Entre el Cielo y la Tierra

CAPACIDAD DE AMAR Y SER AMADO

23.09.17 | 13:19. Archivado en Sobre el autor

CAPACIDAD DE AMAR Y SER AMADO

Dijo el profeta: Nacemos para el amor y somos un proyecto de amor en las manos de Dios, el Amor con mayúsculas. A decir verdad, jamás el alma humana encontrará su descanso y su estabilidad mientras no se dé a sí misma en beneficio de los demás.

El hombre mismo, en su esencia más profunda, es un “animal hambriento de amor” y con “capacidad de amar y ser amado”.

En su más auténtica contemplación, desde un esquema ascendente de necesidades, el ser humano es un peregrino en los caminos de la vida que reclama amor, solamente amor.

Muchos piensan que esa sed interior puede ser satisfecha con cosas. Y asocian la felicidad al concepto tener… Y descubren, no sin haber recorrido el camino sin éxito, que los bienes no satisfacen al hombre en lo hondo.

El hombre mismo en su tendencia a “lo infinito en su finitud” descubre que su capacidad de amar no puede reducirse a sus “pequeños amores”, sino que alcanza al Misterio en toda su profundidad y en toda su grandeza….

Vuestros cuerpos se humedecen con el deseo pero llegará el día que serán transformados por el amor. Días vendrán que el placer irá sumergiendo el cuerpo en un callejón sin salida para llevarlo a sus propios centros, pero los dominios interiores del vendaval eterno harán zarandear sin desmayarse hacia cuotas que rozan el respeto y el amor hacia el otro, sin que sea petrificado por las diminutas huellas de la explotación y el devaneo.

Sabréis de antemano que la monotonía irradia casi sin notarse la frialdad que provoca la aridez del alma pero un día, no muy lejano, cuando el sol deje sus rayos en el umbral del silencio y los pájaros escondan en sus alas el calor de los versos, vendrá a esconderse el sabor de un mundo nuevo y la esperanza de un sueño colectivo, donde la muerte y el sufrimiento sean arrastrados hacia el fondo del abismo.

www.marinaveracruz.net


LA AUDACIA DE SOÑAR DESPIERTOS

20.09.17 | 12:24. Archivado en Sobre el autor

LA AUDACIA DE SOÑAR DESPIERTOS

El Cardenal Suenens afirmaba: “¡Felices los que tienen la audacia de soñar y están despiertos a pagar el precio necesario para que su sueño tome cuerpo en la historia de los hombres!”

Bien sabemos que los hijos e hijas más grandes de cada generación histórica se han distinguido del resto por su capacidad de soñar y su constancia, unida a una esperanza brillante por anhelar una sociedad diferente.

No te desanimes en tu aventura existencial y atrévete a soñar.
Sueño que llegará el día en que los carros del combate se harán arados y los corazones insolidarios de los hombres se abrirán en beneficio de la paz y de la justicia.

Sueño que el Primer mundo abrirá las puertas de su egoísmo para mirar al Tercer Mundo con benevolencia y misericordia, y se pueda perdonar la deuda externa de los países pobres para que los países pobres puedan invertir sus recursos en su propio desarrollo.
Sueño que los pobres de la tierra encontrarán en nosotros las palabras que necesitan para sumergirse en las moradas del amor, ese dinamismo placentero y animoso que da sentido más auténtico al mundo y a la vida del hombre.
Sueño que se promueva en todos los países una auténtica cultura de la solidaridad que tenga como objetivo la promoción de la justicia y la paz, la educación y la convivencia, el respeto y la educación para todos.
Sueño que algún día los muros que destrozan la igualdad se rompan por encanto y desaparezcan la injusticia y el hambre, todo ello arropado por la vena de la solidaridad.
Sueño que haya miles de voces que griten en nuestro pequeño planeta Tierra: ¡Basta ya, hagamos del mundo la tierra de todos! ¡Basta ya de discriminaciones y marginaciones por causa de la hambruna, la desigualdad y la injusticia!
Sueño que la violencia, toda clase de violencia, se borre de la andadura de la tierra y aflore la paz, la única capaz de cimentar las civilizaciones en la belleza, el arte, la educación, la solidaridad, la fraternidad y el progreso.
Sueño que los violentos, que siembran con sus golpes nuestro pequeño planeta de muerte y odio, abracen a sus víctimas y declaren un manifiesto a favor de la paz y renuncien a la carrera de armamentos que rompe todo intento de los países pobres para salir de su situación.
Sueño que el Dios del amor y de la misericordia, manifestado en Jesucristo, nos bendiga y nos alcance todo cuanto le pedimos, al tiempo que suplicamos que la paz y la justicia sean las alas de un mundo que camine hacia la plenitud.

www.marinaveracruz.net


LA MUERTE DE UN AMIGO

20.09.17 | 12:19. Archivado en Sobre el autor

LA MUERTE DE UN AMIGO

Un joven se sentía tremendamente conmovido por la muerte de un amigo en un accidente de tráfico. Y se tambaleó la fe en un Dios bueno y misericordioso. No comprendía que Dios permitiera el sufrimiento de los inocentes y el mal en el mundo.

Se dirigió a un sacerdote y le comunicó sus inquietudes. El sacerdote le escuchó en silencio y muy atentamente. Después le sugirió: “En verdad el sufrimiento y el mal son un misterio. No podemos saber por qué Dios permite el mal; un interrogante que será desvelado en su totalidad al final.

La respuesta cristiana al sufrimiento del inocente es la resurrección de los muertos. La Resurrección puede ser comprendida como un acto reivindicador de Dios que sale en defensa del hombre injustamente tratado por la vida, las circunstancias y los verdugos de turno. Dios hará justicia al final y el único enemigo aniquilado será la muerte.
Además en Jesucristo se vislumbra el drama del sufrimiento y del dolor, del misterio y de la muerte. En él se anticipa el triunfo de Dios frente al aparente triunfo de las fuerzas del mal (prolepsis).
La muerte no es la experiencia última de la existencia humana, y es en la pascua de Cristo donde nosotros somos injertados, tarde o temprano, desde el paso del sufrimiento. Tu amigo participará plenamente de Cristo aunque lo único que quede en tu recuerdo sea la ausencia atroz de su aliento y de sus pasos".

www.marinaveracruz.net


UN SISTEMA QUE DEJA MUCHOS DESECHOS

20.09.17 | 12:09. Archivado en Sobre el autor

UN SISTEMA QUE DEJA MUCHOS DESECHOS

Hoy asistimos a una época tremendamente movediza, enmarcada por la palabra talismán, CRISIS. El paro, la falta de perspectivas en un futuro cada día más incierto, el precario estado del trabajoen las economías de mercado, el reclamo de una cultura cada vez más fragmentaria, el recelo de la política, la falta de solidaridad y de justicia, la crisis de las grandes ideologías que marcaron una época, etc. son realidades que hacen de esta época una amenaza para muchos.

La crisis hay que enmarcarla en la globalización. La Doctrina social de la Iglesia manifiesta que un sistema que hace del lucro la norma exclusiva y el fín último de la actividad económica es moralmente inaceptable. Y reconoce que el apetito desordenado del dinero no deja de producir efectos perniciosos y es una de las causas de los numerosos conflictos que perturban el orden social.

Octavio Paz Lozano (1914-1998) decía: “Vivimos inmersos en el mercado, y el mercado es un mecanismo eficaz. Pero como todos los mecanismos, no tiene conciencia y tampoco misericordia… El desarrollo del mercado tiene una relación muy estrecha con el deterioro del medio ambiente. La contaminación no sólo afecta el aire, los ríos y los bosques, sino también las almas. Una sociedad poseída por el frenesí de producir más para consumir más tiende a convertir las ideas, los sentimientos, el arte, el amor, la amistad y las personas mismas, en objeto de consumo. Todo se vuelve cosa que se compra, se usa y se tira al basurero. Ninguna sociedad había producido tantos desechos como la nuestra, desechos materiales y morales”.

¡Qué lástima que este mundo económico deje a los mejores hijos de una generación en las garras de la competencia y fuera de los cánones del altruismo y la solidaridad!
¡Qué lástima que este mundo inmerso en el “sistema de mercado”, como bien señala Octavio Paz, deje tantos “desechos materiales y morales”!

Anhelemos una sistema basado en la justicia, la libertad y el respeto a los derechos de las personas.

www.marinaveracruz.net


UNAS RECETAS PARA SER HUMILDES

15.09.17 | 18:17. Archivado en Sobre el autor

UNAS RECETAS PARA SER HUMILDES

Madre Teresa de Calcuta escribía en el año 1966 a las Hermanas de su Congregación unas recetas para ser humilde: “Hablar de sí tan poco como sea posible, ocuparse de sus propios asuntos, evitar la curiosidad, no querer arreglar los asuntos de los demás, aceptar las contradicciones con buen humor, pasar por alto las faltas de otros, aceptar el reproche aún cuando sea inocente, ceder a la voluntad de los demás, aceptar los insultos e injurias, aceptar ser desatendido y menospreciado, ser gentil y dulce aún cuando provoquen a uno, no buscar ser admirado y amado, no escudarse nunca tras la propia dignidad, ceder en las discusiones aún cuando uno tenga razón, elegir siempre lo más difícil...”

www.marinaveracruz.net


¿BASTA LA SOLA LUZ DE LA RAZÓN PARA CONOCER EL MISTERIO DE DIOS? (CIC)

15.09.17 | 18:00. Archivado en Sobre el autor

¿BASTA LA SOLA LUZ DE LA RAZÓN PARA CONOCER EL MISTERIO DE DIOS? (CIC)

El primer capítulo de la Sección Primera Creo, Creemos se titula “El hombre es capaz de Dios”

La cuarta pregunta del compendio es: ¿Basta la sola luz de la razón para conocer el misterio de Dios?
El compendio, cito textualmente, dice: “Para conocer a Dios con la sola luz de la razón, el hombre encuentra muchas dificultades. Además no puede entrar por sí mismo en la intimidad del misterio divino.
Por ello, ha querido iluminarlo con su Revelación, no sólo acerca de las verdades que superan la comprensión humana, sino también sobre verdades religiosas y morales, que, aun siendo de por sí accesibles a la razón, de esta manera pueden ser conocidas por todos sin dificultad, con firme certeza y sin mezcla de error”
Así pues, los seres humanos podemos conocer a Dios mediante la razón natural, medio que podemos llamar ordinario. Pero Dios demuestra más su bondad y su misericordia con nosotros, revelándose a sí mismo, por medio de la revelación divina, denominada sobrenatural.
En la constitución dogmática DEI VERBUM, número 12 se nos dice que “Dios dispuso en su sabiduría revelarse a sí mismo, y darnos a conocer el misterio de su voluntad. O sea, que todos los hombres tenga acceso a Dios Padre, mediante su Hijo Jesucristo, hecho hombre. Así nos hace partícipes de la Naturaleza humana".
Reconociendo estos dos medios, el NATURAL Y EL SOBRENATURAL, que lo sobrepasa, afirmamos que el hombre, con sus solas fuerzas, no hubiera alcanzado el conocimiento de la vida íntima de Dios si el mismo Dios no hubiera salido desde siempre al encuentro del hombre.
La Revelación no hay que interpretarla como la comunicación de un mensaje al que hay que obedecer, sino la “comunicación que Dios ha hecho de sí mismo y de sus designios de salvación a favor de todos los hombres”
La finalidad última de la Revelación de Dios al hombre es “invitarlo a vivir en comunión de vida y amor con Él”

www.marinaveracruz.net


EL MARAVILLOSO DON DE LA AMISTAD

10.09.17 | 15:44. Archivado en Sobre el autor

EL MARAVILLOSO DON DE LA AMISTAD

Cuando el Señor nos concede el regalo de un amigo entonces los pasos inciertos de la vida se hacen más llevaderos y nuestra existencia se ilumina con el don de la compañía íntima que satisface el corazón. ¡”Vuestro amigo es la contestación a vuestras necesidades" (Gibran)!
“Amigos verdaderos son los que vienen a compartir nuestra felicidad cuando se les ruega, y nuestra desgracia sin ser llamados”, afirmaba sabiamente Demetrio de Falerea.
También el libro del Eclesiástico tiene palabras preciosas para el amigo: "Un amigo fiel es un talismán: el que teme a Dios lo alcanza" (Eclo 6,16); "No deseches al amigo viejo,
porque al nuevo no lo conoces; amigo nuevo es vino nuevo: deja que envejezca y lo beberás" (Eclo 9,10).

La amistad es el mayor regalo que podemos recibir en nuestra existencia y el mayor reclamo de la vida es buscar al amigo que sea capaz de iluminar con su sola presencia los huecos de nuestro corazón, porque “un amigo no es aquel que te seca las lágrimas, sino aquel que evita que las derrames” (Anónimo)
El amigo es un compañero de viaje que contagia con su presencia los caminos del peregrinar que llevamos y en los momentos de dolor está sin preguntar, sin exigir, sin controlar, sin criticar, sin huir. ¡Si, como bien decía Gregor, “Un amigo es mas que un hermano, más que un padre. Bueno, es otra cosa, es un compañero”!
El amigo es la llama de nuestra hoguera que arde sin consumirse aún sin estar cerca.
El amigo nos recrimina con la máxima caridad nuestros fallos pero fíate de él cuando te mira a los ojos y te dice verdades como puños. No esperemos un amigo adulador y calculador, ajeno a la verdad y a la crítica. Ya lo decía Alfred de Muset: “Lo malo del amigo es que nos dice las cosas desagradables a la cara; el enemigo las dice por la espalda”.

¡Por favor, si tienes un amigo cuídalo, ámalo, protégelo, invítalo! Será lo mejor que te ocurra en tu vida.

www.marinaveracruz.net


ESTA NOCHE HE MIRADO LAS ESTRELLAS

10.09.17 | 15:38. Archivado en Sobre el autor

ESTA NOCHE HE MIRADO LAS ESTRELLAS

Esta noche he mirado las estrellas y he pensado vivamente en todos los jóvenes. ¡Verdadera esperanza para una sociedad!

El ser humano es una "caña que piensa" (Pascal), un ser indefenso y rodeado de limitaciones, anclado en múltiples miedos e inseguridades. Este ser humano necesita un "Algo", o mejor dicho un "Alguien", que pueda satisfacer su apetito existencial y su vacío interior. Es aquí, desde el desvalimiento existencial, cuando brota con fuerza la revelación divina "Dios te ama".

Cuando aumente la insatisfacción y la ansiedad que genere desequilibrios psíquicos, ojalá brote con fuerza la frase lapidaria de Jesús: "Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor" (Jn 15,9).

Cuando resurja con fuerza la soledad y los recelos más dispares, repite sin desmayo como un susurro en la noche: "No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os ha llamado amigos" (Jn 15,15a).

Cuando la venganza y la reacción instintiva del odio broten por doquier en tu vida, siente que el perdón misericordioso de Dios llega a tu CORAZÓN como un bálsamo que destruye la sombra.

Cuando tu vida atrae en la noche grandes dosis de egoísmo, deja oír con gran nitidez el eco de una voz distinta: "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha reengendrado a una esperanza viva, a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros" (1 Pe 1,3).

Cuando la sociedad reclame cada día mayores competencias y la historia arrincone a los más débiles, recurre al "rehabilitador de hombres", Jesucristo, que proclama un perdón para todos.

¡Hoy necesitamos encontrar un mensaje revolucionario que eclipse lo oscuro y favorezca lo eterno! ¡Sí, una llamada que nos mantenga despiertos y nos lance hacia el futuro con entusiasmo y esperanza! ¡Sí, un clamor que llene el corazón de los hombres y mujeres, heridos por tantos desalientos, y nos diga en lo más hondo de la conciencia que Dios nos ama más allá de nuestras debilidades y nuestros desalientos!

www.marinaveracruz.net


¿CÓMO SE PUEDE CONOCER A DIOS CON LA SOLA LUZ DE LA RAZÓN? (Compendio de la Iglesia Católica)

10.09.17 | 15:30. Archivado en Sobre el autor

¿CÓMO SE PUEDE CONOCER A DIOS CON LA SOLA LUZ DE LA RAZÓN? (Compendio de la Iglesia Católica)

El primer capítulo de la Sección Primera Creo, Creemos se titula “El hombre es capaz de Dios”

La tercera pregunta del compendio es: ¿Cómo se puede conocer a Dios con la sola luz de la razón?
El compendio, cito textualmente, dice: “A partir de la Creación, esto es, del mundo y de la persona humana, el hombre, con la sola razón, puede con certeza conocer a Dios como origen y fin del universo y como sumo bien, verdad y belleza infinita”.

“La Iglesia enseña que Dios, principio y fin de todas las cosas, puede ser conocido con certeza, mediante la luz de la razón humana, a partir de las cosas creadas” (DV 6). ¡Si, la Iglesia afirma que los hombres tenemos capacidad para conocer a Dios, principio y fin de nuestra vida y de todas las cosas!
El hombre, por distintas vías, puede llegar al conocimiento de la existencia de un Ser Supremo que s la causa primera de todo, “y que todos llaman Dios”; si bien necesita ser iluminado por la revelación de Dios para conocer todo aquello que supera el entendimiento y “las verdades religiosas y morales” (DV 6).

El hombre que busca a Dios descubre una vías de acceso al conocimiento de Dios: la que parte del mundo y la que parte del hombre mismo.

Uno de los caminos para llegar al conocimiento de Dios Creador es partiendo del mundo que contemplamos y reconociendo la contingencia de las cosas creadas, y a partir del orden y la belleza de las criaturas. Por ejemplo, Sócrates, filósofo griego, vivió 71 años en la sociedad ateniense idólatra y politeísta, del 470 al 399 antes de Cristo, y, guiado por la razón, enseñaba a la juventud: “Hay un solo Dios verdadero, que todo lo ve, está en todas partes, y cuida a la vez de todo el universo. Dios todo lo trasciende, y no está ligado a ninguna materia”.
Aristóteles reconoció la existencia de una primera sustancia o fundamento de la realidad, a la que llamó Dios.
Santo Tomás de Aquino expone de una manera sistemática las pruebas de la existencia de Dios, Son las cinco vías famosas, que parten de cinco aspectos del mundo para concluir en Dios:
a) primera vía: buscando el origen del universo se llega a un primer motor inmóvil.
b) Segunda vía: buscando las causas de los efectos, llegamos a la causa primera.
c) Tercera vía: buscando el fundamento de lo contingente, llegamos a un Ser necesario.
d) Cuarta vía: buscando grados de perfección, llegamos a un Ser Supremo, sumamente perfecto.
e) Quinta vía: buscando el orden finalístico, llegamos a un Ser Inteligentes en grado sumo.

Kant afirmaba que las cuatro primeras vías de Santo Tomás se basan en el mismo argumento cosmológico, en cuanto que todos ellos buscan la causa eficiente del mundo, la causa motriz, primera, necesaria y suprema, para llegar a la conclusión de que esa causa es Dios. En definitiva, si por Dios se entiende el fundamento último, aceptar a Dios significa aceptar que este mundo tiene un fundamento.

La quinta vía se basa en el orden finalístico del mundo para concluir la existencia de un Ser inteligente: Decía Copérnico que “no se puede contemplar el orden magnífico que gobierna el universo sin mirar entre sí y en todas las cosas al Creador mismo”.

Otro de los caminos para llegar al conocimiento de Dios es a partir de sí mismo: la apertura del ser humano a la verdad y a la belleza, en su ansia de felicidad, en la voz de su conciencia, en su sentido del bien moral, en su libertad, en su aspiración al infinito y a la dicha…

Estas pruebas “antropológicas o morales” se basan en lo más profundo del ser humano, parten de sus aspiraciones más profundas, de su conciencia íntima, para concluir en una Realidad trascendente y absoluta que de razón de ser al hombre, fundamente su humanismo, llene sus aspiraciones, dé sentido a su conciencia.

Kant advertía que la conciencia moral implica un deber que le impulsa hacia el Bien Supremo: bondad absoluta y felicidad para el hombre. Este bien supremo es Dios, cuya existencia es un postulado “moralmente necesario”.

El mundo y el hombre atestiguan que no tienen en ellos mismos ni su primer principio, ni su fin último, sino que todo les viene de Aquel que es el Ser en sí, sin origen y sin fin.

Estas “vías de acceso” a Dios son las llamadas “pruebas de la existencia de Dios”, por las que el hombre con “cierta convicción” puede llegar a conocer la existencia de Dios.

Resumiendo, podemos afirmar que los seres humanos podemos conocer a Dios “ en las obras de la creación, en los acontecimientos señalados de la vida humana, en el anhelo de felicidad que sentimos en nuestro corazón, y en la voz de nuestra conciencia”.

www.marinaveracruz.net


EL ROSTRO DE LA IGLESIA

10.09.17 | 15:24. Archivado en Sobre el autor

EL ROSTRO DE LA IGLESIA

Y. Congar decía: “¿Por qué, Dios mío, la Iglesia, que es santa y única, santa y verdadera, tiene a menudo un rostro austero y ceñido, cuando en realidad está colmada de juventud y de vida?”.
¡Tenía razón Congar! En muchasocasiones, la Iglesia como Pueblo Santo de Dios vive desorientada, sin fundamentar bien su andadura en Dios, el “eternamente jovial y lleno de vida”.

¡Cuántas veces nos hemos desesperanzado y no hemos alcanzado el don de la alegría, que brota de tener la confianza y la certeza de la presencia salvadora y redentora del Dios con nosotros!
Ojalá, como bien decía el Hermano Roger, la Iglesia fuera “¡Un lugar de poesía!" ¡Esto es lo que debería ser!”

La Plegaria eucarística VI b, dedicada a Jesucristo, nuestro camino, es una plegaria fantástica: “Danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana, inspíranos el gesto y la palabra oportuna frente al hermano solo y desamparado; ayúdanos a mostrarnos disponibles ante quien se siente explotado y deprimido.
Que tu Iglesia, Señor, sea un recinto de verdad y de amor, de libertad, de justicia y de paz,para que todos encuentren en ella un motivo paraseguir esperando”

Iglesia, ¿qué dices de ti misma?: ¿qué es esa inquietud que te rodea, que te alberga por dentro y te hace palidecer, te hace zarandear los cimientos más oscuros, los cimientos que alborotan la más pura apariencia, las notas que explotan los volcanes del miedo?
¡Iglesia, pequeño resto, pequeña huella del Nazareno, deja que sea tu casa un lugar de poesía, acogedora en sus alcobas, utópica en sus sótanos, portadora de ilusiones, gestadora de humanidad!
Iglesia, ¿qué dices de ti misma?: ¿què es ese miedo que te alborota, que te entristece por momentos y te hace tambalear, te hace mirar hacia otros centros más llamativos, otros centros que desintegran la esencia de principio, los combates que anidan setenta sospechas?
¡Iglesia, pequeña semilla, pequeña alondra del Cristo, deja que sea tu alma un lugar de poesía, forjadora de amores, eufórica en sus senderos, llameantes en sus secretos, rompedora de sus cadenas!

Redescubre tu pertenencia a la Iglesia de Cristo, basado en el testimonio de los Apóstoles, porque tú eres Iglesia, miembro vivo del Pueblo Santo de Dios, Iglesia peregrina que camina hacia la Casa del Padre. “Somos linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido para anunciar las alabanzas” (1 Pe 2,5-10).
Subraya que tú eres piedra viva que debe construir un “edificio espiritual” sustentando por Jesucristo, bajo la guía del Espíritu Santo, encaminado hacia el Padre.

www.marinaveracruz.net


LA MUERTE

10.09.17 | 15:18. Archivado en Sobre el autor

LA MUERTE

La muerte es una amenaza PARA la vida del hombre. Ya está presente en el momento de nacer como la tendencia final. Ella arrasa personas, pueblos, civilizaciones, proyectos... Y ella misma puede convertirse en el gran muro que cuestione la existencia de Dios, cuando se concreta en un ser querido, en la matanza de inocentes, en la agonía lenta y tortuosa de enfermos en los hospitales.

La muerte abre, a nivel filosófico, planteamientos profundos sobre el "gran quizás". No basta a muchos la postura agnóstica de instalarse seguros en lo presente, olvidando los desastres y la muerte de su alrededor, y negando la posibilidad de plantearse la pregunta sobre el más allá tachándola de inútil y vacía. Pero, para otros, la postura atea, en sus múltiples vertientes, no basta.
P. Claudel decía que “Dios no ha venido a suprimir el dolor ni siquiera a explicarlo, sino a llenarlo de su presencia”…Por eso creo que sería un error teológico de incalculables consecuencias creer que el Cristianismo ha dulcificado el drama de la muerte y el horror al sufrimiento por la esperanza y la resurrección…Ninguno de los evangelistas, ni siquiera San Juan, eliminó de sus obras el final trágico de Jesús. Ninguno ocultó este hecho, y nadie, ni siquiera las Iglesias cristianas, pueden, en nombre de la resurrección, quitarle importancia.

M. Horkeimer afirmaba que “"La teología...es la esperanza de que la injusticia que caracteriza al mundo no puede permanecer así, que lo injusto no puede considerarse como la última palabra...Soy cada vez más de la opinión de que no se debería hablar de anhelo, sino de miedo de que Dios no exista"…y, desde este planteamiento, si bien es cierto que la sociedad actual, hedonista, promotora del consumismo más atroz e impulsora de una cultura desequilibrada ha arrinconado, e incluso se ha olvidado de la muerte y del sufrimiento, convirtiéndolos en espectáculos para entretener; también no es menos cierto que es una terrible pérdida no tener a la muerte como última instancia, o penúltima para los cristianos, de la vida. Ella se convierte en un principio de impulso para no instalarse en esta realidad para siempre como lo único existente, y abre la pregunta sobre el gran quizá de la vida más allá de la muerte…

Cada creyente debe enfrentarse a una pregunta que atormenta a los contemporáneos como nunca, el sufrimiento del justo o del inocente, y enraizar nuestra propia queja en el meollo de nuestra conflictiva existencia abierta a la fe, sabiendo que “Jesús murió porque nosotros matamos y porque nosotros morimos” (González Faus).

www.marinaveracruz.net


UNA ORACIÓN DESDE EL AGRADECIMIENTO

03.09.17 | 19:08. Archivado en Sobre el autor

UNA ORACIÓN DESDE EL AGRADECIMIENTO

En este día, Señor de los mil nombres, quiero poner en tu presencia los afanes y preocupaciones, alegrías y tristezas de tantos hombres y mujeres que viven en nuestro diminuto planeta.
¡Dios mío, sin Ti el mundo sería un túnel sin retorno, un túnel oscuro, sin mucha luz, sin mucho aliento!
¡Señor mío, sin Ti la existencia sería un infierno sin llamas, un infierno cerrado, sin mucha ética, sin mucho cortejo!
¡Dios mío, sin Ti la vida sería una carga sin futuro, una carga insoportable, sin mucha ilusión, sin mucho sueño!
¡Señor mío, sin Ti la historia sería un jardín sin jardinero, un jardín seco, sin mucho futuro, sin mucha espera!
¡Si, Dios mío, quiero expresar con Charles de Foucauld, que “tan pronto como creí que había un Dios, me di cuenta que no podía vivir más que para Él”, y quiero cantar tu Gloria y tu Alabanza desde las cosas pequeñas y cotidianas!

www.marinaveracruz.net


EL AYUNO QUE DIOS QUIERE

03.09.17 | 19:01. Archivado en Sobre el autor

EL AYUNO QUE DIOS QUIERE

En una reunión de catequesis el catequista preguntó: ¿Qué significado tiene hoy el ayuno a los ojos de Dios?
Un joven afirmó que el ayuno no tiene sentido alguno en un mundo donde la opulencia y el consumo se han impuesto por doquier.
Otro joven contestó que el ayuno es un signo externo que ha dejado de ser válido para mucha gente porque no han comprendido la intención última de esa práctica que para muchos es sólo un rito vacío y superficial.
Una joven comentó que el ayuno como privación de alimentos es un medio útil para potenciar el dominio interior y remodelar el carácter y la voluntad.
Pero otro joven sugirió: "Creo que el ayuno es más que la simple privación de alimentos y hay que situarlo en un contexto más amplio. He leído un pasaje bíblico magnífico que expresa con gran nitidez el ayuno que Dios quiere: "abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos; partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo y no cerrarte a tu propia carne. Entonces romperá tu luz como aurora, enseguida te brotará la carne sana, te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor" (Is 58, 6-8).

www.marinaveracruz.net


XXII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO A/ 9-09-2017

03.09.17 | 18:56. Archivado en Sobre el autor

XXII SÁBADO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO A/ 9-09-2017

Celebramos el Sábado de la Vigésimo Segunda Semana del Tiempo Ordinario. ¡Cómo resuena las palabras de Cristo en esta época tan sellada de violencia: “Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt 5, 9)!

En el Evangelio de este Sábado de la XXII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 6,1-5) Jesús y sus discípulos atravesaban un sembrado en sábado, y cogían el grano. Unos fariseos le preguntan por qué hacen en sábado lo que no está permitido. Y Jesús, haciendo uso de la Sagrada Escritura, puntualiza que “el Hijo del hombre es señor del sábado”.

Dirijámonos a Dios confiando plenamente en él sabiendo que para todas las cosas negativas que nos decimos... Dios tiene una respuesta positiva. Cuando decimos: es imposible...Dios dice: “Todo es posible” (Lc 18,27) Cuando decimos: Estoy cansado... Dios dice: “Yo te aliviaré” (Mt 11,26-30) Cuando decimos: Nadie me quiere... Dios dice: “Yo te amo” (Jn 3,16; 13,34) Cuando decimos: No puedo continuar... Dios dice: “Mi gracia te basta” (2 Cor 12,9). Amén.

www.marinaveracruz.net


¿CÓMO SER ORIGINAL?

02.09.17 | 12:57. Archivado en Sobre el autor

¿CÓMO SER ORIGINAL?

John Waters es un director de cine, conocido mundialmente por su excelente película "Pecker", una comedia en la que su protagonista, un joven empleado en una tienda de sándwiches que fotografía el paisaje humano de su entorno inmediato, es convertido en la última sensación de la escena artística neoyorquina. Con el éxito la vida de Pecker cambia drásticamente y la fama le asfixiará. Al final, el joven artista tendrá que elegir entre un triunfo abrumador o un anonimato tranquilo.

Le preguntaron recientemente en una entrevista que "¿Cómo veía los años 90?" Y John Waters contestó: "Es gracioso. Porque ahora todo es mal gusto, todo es basura. La televisión es basura, la prensa es basura, incluso el New York Times. Todo es enfermizo y sin gusto. Todo el mundo dice tacos, todo el mundo dice cosas sucias. ¿Cómo ser original? Es el momento de hacer lo contrario".

¡Magnífico consejo de John Waters que afirma que el mal gusto se ha impuesto en todas nuestras relaciones y, si queremos ser originales en este tiempo histórico que nos tocado vivir, alejémonos de la "cultura basura" y edifiquemos nuestras vida en la estética y el buen gusto!

www.marinaveracruz.net


¿CUÁL ES EL DESIGNIO DE DIOS PARA EL HOMBRE? (COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA)

02.09.17 | 12:16. Archivado en Sobre el autor

¿CUÁL ES EL DESIGNIO DE DIOS PARA EL HOMBRE? (COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA)

El primer capítulo se denomina “El hombre es capaz de Dios”.
El compendio comienza con una primera pregunta: ¿Cuál es el designio de Dios para el hombre?
El compendio del Catecismo, cito textualmente, responde: “Dios, infinitamente perfecto y bienaventurado en sí mismo, en un designio de pura bondad ha creado libremente al hombre para hacerle partícipe de su vida bienaventurada”.
Así pues, el designio de Dios para el hombre corresponde en la “Participación de la misma vida de Dios”.
Con esta finalidad, continúa el Compendio, “En la plenitud de los tiempos, Dios Padre envió a su Hijo como Redentor y salvador de los hombres caídos en el pecado, convocándolos en su Iglesia, y haciéndolos hijos suyos de adopción por obra del Espíritu Santo y herederos de su eterna Bienaventuranza”.

www.marinaveracruz.net


EL SUFRIMIENTO

02.09.17 | 12:09. Archivado en Sobre el autor

EL SUFRIMIENTO

El sufrimiento y el dolor, la guerra y el hambre, la muerte de los seres más queridos y la injusticia más atroz, los desastres naturales y las masacres… hacen estallar una pregunta en forma de estupor y sobrecogimiento: ¿Por qué Dios permite el mal? ¿Por qué los inocentes y menos favorecidos sufren? ¿Es posible creer en un Dios bueno y misericordioso después de estas desgracias humanas de tales proporciones?...

Estas preguntas no son nuevas en la historia humana pero se recrudecen ante el sufrimiento humano y la muerte de los más débiles. Además, desde siempre estas preguntas han sido planteadas no sólo desde conciencias lejanas a la dimensión religiosa sino desde personas creyentes que han querido ENCONTRAR una respuesta válida desde su confianza en Dios. Pero hoy más que nunca, cuando el mundo de la filosofía en muchos frentes lanza la idea de que el concepto de Dios está agotado, el creyente quiere saber qué respaldo teológico tiene la queja contra Dios en el proyecto salvífico y el devenir histórico, cargado de tanto desastre y sufrimiento.

Es cierto que el sufrimiento deja sin argumentos convincentes muchos discursos teológicos pero no por eso en situaciones límites se reclama con más intensidad la existencia de un Dios que pueda hacer más llevaderos el llanto y el lamento, al tiempo que haga válidas sus quejas y rebeldías. La Teología de la cruz da respuesta al sufrimiento y al dolor del inocente. Y la respuesta ante toda miseria humana es la resurrección de los muertos como un acto reivindicador de Dios que sale al encuentro del hombre, sobre todo del maltratado por la vida y las circunstancias. Esta esperanza en la resurrección y en el triunfo de Dios, anticipado en la Resurrección de Cristo, alienta a los creyentes a no caer en el desaliento y a luchar para transformar las estructuras a FAVOR del hombre y a trabajar para ayudar a las víctimas, aunque tiemble su interior con lágrimas fuertes. Como bien señala P. Plus: “El Cristianismo no inventó la cruz, sino el valor para soportarla”.

La respuesta ante toda miseria humana es la resurrección de los muertos como un acto reivindicador de Dios que sale al encuentro del hombre, sobre todo del maltratado por la vida y las circunstancias. Cierto es que el sufrimiento conlleva sentimientos de castigo y de “abandono del Dios vivo”.

Esta esperanza en la resurrección y en el triunfo de Dios alienta a los creyentes a no caer en el desaliento y a luchar para transformar las estructuras a favor del hombre y a TRABAJAR para ayudar a las víctimas, aunque tiemble su interior con lágrimas fuertes.

www.marinaveracruz.net


QUERER LO QUE UNO HACE

02.09.17 | 12:02. Archivado en Sobre el autor

QUERER LO QUE UNO HACE

Jean-Paul Sartre fue filósofo, dramaturgo, novelista y periodista político francés, nacido en París el año 1905. Rechazó el Premio Nobel de Literatura que se le concedió en el año 1964 afirmando que si lo aceptaba comprometería su integridad como escritor. Él fue uno de los principales representantes del existencialismo y gracias a él este movimiento filosófico tuvo una repercusión mundial.

Jean-Paul comentaba que “la felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace”.
¡Qué bien supo expresar Sartre, este filósofo preocupado por la identidad y la libertad de elección, que la felicidad no está en hacer muchas cosas ni en poseer todos los tesoros del mundo, sino en querer y degustar lo que haces!

www.marinaveracruz.net


LA AUTOESTIMA

02.09.17 | 11:55. Archivado en Sobre el autor

LA AUTOESTIMA

Un joven se encontraba aturdido y no se valoraba para nada. En esta crisis existencial estaba cuando cayó en sus manos un documento que lo alegró sobremanera: “Si quieres crecer en la autoestima te son necesarios estas cosas: “no tengas miedo a comunicar tus sentimientos y emociones; acepta los errores y las críticas como un instrumento de aprendizaje; acéptate a tu mismo como eres; aprende a escuchar de forma activa; cree en la capacidad de crecimiento de los otros; vive con sinceridad y honestidad; actúa siempre desde la comprensión y la tolerancia; disfruta y goza de las pequeñas cosas de la vida; intenta estar abierto a lo imprevisto; busca lo positivo de cada persona; debes estar dispuesto a cambiar de opinión si encuentras alguna alternativa más razonable; ten sentido del humor...” (F. Voli).

Comprendió por un momento que necesitaba salir inmediatamente de aquella situación de crisis existencial para afrontar su vida desde una perspectiva de autoestima y desde el convencimiento íntimo de que era valioso y único para el Dios vivo y verdadero.

www.marinaveracruz.net


Lunes, 22 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930