A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Estado de caos

10.11.17 | 03:46. Archivado en Artículos

Supongo que a algunos les parecerá un avance, pero en gran parte de Cataluña hemos pasado del estado de derecho al estado de caos.

Por supuesto que la vida sigue. ¡Faltaría más! La gente sigue haciendo el amor, como tenía por costumbre (siempre que no haya roto con su pareja, a cuenta del procès), come todos los días (si aún le llega el sueldo), y continúa viviendo en su respectivo Matrix particular, reafirmando su personal visión del mundo mediante los medios de comunicación que coinciden con su ideología.

Pero no nos engañemos. Algo muy importante se ha quebrado cuando gran parte de las energías colectivas se gastan en reales o ficticios estados identitarios, en diferenciarse abruptamente del vecino, en discutir a vida o muerte asuntos que en el fondo son de una nimiedad apabullante y en la apelación inmediata, sorpresiva y vociferante al hostigamiento, la intimidación o la imposición al prójimo de conductas en las que no cree o simplemente se le dan una higa.

En esas estamos, en un estado de cosas regido más por el imperio de la arbitrariedad y el caos que el de la ley y el derecho.

Muchas zonas del Principado viven, de hecho, al margen de las leyes del Estado español y hasta muchos de sus munícipes gastan el dinero de los vecinos en viajes a Bruselas para difamar a España y a los españoles, cuando ni ellos ni sus ancestros abrieron la boca contra el franquismo. Con todo, eso no es lo más grave, sino el que nadie sabe qué puede ocurrir al día siguiente: si estarán abiertos los colegios, cerradas las carnicerías, habrá manifestaciones en las calles o vecinos que te den la espalda.

Y donde aún no ocurre eso, cuatro indocumentados pueden cortar impunemente las carreteras, asaltar las estaciones u obligarte a perder las clases o el trabajo.

O sea, el caos. Eso ya sucedía antes de la aplicación del artículo 155, sucede con él en vigor y seguirá sucediendo probablemente después del 21-D, sea cual fuere el resultado de las elecciones, porque ni el Estado ni sus leyes parecen vigentes en Cataluña hoy día ni nadie parece capaz de hacer que se cumplan.

Si eso no es el caos, ya me dirán cómo llamarlo. Volver a la normalidad, caso de que se pudiese, costará mucho tiempo y muchísimo dinero: las cosas ya nunca serán como antes, para desgracia de quienes impulsaron esta situación y para el resto inocente de sus conciudadanos.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 18 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930