En cristiano

Jordi Bach Codina: "En Haití Dios sí existe"

Por Jordi Bach Codina (Dir. ONG CESAL en Haití)

Distribución, abrigo, coordinación

Un miembro del Comité Central del abrigo (campo de desplazados) que CESAL coordina, que consiguió varias bolsas de patatas fritas, improvisa una "distribución" con los niños del abrigo. Se hace una cola de pequeños que ríen y se empujan jugando, a cada uno le toca una ración de "churritos". Me viene el recuerdo de horas antes, cuando CESAL distribuyó 900 kits de higiene y mantas a otras tantas familias, con ayuda de los miembros de la comunidad. La persona que ahora da a los niños, nos ayudó antes en la distribución masiva. Hacemos cadenas de personas en las que los kits pasan de mano en mano desde el almacén del abrigo hasta llegar a la familia que los recibe. Sentimos que hacemos algo en grupo y eso nos fortalece. En las distribuciones todos experimentamos de primera mano el valor de la solidaridad, de dar al necesitado. La gratificación personal es inmensa. Veo la misma felicidad en el señor que reparte "churritos" a los niños. Las distribuciones que hace CESAL han sido pensadas para provocar las menos tensiones posibles y también para ser lo más justas posibles. Se hacen con colas ordenadas y de manera rápida, con mucha participación comunitaria. A diferencia de otras distribuciones, las nuestras son relativamente tranquilas. Las personas tienen su ficha de distribución, saben que van a recibir algo y por tanto no tienen que pelearse por conseguir lo que se da. Se registra la entrega del "kit" en su ficha, evitando que una persona reciba varias veces lo mismo y que luego haga negocio con la donación. La policía nos acompaña, pero no interviene. Pasados unos minutos, los tres agentes huyen del sol que nos cae encima y se sientan dentro del edificio de las Hermanas, dejándonos el control de la seguridad a nuestros técnicos y los miembros la comunidad.

>> Sigue...


Crónica desde Haití: En Citè Soleil, mirando hacia el futuro

Reproducimos, por su interés, este artículo de Alver Metalli, periodista italiano de la RAI, escrita tras un período con Jordi Bach en Haití, con autorización de cesal.org, aparecido en www.paginasdigital.es

Cité Soleil es célebre en Haití. Desde hace años lo es hasta en las crónicas que desde este punto del Caribe llegan al exterior. Aquí, en la Ciudad del sol, los tonton macoutes, como se conocen a los seguidores del dictador Douvalier, partían hacia sus expediciones punitivas a la caza de opositores al régimen. Aquí, en la Ciudad del sol, las chimères, pandillas de partisanos del depuesto presidente Jean Bertrand Arístide, hacían otro tanto, con algún resguardo más para no alejar la simpatía de quien veía con buenos ojos el drástico cambio social. Es el reducto más miserable y violento de Port au Prince, el más pobre, un interminable barrio marginal de trescientas mil personas -aunque en realidad nadie sabe cuántos son- que el terremoto ha vuelto aún más miserable. Justo en el medio de la villa se encuentra el barrio de los cascos azules brasileros, uno de los principales componentes del cuerpo de paz de las Naciones Unidas que en 2004 acampó en la ciudad con trece mil hombres.

>> Sigue...


Crónica desde Haití: "La reconstrucción comienza en las personas"

Por Jordi Bach (director de la ONG CESAL en Haití)

La vida en la ciudad se normaliza en todos los aspectos con gran rapidez, sobre todo en las actividades del comercio informal. Lo peor sigue siendo la situación de las miles de familias en los abrigos y el drama de los heridos en los hospitales de Puerto Príncipe. Nosotros seguimos centrados en los abrigos de la Cité Militare. Además de seguir con algunas distribuciones de productos de primera necesidad, hemos empezado el "ordenamiento" del abrigo. Con la ayuda de 4 ingenieros voluntarios y los miembros de la comunidad, estamos levantando unas estructuras hechas con maderas y cubiertas de lona impermeable, capaces de proteger a las familias del fuerte sol y las lluvias que empezarán en abril-mayo. De la temporada de huracanes que va de junio a octubre nos ocuparemos más adelante.

Sonia Molina - otra cooperante española que desde el pasado jueves forma parte de nuestro equipo en Haití - es arquitecta y ha diseñado con Autocad la distribución de los abrigos, creando calles, líneas de tiendas de campaña y espacios de servicios. Avanzamos en la construcción por líneas, rompiendo las precarias casuchas hechas con sábanas, construyendo las estructuras y recolocando las familias. Decenas de personas trabajando en varios equipos a la vez, midiendo distancias, serrando, clavando clavos, haciendo agujeros en el suelo para poner las columnas de madera. Los niños nos observan divertidos, les gusta cómo queda su nueva ciudad. Ahora van a tener un espacio para jugar a fútbol y calles más anchas donde caminar sin tropezar.

>> Sigue...


Jordi Bach: 'Puerto Príncipe. Una ciudad que se niega a morir'

Por Jordi Bach - ONG Cesal en Haití

Puerto Príncipe existe, la ciudad se niega a morir. Han pasado dos semanas desde el terremoto y toda la gente sigue durmiendo en la calle o los abrigos (campos de desplazados) provisionales. El día a día es una lucha por la supervivencia. Desde bien temprano, hay que salir a la calle en busca de lo básico: comida, agua, dinero, materiales para hacer un cobijo, etc. En los abrigos se quedan los niños y algunas mujeres a su cargo, el resto se desparrama por la ciudad. Por la noche, cuando todo el mundo regresa, los abrigos se abarrotan y las tensiones crecen.

En medio de todo este drama, las familias nos están dando lecciones de vida. Cada día que pasa quedo más impresionado por los ejemplos de lucha, dignidad, ganas de sobrevivir, capacidad de resistencia y de desenvolverse que tienen los haitianos. Nos están enseñando ellos a nosotros, y yo doy gracias por estar aquí, por tener el privilegio de aprender de ellos. Toda la gente que llega a Puerto Príncipe con esta mirada abierta a la realidad, se va conmovido y transformado. La ayuda internacional empieza a hacerse visible. En el abrigo donde trabajamos en Cité Millitaire (Parroquia Notre Dame de Lourdes) ya se ha instalado un sistema de agua potable provisional, que cubre las necesidades de las 3500 personas.

>> Sigue...


Crónica de Jordi Bach: El inquebrantable ánimo del pueblo haitiano

Por Jordi Bach (ONG CESAL en Haití)

"Cada día que pasa tenemos la sensación de que es mejor que el anterior. El transporte ha mejorado, las comunicaciones, el abastecimiento de los abrigos (campos de desplazados), los centros de salud están mejor abastecidos... Pero sobre todo se recupera el inquebrantable ánimo de los haitianos, acostumbrados a las mil y una penurias y sacrificios antes del terremoto. Sólo ellos podían resistir a algo así. No obstante la mejoría, el sufrimiento de la gente es de una magnitud enorme. Miles de heridos, de gente desposeída de todo, de niños y niñas sin padres, siguen viviendo en los abrigos, en las calles, luchando por sobrevivir. Nadie ha vuelto a sus casas. Millones de personas duermen bajo las estrellas, haciendo sus necesidades al aire libre, bañándose públicamente en la calle, sin ningún pudor. Ayer hubo otro terremoto, este de más de 6 grados. ¿Cuándo va a acabar esta pesadilla?

>> Sigue...


Crónica diaria desde Haití: "Una positividad de la que partir"

Crónica de Jordi Bach (20.01.2010)

"Hoy no tengo mucho tiempo para escribir. Hay muchas cosas por hacer. Estamos con reuniones de coordinación.

Me he visto con gente de la OCHA (Oficina para la Coordinación de la Ayuda Humanitaria de la ONU). Han montado unos clúster de coordinación por áreas: abrigos (campos de desplazados), salud, agua... También he estado con otros cooperantes reunido con la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo).

CESAL coordinará la zona de Cité Militare, cercana a los abrigos que ya estamos coordinando con AVSI en Cité Soleil. He visitado la zona, sólo en su entrada, hay 2 campos de desplazados allá, me dice un vecino: uno de la parroquia católica con 500 personas y otro más grande comunitario de 800. No han recibido ninguna ayuda hasta el momento. Están desprovistos de todo. La zona es altamente marginal. No se ve policía por ningún lado.

Ninguna ONG ni cooperante español ha tenido problemas de seguridad, incluso hay cooperantes que están viviendo en abrigos provisionales. Yo incluso hago la distribución sin seguridad militar. Aún así es conveniente ir bien visibles como personal humanitario. Yo no salgo sin mi camisa del CESAL.

>> Sigue...


Jordi Bach: "Aquí, en Haití, todos hemos cambiado"

Por Jordi Bach (ONG CESAL - Haití) -cesal.org-

"Hola amigos. Antes de nada quiero agradeceros el apoyo que estoy recibiendo de todos vosotros a través de e-mail y de la gente de CESAL en España y otros países.

Los días pasan volando, las 24 horas no alcanzan. La gente sigue vagando arriba y abajo de la ciudad, a pie, buscando agua, comida, visitando un familiar para tener noticias o alguien que les preste dinero. Las calles siguen siendo un río de ambulancias, camiones con ayuda, coches de bomberos... Los dominicanos están por todas partes. Dios mío ¿ha quedado alguien en República Dominicana? Su esfuerzo y humanidad son admirables, una vez más dando ejemplo del gran pueblo que son.

Hago un traslado de heridos y en un momento el coche está en silencio. Extrañado miro al interior, todos duermen, heridos y voluntarios de la Cruz Roja. Unos apoyados en otros, están extenuados. Cientos de estudiantes haitianos de medicina, de ciencias de la educación, psicología... se han graduado automáticamente y forman parte de los centros de socorro o apoyando los campos de desplazados. Están pasando el examen más duro y con la nota más alta.

>> Sigue...


Jordi Bach: "Para entender qué es la dignidad humana, venid a Haití"

Por Jordi Bach - Director de la ONG CESAL Haití (cesal.org)

Crónica del 18.01.2010.-
Las cosas mejoran, pero las comunicaciones telefónicas siguen siendo complejas.
Ayer descargábamos uno de los tres camiones que hemos recibido desde República Dominicana, con colchones, sábanas, suero, tiendas y utensilios de cocina para las personas que estamos acogiendo en Cité Soleil y Martissant, en Puerto Príncipe. En estos dos barrios donde ya trabajábamos hemos creado campamentos de damnificados para atender las necesidades básicas de los niños y sus familias (alimentación, agua, primeros auxilios), a su reagrupación, apoyo psico-social y la organización de tejido comunitario.

>> Sigue...


Martes, 26 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930