En cristiano

Hablando en serio, ¿nos interesa la verdad?

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

La noción de verdad está, según algunos, en crisis. ¿No constatamos con dolor cómo algunos que se sienten poseedores de la verdad han provocado guerras, han organizado atentados, han despreciado a los inocentes, han promovido ideologías asesinas?

Además, el mundo pluralista y la participación constante en espacios abiertos, como Internet, lleva a la multiplicación de las voces con opiniones distintas. Todos llegan, todos hablan, quizá todos (ojalá) escuchan, sin que resulte claro saber quiénes están en la verdad y quiénes están en el error.

Ante nuestros ojos vemos cómo unos ensalzan a la ciencia experimental como fuente del progreso. A su lado encontramos a otros que promueven formas de magia o uso de piedras como camino para alcanzar la armonía interior. No faltan quienes avisan que la ciencia experimental ha llevado a actuaciones que destruyen los equilibrios del planeta y nos arrastran hacia la catástrofe global.

>> Sigue...


Vida y normas éticas

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Muchas personas, no sólo entre los jóvenes, no quieren saber nada de las normas éticas. ¿El motivo? Consideran que las normas coartan la libertad, aplastan los sueños más deseados, apagan las ilusiones, encadenan a deberes pesados, impiden la plena realización.

Este modo de pensar está muy extendido. Afecta incluso a personas honestas, que van y vienen de casa al trabajo todos los días, que cumplen sus deberes con perfección milimétrica. Detrás del comportamiento de algunas (quizá muchas) de esas personas “buenas” se esconden cierta frustración, desgana, tal vez una idea maliciosa: si fuera posible saltarse las normas sin ser descubiertos ni castigados, no tendrían la menor duda de cambiar de comportamiento.

Los corazones de los rebeldes que se saltan las normas con descaro y de los cumplidores tristes y aburridos comparten un mismo error de fondo: ver las normas como algo impuesto y contrario al dinamismo de la vida, al amor, a las ilusiones sanas. ¿No es ese uno de los puntos principales de las críticas de Nietzsche contra Sócrates, contra el cristianismo, contra Kant?

>> Sigue...


Adicción a Internet, ¿fácil de prevenir?

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Entre las enfermedades más peligrosas están las que avanzan poco a poco, sin que el enfermo se dé cuenta de lo que ocurre.

Una de esas enfermedades, nueva como la técnica, consiste en vivir adictivamente en el mundo de Internet.

Cuando uno pasa horas y horas en el mundo virtual, cuando le interesa más leer, comentar, crear, consumir, apostar, escuchar, ver, siempre pegado a la pantalla, hasta el punto de que sufre la vida familiar, los estudios quedan poco a poco de lado, el jefe de trabajo descubre la ineficacia del trabajador, incluso hay menos horas de sueño, es que la enfermedad ya ha avanzado mucho.

>> Sigue...


Problema, solución y ...

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Es hermoso encontrar personas que afrontan cada problema con mente abierta, constructiva, disponible a encontrar soluciones. Algo que contrasta con la actitud de quienes, ante los problemas, se paralizan, se inhiben, se anonadan, se autolimitan.

Cuando surge el problema, la actitud mejor es la de quien busca en seguida soluciones. El esquema problema-solución despierta la mente, estimula la voluntad, genera optimismo, arrastra hacia el espíritu emprendedor y positivo.

Pero no todo puede afrontarse de la misma manera. En parte, porque hay problemas cuya solución está más allá de lo que tenemos a nuestro alcance. En parte, porque los que podrían hacer algo no pueden o no quieren asumir sus responsabilidades y ponerse a trabajar como debieran. En parte, porque hay situaciones tan complejas que no se vislumbra ninguna solución realística, dentro del ámbito de lo humano. En parte porque también uno llega a esa edad o a situaciones en las que deja de ser protagonista para convertirse en sujeto paciente: por la falta de fuerzas, por enfermedades incurables, por debilidades psicológicas muy arraigadas.

>> Sigue...


La pereza se paga caro

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Voy a buscar un plato en el armario de la cocina. Abro la puerta más cercana. Los platos quedan del otro lado. Para no abrir la otra puerta del armario, prefiero meter la mano por la izquierda y sacarlos de lado. En mi movimiento, el plato choca contra un vaso que cae al suelo hecho pedazos.

Escenas como la anterior ocurren con frecuencia. Para ahorrar esfuerzos al final provocamos daños que nos llevan a trabajar el doble o incluso más. Sólo cuando vemos el estropicio recapacitamos: “¡con lo fácil que hubiera sido abrir la otra puerta y sacar el plato con más seguridad!”

Detrás de la pereza se esconden, muchas veces, prisas y deseos de lograr resultados fáciles. Por lo mismo, si quitamos las prisas y si tenemos una actitud interior de sana prudencia y de disponibilidad al esfuerzo, lograremos no sólo que no caigan vasos (o relojes, o cuadros, u otros objetos de valor) sino que las cosas salgan un poco mejor en casa, en la oficina, con los amigos.

>> Sigue...


Bloggers, periodismo e Iglesia católica

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

El mundo digital permite un flujo cada vez más amplio y rápido de información y de opiniones de todo tipo. El fenómeno de los blogs, que conviven con el periodismo “clásico”, permite un intercambio antes inimaginable de datos y de ideas.

La nueva situación del mundo participativo de internet afecta a todos. También a la Iglesia católica, que es objeto de atención y estudio por parte de expertos y por parte de personas quizá sin títulos pero no por ello menos interesadas en lo que ocurre entre los católicos.

Es de alabar cualquier esfuerzo bien realizado para hacer presente a la Iglesia en el “continente digital”, según ha expuesto Benedicto XVI en varias documentos o discursos pronunciados en los años 2009 y 2010. La Iglesia no puede dejar de lado la vitalidad de la información que corre y se intercambia en el mundo de internet.

>> Sigue...


¿Existe el voto católico?

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

¿Existe el voto católico? La pregunta puede ser respondida a diversos niveles. Queremos ahora fijarnos en dos.

En el primer nivel, el nivel sociológico, la respuesta es relativamente sencilla: si por “voto católico” se entiende el voto que los católicos ponen en las urnas durante las elecciones, resulta claro que existe el “voto católico”, entendido como el “voto de los católicos”. Porque muchos católicos votan allí donde viven, como votan también muchas personas que pertenecen a otras religiones o creencias.

Pero con esta primera respuesta, quizá se diluye el ser católico como un dato marginal que no tiene especial relevancia a la hora de dar el voto. Porque los votantes, según algunos, participan en las elecciones simplemente como ciudadanos, no como católicos o como musulmanes o como protestantes, aunque sociológicamente podemos decir que han votado católicos, musulmanes y protestantes.

>> Sigue...


Subirse al carro de la “noticia”

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Escribir sobre un tema polémico atrae lectores. Sobre todo, a los que están en medio de la polémica; pero también a los que la siguen por el interés de los argumentos debatidos.

Si lo escrito contiene buenas ideas, servirá a los contendientes para llevar agua a su molino, es decir, para tomar lo que sirva para reforzar su punto de vista.

En aquellos situaciones y temas que lo ameriten, sería de esperar que lo escrito no adopte sólo el punto de vista de un lado de la contienda, sino que sepa reconocer lo bueno y lo malo que se encuentra en ambos bandos.

>> Sigue...


Despedidas sin reflectores

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Guerras, terremotos, catástrofes, encienden los reflectores. Ante los ojos del mundo aparecen cientos, miles de cadáveres. Hombres y mujeres, con su pequeña historia, con su familia, con sus miedos y sus esperanzas, llegan a ese momento definitivo de la muerte.

Sin reflectores, sin noticia, sin la atención de la prensa, cada día mueren miles y miles de seres humanos. Unos, en los hospitales. Otros, en sus casas. Otros, en esos accidentes, para algunos vistos como algo rutinario, de carretera o de trabajo.

La vida humana transcurre entre el momento de la concepción y la hora de la muerte. Algunas muertes aparecen ante nosotros como “noticia”. Otras son sencillas, cotidianas, como parte de estadísticas despiadadas.

>> Sigue...


Juan Pablo II, un discípulo enamorado

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Su vida pudo haber sido muy diferente: quizá un poeta, o un profesor, o un trabajador en los miles de ámbitos de la vida humana. Pero se dejó envolver por Dios, y su existencia recibió un rumbo diferente, apasionado, divino.

Mientras la experiencia del sufrimiento penetraba en su alma, Karol Wojtyla inició un camino que le condujo, poco a poco, al descubrimiento de una presencia, de una fuerza, de una gracia, que redime, que ilusiona, que da esperanza. Supo reconocer a Dios presente en su vida y en la de cada ser humano. Se dejó amar y empezó a amar.

El camino espiritual de Karol Wojtyla surge desde el Evangelio y culmina en el Evangelio. La meta era la misma de todos los cristianos: alcanzar a Cristo, dejarse guiar por el Espíritu Santo, abrirse a la Voluntad de Dios como María.

>> Sigue...


Juan Pablo II y la vida humana

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Evocar al Papa Juan Pablo II nos permite reconocer su enorme compromiso a favor de la vida humana, su contribución decisiva en la elaboración de una bioética de inspiración cristiana.

En sus primeros años como obispo de Roma dejó una huella profunda en el pensamiento teológico con las 129 catequesis de los miércoles (los años 1979-1984) dedicadas a la teología del cuerpo, al amor humano y a la sexualidad. Frente a quienes promovían la trivialización de las relaciones entre el hombre y la mujer y el mal llamado “amor libre”, Juan Pablo II supo ofrecer un análisis humano y teológico capaz de realzar el sentido auténtico del matrimonio y la belleza de la apertura a la vida propia de la relación esponsal.

>> Sigue...


Un sencillo Vía Crucis

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Lo leí y memoricé hace ya varias décadas. Era un Via Crucis sencillo, ágil, que estimulaba al lector desde la ayuda de pequeñas oraciones para cada estación.

Seguramente el paso del tiempo ha provocado en mi memoria el cambio de algunas frases respecto del texto original. Por si puede ser de ayuda, lo reproduzco tal y como lo recuerdo ahora (con algunas pequeñas modificaciones), para quien desee dedicar unos momentos de su día a contemplar el camino que llevó a Cristo hasta el Calvario.

>> Sigue...


Jueves, 22 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930