Entre el Cielo y la Tierra

LO QUE HACE DIFERENTE A LOS HUMILDES

06.11.17 | 13:33. Archivado en Sobre el autor

LO QUE HACE DIFERENTE A LOS HUMILDES

La exigencia evangélica a vivir la humildad brota en toda su extensión como una urgencia en el seguimiento del discípulo de Cristo. Y la humildad es vivir en verdad.

Para vivir en verdad es necesario la corrección fraterna. La apertura al otro lleva necesariamente grandes dosis de purificación y de revisión para así purificar nuestras actitudes y conductas, palabras y sentimientos, proyectos y omisiones.
Y qué difícil es abrirse a la corrección fraterna. Cuando alguien nos critica nuestra primera reacción, en la mayor parte de las veces, es el malestar hacia esa persona y nuestra reacción negativa la que prevalece, pero no olvidemos que sin esta corrección muchas dimensiones existenciales quedarán ocultas y seremos como la madrastra repelente, ensimismada en su ego y engañándose a sí misma en su orgullo.

Madre Teresa de Calcuta escribía en el año 1966 a las Hermanas de su Congregación unas recetas para ser humilde: “Hablar de sí tan poco como sea posible, ocuparse de sus propios asuntos, evitar la curiosidad, no querer arreglar los asuntos de los demás, aceptar las contradicciones con buen humor, pasar por alto las faltas de otros, aceptar el reproche aún cuando sea inocente, ceder a la voluntad de los demás, aceptar los insultos e injurias, aceptar ser desatendido y menospreciado, ser gentil y dulce aún cuando provoquen a uno, no buscar ser admirado y amado, no escudarse nunca tras la propia dignidad, ceder en las discusiones aún cuando uno tenga razón, elegir siempre lo más difícil...”

Cuando te encuentres a un hombre y a una mujer humilde te sugiero que le mires atentamente y te preguntes sinceramente qué es lo que lo hace grande y lo diferencia de otros muchos de tu entorno.

www.marinaveracruz.net


XXXI MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO A/ 8-11-2017

06.11.17 | 13:24. Archivado en Sobre el autor

XXXI MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO A/ 8-11-2017

Celebramos el Miércoles de la Trigésima Primera Semana del Tiempo Ordinario . . El cristiano no elimina nada de cuanto bello, bueno y verdadero hay en cualquier persono o cultura. En cada persona y cultura debe encontrar “semillas de eternidad” y “señal del Eterno”, que desde Jesucristo le manifiesta el don maravilloso de la salvación.

En el Evangelio de este Miércoles de la Trigésima Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 14,25-33).
Jesús nos invita a seguirle pero es preciso someterse a ciertas condiciones: Hay que desprenderse de todo aquello que pueda ser un obstáculo para el seguimiento. Hay que subordinar incluso los vínculos familiares y hasta personales. Hay que desprenderse de los bienes para seguirle a Él. Más aún, este seguimiento puede ser doloroso, e incluso nos invita a tomar la cruz de cada día y seguirle sólo a Él.

Pidamos a Dios que nos ayude a ser portadores de la Buena Noticia de Jesús y ser la fragancia de Cristo en nuestros ambientes.

www.marinaveracruz.net


UN MENSAJE LLENO DE VITALIDAD

06.11.17 | 13:22. Archivado en Sobre el autor

UN MENSAJE LLENO DE VITALIDAD

El Concilio Vaticano II lanzó un mensaje a los jóvenes lleno de vitalidad que aún conserva su actualidad. Un mensaje que resuena en el corazón de millones de creyentes: “Finalmente, es a vosotros, jóvenes de uno y otro sexo del mundo entero, a quienes el Concilio quiere dirigir su último mensaje. Porque sois vosotros los que vais a recibir la antorcha de manos de vuestros mayores y a vivir en el mundo en el momento de las más gigantescas transformaciones de su historia. Sois vosotros los que, recogiendo lo mejor del ejemplo y de las enseñanzas de vuestros padres y de vuestros maestros vais a formar la sociedad de mañana; os salvaréis o pereceréis con ella…. En el nombre de este Dios y de su hijo, Jesús, os exhortamos a ensanchar vuestros corazones a las dimensiones del mundo, a escuchar la llamada de vuestros hermanos y a poner ardorosamente a su servicio vuestras energías. Luchad contra todo egoísmo. Negaos a dar libre curso a los instintos de violencia y de odio, que engendran las guerras y su cortejo de males. Sed generosos, puros, respetuosos, sinceros. Y edificad con entusiasmo un mundo mejor que el de vuestros mayores…”

¡Qué razón tenían los Padres Conciliares para lanzar este maravilloso mensaje a los jóvenes, invitándolos a decir no a la violencia y a edificar el futuro!

www.marinaveracruz.net


Viernes, 24 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930