A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Un país descuajeringado

08.11.18 | 07:45. Archivado en Artículos

Vuelvo a España tras un breve período en otro continente y me encuentro un país descuajeringado. Según el diccionario, eso significa “que tiene sus partes flojas y destartaladas por el uso o el tiempo”.

Vaya que sí. Ninguna decisión de autoridad alguna se cumple o se mantiene y el único que sigue inmutable en su sitio es el cadáver de Francisco Franco, que a estas horas debería estar no se sabe dónde.

Por no respetarse las decisiones institucionales, ni el propio Tribunal Supremo observa las suyas, contradiciéndose, cambiando de criterio y dando el bochornoso espectáculo de su ostensible división.

La Judicatura no es la única institución que se contradice. Lo hacen todas, empezando por un Gobierno que el mismo día dice una cosa y la contraria, según sople el viento de su conveniencia política o de su necesidad perentoria de mantenerse a toda costa. Eso vale para la modificación de leyes a golpe de decreto, para enmendar la plana a los jueces, para alterar la calificación penal del 21-O o para corregirse a sí mismo, elaborando unos Presupuestos pero estado dispuesto también a prorrogar los contrarios (los del PP) con tal de evitar que haya elecciones.

Ya ven si esto es o no un carajal de cuidado, que pilla desprevenidos a los desinformados como yo, que hemos estado más pendientes de lo que ocurría en otros lugares que de lo que acontecía en nuestra propia casa.

De todo eso, qué quieren que le diga, lo que más me preocupa es el descrédito de la Justicia, incluida la deslegitimación europea del último proceso a Arnaldo Otegi. Eso, el impuesto sobre las hipotecas y otros asuntos a caballo entre la delincuencia y la política, permiten que Quim Torra y demás demagogos pongan en cuestión, una vez más, la democracia española, una de las más tolerantes y liberales de todo el mundo.

Peripecias y desatinos como éstos suceden en otros lugares, por supuesto, y hasta son muchísimo más perturbadores y violentos, si cabe, pero no sólo me preocupa que esta vez se trate de mi país, sino que esa sensación de descomposición y desmoronamiento institucional resulta más intensa que nunca.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 18 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930