ENIGMA, el blog de Celso Alcaina

Canonizaciones. Beata Evita de Perón

18.05.14 | 18:22. Archivado en Acerca del autor

La competencia en causas de beatificación y canonización estaba, hasta 1970, atribuida a la Congregación de Ritos. Más exactamente, era una sección, la segunda, de ese dicasterio. Pablo VI convirtió las dos secciones en dos Congregaciones: Culto y Causas de los Santos. De esa reforma surgió un inusual incremento de beatificaciones y canonizaciones. En la práctica, una devaluación de la santidad canónica que, tangencialmente, produjo unos mayores ingresos extra para el Vaticano. El tradicional elenco de los santos se duplicó. Juan Pablo II beatificó y canonizó a más personas que todos sus antecesores juntos.

En ocasiones, el Santo Oficio debía emitir informes sobre candidatos a los altares. Era por su implicación en temas doctrinales o de otra categoría afín. Padre Pío, por ejemplo, no estaba involucrado en ideas heterodoxas, pero su extraña personalidad lo hacían cliente nuestro.

Sebastián Laboa (posteriormente nuncio en Panamá) era el único oficial español en Ritos, luego Culto, como yo lo era en el Santo Oficio. Durante años coincidíamos en el almuerzo. Con frecuencia, surgía el tema de las beatificaciones y canonizaciones. Laboa era un hombre muy lúcido y en nada compartía el proceder de la Iglesia en la materia. Esa no era la única sintonía entre nosotros dos.

Se comprende que la Iglesia Católica ensalce o proponga como modelos a algunos de sus miembros después de su muerte. Lo hacen los pueblos con sus próceres. Y, de manera similar, las organizaciones o instituciones con sus mejores miembros o líderes. Pero la normativa eclesiástica de las beatificaciones y canonizaciones está repleta de puntos negros, incomprensibles y escandalosos.

Roma acaba de canonizar conjuntamente a Juan XXIII y a Juan Pablo II. Un acto de clara endogamia, de exhibición, populismo, autoritarismo, discriminación y puede que deshonesto. El Papa que los canonizó, así como los responsables del evento, no sólo conocieron a los ahora santos, sino que, además, fueron beneficiados por uno u otro en vida. De forma claramente discriminatoria, el Vaticano "dispensó" a Juan XXIII del segundo milagro, requerido por Ley para todos los candidatos a la canonización. Es una "dispensa" similar a la que había realizado Pablo VI a favor de nuestro Juan de Ávila. En el caso del "santo súbito", estamos ante una canonización "exprés". Surge una pregunta. ¿Quién está detrás y quien paga? Puedo asegurar que el Vaticano nunca paga. Cobra y recibe. No se ha tenido en cuenta la repulsa de muchos fieles hacia Juan Pablo II, particularmente - y no sólo - por la involución por él operada respecto al Vaticano II y por su conocida desidia o complacencia en el tratamiento de eclesiásticos pederastas. Francisco tuvo en su mano la ocasión para clausurar la Congregación de las Causas de los Santos. Una oportunidad perdida.

Días después de la doble canonización, los medios han dado a conocer la inminente beatificación de Pablo VI. Al parecer, por su intercesión, un feto diagnosticado inviable por los médicos se habría convertido en viable. Sucedió en California en los años 90. La madre se habría encomendado a Montini para dar a luz el fruto de su vientre no obstante los negros pronósticos de los médicos. El bebé nació sin problemas.

Mi estima y veneración por Pablo VI están fuera de duda. Como persona y como Papa fue superior a los dos ya canonizados. Este mi juicio no se debe exclusivamente a que Pablo VI me haya distinguido llamándome a ser su colaborador. Se esperaría que yo aplaudiera su beatificación. Y no es así. Estoy convencido de que en santidad y ejemplaridad, Montini no fue superior a muchas personas de las que nadie ha propagandeado su nombre para que de ellos se imploren "favores" y milagros. Sin ir más lejos, no me parece que haya sido más santo que mis padres, que varios de mis compañeros, que unos vecinos cuyas andanzas y problemas conozco.
--------------------------------------------------------------
A este respecto, quiero dejar constancia de un episodio cuyos intervinientes me son muy próximos. Con algunos – los que todavía viven - estoy en contacto permanente. Podrían confirmar cuanto estoy a punto de revelar. La historia podría titularse "Beata Evita Duarte de Perón". Y es que, los hechos tuvieron lugar en Buenos Aires, pocos años después de la muerte de la "defensora de los descamisados" y cuando su fama ya era idolatría.

Actores. Mi sobrino Héctor, 55 años, Madrid. Su padre, hermano mío, Ramón, fallecido. Su madre, Sitilita, 86 años, mi cuñada, Buenos Aires Capital. El Doctor Gil Balagué, fallecido, eminente ginecólogo, de renombre mundial, jefe de Ginecología del afamado Hospital Anchorena, Buenos Aires. Mi hermano Manolo, enfermero en el mismo Hospital, ahora en España. Ricardo y Lola, hermanos de Sitilita, Buenos Aires Capital.

Sitilita había sido intervenida por Gil Balagué en ocasión de un aborto. Histerectomía total con anexectomía. Mi cuñada y mi hermano fueron advertidos. Ninguna posibilidad de gestar. Se resignaban a quedarse sin descendencia. Meses después, Ramón y Sitilita comunicaron al ginecólogo los síntomas de embarazo. Gil Balagué, por teléfono, les respondió que el embarazo era absolutamente imposible. "Solo un milagro podría contradecirme", aseguró. Sucesivas visitas y consultas certificaron el "milagro". Gestación y parto fueron normales. Está aquí. Es Héctor Alcaina, de profesión electricista, inmigrante en la época del "corralito".

He preguntado a mi cuñada si ella y/o su marido se encomendaron a Evita para quedarse embarazada. Lamentablemente, no comprende qué es eso de "encomendarse". Recuerda que, por aquel entonces, todos los porteños lloraban la desaparición de Evita. Creían que vivía después de su vida, que era la más santa de las santas, que continuaba protegiendo a los trabajadores.

Esta es mi interpretación, mi convicción, mi creencia: Hector es el milagro de Evita, ya proclamada "Jefa Espiritual de la Nación". Estoy redactando un escrito que daré a un conocido "postulador" romano para que incoe el proceso de beatificación de Eva Duarte de Perón. Los arriba nominados, Héctor, Sitilita, Manolo, Ricardo y Lola serán aleccionados para "deponer". Nada negativo, todo positivo sobre la candidata. Porque los muertos han de ser elogiados. Su comportamiento, a veces detestable, se obvia o se endulza. Y, tratándose de candidatos a los altares, son santos, ejemplares, intercesores ante el Altísimo.

Seguro que Evita operó otros milagros. Siempre de ídole sanitaria, claro. Si en vida fue rica en fama, en honores, en poder, en bienestar, es obligado que ahora disfrute de similares bienes y prerrogativas. Su "transito" fue a mejor vida. Eso es lo que ocurre con la mayoría de los canonizados. Dios atiende a los afortunados o poderosos y prolonga su felicidad más allá del paso por esta nuestra Tierra. Y Dios lo demuestra atendiendo a sus deseos de privilegiar a algún que otro mortal, al tiempo que inmortaliza al propio intercesor elevándolo a los altares. Los pobres, los humildes, el pueblo llano, muy raramente son escuchados por ese dios. Atención, argentinos: ¡Favor de comunicar "favores" obtenidos por intercesión de Evita!
--------------------------------------------------------------------
"Canonizaciones. Milagros imposibles o pueriles". Es el artículo que colgué en mi blog http://blogs.periodistadigital.com/enigma.php hace cuatro años. Fue recogido en algunos portales y otras publicaciones. Me permito reproducir sólamente el grito con el que concluía el post. Espero que alguien me rebata. O no. Para mi tranquilidad.

Un dios que discrimina a sus criaturas, aunque sea positivamente, no es el Dios. Un dios que encumbra a los ricos y famosos, a los poderosos, a los fundadores de algo, a los amigos de los jerarcas, postergando a los humildes y anónimos, ése no es el Dios. Implicar a nuestro Dios en tales hechos y para tales fines es simplemente un imposible, un infantilismo que conlleva la negación de Dios. Los fenómenos inexplicables son sólo eso, inexplicables. Algún día o nunca se explicarán. No se puede achacar a Dios algo que podría proceder de un ídolo, de un patrón, de un mandarín. La hipótesis de que Dios ha creado el mundo con sus leyes es la más plausible. Resulta absurdo que cada poco, incluso una sola vez, ese Dios haga excepciones a sus leyes. Todavía más absurdo cuando se lo demanda algún que otro humano y con el fin de encumbrar a un humano. Y, repito, peor todavía cuando la excepción conlleva acepción de personas. Entendemos y creemos que Dios creó este mundo con amor, por amor, para que nos amemos. Trasladando ideas filosófico-teológicas de A. Torres Queiruga en un artículo sobre el desastre natural de Haití, Dios creó este mundo para el bien y deja que la Naturaleza siga sus propias sabias leyes. Nos toca hacer buen uso de nuestras facultades y de nuestra libertad.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Emmanuel 22.11.15 | 21:50

    I'm a member of a gym megalis 20mg The Financial Times reported that hedge fund manager JohnPaulson was the bidder. A spokesman for Steinway could not bereached for comment on the report, while a spokesman for Paulsondeclined comment.

  • Comentario por Rafa 26.05.14 | 16:46

    El comentario que hace María de Argentina, tomándose en serio la propuesta de Celso, hace que le comente que Celso es un ilustre e ilustrado gallego de la costa llamada de la muerte,muy cerca del cabo de Finisterre ,y que entre nosotros existe lo que llamamos la retranca. Ella seguramente conocerá allí algunos gallegos que le podrán explicar igual o mejor que yo lo que es eso de la retranca. No en vano Argentina en Galicia es conocida como la quinta provincia gallega. Hubo o hay censados mas de 100.000 gallegos.”La retranca gallega, es sin lugar a dudas una de las manifestaciones más populares del humor gallego y su característica principal es el modo irónico que tiene para tratar las críticas a diario”. Asi la definen algunos pero lo cierto es que consiste en hacer una descripción de la realidad que conduce al absurdo. Ejemplo es que un gallego,hombres de mar,nunca le dirá a otro que no es buen marinero pero le dirá que es marinero de agua dulce en el caso de que nohacerlo como tal.

  • Comentario por María de Argentina 25.05.14 | 00:48

    Me parece muy bueno el artículo. Ultimamente (al parecer lo puso de moda JPII) a cada rato aparecen santos. Casi siempre, como dice el articulista, jerarcas, poderosos, conocidos...Está lleno de santos desconocidos a los que muchas veces no se les hace ni justicia. Los milagros...nunca los pudimos comprobar! ¿Y las curaciones "milagrosas" que se producen sin que nadie haya invocado a alguien? Conozco dos o tres niños con malos pronósticos de nacimiento que nacieron perfectamente normales. ¿la conclusión? Los médicos se equivocaron en el diagnóstico.En cuanto a la canonización de Eva, ¡por favor! era una demagoga resentida, que hasta ocultó los datos de su nacimiento que nunca pudo digerir. Tiene razón: ahora canonizaremos a Néstor porque para la K es un "santo" y ella...bueno, mejor ni hablar! Mentirosos, demagogos, ladrones, y que le ponen a las calles y plazas sus nombres aún en vida ya que no están ciertos de subir al altar. La Iglesia debería moverse de otro modo y no tan "populista"

  • Comentario por José María 24.05.14 | 09:49

    En mi condición de médico cardiólogo me atrevo a opinar sobre el principal problema traído aquí por el autor de este post. Los médicos estamos muy limtados en conocimiento, pero sobre todo estamos sumisos al orden natural que en gran parte nos es desconocido. A menudo me sonrojo ante preguntas de mis pacientes y salgo por la tangente cuando me preguntan por qué ha fallecido o por qué se ha curado. Echamos una manita a la Naturaleza. Determinar que un evento sólo es posible con una intervención extra o sobrenatural - llámese dios u otra fuerza- es una osadía. Pero, además, dado el concepto de justo y bueno del ser divino, el "milagro" debería ser repetible en igualdad de sujetos y de circunstancias, no por voluntad selectiva o capricho del ser operante.

  • Comentario por Celso 23.05.14 | 10:23

    Estos días los periódicos informan del enfado de Francisco a causa de la celebración de una comida celebrada en una azotea del Vaticano por 150 importantes personajes el día de la canonización de los dos papas. Se trata de un escándalo farisaico. El verdadero escándalo consiste en el hecho de la canonización. Una canonización de dos colegas de Francisco. El verdadero derroche-negocio está en continuar con prácticas contrarias al espíritu evangélico. Al tiempo que se critica el gasto de 18.000 euros en la celebración de una fiesta promovida por el mismo Vaticano, se fomenta la explosión idolátrica en todo el orbe que reúne a medio millón de "creyentes" en Roma, particularmente a turistear en el Vaticano donde dejan sus divisas. Muy probablemente esos comensales han pagado y sufragan fastos y viajes del Papa en viajes populistas de Jefe de Estado.Ya está bien de gestos demagógicos y de huecas palabras. Queremos decisiones y hechos.

  • Comentario por Pilar 22.05.14 | 23:34

    Lo apunta Alcaina en éste y en un anterior post. Los milagros que baraja el Vaticano para fundamentar las canonizaciones son siempre de orden sanitario. Puede que raramente la bilocación. Los científicos nos dicen que nuestra mente y sus intrínsecos poderes son explotados en menos de un 5%. Hay grados en nuestras capacidades. Algunos, sin saberlo, tienen dones o capacidades superiores a otros. Si hay miles o millones de personas que se encomiendan a un candidato a los altares, sucede que alguna vez en alguno la mente realiza el "milagro". Si realmente fuera Dios quien actua, sería lógico y esperado que ese Dios actuara en casos no sospechosos de ser naturales. Por ejemplo, Dios podría lograr que un desierto se convirtiera en tierra fértil de la noche a la mañana o que convirtiera en claveles las balas de los asesinos, o que todos los hambrientos de buena fe encontraran comida en su mesa. Meter a Dios en las curaciones es un burdo engaño y una blasfemia.

  • Comentario por Carlos 22.05.14 | 16:12

    Bueno, bueno... puedes llegar a hacerte muy famoso en Argentina con esa idea. Y ni te imaginas si además encuentras un par de milagros de Nestor Kirchner, en ese caso ya puedes contar con Plaza pública y calle o avenida con tu nombre y apellido. Incluso creo poder dar con las personas necesarias para atestiguar curaciones milagrosas gracias al beato Nestor y la Beata Evita, reservándonos para elfuturo la beatificación de Cristina Fernández de Kirchner, no es cuestión de comerse toda la torta de un bocado.
    Si necesitas un gestor para recaudar fondos del gobierno en Argentina cuenta conmigo, me conformo con una buena comisión. Jajaja... ¿Aunque a lo mejor no es para reirse...?



  • Comentario por Carmen 22.05.14 | 14:20

    El razonamiento de Don Celso sobre los procesos de canonización en la Iglesia son tan contundentemente convincentes que no dejan lugar a la discusión. Sólo cabría oponerse valiéndose de la misma autoridad eclesiástica que el articulista critica. Por lo demás, atendiendo a la praxis de Jesús y a las supuesta palabras del mismo Cristo recogidas en el Nuevo Testamento, las canonizaciones son un pegote o una excrescencia intolerable. Poner a Dios por testigo de algo en que no tiene parte, discriminar, atribuir poder a alguien sin pruebas, apropiarse o discernir lo que es santidad. Todo es un sinsentido.
    Quiero referirme al email enviado por Teresa a Don Celso. Teresa demuestra supina ignorancia, pero también un odio fanático que le lleva a admitir la posibilidad de milagros negativos: mandar al infierno a alguien por discrepar. Ella lo hubiera enviado a ese lugar o estado en que cree todavía. Penoso que existan cristianos de esa índole.

  • Comentario por Celso Alcaina [Blogger] 22.05.14 | 13:47

    (sigue email de Teresa)
    perdón voy hablar a título personal, pues gracias a Dios, no soy de ningún movimiento eclesial ni Opus, ni Kicos, ni nada, repito no me gustaba todo lo que hacía, aunque ahora las entiendo mejor, pero que venga, usted a decir que era un pederasta, eso no tiene perdón de Dios, usted sabe muy bien, que el sr Maciel, no le iba informar al Papa de sus crimenes, asi que por favor, no acuse a un hombre fallecido que no puede defenderse, bueno, como es santo, puede rogar a Dios que vaya usted al infierno, no sé, yo en su lugar lo haría, claro que él es santo, y, yo no, ni pienso serlo nunca, usted tampoco, que no le importa puesto que no cree en esas cosas
    Bueno, D. Celso
    disculpe el correo, si hubiera un sitio para poner una opinión se la habría puesto, como no lo tienen he tenido que hacerlo por correo, le deseo un feliz día, y,una larga vida, no le envíaré más, pues no volveré a leer sus artículos, ni falta que le hace. TERESA
    "

  • Comentario por Celso Alcaina [Blogger] 22.05.14 | 13:40

    He recibido algunos correos discrepantes de mi planteamiento y razonamientos. Éste que aquí copio íntegramente es sorprendente y base de reflexión. Según Teresa (así se llama mi comunicante), yo afirmo que Juan Pablo II fue pederasta. Además, deberé temer que Juan Pablo II logre de Dios el milagro de mandarme al infierno. Ella lo haría, pero no lo hace porque no es santa. Léanlo y opinen.

    D. Celso, acabo de leer su artículo en periodismo digital; con todo el respeto que usted merece, pero también con el deber que como cristiana tengo de decir la verdad, aunque sé no le va gustar, y, no me importa
    Mire, coincido en que hay cristianos a los que no les gustaba Juan Pablo II, normal, no pasa nada, no es obligatorio que te guste un Papa, ni siquiera a los que vemos en él el vicario de Cristo, y, además creemos que Cristo es Dios, que no sé, si usted lo cree, ni me importa, pero también eramos muchos, los que lo teníamos por santo, sin que nos gustase,
    (Sigue)

  • Comentario por Hector Alcaina 21.05.14 | 11:51

    Soy yo, el Héctor del artículo.Soy ese milagro del que mi tío Celso escribe irónicamente. Nací en Buenos Aires en el Hospital Anchorena con la asistencia del Dr. Gil Balagué. Los datos que aporta mi tío son exactos pero incompletos. La fecha de mi nacimiento es 26 de Julio, el día en que se conmemoraba el 6º anivesario de la muerte de Evita. Pueden consultar datos históricos de Eva Duarte de Perón. Verán que ella murió el 26 de Julio de 1952. Y es un hecho que mis padres y tíos le tenían una gran devoción.Nunca me consideré un milagro. Pero no me disgusta serlo. Estoy en esta vida sin merecerlo y contra los pronósticos de los sabios. Eso puede no ser milagro, pero es un misterio

  • Comentario por Rafa 20.05.14 | 21:57

    O noso paisano Celso sempre que comparte con nós as súas reflexións ilústranos con algunhas novidades que eu polo menos ignoraba. Como é que o papa Juan Pablo II nomeara mais santos ca todos os papas anteriores. Espero que nos teñas ao tanto de como progresa esa causa que vas abrir para que a finada de dona Eva Perón sexa tamén subida aos altares. Con ese milagre que tes documentado xa se podería conseguir. Ademais o Papa Francisco ,ao ser porteño, tería un detalle como tivo o Papa anterior co cardeal Rouco para facer centos de santos españois. E de precisar a dispensa do número de milagres tampouco sería óbice. Como agora a recadación por indulxencias debeu minguar nese dicasterio e as estampas,coa profusión das imaxes dixitais, tamén están de capa caida teñen que buscar nichos de mercado na causa dos santos. Tennos ao tanto dos trámites e do estado tan pronto como o saibas.

  • Comentario por Rafa 20.05.14 | 21:55

    (Traducción post anterior)
    Nuestro paisano Celso siempre que comparte con nnosotross sus reflexiones nos ilustran con algunas novedades que yo por lo menos ignoraba. Como es que el papa Juan Pablo II había nombrado más santos que todos los papas anteriores. Espero que nos tengas al tanto de cómo progresa esa causa que vas a abrir para que la difunta de doña Eva Perón sea también subida a los altares. Con ese milagro que has documentado ya se podría conseguir. Además el Papa Francisco ,al ser porteño, tendría un detalle como tuvo el Papa anterior con el cardenal Ronco para hacer cientos de santos españoles. Y de precisar la dispensa del número de milagros tampoco sería óbice. Como ahora la recaudación por indulgencias debió mermar en ese dicasterio y las estampas,con la profusión de las imágenes digitales también están de capa caida tienen que buscar nichos de mercado en la causa de los santos. Tennos al tanto de los trámites en cada momento.

  • Comentario por Graciela Moranchel 20.05.14 | 14:20

    Dios no hace curaciones milagrosas para ninguna salvación "del alma" de nadie. ¡Pero por favor, señores" ¿En qué clase de "dios" creen algunos? El Dios de Jesucristo. amor incondicional hacia toda la Creación, no sólo hacia "algunos" elegidos.
    Que la ciencia no pueda explicar casos de remisiones instantáneas no quiere decir que estas sean producto de algún milagro. Las remisiones se producen todos los días en el campo de la medicina, y sin atribuir estas curaciones a un milagro de Dios, sino, como bien afirma José Pablo, al poder de la mente, a la propia capacidad de sanación que es puesta por Dios desde que nacemos para que nosotros mismos podamos volver al equilibrio perdido, y a los avances de la medicina.
    Esas cosas ya están siendo investigadas y aplicadas en muchos centros de salud. Cada vez hay menos espacio para pensar desde un pensamiento mágico, gracias a Dios.

  • Comentario por Luis H. 20.05.14 | 13:43

    Oigan, las curaciones milagrosas no son precisamente habituales, sino que ocurren en muy contadas ocasiones y Dios las dispensa cuando lo considera necesario para la salvación de ese alma. Lo hacía en el Evangelio ¿y no lo va a poder hacer ahora? Pues menudo poder, entonces... No tiene que ver con la medicina, los casos de curaciones son inexplicables desde el punto de vista médico.
    ¿Soy cándido porque me fío más del juicio de la Iglesia que el de Torres Queiruga? Ah, bueno. Ese argumento se puede aplicar perfectamente al contrario. El dictamen que se hizo de su obra hace poco deja claro cuáles son los errores en los que incurre el teólogo gallego. ¿Que a ustedes les parece el quinto evangelio? El perjuicio fundamental es para ustedes.

  • Comentario por José Pabio. Bigitá 19.05.14 | 22:22

    Pienso que muchos de los llamados milagros, no son otra cosa que producto de las fuerzas naturales, por ejemplo, del psiquismo humano. Este en determinadas circunstancias puede generar y desatar energías hasta ahora desconocidas pero existentes. Los entendidos dicen que sólo usamos un 5% del poder de la mente.

  • Comentario por Graciela Moranchel 19.05.14 | 19:09

    Mäs allá de si sería bueno para el Pueblo de Dios que Evita fuera declarada oficialmente o no "santa Evita", Dios no se salta las propias leyes que Él mismo ha creado. Esas creencias son absurdas, y no se condicen con un concepto de "omnipotencia divina" que tenga en cuenta el significado profundo de éste concepto a la luz de la kénosis.
    El que Dios sea "omnipotente" no significa que haga lo que le da la gana, como muchos creen. Dios, como bien afirma Torres Queiruga, no puede hacer un "círculo cuadrado", ni puede revertir un proceso de destrucción al que está sometida la materia viva. Lo que muchos consideran "milagros físicos", curaciones, no son otra cosa que la propia capacidad humana de sanación, influida por múltiples factores, entre los que no falta la predisposición de la persona y el influjo de la mente, que hoy estudian las ciencias. Ello no afecta absolutamente nada la fe en Dios, pero por favor, cambiemos ciertos discursos eclesiales. Es hora.

  • Comentario por Carmen 19.05.14 | 16:40

    Luis H. Eso sí que es tener una FE CIEGA. No estoy de acuerdo con sus argumentos, tampoco con la referencia negativa a la teología de Torres Queiruga.

  • Comentario por Elvira 19.05.14 | 16:23

    Es sorprendente que todavía haya personas tan cándidas y crédulas como Luis. Lo envídio. Debe de ser reconfortante vivir en el país de las maravillas.

  • Comentario por Luis H. 19.05.14 | 14:31

    Dos cosas más:
    -Me parece increíble que, habiendo sido usted miembro de Causas de los Santos, no entienda por qué Evita no puede serlo, en el caso concreto. Lo que se reclama del beato o del santo es que haya intercedido, bien físicamente en vida o bien espiritualmente, para que se produzca un milagro. Algo naturalmente inexplicable. Todos los milagros van acompañados de profundas revisiones médicas y de un largo proceso que constatan profesionales sin fe, justamente para evitar cualquier sospecha.
    -Dios, que ha creado el orden natural, tiene poder para obrar sobrenaturalmente y saltarse sus propias leyes. Por eso es omnipotente y todopoderoso. La Eucaristía es un buen ejemplo.
    -Por cierto, supongo que es consciente de que Torres Queiruga y su teología no son, precisamente, textos muy recomendables doctrinalmente. De aquellos barros, vienen estos lodos...

  • Comentario por Luis H. 19.05.14 | 14:26

    Celso, su texto, por demás interesante, tiene tres problemas:
    -Todos los santos son pecadores. Sin excepciones más allá de la Virgen. Luego lo que determina su santidad es su fidelidad al Señor y si la vida de la Gracia estuvo por encima de ese pecado. En el caso de Juan Pablo II es palmario. La prueba es que para la inmensa mayoría de la Iglesia actual, sobre todo de la juventud, es un auténtico modelo, el Papa que recuperó para la Iglesia la evangelización como centro. Corrigió algunas de las desviaciones post Concilio Vaticano II, eso que usted considera "involución" y que produjo la mayor crisis moderna intraeclesial. Tuvo sus errores, como todos; con el tema de la pederastia, seguramente debió actuar con mayor firmeza, pero se pensó que era mejor otra postura.
    -Todos los declarados santos están en el cielo, pero el 99% de los que están en el cielo no figuran en la lista, como quien dice. Eso no va en demérito suyo, es tan santidad como la otra. Ojalá sus padres estén ...

  • Comentario por Graciela Moranchel 19.05.14 | 14:09

    Celso: muy bueno tu blog. Un abrazo desde Argentina.

Domingo, 17 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031