A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

La verdad sobre los Juegos de Barcelona

26.07.17 | 05:53. Archivado en Artículos

Los Juegos Olímpicos en Barcelona fueron una decisión personal de Juan Antonio Samaranch, a la sazón presidente del COI.

Tan seguros estábamos en El Periódico de Catalunya —que entonces yo dirigía— de la designación de la capital catalana, que en octubre de 1986 fui a Lausana a cubrir personalmente ese evento y escribí la crónica de la elección de Barcelona incluso antes de haberse producido.

Samaranch, hombre pragmático, de orígenes franquistas y que se pasó a los sublevados durante la guerra civil, más tarde ya, como presidente de la Diputación de Barcelona en 1977, ayudó al recién reinstaurado Presidente de la Generalitat, Josep Tarradellas, cuya institución aún no tenía un duro en los presupuestos del Estado.

Por esos méritos posteriores, por la embajada en Moscú que le aupó en sus aspiraciones a presidir el COI y por haber colocado a Barcelona en el mapa mundial, a él nadie de la izquierda se atreve a aplicarle la Ley de la Memoria Histórica contra los apologistas del franquismo, como a otros.

Lo cierto es que Samaranch quería hacer algo por la ciudad condal antes de morirse. Convenció entonces de su proyecto al rey Juan Carlos I y contó con la colaboración del alcalde socialista, Narcís Serra, y de su sucesor, Pasqual Maragall.

Con los vetustos miembros del Comité Olímpico aun lo tuvo más fácil: profesionalizó el deporte y convirtió al COI en una empresa multimillonaria y rentabilísima; todos sus dirigentes acabaron por comer en su mano y designarle presidente de honor vitalicio al final de su mandato.

Si no llega a ser por los Juegos del 92, Barcelona seguiría siendo una ciudad provinciana y desconocida. Tras su elección, realicé una pequeña encuesta personal en 1988 entre estudiantes de la Universidad de Washington, donde me encontraba. Ni uno solo de ellos sabía nada de Barcelona, ni siquiera que iba a ser sede olímpica.

El mérito del suceso de 1992 tuvo, pues, sus protagonistas concretos. Y también, todo hay que decirlo, el apoyo masivo y predominante del Estado español, con patrocinios públicos, concesiones oficiales y ayuda a las promociones privadas que cubrieron entre todo ello más de la mitad del presupuesto del evento.

Desde entonces, Cataluña es conocida en el mundo y Barcelona se ha convertido en una ciudad de referencia mundial, pero ninguno de los independentistas que ahora se las quieren apropiar de forma exclusiva y excluyente movió en su momento ni un solo dedo para conseguirlo.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 18 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031