Entre el Cielo y la Tierra

LA FUERZA DE LA ESPERANZA

21.11.18 | 07:06. Archivado en Sobre el autor

LA FUERZA DE LA ESPERANZA

Uno de los rasgos más importantes del Cristianismo es la esperanza. La esperanza es la virtud que no se cansa de esperar.
“La esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo” (CIC 1817)
Una vida es grande en la medida en que se abre a la esperanza y al futuro. La esperanza lanza un grito de alegría porque sabe bien, en lo más profundo de su esencia, que “la salvación anunciada es la salvación que trae el Señor”. Esa salvación proviene de Dios y no es solamente hechura de manos del hombre, aunque sabe bien que “la virtud de la esperanza corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre” (CIC 1818).
La esperanza lanza un grito de alegría porque a ella “corresponde el anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre” (CIC 1818).
La esperanza es el impulso que nos lanza a no desfallecer dejándonos un grito de triunfo divino cuando el mal echa sus redes y vence de inmediato.
La esperanza es la alegría del consuelo anticipado y de la victoria sellada cuando no vislumbramos en el horizonte ni un atisbo de cambio.
La esperanza es un piropo al triunfo del amor frente a la muerte y al mal, y aquí radica el escándalo que provoca el Cristianismo.
En este tiempo de crisis pidamos cordura, sensatez, confianza y esperanza, sabiendo que cada acontecimiento, incluso los negativos, son “oportuniddes” para volver a Dios, que tiene el sentido fundamental y último de la existencia, de la historia y de la realidad.

www.marinaveracruz.net


XXXIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 22-11-018

21.11.18 | 06:56. Archivado en Sobre el autor

XXXIII JUEVES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 22-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,41-44.

En aquel tiempo, aquel tiempo, al acercarse Jesús a Jerusalén y ver la ciudad, lloró sobre ella, mientras decía:
«Si reconocieras tú también en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos.
Pues vendrán días sobre ti en que tus enemigos te rodearán de trincheras, te sitiarán, apretarán el cerco de todos lados, te arrasarán con tus hijos dentro, y no dejarán piedra sobre piedra. Porque no reconociste el tiempo de tu visita».

COMENTARIO:

Celebramos el Jueves de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Todas las fuentes cristianas sin distinción afirman la resurrección de Jesús. Es más, la resurrección de Jesús es la afirmación cardinal de la fe cristiana. En 1 Cor 15,3-5 se afirma que “si Cristo no ha resucitado, entonces nuestra predicación no tiene contenido ni vuestra fe tampoco”.
En el Evangelio de este Jueves de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,41-44).
Los discípulos proclaman a Jesús, en su entrada en Jerusalén, el Mesías prometido. Y frente a ese entusiasmo de sus seguidores, Jesús llora por la ciudad de Jerusalén y pronuncia unas palabras que hacen vislumbrar un futuro muy sombrío para la ciudad de donde se extenderá la salvación para todas las naciones.
Jesús recordará que la catástrofe no se deberá a la fatalidad, sino al rechazo de la oportunidad ofrecida: "¡Si al menos tú comprendieras en este día lo que conduce a la paz! Pero no: está escondido a tus ojos!
Pidamos a Dios que nos conceda la gracia de reconocerlo en todo lo que nos rodea y en las personas que se acerquen a nosotros. Amén.

www.marinaveracruz.net


LA RAZÓN ÚLTIMA DE CUANTO ACONTECE

20.11.18 | 23:02. Archivado en Sobre el autor

LA RAZÓN ÚLTIMA DE CUANTO ACONTECE

Cierto día un joven se cuestionaba abiertamente sobre la existencia de Dios y, sobre todo, de su predicada bondad e intervención activa en la historia de los hombres.
Aquella queja y el interrogante hizo paralizar las palabras balbucientes del grupo y todas las miradas quedaron fijas en el profesor.
El profesor, un tanto nervioso, afirmó: “La vida humana se convierte en problemática, sobre todo cuando aparece en el horizonte el sufrimiento y las huellas del mal. Y esta problemática se hace existencial cuando en medio de la tragedia anhelamos una respuesta repleta de sentido para la enigmática realidad.
El sentido global último que dé respuesta a la razón última de cuanto acontece no parece encontrarse en otro que no sea el mismo Dios, que si bien su propia identidad es continuamente amenazada y cuestionada como único soporte válido al clamor de justicia y de respuesta para tantas causas perdidas.
No temed a vuestras preguntas y convenceros que la intervención amorosa de Dios se hará evidente cuando ayudemos a los humanos a conseguir una vida más humana y menos trágica”

www.marinaveracruz.net


XXXIII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 21-11-018

20.11.18 | 22:35. Archivado en Sobre el autor

XXXIII MIÉRCOLES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 21-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,11-28.

En aquel tiempo, Jesús dijo una parábola, porque estaba él cerca de Jerusalén y pensaban que el reino de Dios iba a manifestarse enseguida.
Dijo, pues:
«Un hombre noble se marchó a un país lejano para conseguirse el título de rey, y volver después.
Llamó a diez siervos suyos y les repartió diez minas de oro, diciéndoles:
“Negociad mientras vuelvo”.
Pero sus conciudadanos lo aborrecían y enviaron tras de él una embajada diciendo:
“No queremos que este llegue a reinar sobre nosotros”.
Cuando regresó de conseguir el título real, mandó llamar a su presencia a los siervos a quienes había dado el dinero, para enterarse de lo que había ganado cada uno.
El primero se presentó y dijo:
“Señor, tu mina ha producido diez”.
Él le dijo:
“Muy bien, siervo bueno; ya que has sido fiel en lo pequeño, recibe el gobierno de diez ciudades”.
El segundo llegó y dijo:
“Tu mina, señor, ha rendido cinco”.
A ese le dijo también:
“Pues toma tú el mando de cinco ciudades”.
El otro llegó y dijo:
“Señor, aquí está tu mina; la he tenido guardada en un pañuelo, porque tenía miedo, pues eres un hombre exigente que retiras lo que no has depositado y siegas lo que no has sembrado”.
Él le dijo:
“Por tu boca te juzgo, siervo malo. ¿Conque sabías que soy exigente, que retiro lo que no he depositado y siego lo que no he sembrado? Pues ¿por qué no pusiste mi dinero en el banco? Al volver yo, lo habría cobrado con los intereses”.
Entonces dijo a los presentes:
“Quitadle a este la mina y dádsela al que tiene diez minas”.
Le dijeron:
“Señor, ya tiene diez minas”.
Os digo: “Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Y en cuanto a esos enemigos míos, que no querían que llegase a reinar sobre ellos, traedlos acá y degolladlos en mi presencia”».
Dicho esto, caminaba delante de ellos, subiendo hacia Jerusalén.

COMENTARIO:

Celebramos el Miércoles de la Trigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario. Hoy la Iglesia celebra la Presentación en el Templo de la Virgen María. Históricamente, el origen de esta fiesta fue la dedicación de la Iglesia de Santa María la Nueva en Jerusalén , en el año 543. El Papa Gregorio XI la introdujo en Aviñón, y Sixto V la impuso a toda la Iglesia.
En el Evangelio de este Miércoles de la XXXIII Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,11-28).
Jesús, ante los discípulos que piensan que el triunfo está para llegar, les responde con una parábola: la parábola de los talentos. Un día juzgará a los hombres, y cada uno habrá de dar cuenta de su gestión, según la capacidad y lo que se le dio.
Esta parábola, cercana ya la entrada de Jesús en Jerusalén, donde encontrará el martirio y la muerte, tiene un sentido pascual y escatológico.
Pidamos especialmente a Dios que nos disponga a escuchar su Palabra: Señor, abre mis ojos y mis oídos a tu palabra. que lea y escuche yo tu voz y medite tus enseñanzas, despierta mi alma y mi inteligencia para que tu palabra penetre en mi corazón y pueda yo saborearla y comprenderla. Amén.

www.marinaveracruz.net


VUÉLVETE AL CRISTO DEL EVANGELIO

20.11.18 | 22:31. Archivado en Sobre el autor

VUÉLVETE AL CRISTO DEL EVANGELIO

Nuestra fe tiene que ser necesariamente cristológica, fundamentada en Jesucristo, muerto y resucitado. Y este reto bien merece toda una vida abierta enteramente al encuentro, al auténtico Cristo que caminó por los campos de Palestina y llamó dichosos a los pacíficos.
Necesitamos saber algo sobre Jesús porque es el único que marca la pauta para la búsqueda global de sentido y el único que nos hace salir del egoísmo hacia la caza de la solidaridad.
Vuélvete al Cristo del evangelio, sabiendo que el mismo Jesús que realizó grandes prodigios, relativizó la ley en beneficio del hombre, curó a enfermos y murió en la cruz es el mismo que ha resucitado y ha sido glorificado.

www.marinaveracruz.net


XXXIII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 20-11-018

19.11.18 | 23:51. Archivado en Sobre el autor

XXXIII MARTES DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 20-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 19,1-10.

En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad.
En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí.
Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y le dijo:
«Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa».
Él se dio prisa en bajar y lo recibió muy contento.
Al ver esto, todos murmuraban diciendo:
«Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador».
Pero Zaqueo, de pie, dijo al Señor:
«Mira, Señor, la mitad de mis bienes se la doy a los pobres; y si he defraudado a alguno, le restituyo cuatro veces más».
Jesús le dijo:
«Hoy ha sido la salvación de esta casa, pues también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

COMENTARIO:

Celebramos el Martes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario. “Hoy es necesario cimentar la fe cristiana en un testimonio válido que sea capaz de convertirse en la auténtica "roca angular” de la vida y de nuestra fe. La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por los apóstoles, unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.
En el Evangelio de este Martes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 19,1-10).
En Jericó, Jesús realiza "otro milagro", la conversión de Zaqueo, el jefe de los publicanos. Zaqueo tiene que superar el obstáculo de la gente, que le impide ver a Jesús. Se sube a un árbol y allí llama la atención de Jesús, que se autoinvita a la casa del recaudador de impuestos, algo que escandaliza a la gente.
Ya en casa, Zaqueo tendrá que superar otra dificultad: su riqueza. Y Zaqueo toma la decisión de compartir con los pobres sus bienes y restituir el cuádruplo de lo que ha adquirido de mala manera.
Pidamos especialmente en este día el gran don de la generosidad para dar y para darnos. Amén.

www.marinaveracruz.net


NECESITAMOS CORREGIRNOS

18.11.18 | 10:07. Archivado en Sobre el autor

NECESITAMOS CORREGIRNOS

No tratar de corregir lo que puede y debe ser corregido es una verdadera frustración y mal en la vida de cada persona.
Cada día amanece para que la vida se convierta en una oportunidad para llegar a la perfección, a la madurez humana y al conocimiento pleno de la realidad.
Descubre por ti mismo que lo importante no es caerse sino levantarse, no es pecar sino arrepentirse, no es herir sino curar, no es molestar sino pedir perdón.

wwww.marinaveracruz.net


XXXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/19-11-018

18.11.18 | 10:05. Archivado en Sobre el autor

XXXIII LUNES DEL TIEMPO ORDINARIO/ CICLO B/19-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Lc 18,35-43.

Cuando se acercaba Jesús a Jericó, había un ciego sentado al borde del camino pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntaba qué era aquello; y le informaron:
«Pasa Jesús el Nazareno».
Entonces empezó a gritar:
«¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!».
Los que iban delante lo regañaban para que se callara, pero él gritaba más fuerte:
«Hijo de David, ten compasión de mí!».
Jesús se paró y mandó que se lo trajeran.
Cuando estuvo cerca, le preguntó:
«¿Qué quieres que haga por ti?».
Él dijo:
«Señor, que recobre la vista».
Jesús le dijo:
«Recobra la vista, tu fe te ha salvado».
Y enseguida recobró la vista y lo seguía, glorificando a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alabó a Dios.

COMENTARIO:

Celebramos el Lunes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario . Un hombre de negocios se acercó a un sacerdote y le preguntó: “¿En qué podría ayudarme la espiritualidad a un hombre de negocios y de mundo como yo?”. El sacerdote le dijo: “Te ayudará a tener más y a compartir con el que no tiene”. El hombre le preguntó: “¿De qué manera?”. El sacerdote le respondió: “Enseñándote a desear menos”. ¡Vive la generosidad para dar y para darte, y tu alma encontrará la senda de la eternidad!
En el Evangelio de este Lunes de la Trigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Lucas (Lc 18,35-43).
Jesús se acerca a Jericó y había un ciego sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Ante la insistencia del ciego y el los gritos pidiendo compasión, Jesús se detiene, le llama, le pregunta qué quiere.
El ciego quiere ver, y el Maestro accede enseguida. Y, curado de su ceguera, se convierte en seguidor de Jesús. Y todos alaban a Dios por lo sucedido.
Pidamos por todas las familias, especialmente las más necesitadas. Amén.

www.marinaveracruz.net


JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES-2018

16.11.18 | 12:34. Archivado en Sobre el autor

JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES-2018

INTRODUCCIÓN:

El Papa Francisco ha convocado para el Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario (18 de Noviembre del 2018) la II JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES con el lema: ESTE POBRE GRITÓ Y EL SEÑOR LO ESCUCHÓ. El lema está inspirado en el Salmo 34.
Una jornada, instituida por el Papa Francisco después del Jubileo de la Misericordia, en la que Papa nos invita “a los hermanos obispos, a los sacerdotes y en particular a los diáconos, a quienes se les impuso las manos para el servicio de los pobres (cf. Hch 6, 1-7), junto con las personas consagradas y con tantos laicos y laicas que en las parroquias, en las asociaciones y en los movimientos hacen tangible la respuesta de la Iglesia al grito de los pobres, a que vivan esta Jornada Mundial como un momento privilegiado de nueva evangelización.

DOCUMENTO:

El Papa Francisco se inspira para el mensaje en el Salmo 34: ”Este pobre gritó y el Señor lo escuchó”. Dijo que “Las palabras del salmista se vuelven también las nuestras a partir del momento en que somos llamados a encontrar las diversas situaciones de sufrimiento y marginación en las que viven tantos hermanos y hermanas, que habitualmente designamos con el término general de ‘pobres’”.
Añade el Papa que “este salmo nos permite también hoy a nosotros, rodeados de tantas formas de pobreza, comprender quiénes son los verdaderos pobres, a los que estamos llamados a dirigir nuestra mirada para escuchar su grito y reconocer sus necesidades”.
Ante esta realidad, el Pontífice resalta que “el Señor escucha a los pobres que claman a Él y que es bueno con aquellos que buscan refugio en Él con el corazón destrozado por la tristeza, la soledad y la exclusión. Escucha a todos los que son atropellados en su dignidad y, a pesar de ello, tienen la fuerza de alzar su mirada al cielo para recibir luz y consuelo. Escucha a aquellos que son perseguidos en nombre de una falsa justicia, oprimidos por políticas indignas de este nombre y atemorizados por la violencia; y aun así saben que Dios es su Salvador.”
Señala el Papa que “lo que surge de esta oración es ante todo el sentimiento de abandono y confianza en un Padre que escucha y acoge. A la luz de estas palabras podemos comprender más plenamente lo que Jesús proclamó en las bienaventuranzas: «Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos» (Mt 5,3).
El Papa Francisco recuerda, que “en virtud de esta experiencia única y, en muchos sentidos, inmerecida e imposible de describir por completo, nace el deseo de contarla a otros, en primer lugar a los que, como el salmista, son pobres, rechazados y marginados. Nadie puede sentirse excluido del amor del Padre, especialmente en un mundo que con frecuencia pone la riqueza como primer objetivo y hace que las personas se encierren en sí mismas.

El Papa subraya que “el salmo describe con tres verbos la actitud del pobre y su relación con Dios”: GRITAR, RESPONDER Y LIBERAR.

GRITAR:
Subraya el Papa Francisco que “la condición de pobreza no se agota en una palabra, sino que se transforma en un grito que atraviesa los cielos y llega hasta Dios”. Ante la actitud que muchos tienen ante las personas pobres se preguntó: “¿cómo es que este grito, que sube hasta la presencia de Dios, no alcanza a llegar a nuestros oídos, dejándonos indiferentes e impasibles?(…) estamos llamados a hacer un serio examen de conciencia para darnos cuenta si realmente hemos sido capaces de escuchar a los pobres”.
Señala el Papa Francisco que muchas veces las iniciativas que trabajan con los más pobres están “dirigidas más a complacernos a nosotros mismos que a acoger el clamor del pobre”. Y añade: “Se está tan atrapado en una cultura que obliga a mirarse al espejo y a cuidarse en exceso, que se piensa que un gesto de altruismo bastaría para quedar satisfechos, sin tener que comprometerse directamente”.

RESPONDER:
El Papa Francisco recuerda que Dios no sólo escucha el grito del pobre, sino que responde. Asegura que “La respuesta de Dios al pobre es siempre una intervención de salvación para curar las heridas del alma y del cuerpo, para restituir justicia y para ayudar a retomar la vida con dignidad”. Añade que “Los pobres no necesitan un acto de delegación, sino del compromiso personal de aquellos que escuchan su clamor”.

LIBERAR:
El Papa Francisco destaca que “el pobre de la Biblia vive con la certeza de que Dios interviene en su favor para restituirle dignidad”. Además asegura: “La pobreza no es buscada, sino creada por el egoísmo, el orgullo, la avaricia y la injusticia”. A su vez dejó palabras para los que esperan en el Señor: “Las cadenas de la pobreza se rompen gracias a la potencia de la intervención de Dios”.

ÁNIMO. LEVÁNTATE, ÉL TE LLAMA”
En el mensaje el Papa Francisco señala que le “conmueve saber que muchos pobres se han identificado con Bartimeo, del que habla el evangelista Marcos (cf. 10,46-52). El ciego Bartimeo «estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna» (v. 46), y habiendo escuchado que Jesús pasaba «empezó a gritar» y a invocar al «Hijo de David» para que tuviera piedad de él (cf. v. 47). «Muchos lo increpaban para que se callara. Pero él gritaba más fuerte» (v. 48). El Hijo de Dios escuchó su grito: «“¿Qué quieres que haga por ti?”. El ciego le contestó: “Rabbunì, que recobre la vista”» (v. 51).
Indica el Papa que “esta página del Evangelio hace visible lo que el salmo anunciaba como promesa. Bartimeo es un pobre que se encuentra privado de capacidades fundamentales, como son la de ver y trabajar. ¡Cuántas sendas conducen también hoy a formas de precariedad! La falta de medios básicos de subsistencia, la marginación cuando ya no se goza de la plena capacidad laboral, las diversas formas de esclavitud social, a pesar de los progresos realizados por la humanidad… Cuántos pobres están también hoy al borde del camino, como Bartimeo, buscando dar un sentido a su condición. Muchos se preguntan cómo han llegado hasta el fondo de este abismo y cómo poder salir de él. Esperan que alguien se les acerque y les diga: «Ánimo. Levántate, que te llama» (v. 49)” Recuerda el Papa que muchos esperan que alguien se les acerque y les diga: “Ánimo. Levántate, que te llama”, como le dicen a Bartimeo. Sin embargo, ”las voces que se escuchan son las del reproche y las que invitan a callar y a sufrir”, lamentó.

“LOS POBRES NOS EVANGELIZAN”

Señala el Papa Francisco que “los pobres son los primeros capacitados para reconocer la presencia de Dios y dar testimonio de su proximidad en sus vidas”. Y recordó que “Dios permanece fiel a su promesa, e incluso en la oscuridad de la noche no hace faltar el calor de su amor y de su consolación”. Y subraya que: “para superar la opresiva condición de pobreza es necesario que ellos perciban la presencia de los hermanos y hermanas que se preocupan por ellos y que, abriendo la puerta del corazón y de la vida, los hacen sentir amigos y familiares”.

El Papa manifiesta un deseo: “Quisiera que también este año, y en el futuro, esta Jornada se celebrara bajo el signo de la alegría de redescubrir el valor de estar juntos. Orar juntos en comunidad y compartir la comida en el domingo. Una experiencia que nos devuelve a la primera comunidad cristiana, que el evangelista Lucas describe en toda su originalidad y sencillez: «Perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones. [....]” (Hch 2,42.44-45).

www.marinaveracruz.net


IDENTIFICARNOS CON JESÚS DE NAZARET POBRE

14.11.18 | 03:57. Archivado en Sobre el autor

IDENTIFICARNOS CON JESÚS DE NAZARET POBRE

Los cristianos sabemos que Jesús de Nazaret se hizo pobre, humilde y sencillo para que todos los pobres y desheredados de la tierra pudieran acogerse e identificarse con Él.
Raúl Follerau, el vagabundo de la caridad cristiana, decía que “el amor ve en el rostro del pobre, del que sufre, y del perseguido, el rostro de Jesús".
San Juan de Ávila decía que "en lo pobre y más olvidado del mundo está Cristo" , añadiendo que ""para hallar a Cristo, buscar al enfermo y al pobre, y al olvidado del mundo. Temo que por falta de esta estrella no buscan muchos a Cristo".
Madre Teresa de Calcuta decía: "No estamos aquí por lo que hacemos, sino por Jesús. Somos religiosas, no asistentes sociales, maestras, enfermeras o doctoras. Somos monjas, lapiceros con los que Dios escribe".
¡Qué bien aprendieron Raúl Follerou, San Juan de Ávila y Madre Teresa de Calcuta las palabras de Cristo en el evangelio de San Mateo, capítulo 25: “Venid, benditos de mi Padre, a tomar posesión del Reino porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me recibisteis en vuestras casas, estuve desnudo y me vestisteis, estuve enfermo y fuisteis a visitarme, estuve en la cárcel y fuisteis a verme” Entonces los buenos preguntarán: “Señor, ¿Cuándo te vimos? ? Y el Rey responderá: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con alguno de esos mis hermanos más pequeños, lo hicisteis conmigo” (Mt 25,34b-40).

www.marinaveracruz.net


XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 18-11-018

14.11.18 | 03:50. Archivado en Sobre el autor

XXIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO B/ 18-11-018

EVANGELIO DEL DÍA: Mc 13,24-32.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «En aquellos días, después de esa gran angustia, el sol se hará tinieblas, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, los astros se tambalearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes con gran poder y majestad; enviará a los ángeles para reunir a sus elegidos de los cuatro vientos, de horizonte a horizonte. Aprended de esta parábola de la higuera: Cuando las ramas se ponen tiernas y brotan las yemas, deducís que el verano está cerca; pues cuando veáis vosotros suceder esto, sabed que él está cerca, a la puerta. Os aseguro que no pasará esta generación antes que todo se cumpla. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán, aunque el día y la hora nadie lo sabe, ni los ángeles del cielo ni el Hijo, sólo el Padre.»

COMENTARIO:

Celebramos el Domingo de la Trigésimo Tercera Semana del Tiempo Ordinario y la Iglesia celebra la II Jornada Mundial de los pobres, impulsada por el Papa Francisco.
No olvides estos consejos del Libro de los Proverbios: “Seis cosas hay que aborrece Yahveh, y siete son abominación para su alma: ojos altaneros, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, corazón que fragua planes perversos, pies que ligeros corren hacia el mal, testigo falso que profiere calumnias, y el que siembra pleitos entre los hermanos” (Prov 6, 16-19).
En el Evangelio de este Domingo de la XXXIII del Tiempo Ordinario leemos el Evangelio de San Marcos (Mc 13,24-32).
Jesús culmina un discurso escatológico, nos habla del final. La historia concluirá con la venida gloriosa del Hijo del hombre profetizado por Daniel. Como juez de la historia y vencedor de las fuerzas del mal, inaugurará definitivamente el Reino de Dios.
Jesús quiere hacer comprender que el misterio pascual ahora presente será el comienzo de la fase final de los tiempos. Por eso invita a los discípulos, ya desde ahora, a la vigilancia, a escrutar los acontecimientos sabiendo captar en ellos la proximidad del Hijo del hombre, de su retorno glorioso y a adherirse plenamente a su Palabra.
Señor. Enséñanos a mirar al cielo. Enséñanos a gustar las cosas de arriba. Enséñanos a guardar tus palabras. Amén.

www.marinaveracruz.net


HE SUSURRADO AL VIENTO: TE QUIERO.

14.11.18 | 03:46. Archivado en Sobre el autor

HE SUSURRADO AL VIENTO: TE QUIERO.

Dios es el amor con mayúsculas y la esencia misma de la vida. Cada uno de los humanos somos “su debilidad” y la razón de su amor para con el mundo.
Dios ha pintado tu nombre en las paredes de la luna y ha susurrado al viento que te quiere y desea hacer una historia de amor contigo, una aventura de salvación con tu vida. Él ha donado a la historia de un deseo de sentido que va desde tu existencia hasta lo último creado para que tú seas feliz y consigas que el mal sea triturado y vencido.
Dios es el susurro del viento que consigue levantar al hombre de su vacío existencial y lo lanza hacia su propia rebeldía contra todo lo que destruya la vida y la realidad más plural y diversa.
Dios es el aliento que suspira por un mundo más solidario y más justo sin que al menos los vendavales sean capaces de arrodillar al hombre en su propio barro y resentimiento.
Dios sale al encuentro de tu alma y en su intimidad más íntima quiere “danzar con ella” para atraerla con “correas de amor”. ¡Bellamente decía Caryll Houselander que “es a mí a quien Dios espera con las manos abiertas, mendigando a las puertas cerradas de mi alma”!

www.marinaveracruz.net


Miércoles, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930