la esperanza, el sueño y la risa.

www.marinaveracruz.net


IV SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/17-03-2018

14.03.18 | 21:27. Archivado en Sobre el autor

IV SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/17-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA (Jn 7,40-53)

En aquel tiempo, algunos de entre la gente, que habían oído los discursos de Jesús, decían:
«Este es de verdad el profeta».
Otros decían:
«Este es el Mesías».
Pero otros decían:
«¿Es que de Galilea va a venir el Mesías? ¿No dice la Escritura que el Mesías vendrá del linaje de David, y de Belén, el pueblo de David?».
Y así surgió entre la gente una discordia por su causa.
Algunos querían prenderlo, pero nadie le puso la mano encima.
Los guardias del templo acudieron a los sumos sacerdotes y fariseos, y estos les dijeron:
«¿Por qué no lo habéis traído?».
Los guardias respondieron:
«Jamás ha hablado nadie como ese hombre».
Los fariseos les replicaron:
«También vosotros os habéis dejado embaucar? ¿Hay algún jefe o fariseo que haya creído en él? Esa gente que no entiende de la ley son unos malditos».
Nicodemo, el que había ido en otro tiempo a visitarlo y que era fariseo, les dijo:
«¿Acaso nuestra ley permite juzgar a nadie sin escucharlo primero y averiguar lo que ha hecho?».
Ellos le replicaron:
«¿También tú eres galileo? Estudia y verás que de Galilea no salen profetas».
Y se volvieron cada uno a su casa.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Decía Cipriano Sánchez que “la Cuaresma es convertirse a la verdad, a la santidad y a la reconciliación. En definitiva, Cuaresma es comprometerse. Convertirse es comprometerse con Cristo con mi santidad, con mi dimensión social de evangelización. ¿Tengo esto? ¿Lo quiero tener? ¿Pongo los medios para tenerlo? Si es así, estoy bien; si no es así, estoy mal. Porque una persona que se llame a sí misma cristiana y que no esté auténticamente comprometida con Cristo en su santidad para evangelizar, no es cristiana”.
El Evangelio de San Juan en este Sábado de la IV Semana de Cuaresma nos habla cómo las discusiones sobre Jesús se intensifican y muchos se sienten impresionados por su personalidad. Las autoridades miran con desprecio a esta gente crédula que se admita ante un profeta venido de un oscuro rincón de Galilea. Poseídos de su superioridad espiritual, creen poder descalificar a Jesús con el recurso a las Escrituras. Sólo Nicodemo se atreve libremente a defenderle (cf. Jn 7,40-53).
Pidamos especialmente a Dios por todos los cristianos perseguidos. Amén.

www.marinaveracruz.net


UNA LUZ EN MEDIO DE LA POLÍTICA

14.03.18 | 21:23. Archivado en Sobre el autor

UNA LUZ EN MEDIO DE LA POLÍTICA

La verdadera política es preocuparse de los asuntos de la "polis" y es necesaria esta dimensión para el desarrollo integral del ser humano, que es un ser relacional y comunitario en su misma esencia. El hombre, que es un ser social, necesita una eficaz y auténtica política, ejercida fundamentalmente por los políticos, elegidos democráticamente por el pueblo, con honestidad, sensatez y honradez, administrando los "bienes públicos", en beneficio no de una minoría favorita o un partido político, sino para el bien común, el bien de la mayoría.

El Cardenal Vicente Enrique y Tarancón pronunció una homilía maravillosa en la misa del Espíritu Santo celebrada en la Iglesia parroquial de San Jerónimo el Real, en la mañana del 27 de noviembre de l975, con motivo de la exaltación del Rey don Juan Carlos I al trono de España: "la Iglesia sí debe proyectar la palabra de Dios sobre la sociedad, especialmente cuando se trata de promover los derechos humanos, fortalecer las libertades justas o ayudar a promover las causas de la paz y de la justicia con medios siempre conformes al Evangelio. La Iglesia nunca determinará qué autoridades deben gobernarnos, pero sí exigirá a todas que estén al servicio de la comunidad entera; que respeten sin discriminaciones ni privilegios los derechos de la persona; que protejan y promuevan el ejercicio de la adecuada libertad de todos y la necesaria participación común en los problemas comunes y en las decisiones de gobierno; que tengan la justicia como meta y como norma y que caminen decididamente hacia una equitativa distribución de los bienes de la tierra... "

¡Magnífica exhortación del Cardenal Vicente Enrique y Tarancón que expresaba con gran claridad y contundencia qué le pide la Iglesia a las instituciones y qué lugar ocupa la Iglesia en la sociedad civil, sin injerencias en competencias que no le corresponden pero con unas palabras que decir en las decisiones políticas y sociales!

www.marinaveracruz.net


IV VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/16-03-2018

14.03.18 | 21:18. Archivado en Sobre el autor

IV VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/16-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA (Jn 7,1-2.10.25-30)

En aquel tiempo, recorría Jesús Galilea, pues no quería andar por Judea porque los judíos trataban de matarlo. Se acercaba la fiesta judía de las Tiendas.
Una vez que sus hermanos se hubieron marchado a la fiesta, entonces subió él también, no abiertamente, sino a escondidas.
Entonces algunos que eran de Jerusalén dijeron:
«¿No es este el que intentan matar? Pues mirad cómo habla abiertamente, y no le dicen nada. ¿Será que los jefes se han convencido de que este es el Mesías? Pero este sabemos de dónde viene, mientras que el Mesías, cuando llegue, nadie sabrá de dónde viene».
Entonces Jesús, mientras enseñaba en el templo, gritó:
«A mí me conocéis, y conocéis de dónde vengo. Sin embargo, yo no vengo por mi cuenta, sino que el Verdadero es el que me envía; a ese vosotros no lo conocéis; yo lo conozco, porque procedo de él y él me ha enviado».
Entonces intentaban agarrarlo; pero nadie le pudo echar mano, porque todavía no había llegado su hora.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Viernes de la Cuarta Semana de Cuaresma. La Cuaresma es un tiempo para rehacer nuestro camino y volver a configurarnos con Cristo. Una "oportunidad" para renovar nuestras promesas bautismales y la renuncia al Mal y al Maligno en la Noche de la Pascua.
Vivamos la Cuaresma en clave bautismal y volvamos nuestro corazón a Jesucristo, porque este tiempo privilegiado de gracia es una oportunidad más para volver al Dios vivo, manifestado en Jesucristo.

En este Viernes de la Cuarta Semana de Cuaresma leemos el Evangelio de San Juan (Jn 7,1-2.10.25-30). Jesús sube a Jerusalén para celebrar la fiesta de las Tiendas y continuamente repite que su única preocupación es realizar la voluntad del que le envió, el Padre. Sólo le pueden entender los que hayan entendido la Ley de Moisés).

Pidamos a Dios por todos los jóvenes, especialmente aquellos que viven en exclusión social. Pidamos por la unión de las Iglesias. Pidamos por el florecimiento de las vocaciones sacerdotales y religiosas en la Iglesia. Amén.

www.marinaveracruz.net


DIOS SALE A NUESTRO ENCUENTRO

14.03.18 | 21:15. Archivado en Sobre el autor

DIOS SALE A NUESTRO ENCUENTRO

En el dinamismo de la fe hay un convencimiento fundamental: Dios sale al encuentro del hombre en su andadura histórica concreta. Un encuentro, en la mayoría de las veces, proporcional y en íntima relación con el interés existencial del mismo hombre hacia un sentido global último de toda la existencia, el mismo Dios.
Esa iniciativa de Dios es la que nos lanza a una búsqueda desesperada del alma hacia el "Amado", unas veces tan evidente y otras veces tan oscuro.
Si bien es cierto que en la vida apresurada que llevamos nadie se librará de la dimensión trágica de la vida y el anhelo de un Dios trascendente y eterno, infinito y misericordioso, compasivo y juez que haga llevadera nuestra vida y conforme a nuestras acciones.

www.marinaveracruz.net


IV JUEVES DE CUARESMA/CICLO B/ 15-03-2018

14.03.18 | 21:04. Archivado en Sobre el autor

IV JUEVES DE CUARESMA/CICLO B/ 15-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA (Jn 5,31-47)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos:
«Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Hay otro que da testimonio de mí, y sé que es verdadero el testimonio que da de mí.
Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él ha dado testimonio en favor de la verdad. No es que yo dependa del testimonio de un hombre; si digo esto es para que vosotros os salvéis. Juan era la lámpara que ardía y brillaba, y vosotros quisisteis gozar un instante de su luz.
Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: las obras que el Padre me ha concedido llevar a cabo, esas obras que hago dan testimonio de mí: que el Padre me ha enviado.
Y el Padre que me envió, él mismo ha dado testimonio de mí. Nunca habéis escuchado su voz, ni visto su rostro, y su palabra no habita en vosotros, porque al que él envió no lo creéis.
Estudiáis las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues ellas están dando testimonio de mí, ¡y no queréis venir a mí para tener vida! No recibo gloria de los hombres; además, os conozco y sé que el amor de Dios no está en vosotros.
Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibisteis; si otro viene en nombre propio, a ese sí lo recibiréis.
¿Cómo podréis creer vosotros, que aceptáis gloria unos de otros y no buscáis la gloria que viene del único Dios? No penséis que yo os voy a acusar ante el Padre, hay uno que os acusa: Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. Si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero, si no creéis en sus escritos, ¿cómo vais a creer en mis palabras?».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Jueves de la Cuarta Semana de Cuaresma. El programa de tu vida en Cuaresma debería decidirse en un si y en un no: No al egoísmo; No a la injusticia; No al placer sin reglas morales; No a la desesperanza; No al odio y a la violencia; No a los caminos sin Dios; No a la irresponsabilidad y a la mediocridad.
Sí a Dios, a Jesucristo, a la Iglesia; Sí a la fe y al compromiso que ella encierra; Sí al respeto de la dignidad, de la libertad y de los derechos de las personas; Sí al esfuerzo por elevar al hombre y llevarlo hasta Dios; Sí a la justicia, al amor, a la paz; En este Jueves de la Cuarta Semana de Cuaresma leemos el Evangelio de San Juan (Jn 5,31-47).

El Evangelio de San Juan continúa el relato de la curación del enfermo inválido en la piscina de Betesda. Jesús aporta testimonios que autentifican su misión. El testimonio de Juan, el Bautista, el precursor, y el testimonio de Dios mismo, que se hace accesible a los hombres de dos maneras: por las obras que Jesús realiza, y por las Escrituras. Y Jesús reprocha a sus contemporáneos no haber escuchado realmente a Moisés: «si creyerais en Moisés, creeríais también en mi».

Pedimos a Dios por todas las familias, especialmente las más necesitadas. Amén.

www.marinaveracruz.net


COMO LA BURRA EN EL DOMINGO DE RAMOS

13.03.18 | 23:25. Archivado en Sobre el autor

COMO LA BURRA EN EL DOMINGO DE RAMOS

Un sacerdote se creyó por momentos que era alabado por sus cualidades y talentos. Su espíritu se veía radiante y elevado en exceso.
Un buen día un joven se acercó a él y le dijo que necesitaba urgentemente hablar con un sacerdote para recibir el sacramento de la Penitencia.
Comenzaron a hablar y el joven empezó a abrir su alma a aquel sacerdote. A los pocos minutos el joven repuso: "usted como persona no me interesa, yo vengo a usted como la presencia de Cristo pastor en medio de nosotros y para recibir la absolución a mis pecados".
El joven se marchó y el sacerdote, por la noche, descubrió que le había pasado como a la burra que llevó a Jesús en el Domingo de Ramos. Todos alababan y bendecían a Jesús como el Hijo de David, pero la burra, toda contenta y animosa, creía que aquellas aclamaciones eran por ella.
Ese sacerdote recordó años más tarde que esa fue la mejor lección de toda su vida, y gracias a él creció en la humildad.

www.marinaveracruz.net


IV MIÉRCOLES DE CUARESMA/CICLO B/ 14-03-2018

13.03.18 | 23:17. Archivado en Sobre el autor

IV MIÉRCOLES DE CUARESMA/CICLO B/ 14-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA (Jn 5,17-30)

En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos:
«Mi Padre sigue actuando, y yo también actúo».
Por eso los judíos tenían más ganas de matarlo: porque no solo quebrantaba el sábado, sino también llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios.
Jesús tomó la palabra y les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: el Hijo no puede hacer nada por su cuenta sino lo que viere hacer al Padre. Lo que hace este, eso mismo hace también el Hijo, pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que él hace, y le mostrará obras mayores que esta, para vuestro asombro.
Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo da vida a los que quiere.
Porque el Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo todo el juicio, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que lo envió.
En verdad, en verdad os digo: quien escucha mi palabra y cree al que me envió posee la vida eterna y no incurre en juicio, sino que ha pasado ya de la muerte a la vida.
En verdad, en verdad os digo: llega la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que hayan oído vivirán.
Porque, igual que el Padre tiene vida en sí mismo, así ha dado también al Hijo tener vida en sí mismo. Y le ha dado potestad de juzgar, porque es el Hijo del hombre.
No os sorprenda esto, porque viene la hora en que los que están en el sepulcro oirán su voz: los que hayan hecho el bien saldrán a una resurrección de vida; los que hayan hecho el mal, a una resurrección de juicio.
Yo no puedo hacer nada por mí mismo; según le oigo, juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Miércoles de la Cuarta Semana de Cuaresma. Dice Bonifacio Fernández que “la cuaresma en un tiempo de preparación para la Pascua. Se recuerda así el camino histórico de Jesús hacia Jerusalén seguido por sus discípulos. Al mismo tiempo, se actualiza el camino pascual de los discípulos desde Jerusalén al mundo entero. Y se hace la memoria de nuestro camino bautismal en el hoy de nuestra vida cristiana.”.

En este Miércoles de la Cuarta Semana de Cuaresma leemos el Evangelio de San Juan (Jn 5,17-31). Continuamos leyendo el relato de la curación del enfermo inválido en la piscina de Betesda. Jesús ha quebrantado las sagradas normas del sábado y se proclama “Hijo del Padre”, se hace igual a Dios. Y esto provoca el propósito de matarle en los judíos.
Jesús recuerda la íntima relación con el Padre. Cristo, con su obra vivificadora, no hace sino dar testimonio del que le ha enviado, el Padre. Realiza la obra de Dios entre los hombres. Y proclama que el que oye su voz vivirá para siempre.

Señor, haznos profetas, personas que seamos "consecuentes en su pensar y coherentes en sus palabras; que sean rápidos para escuchar y calmosos para responder” (Eclo 5,10-11).

www.marinaveracruz.net


¿QUÉ ES LO PECULIAR Y CARACTERÍSTICOS DEL CRISTIANISMO?

07.03.18 | 15:53. Archivado en Sobre el autor

¿QUÉ ES LO PECULIAR Y CARACTERÍSTICOS DEL CRISTIANISMO?

Los cristianos debemos dar razón de nuestra fe a todo el que nos la pide, y responder sin miedo a la pregunta más nítida y simple que podamos hacer: ¿QUE ES LO PECULIAR Y CARACTERÍSTICO DEL CRISTIANISMO?.

Juan Pablo II, en el Primer encuentro de la juventud católica Suiza que aconteció el 5 y 6 de Junio del 2004, decía: “El Cristianismo es una persona, una presencia, un rostro: Jesús, que da sentido y plenitud a la vida del hombre.. No tengáis miedo de encontraros son Jesús. Es más, buscadle en la lectura atenta y disponible de la Sagrada Escritura, en la oración personal y comunitaria; buscadle en la participación activa en la Eucaristía; buscadle al encontraros con un sacerdote en el sacramento de la Reconciliación; buscadle en la Iglesia, que se os manifiesta en los grupos parroquiales, en los movimientos y en las asociaciones; buscadle en el rostro del hermano que sufre, que tiene necesidad, o que es extranjero”.

Lo verdaderamente esencial y particular del Cristianismo es una persona, Jesús de Nazaret (su propia existencia, sus palabras y obras, su muerte y su triunfo sobre la muerte, la resurrección).

www.marinaveracruz.net


IV MARTES DE CUARESMA/CICLO B/ 13-03-2018

07.03.18 | 15:50. Archivado en Sobre el autor

IV MARTES DE CUARESMA/CICLO B/ 13-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 5,1-16
Lectura del santo evangelio según san Juan (5,1-16):

Se celebraba una fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén.
Hay en Jerusalén, junto a la Puerta de las Ovejas, una piscina que llaman en hebreo Betesda. Esta tiene cinco soportales, y allí estaban echados muchos enfermos, ciegos, cojos, paralíticos.
Estaba también allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo.
Jesús, al verlo echado, y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo, le dice:
«¿Quieres quedar sano?».
El enfermo le contestó:
«Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se remueve el agua; para cuando llego yo, otro se me ha adelantado».
Jesús le dice:
«Levántate, toma tu camilla y echa a andar».
Y al momento el hombre quedó sano, tomó su camilla y echó a andar.
Aquel día era sábado, y los judíos dijeron al hombre que había quedado sano:
«Hoy es sábado, y no se puede llevar la camilla».
Él les contestó:
«El que me ha curado es quien me ha dicho: “Toma tu camilla y echa a andar”».
Ellos le preguntaron:
«¿Quién es el que te ha dicho que tomes la camilla y eches a andar?».
Pero el que había quedado sano no sabía quién era, porque Jesús, a causa del gentío que había en aquel sitio, se había alejado.
Más tarde lo encuentra Jesús en el templo y le dice:
«Mira, has quedado sano; no peques más, no sea que te ocurra algo peor».
Se marchó aquel hombre y dijo a los judíos que era Jesús quien lo había sanado.
Por esto los judíos perseguían a Jesús, porque hacía tales cosas en sábado.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Martes de la Cuarta Semana de Cuaresma. Cuaresma significa "cuarenta" y se aplica a los 40 días de intensa preparación a la fiesta de PASCUA.
Jesús se retiró durante 40 días. Moisés aguardó 40 días antes de subir al Sinaí. Elías caminó durante 40 días hacia el Horeb. Y la marcha de los judíos por el desierto duró 40 años. No se entiende la Cuaresma si no es en función de la PASCUA.

En este Martes de la Cuarta Semana de Cuaresma leemos el Evangelio de San Juan (Jn 5,1-3a.5-16). Jesús cura a un enfermo inválido, solo, sin esperanza es curado por Jesús con su palabra, cerca de la piscina. Jesús le da la salud a un hombre al que aquella agua de misterioso poder no había curado, con alusión al bautismo: “ Él es el “agua viva, agua que vive y da la Vida” (Noel Quesson). Jesús quebranta las sagradas normas del sábado y se proclama “Hijo del Padre”, se hace igual a Dios. Y esto provoca el propósito de matarle en los judíos.

Pedimos, por la intercesión de la Virgen María, la salud de los enfermos. Pon en la presencia del Señor especialmente a tus familiares y conocidos enfermos.

www.marinaveracruz.net


EL SUFRIMIENTO NO ES MAQUILLADO NI OLVIDADO

07.03.18 | 15:47. Archivado en Sobre el autor

EL SUFRIMIENTO NO ES MAQUILLADO NI OLVIDADO

Tomás Kempis comentaba que “no hay hombre en el mundo sin tribulación o angustia; aunque sea Rey o Papa”…Esta realidad es tan cierta que olvidarla supone aislarse en la evasión más demoledora. Nadie que viene a este mundo está exento de cruces, fatigas, cansancios y de angustias.

El sufrimiento aflora por doquier y deja estupefacto al hombre y a la mujer de hoy, cada día más preocupado por la calidad de vida. Ocurre que desde siempre el sufrimiento del inocente ha cuestionado al hombre y lo ha lanzado a la rebeldía más certera y a la resistencia activa más cierta.

Desde la fe cristiana, los sufrimientos de los seres humanos no son olvidados ni maquillados sino que alcanzan una densidad insuperable. El creyente lanza su gemido hacia Dios y le pregunta el porqué de tanto sufrimiento y tanta desgracia manifiesta. Pero jamás se cuestiona una historia sin Dios porque entonces su queja no tiene remitente y su sufrimiento se ciega en su propio centro.

¡Conozco personas cosidas por el sufrimiento y sólo les mueve en la vida la esperanza de que su existencia sea agradable a los ojos de Dios, aunque no pasa ni un solo día que no pregunten si vale la pena tanto sufrimiento! ¡Conozco gente que aún en la pena más fuerte y en sus dolores más ardientes no desesperan jamás y miran día y noche al cielo, encontrando una palabra de fuego y una pizca de consuelo! Resuena en nuestros corazones las palabras alentadoras de Jesucristo: “Acercaos a mí los que estáis rendidos y abrumados, que yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy sencillo y humilde” (Mt 11,28-29).

www.marinaveracruz.net


IV LUNES DE CUARESMA/CICLO B/ 12-03-2018

07.03.18 | 15:44. Archivado en Sobre el autor

IV LUNES DE CUARESMA/CICLO B/ 12-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 4,43-54
Lectura del santo evangelio según san Juan (4,43-54):

En aquel tiempo, salió Jesús de Samaría para Galilea. Jesús mismo había atestiguado:
«Un profeta no es estimado en su propia patria».
Cuando llegó a Galilea, los galileos lo recibieron bien, porque habían visto todo lo que había hecho en Jerusalén durante la fiesta, pues también ellos habían ido a la fiesta.
Fue Jesús otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino.
Había un funcionario real que tenía un hijo enfermo en Cafarnaún. Oyendo que Jesús había llegado de Judea a Galilea, fue a verlo, y le pedía que bajase a curar a su hijo que estaba muriéndose.
Jesús le dijo:
«Si no veis signos y prodigios, no creéis».
El funcionario insiste:
«Señor, baja antes de que se muera mi niño».
Jesús le contesta:
«Anda, tu hijo vive».
El hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. Iba ya bajando, cuando sus criados vinieron a su encuentro diciéndole que su hijo vivía. Él les preguntó a qué hora había empezado la mejoría. Y le contestaron:
«Ayer a la hora séptima lo dejó la fiebre».
El padre cayó en la cuenta de que esa era la hora en que Jesús le había dicho: «Tu hijo vive». Y creyó él con toda su familia. Este segundo signo lo hizo Jesús al llegar de Judea a Galilea.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Lunes de la Cuarta Semana de Cuaresma . Decía Benedicto XVI que “el camino cuaresmal, al acercarnos a Dios, nos permite mirar con nuevos ojos a los hermanos y a sus necesidades. Quien comienza a ver a Dios, a contemplar el rostro de Cristo, ve con otros ojos al hermano, descubre al hermano, su bien, su mal, sus necesidades. Por este motivo, la Cuaresma, como tiempo de escucha de la verdad, es un momento propicio para convertirse al amor, pues la verdad profunda, la verdad de Dios, es al mismo tiempo amor. Un amor que sepa asumir la actitud de compasión y de misericordia del Señor” (Audiencia del 1-03-2006)

En este Lunes de la Cuarta Semana de Cuaresma leemos el Evangelio de San Juan (Jn 4,45-54). Jesús realiza su segunda señal en Caná de Galilea. Un funcionario real va al encuentro de Jesús y le pide con fe que cure a su hijo. Y Jesús responde a la petición confiada y llena de fe con la curación de su hijo enfermo.

Pedimos a Dios que nos ayude a ser más confiados y más auténticos en la fe.

www.marinaveracruz.net


LA FIDELIDAD FORJA A LOS SANTOS

07.03.18 | 15:41. Archivado en Sobre el autor

LA FIDELIDAD FORJA A LOS SANTOS

Ser santos es lo importante que lleva al ser humano más allá incluso de la meta moral que consiste en construir un "hombre auténtico y realizado". Los santos palpan de vez en cuando la perfección suprema de Dios y nos recuerdan a los humanos que el mal puede ser vencido solamente con sacrificio, constancia y confianza.

Ser santos es la grandeza del ser humano que reconoce que el evangelio solamente puede transformar las raíces de la sociedad y de la humanidad, anclados a menudo en la tierra de la propiedad privada, el lucro y el poder. ¡Sí, adquirir, poseer y lucrar son los derechos sagrados e inalienables del individuo en nuestra sociedad y los santos nos recuerdan que todo eso debe ser superado y triturado por el amor!

Ya lo decía Madre Teresa de Calcuta que "la santidad consiste en hacer la voluntad de Dios con alegría... La fidelidad forja a los santos”.

www.marinaveracruz.net


IV DOMINGO DE CUARESMA/CICLO B/11-03-2018

07.03.18 | 15:37. Archivado en Sobre el autor

IV DOMINGO DE CUARESMA/CICLO B/11-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA:
Lectura del santo evangelio según san Juan (3,14-21):

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. El juicio consiste en esto: que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron la tiniebla a la luz, porque sus obras eran malas. Pues todo el que obra perversamente detesta la luz y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. En cambio, el que realiza la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios.»

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el IV Domingo de Cuaresma. Benedicto XVI, en el mensaje de la Cuaresma del 2012, nos recordaba que “la Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. La Cuaresma es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario. Se trata de un itinerario marcado por la oración y el compartir, por el silencio y el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual·.

El Evangelio de San Juan en este IV Domingo de Cuaresma nos presenta el diálogo de Jesús con un fariseo de buena voluntad, Nicodemo (cf. Jn 3,14-21). Jesús está conversando con Nicodemo, un sabio maestro de Israel. Y le hace ver que el Nuevo Testamento es superior al Antiguo.
Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del Hombre, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.
Y se nos ofrece al Hijo crucificado. La cruz es señal de paz y de perdón, de salvación y de amor, expresión del verdadero amor de Dios para con nosotros.

Pidamos a Dios que nos aumente la fe, la esperanza y la caridad en esta Cuaresma. Amén.

www.marinaveracruz.net


TOMA TU CRUZ DE CADA DÍA Y SÍGUEME

07.03.18 | 15:34. Archivado en Sobre el autor

TOMA TU CRUZ DE CADA DÍA Y SÍGUEME

La cruz es nuestra “compañera de viaje” en el peregrinar de la existencia, y aparece de “mil maneras” en nuestra vida diaria. Jesús de Nazaret invitaba a sus discípulos a coger la cruz de cada día y seguirle: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” (Mt 16,24).

La verdadera cruz cristiana tiene un tramo hacia Dios, como ofrenda y donación para “completar a lo que falta a la pasión de Cristo”, y un trazo horizontal como entrega al prójimo. Entrega a Dios en la oración, la vida honrada, la llamada a la conversión y a la construcción de este mundo desde la paz y la justicia. Entrega al prójimo en el amor, el respeto, el perdón, la compasión y la misericordia.

Ofrece tu sufrimiento al Señor y ofrécelo por la transformación del mundo en claves de amor, bondad, justicia y solidaridad.

www.marinaveracruz.net


III SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/10-03-2018

07.03.18 | 15:05. Archivado en Sobre el autor

III SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/10-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA:
Lectura del santo evangelio según san Lucas (Lc 18,9-14):

En aquel tiempo, dijo Jesús esta parábola a algunos que confiaban en sí mismos por considerarse justos y despreciaban a los demás:
«Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era fariseo; el otro, publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior:
“Oh, Dios!, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos, adúlteros; ni tampoco como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo”.
El publicano, en cambio, quedándose atrás, no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho diciendo: “Oh, Dios!, ten compasión de este pecador”.
Os digo que este bajó a su casa justificado, y aquel no. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Sábado de la Tercera Semana de Cuaresma. La Cuaresma es una peregrinación hacia la Pascua que sitúa su punto de partida en el pacto de amor que Dios ha hecho con la humanidad, que culmina en Jesucristo. Cada Cuaresma es una oportunidad más para volver al Dios vivo, manifestado en Jesucristo.

En el Evangelio de San Lucas en este Sábado de la III Semana de Cuaresma Jesús critica la actitud de aquellos que, teniéndose por justos, critican a los demás. Y les propone la parábola del fariseo y del publicano. (cf. Lc 18,9-14). Lo que justifica y salva al hombre no son sus cualidades morales, sino Dios. Ahora bien, Dios sólo justifica al que se presenta con humildad ante él.
Dios quiere «misericordia», o sea, compasión hacia el que sufre, amor hacia los demás, tratarlos bien y sin injusticia... y prefiere esa misericordia a cualquier «sacrificio», que aquí significa no esfuerzo o mortificación o dolor, sino sacrificio de culto, sacrificios cultuales hechos a Dios para agradarle.

Supliquemos a Dios esa actitud de confianza y de apertura de corazón que tuvo el publicano para alcanzar misericordia y ser justo ante Dios.

www.marinaveracruz.net


LA VIDA VIVIDA EN CLAVE DE CONVERSIÓN

07.03.18 | 11:57. Archivado en Sobre el autor

LA VIDA VIVIDA EN CLAVE DE CONVERSIÓN

La vida no siempre alcanza las metas esperadas y el aroma del pecado se deposita en nuestra alma como si esperara de inmediato alejar al ser humano de la ruta determinada.
La vida cristiana está llamada permanentemente a crecer y a perfeccionarse. Por esta razón, la actitud propia y específica es vivir en conversión.

La conversión nos recuerda que nuestro referente no es otro que el Santo y nuestra vocación es la santidad, y que la mediocridad y la acomodación se instalan a menudo en nuestra vida. Benedicto XVI decía que la conversión a Cristo es la respuesta más eficaz al mal: “…Cristo invita a responder al mal ante todo con un serio examen de conciencia y con el compromiso de purificar la propia vida… La conversión vence al mal en su raíz, que es el pecado, aunque no siempre pueda evitar sus consecuencias” (11-05-2007).

Reconocer la llamada a la santidad conlleva la condición de sentirnos pecadores en nuestra experiencia religiosa ante la inmensidad de la misericordia y la compasión del Santo, Dios. Simón Pedro, ante la llamada de Jesús de “remar mar adentro y echad vuestras redes para pescar” (Lc 5,4) y la consiguiente pesca milagrosa, se sintió sobrecogido y exclamó: “Aléjate de mí, Señor, que soy un pobre pecador” (Lc 5,8b).

¡Cómo resuenan en nosotros las palabras de Jesús: “habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no tengan necesidad de conversión” (Lc 15,7)!
¡Cómo brilla en el interior de cada uno de nosotros: “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rom 5,20b)!
¡Cómo sabemos que la conversión a Cristo es la respuesta más eficaz a la semilla del mal y al florecimiento de la maldad, y la aspiración permanente a la santidad!

www.marinaveracruz.net


III VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/9-03-2018

07.03.18 | 11:52. Archivado en Sobre el autor

III VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/9-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA:
Lectura del santo evangelio según san Marcos (12,28b-34):

En aquel tiempo, un escriba se acercó a Jesús y le preguntó:
«¿Qué mandamiento es el primero de todos?».
Respondió Jesús:
«El primero es: “Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos».
El escriba replicó:
«Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios».
Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo:
«No estás lejos del reino de Dios».
Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Viernes de la Tercera Semana de Cuaresma. “La Cuaresma es tiempo de conocer las Escrituras, de saborear el mensaje revelado, en el que se nos comunica la voluntad de Dios, su misericordia hecha humanidad en su Hijo amado, Jesucristo, para hacernos a nosotros, también, amados suyos. La Cuaresma es tiempo de profecía, de vivir como quienes aguardan la plena redención. La Cuaresma es tiempo de realismo, de saber vivir con lo esencial. En el desierto se descubre lo que es necesario y lo que es superfluo” (Ángel Moreno).

En el Evangelio de San Marcos en este Viernes de la III Semana de Cuaresma uno de los escribas se acerca a Jesús y le pregunta cuál es el primero de los mandamientos. Y Jesús le contesta que el primero es amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente y con todas las fuerzas (cf. Mc 12,28-34).

Pidamos a Dios que nos ayude a amarlo con todo el corazón y al prójimo como a nosotros mismos. Pidamos la renovación espiritual de la Iglesia en esta Cuaresma. Amén.

www.marinaveracruz.net


OPORTUNIDADES QUE DIOS NOS PRESENTA PARA UNA VIDA SATISFECHA

07.03.18 | 11:49. Archivado en Sobre el autor

OPORTUNIDADES QUE DIOS NOS PRESENTA PARA UNA VIDA SATISFECHA

En una pared abandonada, cerca de un cementerio, alguien escribió: “las lágrimas más amargas que se vierten sobre las tumbas tienen su origen en palabras que no se dijeron y en acciones que jamás se emprendieron”.
No olvides que hoy es una oportunidad que Dios te presenta para hacer el bien y que la omisión es uno de los males mayores que tu conciencia deberá soportar al paso de los años.
Descubre que una palabra oportuna, una sonrisa a tiempo, una rectificación fraterna y una vida cimentada en la justicia y la verdad son los mayores dones para una vida satisfecha y la mejor ofrenda al Padre eterno.

www.marinaveracruz.net


III JUEVES DE CUARESMA/CICLO B/8-03-2018

07.03.18 | 11:42. Archivado en Sobre el autor

III JUEVES DE CUARESMA/CICLO B/8-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA
Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,14-23):

En aquel tiempo, estaba Jesús echando un demonio que era mudo.
Sucedió que, apenas salió el demonio, empezó a hablar el mudo. La multitud se quedó admirada, pero algunos de ellos dijeron:
«Por arte de Belzebú, el príncipe de los demonios, echa los demonios».
Otros, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Él, conociendo sus pensamientos, les dijo:
«Todo reino dividido contra sí mismo va a la ruina y cae casa sobre casa. Si, pues, también Satanás se ha dividido contra sí mismo, ¿cómo se mantendrá su reino? Pues vosotros decís que yo echo los demonios con el poder de Belzebú. Pero, si yo echo los demonios con el poder de Belzebú, vuestros hijos, ¿por arte de quién los echan? Por eso, ellos mismos serán vuestros jueces. Pero, si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a vosotros.
Cuando un hombre fuerte y bien armado guarda su palacio, sus bienes están seguros, pero, cuando otro más fuerte lo asalta y lo vence, le quita las armas de que se fiaba y reparte su botín.
El que no está conmigo está contra mí; el que no recoge conmigo desparrama».

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Celebramos el Jueves de la Tercera Semana de Cuaresma. “La cuaresma en un tiempo de preparación para la Pascua. Se recuerda así el camino histórico de Jesús hacia Jerusalén seguido por sus discípulos. Al mismo tiempo, se actualiza el camino pascual de los discípulos desde Jerusalén al mundo entero. Y se hace la memoria de nuestro camino bautismal en el hoy de nuestra vida cristiana. Vamos viviendo la peregrinación de la fe en la celebración litúrgica de la vida cotidiana” (Bonifacio Fernández)
En el Evangelio de San Lucas en este Jueves de la III Semana de Cuaresma Jesús es acusado de actuar en nombre de Beelzebul, Príncipe de los demonios, a pesar de que realiza curaciones. Los enemigos de Jesús no reconocen las señales del Reino y le acusan de ser un instrumento de Satanás. Y Jesús advierte que “el que no está conmigo, está contra mí, y el que no recoge conmigo, desparrama” (cf. Lc 11,14-23).
Supliquemos el perdón de nuestras faltas y pecados para que resplandezca la gracia de Dios en nosotros. Amén.

www.marinaveracruz.net


EL PERDÓN EN MEDIO DE UN MUNDO ENCAMINADO AL ODIO

04.03.18 | 00:16. Archivado en Sobre el autor

EL PERDÓN EN MEDIO DE UN MUNDO ENCAMINADO AL ODIO

Jacinto Benavente ha sido uno de los autores literarios más importantes de nuestra lengua, premio Nobel de Literatura en el año 1922. Y afirmaba con cierta contundencia: “A perdonar sólo se aprende en la vida cuando a nuestra vez hemos necesitado que nos perdonen mucho”.

Contemplado el perdón desde el dinamismo interno que nos provoca en nuestra conciencia por algo que hemos cometido, surge la gran exigencia que necesita el ser humano de esta actitud moral de proporciones gigantescas para el desarrollo histórico.

Difícil tarea es la de convencer a un hombre y a una mujer de la importancia del perdón cuando están sumidos en un laberinto de odio y de ira tan fuertes hacia alguien que no soportan las palabras de Cristo: “Se dijo asimismo: Ama a tu prójimo y guarda rencor al enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rezad por vuestros perseguidores; así seréis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace brillar el sol sobre buenos y malos y envía la lluvia sobre justos y pecadores” (Mt 5,43-45).

¡Por favor, en el día de hoy, devuelve bien por mal y haz tuyas estas palabras impresionantes de Cristo, verdadero artífice de la santidad y perfección espiritual del hombre!

www.marinaveracruz.net


III MIÉRCOLES DE CUARESMA/CICLO B/7-03-2018

04.03.18 | 00:08. Archivado en Sobre el autor

III MIÉRCOLES DE CUARESMA/CICLO B/7-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA:
Lectura del santo evangelio según san Mateo (5,17-19):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud.
En verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que deje de cumplirse hasta la última letra o tilde de la ley.
El que se salte uno solo de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el reino de los cielos.
Pero quien los cumpla y enseñe será grande en el reino de los cielos».

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Celebramos el Miércoles de la Tercera Semana de Cuaresma. “La Cuaresma es tiempo de atravesar fronteras y de salir de todas las esclavitudes y zonas oscuras, de obedecer la llamada a levantarse y a subir al monte redentor. La Cuaresma es tiempo de gustar el don de la entrañable misericordia divina, de sabernos hijos de Dios y amigos de Jesús. La oración, el trato de intimidad con Dios nos reavivan la conciencia de lo que somos, semejanza divina! (Ángel Moreno)

En el Evangelio de San Mateo en este Miércoles de la III Semana de Cuaresma Jesús señala que no ha venido a abolir la Ley y los Profetas, sino a darle cumplimiento (cf. Mt 5,17-19). En el Libro del Deuteronomio se vincula la posesión de la tierra a la observación de la ley. Guardar y poner en práctica los mandatos hará que el pueblo sea visto sabio y sensato ante los demás. Jesús no viene a abolir la Ley, sino a darle verdadero sentido porque realmente encuentra en ella un medio para descubrir la voluntad del Padre.

Pidamos con insistencia llegar a Cristo, plenitud de la Ley y los Profetas. Amén.

www.marinaveracruz.net


LLEVAR TU CONTABILIDAD MUCHO TIEMPO ATRÁS

04.03.18 | 00:05. Archivado en Sobre el autor

LLEVAR TU CONTABILIDAD MUCHO TIEMPO ATRÁS

Una joven estaba muy ilusionada de todo lo que tenía a su alrededor y estaba convencida de que pertenecía a la generación mejor preparada y con mayores posibilidades de todos los tiempos en su país. Además, juntamente con sus compañeras, creían que todo lo anterior a ellas era antiguo, conservador, caduco y anquilosado. Lo miraba con recelo e indiferencia.
Un día comentó a un profesor que la historia era un parche y la filosofía era una pérdida de tiempo. Además, afirmaba con mucha contundencia que lo importante y valioso en la vida era la técnica y la informática.
El profesor la miró, le sonrió y le sugirió: “Querida amiga, no desprecies el pasado glorioso del pensamiento y del saber.
El presente sería ilusorio si no tuviera como remitente el pasado y como proyección el futuro. Te quiero recordar unas palabras impresionantes de Goethe: “El que no sabe llevar su contabilidad por espacio de tres mil años se queda como un ignorante en la oscuridad y sólo vive al día”.
Si crees que nosotros somos mejores que aquellos que dejaron grabados sus nombres en la historia de la humanidad con sus magníficos razonamientos e ideas solamente porque tenemos en casa un ordenador y algunos electrodomésticos creo que te equivocas totalmente”.
Aquella chica meditó silenciosamente aquellas palabras de su profesor que la zarandearon interiormente.

www.marinaveracruz.net


III MARTES DE CUARESMA/CICLO B/6-03-2018

03.03.18 | 23:57. Archivado en Sobre el autor

III MARTES DE CUARESMA/CICLO B/6-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (18,21-35):

En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó:
«Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarlo? ¿Hasta siete veces?».
Jesús le contesta:
«No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
Por esto, se parece el reino de los cielos a un rey que quiso ajustar las cuentas con sus criados. Al empezar a ajustarlas, le presentaron uno que debía diez mil talentos. Como no tenía con qué pagar, el señor mandó que lo vendieran a él con su mujer y sus hijos y todas sus posesiones, y que pagara así. El criado, arrojándose a sus pies, le suplicaba diciendo:
“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré todo”.
Se compadeció el señor de aquel criado y lo dejó marchar, perdonándole la deuda. Pero al salir, el criado aquel encontró a uno de sus compañeros que le debía cien denarios y, agarrándolo, lo estrangulaba diciendo:
“Págame lo que me debes”.
El compañero, arrojándose a sus pies, le rogaba diciendo:
“Ten paciencia conmigo y te lo pagaré”.
Pero él se negó y fue y lo metió en la cárcel hasta que pagara lo que debía.
Sus compañeros, al ver lo ocurrido, quedaron consternados y fueron a contarle a su señor todo lo sucedido. Entonces el señor lo llamó y le dijo:
“¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te la perdoné porque me lo rogaste. ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?”.
Y el señor, indignado, lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.
Lo mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si cada cual no perdona de corazón a su hermano».

COMENTARIO AL EVANGELIO:

Celebramos el Martes de la Tercera Semana de Cuaresma. “La Cuaresma es un tiempo propicio para comenzar de nuevo...La Cuaresma es tiempo de reconciliación y de aceptación personal, porque nos sentimos hechura de Dios, hijos suyos y hermanos de todos. La Cuaresma es tiempo de oración, de piedad, de estar con Dios, de saberse mirado por Él” (Ángel Moreno).

En el Evangelio de San Mateo en este Martes de la III Semana de Cuaresma recuerda cómo Jesús nos invita al perdón. Jesús les recuerda a Pedro que hay que perdonar siete veces siete, es decir, siempre. Y les propone la parábola del siervo sin entrañas, llegando a la conclusión de que Dios perdonará a aquel que perdona de corazón a su hermano (cf. Mt 18,21-35). Una característica importante de la comunidad cristiana como signo de conversión es la capacidad de reconciliación con el hermano.
En la parábola contrasta la actitud misericordiosa del rey y la dureza de corazón del siervo perdonado. El rey representa al Padre que en su amor misericordioso perdona todas las nuestras ofensas.

Pidamos con insistencia el perdón, y tomemos conciencia cuando recemos en el Padre Nuestro: "perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden".

www.marinaveracruz.net


HACER TUYAS LAS REGLAS DE LA CONVIVENCIA

03.03.18 | 23:54. Archivado en Sobre el autor

HACER TUYAS LAS REGLAS DE LA CONVIVENCIA

Vive hoy las reglas de la convivencia y serás una bendición: “Trata a los demás como quieres que te traten a ti, procura escuchar atentamente, no discutas e intenta sonreír, cuida la puntualidad y, sobre todo, pon muchas dosis de comprensión y misericordia”.
Te aseguro que hoy habrá más alegría y más unión a tu alrededor si haces tuyas estas reglas de la convivencia.

www.marinaveracruz.net


III LUNES DE CUARESMA/CICLO B/5-03-2018

03.03.18 | 23:44. Archivado en Sobre el autor

III LUNES DE CUARESMA/CICLO B/5-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA

Lectura del santo evangelio según san Lucas (4,24-30):

Habiendo llegado Jesús a Nazaret, le dijo al pueblo en la sinagoga:
«En verdad os digo que ningún profeta es aceptado en su pueblo. Puedo aseguraros que en Israel había muchas viudas en los días de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías sino a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, sin embargo, ninguno de ellos fue curado sino Naámán, el sirio».
Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo echaron fuera del pueblo y lo llevaron hasta un precipicio del monte sobre el que estaba edificado su pueblo, con intención de despeñarlo.
Pero Jesús se abrió paso entre ellos y seguía su camino.

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA

Celebramos el Lunes de la Tercera Semana de Cuaresma. Dice P. Cipriano Sánchez que “En esta Cuaresma es necesario volver al interior, descubrir la llamada de Dios a la entrega y al compromiso, volver a la propia vocación cristiana en todas sus dimensiones. Y para lograrlo es necesario abrir primero nuestro espíritu a Dios y comprender la gravedad del pecado: del pecado de omisión, de indiferencia, de superficialidad, de ligereza...”.

El Evangelio de San Lucas en este III Lunes de Cuaresma nos presenta cómo Jesús en la sinagoga de Nazaret genera un escándalo monumental al proclamar que Él es el Mesías, reconociendo que “Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy”.
El escándalo que provoca le sirve a Jesús para afirmar que ningún profeta es bien recibido en su tierra, y hace referencia a la curación de dos extranjeros en tiempos de Elías y Eliseo: la viuda de Sarepta de Sidón y Naamán, el Sirio. (cf. Lc 4,20-30).
Como a Naamán, que, sanado de la lepra, vuelve a dar gracias al profeta Eliseo y decide dar culto solo al Dios de Israel, Jesús les recuerda que la Buena Noticia llegará a toda la humanidad.

Pidamos al Padre que nos conceda no escandalizarnos de Jesús, y reconocer en Él al Señor de nuestra historia, y lo hacemos.

www.marinaveracruz.net


FRENTE A LOS PECADOS CAPITALES CAMINEMOS HACIA LAS VIRTUDES

01.03.18 | 05:39. Archivado en Sobre el autor

FRENTE A LOS PECADOS CAPITALES CAMINEMOS HACIA LAS VIRTUDES

La actitud propia y específica de la vida cristiana es vivir en conversión. Benedicto XVI decía el 11 de Mayo del 2007: “… La conversión vence al mal en su ráiz, que es el pecado, aunque no siempre pueda evitar sus consecuencias”.
La conversión nos recuerda que nuestro referente no es otro que el “Santo” y nuestra vocación es la santidad.
Reconocer la llamada a la santidad conlleva reconocer la condición de pecador en la experiencia religiosa y la toma de conciencia del propio pecado, especialmente de los pecados capitales.

Los pecados capitales, dice el Catecismo de la Iglesia Católica, son “llamados capitales porque generan otros pecados, otros vicios” (CIC 1866), y son, en el fondo, apetitos desordenados que destrozan el equilibrio emocional del ser humano y lo lanza hacia cotas cada vez más rastreras y bajas. ¡Si, los pecados capitales son inclinaciones al mal y a lo diabólico!

Vivimos tiempos turbulentos y se intenta disfrazar la verdad con otros nombres, que lo único que hace es confundir: a la soberbia se le llama afán de superación, a la venganza se le trata como triunfo de la justicia, a la envidia se le presenta como el amor a la verdad, a la pereza se le trata como descanso, y a la lujuria se le identifica como amor….

¡Buena tarea sería para intentar abandonar la senda del pecado y caminar hacia las virtudes, verdaderas medicamentos contra los pecados capitales: frente a la soberbia, una gran dosis de humildad; frente a la avaricia, el gran don de la generosidad para dar y para darnos; frente a la envidia, un “carro” de caridad; frente a la ira, el regalo de la paciencia; frente a la lujuria, una gran dosis de castidad; frente a la gula, el gran esfuerzo de la templanza y del ayuno; frente a la pereza, la fuerza de la diligencia!

www.marinaveracruz.net


III DOMINGO DE CUARESMA/CICLO B/4-03-2018

01.03.18 | 05:36. Archivado en Sobre el autor

III DOMINGO DE CUARESMA/CICLO B/4-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Jn 2,13-25
Lectura del santo evangelio según san Juan (2,13-25):

Se acercaba la Pascua de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados; y, haciendo un azote de cordeles, los echó a todos del templo, ovejas y bueyes; y a los cambistas les esparció las monedas y les volcó las mesas; y a los que vendían palomas les dijo: «Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre.»
Sus discípulos se acordaron de lo que está escrito: «El celo de tu casa me devora.»
Entonces intervinieron los judíos y le preguntaron: «¿Qué signos nos muestras para obrar así?»
Jesús contestó: «Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.»
Los judíos replicaron: «Cuarenta y seis años ha costado construir este templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?»
Pero él hablaba del templo de su cuerpo. Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho, y dieron fe a la Escritura y a la palabra que había dicho Jesús.
Mientras estaba en Jerusalén por las fiestas de Pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo los signos que hacía; pero Jesús no se confiaba con ellos, porque los conocía a todos y no necesitaba el testimonio de nadie sobre un hombre, porque él sabía lo que hay dentro de cada hombre.

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Celebramos el III Domingo de Cuaresma. Cada Cuaresma es una llamada incesante a la conversión para todos nosotros. El Señor nos ofrece el perdón y la misericordia, pero al mismo tiempo nos pide que nos esforcemos decididamente para cambiar nuestra vida.
El Evangelio de San Juan en este III Domingo de Cuaresma nos presenta la purificación del Templo. Este acto violento de Jesús, va dirigido en primer lugar, contra la profanación del templo. No se debe aprovechar ni utilizar a Dios, para nuestros intereses. Pero va más allá Jesús, y anuncia un templo nuevo, un templo vivo, un templo abierto y universal, que sería su propio cuerpo, Él mismo (cf. Jn 2,13-25).
Jesús quiere un culto de amor, amor a Dios y al prójimo. El verdadero culto que Dios quiere es “en espíritu y en verdad”: Jesús rechaza una religiosidad de compraventa
Jesús se manifiesta como único mediador entre Dios y los hombres, relativizando así la importancia del templo de Jerusalén en la relación con Dios: Será el sacrificio de Cristo y su entrega la que nos salve y nos redima.
Pidamos especialmente a Dios que nos ayude a cumplir su santa voluntad.Amén.

www.marinaveracruz.net


LA VIDA ETERNA PLENAMENTE INMERSA EN EL AMOR DE DIOS

01.03.18 | 05:32. Archivado en Sobre el autor

LA VIDA ETERNA PLENAMENTE INMERSA EN EL AMOR DE DIOS

Muchos se preguntan si verdaderamente existe la vida eterna y el cielo.
El Papa San Juan Pablo II, en unas Catequesis sobre el cielo, en el año 1999, decía: “En el marco de la Revelación, sabemos que el “cielo” o la “bienaventuranza” en la que nos encontraremos no es una abstracción , ni tampoco un lugar físico entre las nubes, sino una relación viva y personalL con la Santísima Trinidad” (21-7-1999).
Benedicto XVI, en la oración del Ángelus del 1 de Noviembre del 2006, decía: “Para nosotros, los cristianos, “vida eterna” no indica solo una vida que dura para siempre, sino, más bien, una nueva calidad de existencia, plenamente inmersa en el amor de Dios, que libra del mal y de la muerte, y nos pone en comunión sin fin con todos los hermanos y hermanas que participan del mismo Amor. Por tanto, la eternidad ya puede estar presente en el centro de la vida terrena y temporal, cuando el alma, mediante la gracia, está unida a Dios su fundamento último” (1-11-2006).

www.marinaveracruz.net


II SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/3-03-2018

01.03.18 | 05:28. Archivado en Sobre el autor

II SÁBADO DE CUARESMA/CICLO B/3-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 15,1-3.11-32.

Lectura del santo evangelio según san Lucas (15,1-3.11-32):

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharlo. Y los fariseos y los escribas murmuraban diciendo:
«Ese acoge a los pecadores y come con ellos».
Jesús les dijo esta parábola:
«Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre:
“Padre, dame la parte que me toca de la fortuna”.
El padre les repartió los bienes.
No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se marchó a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente.
Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad.
Fue entonces y se contrató con uno de los ciudadanos de aquel país que lo mandó a sus campos a apacentar cerdos. Deseaba saciarse de las algarrobas que comían ¡os cerdos, pero nadie le daba nada.
Recapacitando entonces, se dijo:
“Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me levantaré, me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros”.
Se levantó y vino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos.
Su hijo le dijo:
“Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo”.
Pero el padre dijo a sus criados:
“Sacad enseguida la mejor túnica y vestídsela; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y sacrificadlo; comamos y celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado”.
Y empezaron a celebrar el banquete.
Su hijo mayor estaba en el campo.
Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y la danza, y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
Este le contestó:
“Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha sacrificado e! ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud”.
Él se indignó y no quería entrar, pero su padre salió e intentaba persuadirlo.
Entonces él respondió a su padre:
“Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; en cambio, cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado”.
El padre le dijo:
“Hijo, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero era preciso celebrar un banquete y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado”».

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA:

Celebramos el Sábado de la II Semana de Cuaresma. La Cuaresma es un camino que nos lleva al misterio más profundo de nuestra fe: la muerte y la resurrección de Jesucristo. Este camino solo tiene sentido si desemboca en la cruz de Jesús. Por lo tanto nos parece que no podemos vivir la cuaresma sin poner nuestros ojos en la Pascua
En el Evangelio de San Lucas hoy descubrimos cómo Jesús acoge a los pecadores y publicanos, y come con ellos. Esto provoca escándalo en los fariseos y escribas. Por este motivo, Jesús presenta tres parábolas (la oveja perdida, la dracma perdida y el “hijo pródigo”), que ponen de relieve la misericordia de Dios, uno de los temas predilectos de Lucas (cf. Mt 21,33-43.45-46).
En la parábola del “hijo pródigo” el acento no está tanto en la conversión del hijo pródigo como en el contraste entre la actitud del padre, que sólo mira la vuelta de su hijo y olvida todo, y la conducta del hermano, el fariseo, con sus miras mezquinas que se niega a compartir la alegría del padre por sentirse lesionado en los derechos que cree haber adquirido. En definitiva, el hermano mayor no ha comprendido la misericordia y la compasión del Padre, que llega necesariamente a la comunión.

Pidamos a Dios tener entrañas de misericordia y compasión hacia nuestros semejantes. Amén.

www.marinaveracruz.net


A LA BÚSQUEDA DEL SENTIDO ÚLTIMO DE LA EXISTENCIA

01.03.18 | 05:24. Archivado en Sobre el autor

A LA BÚSQUEDA DEL SENTIDO ÚLTIMO DE LA EXISTENCIA

Frente a una cultura que tiende a la fragmentación del saber y a la desintegración del equilibrio humano, la dimensión religiosa aporta en el creyente una dimensión integradora que aúna todos los acontecimientos y dimensiones en un “sustento fundamental de la existencia”, enclavado en la búsqueda de sentido último de la existencia.

Frente a una cultura sin memoria y satisfecha de la fugacidad de los ideales y los “ritmos culturales”, propensos a desequilibrios psicológicos, la dimensión religiosa añade en el creyente un valor de historicidad y la temporalidad adecuadas para sentirse miembro de una historia que tiene un origen y meta, un tránsito seguro y unos orígenes adecuados.

Frente a una cultura que ha reducido la verdad a pura opinión y a relegar a las grandes utopías en pro de la libertad de opinión, la dimensión religiosa y trascendente se convierte en una antorcha inestimable que postula una exigencia de cohesión con el Misterio, único artífice de la integración en cimientos seguros.

www.marinaveracruz.net


II VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/2-03-2018

01.03.18 | 05:22. Archivado en Sobre el autor

II VIERNES DE CUARESMA/CICLO B/2-03-2018

EVANGELIO DEL DÍA (Mt 21,33-43.45-46)

Lectura del santo evangelio según san Mateo (21,33-43.45-46):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:
«Escuchad otra parábola:
“Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cayó en ella un lagar, construyó una torre, la arrendó a unos labradores y se marchó lejos.
Llegado el tiempo de los frutos, envió sus criados a los labradores para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro y a otro lo apedrearon.
Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último, les mandó a su hijo diciéndose: ‘Tendrán respeto a mi hijo’.
Pero los labradores, al ver al hijo se dijeron: ‘Este es el heredero: venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia’.
Y agarrándolo, lo sacaron fuera de la viña y lo mataron.
Cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?”».
Le contestan:
«Hará morir de mala muerte a esos malvados y arrendará la viña a otros labradores que le entreguen los frutos a su tiempo».
Y Jesús les dice:
«¿No habéis leído nunca en la Escritura:
“La piedra que desecharon los arquitectos
es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho,
ha sido un milagro patente”?
Por eso os digo que se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus frutos».
Los sumos sacerdotes y los fariseos, al oír sus parábolas, comprendieron que hablaba de ellos.
Y, aunque intentaban echarle mano, temieron a la gente, que lo tenía por profeta.

COMENTARIO AL EVANGELIO DEL DÍA

Celebramos el Viernes de la Segunda Semana de Cuaresma. Decía Benedicto XVI que “la Cuaresma nos recuerda que la vida cristiana es un combate sin pausa, en el que se deben usar las "armas" de la oración, el ayuno y la penitencia. Combatir contra el mal, contra cualquier forma de egoísmo y de odio, y morir a sí mismos para vivir en Dios es el itinerario ascético que todos los discípulos de Jesús están llamados a recorrer con humildad y paciencia, con generosidad y perseverancia” (Homilía del Miércoles de Ceniza del 2006).
En el Evangelio de San Mateo hoy descubrimos cómo la tensión entre Jesús y sus adversarios se acentúa. Jesús ha entrado ya en Jerusalén y se dedica a dejar la actitud de Israel frente a él y su mensaje; con tres comparaciones revela el alcance y las consecuencias de que Israel le niegue y a su mensaje. En la segunda comparación, la parábola de los labradores homicidas, la viña es Israel y los viñadores son los jefes del pueblo. El Reino les ha sido encomendado a ellos y a los descendientes de Abrahám, pero lo rechazan. Jesús reunirá en torno a los Doce un “nuevo Israel” que dé frutos (cf. Mt 21,33-43.45-46).
Pidamos a Dios que nos conceda anunciarle con toda nuestra vida y seamos capaces de dar frutos que siempre permanezcan: frutos de amor. Amén.

www.marinaveracruz.net


Martes, 21 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Marzo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031