Entre el Cielo y la Tierra

HABRÉ HECHO LO QUE DEBÍA COMO CRISTIANO

19.11.17 | 10:18. Archivado en Sobre el autor

HABRÉ HECHO LO QUE DEBÍA COMO CRISTIANO

Bartolomé de las Casas es uno de los hombres más importantes en la evangelización de América del Sur y su nombre está escrito en letras grandes por su defensa de los indios frente a los abusos de los colonizadores españoles.
Su labor liberadora y promotora a favor de los nativos de las nuevas tierras no estuvo exenta de dificultades, malentendidos y persecuciones, pero Bartolomé decía con entusiasmo: “Padre, yo probaré todos los caminos que pueda y haré todos los trabajos que se me ofrezcan para alcanzar al fin todo lo que he comenzado: defender a los indios sacándolos de la opresión que padecen. Espero que nuestro Señor me escuche. Y si no alcanzo este fin, habré hecho lo que debía como cristiano”.

¡Magnífico comentario de Bartolomé de las Casas que creía con todas sus fuerzas en la defensa del ser humano, sobre todo de los marginados y desheredados de la tierra, aún cuando las dificultades florecían por doquier y pedía al Señor que jamás entrara en él la desolación y la desesperanza!
¡Maravilloso ejemplo de Bartolomé que comprendía sin más que aquella ingente labor misionera en el fondo no era nada más y nada menos que lo que tenía que hacer, sin esperar agradecimiento y agradecimiento de los favores!
Recuerda que tú también estás llamado a promocionar al ser humano y que eso es “lo que tenías que hacer” sin esperar agradecimientos de los que te rodean.

www.marinaveracruz.net


XXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO A/ 20-11-017

19.11.17 | 10:10. Archivado en Sobre el autor

XXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO A/ 20-11-017

Celebramos el Lunes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . “Dios nos ama” es el clamor fundamental que recorre desde el origen hasta el final del Cristianismo, y que reivindica su gran aportación en la vida de cada persona.

En el Evangelio de este Lunes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 18,35-43).
Jesús se acerca a Jericó y había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Ante la insistencia del ciego y el los gritos pidiendo compasión, Jesús se detiene, le llama, le pregunta qué quiere. El ciego quiere ver, y el Maestro accede enseguida. Y, curado de su ceguera, se convierte en seguidor de Jesús. Y todos alaban a Dios por lo sucedido.

Pidamos a Dios que nos ayude a crecer en la fe, en la esperanza y en la caridad.

www.marinaveracruz.net


Jueves, 16 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930