En cristiano

Misterio de amor

20.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Los católicos celebramos de manera pública, solemne, el mayor misterio de amor. Es una gran fiesta,

Se puede orar, reflexionar, agradecer, conmoverse, admirarse, pero desentrañar este misterio es imposible. Se trata de un acto de importancia divina. En nuestra vida vivimos circunstancias más o menos profundas. Y hay acontecimientos, sucesos, que tienen un alcance profundo y trascendental en nuestra vida. Pues lo que los católicos celebramos de manera tan pública y solemne que se llenan las calles y las plazas en el llamado día de Corpus es de una profundidad inconmensurable para nuestra vida. Su acción pertenece a la historia, Cristo lo hizo, su significado rebasa los límites temporales y está ordenado para ser la fuente y culmen de toda la vida cristiana: la Presencia real del Señor en la Eucaristía.

>> Sigue...


Vida y normas éticas

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Muchas personas, no sólo entre los jóvenes, no quieren saber nada de las normas éticas. ¿El motivo? Consideran que las normas coartan la libertad, aplastan los sueños más deseados, apagan las ilusiones, encadenan a deberes pesados, impiden la plena realización.

Este modo de pensar está muy extendido. Afecta incluso a personas honestas, que van y vienen de casa al trabajo todos los días, que cumplen sus deberes con perfección milimétrica. Detrás del comportamiento de algunas (quizá muchas) de esas personas “buenas” se esconden cierta frustración, desgana, tal vez una idea maliciosa: si fuera posible saltarse las normas sin ser descubiertos ni castigados, no tendrían la menor duda de cambiar de comportamiento.

Los corazones de los rebeldes que se saltan las normas con descaro y de los cumplidores tristes y aburridos comparten un mismo error de fondo: ver las normas como algo impuesto y contrario al dinamismo de la vida, al amor, a las ilusiones sanas. ¿No es ese uno de los puntos principales de las críticas de Nietzsche contra Sócrates, contra el cristianismo, contra Kant?

>> Sigue...


Una pregunta nada retórica

17.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Pregunta retórica o interrogación retórica es dentro de las figuras literarias una de las figuras de diálogo. Se trata de una pregunta que se formula sin esperar respuesta. Por ejemplo el hermano mayor que está estudiando y le dice a su hermano pequeño: ¿Cuántas veces tengo que decirte que te vayas? Es verdad que a veces forma parte de una exposición con el propósito de hacer pensar al oyente, interrogaciones que se formulan para dar más fuerza al pensamiento. Pues no es una pregunta retórica.

Lástima que esto no sea una conversación, un diálogo, porque la pregunta que voy a hacer en este momento requiere contestación y la de cada persona ante la que nos encontremos. Decimos con frecuencia frases por el estilo de la que Rick, Humphrey Bogart, le dice al final de la película de Casablanca al comisario de policía: Louis, creo que este puede ser el comienzo de una gran amistad. Pues la pregunta que voy a hacer sería el comienzo de una vital conversación.

Esta es la pregunta: ¿Cómo nos representaríamos a Dios si tuviéramos que pensarlo, sentirlo, vivirlo únicamente por nosotros mismos? Desde luego lo haríamos empleando lo mejor de nosotros mismos, la mayor pureza de nuestra inteligencia, la mejor fuerza de nuestra razón, el más profundo respeto de nuestro corazón, con el deseo de afirmar lo más sublime, lo más perfecto. Y ¿cómo sería este Dios?

>> Sigue...


Ahora lo entiendo

16.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Cuántas veces hemos experimentado en la vida el asombro y la sorpresa de entender algo, de ver que todo encaja y tiene sentido, la lógica y el significado de una situación, de la conducta de una persona. Pues esta es la situación de dos hombres que decepcionados ante lo que ha ocurrido se marchan, se vuelven a su aldea. Dos amigos que, como casi todo ser humano, buscaban algo seguro, creen que lo han encontrado, pero de pronto todo les falla según sus cálculos. Concretamente me refiero a discípulos de Emaus.

Es muy fácil comprender y reconocernos en sus dudas y miedos en cantidad de situaciones. Habían seguido a un hombre que les convencía, las palabras de Jesús de Nazaret les habían conmovido en muchos momentos. Pero, que al final El no se hubiera liberado ni siquiera a si mismo, que el que se decía el salvador muriera así, no lo podían entender. Podían comprender muchas cosas de las que habían vivido, se compadecían de lo que había ocurrido, pero estaban tentados de suponer que se habían engañado.

>> Sigue...


Llenos de confianza

15.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

No es nada teórico, ni que recibamos un consejito más o menos consolador para salir del paso. Como cuando a título de ayuda se nos dice: eso no es nada, ten ánimo y confianza. Hablamos de algo mucho más íntimo, profundo y serio. Es nuestra vida personal. Vivir llenos de confianza. Llenos de confianza ¿en quien? Aquí esta el “quid de la cuestión”.

Tengo que ser consciente de lo que es más fuerte en mí. Es cierto, aunque no lo reconozcamos en público, que lo más importante del mundo es uno mismo. Por eso la referencia del Señor es clara: Haced por los demás lo que queréis que se haga por vosotros, tratad a los demás como queréis ser tratados., amad a los demás como queréis ser amados, comprended a los demás como queréis ser comprendidos. Y esto se completa con el “amad con Yo os amo”. O sea que la comprensión de mi mismo está en intrínseca conexión con mi relación con Dios. Aquí está mi veracidad, bien y libertad. Lo que realmente me salva y redime. Es necesario el amor a uno mismo, porque quien no se ama a si mismo ¿cómo va a amar a los demás? El amor a uno mismo es la base para la comunión con Dios y con los demás.

>> Sigue...


La oración sacerdotal

14.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Cada año la Iglesia católica celebra la fiesta de Cristo Sumo y eterno sacerdote. Fiesta relativamente moderna. Se instaura como fiesta en España en 1974. Fue el Arzobispo de Valencia, D. José María Lahiguera el promotor de esta celebración. Juan Pablo II y Benedicto XVI han querido dar una importancia especial a este día que se celebra el jueves siguiente a Pentecostés, pidiendo que se ore de forma especial por las vocaciones sacerdotales.

Cristo ha querido hacer partícipes de su Sacerdocio a los hombres. El ya no muere más después de resucitar de entre los muertos, porque ha entrado con su humanidad para siempre en lo que desde nuestro lenguaje humano expresamos como Santuario del Padre. Ha anulado los sacrificios de la Antigua Alianza. El es realmente el templo, y el Sumo eterno sacerdote.

>> Sigue...


La creación como espacio para el sí del amor

13.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

¿No es verdad que el problema esencial de toda la historia del mundo es el ser hombres no reconciliados con Dios, con el Dios silencioso, misteriosos, aparentemente ausente y sin embargo omnipresente?, se pregunta el Papa. La idea de la Alianza, de crear un pueblo que esté ante Dios y en unión con El, es la más honda razón de ser de la creación. La creación, con el singular puesto que el hombre tiene cosmos, es el espacio abierto para la alianza entre Dios y el hombre al que ha creado a su imagen y semejanza. Es espacio para el sí del amor entre Dios y el hombre que responde.

>> Sigue...


Adicción a Internet, ¿fácil de prevenir?

Por Fernando Pascual Aguirre de Cárcer

Entre las enfermedades más peligrosas están las que avanzan poco a poco, sin que el enfermo se dé cuenta de lo que ocurre.

Una de esas enfermedades, nueva como la técnica, consiste en vivir adictivamente en el mundo de Internet.

Cuando uno pasa horas y horas en el mundo virtual, cuando le interesa más leer, comentar, crear, consumir, apostar, escuchar, ver, siempre pegado a la pantalla, hasta el punto de que sufre la vida familiar, los estudios quedan poco a poco de lado, el jefe de trabajo descubre la ineficacia del trabajador, incluso hay menos horas de sueño, es que la enfermedad ya ha avanzado mucho.

>> Sigue...


¿De qué somos testigos?

10.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

¿Sabes que me ha dado por preguntarme mucho “aquí y ahora”?, me decía una chica joven, una estudiante universitaria. Y sin darme tiempo a que le preguntara por las preguntas que se está haciendo precisamente “aquí y ahora” siguió: ¿Yo de que puedo decir que soy realmente testigo? Y no pienso solo en mi condición de cristiana; porque eso sí, estoy convencida de que si la fe no me sirve, no es mi respuesta ante lo que me sucede, no sé que es la fe, no vale para nada. ¿Qué testimonio voy dando con mi manera de estudiar, de divertirme, de vivir mi vida de familia, mi noviazgo, en mis juicios sobre las cosas, los sucesos, en una palabra con todo y en todo lo que vivo?
Dime la verdad, me decía, ¿de qué me ves tu testigo? ¿Qué testimonio con mi persona? Claro fue un ponerme contra la pared y sentir inmediatamente: tiene razón no es cuestión sólo de hablar, ni de anunciar nada, ni de proclamar algo importante, ni de defender derechos fundamentales, es algo intrínseco a su persona, que afecta totalmente a su manera de ser y vivir, como nos pasa a todos. Así iniciamos un diálogo difícil de olvidar.

>> Sigue...


Una medida grande, supergrande

09.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Dios deja una medida grande, supergrande, de libertad para el bien y para el mal, pero la historia no se le va de las manos. Esa es la enorme y gran realidad que expresa la pasión muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, el Señor: no hay situación que no haya sido redimida. Siempre donde abunda el pecado, puede sobreabundar la gracia. Esa es la medida grande, supergrande: mi libertad para el bien y para el mal. La resurrección de Jesús me ofrece una nueva posibilidad de ser hombre, una vida totalmente nueva. Por mi encuentro existencial, vital, con Jesús resucitado, algo totalmente nuevo acontece en mí que orienta mi vida y mi destino.

>> Sigue...


A solas conmigo misma

08.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Hoy ha sido Pierre Teilhard de Chardin quien me hecho sentirme a solas conmigo misma de una manera muy concreta. ¿Te acuerdas Pablo, el día que me regalaste el Himno del Universo en tu casa? Esas comidas o cenas que no puedo olvidar con tu familia. Me “perdí” como alumna a Laura pero la he vivido de otra manera. Siempre cuando se quiere, “se vive a una persona”

Lo que dice concretamente Teilhard es que el trabajo interior de un alma es tan importante como la lucha por un mundo mejor. Más aún es ese ámbito de la conciencia individual donde desemboca el esfuerzo universal, para llegar más lejos todavía. Me ha hecho meterme en el ámbito individual y personal como es la conciencia. El trabajo interior es la gran fuerza y la realidad para vivir. No es posible el propio conocimiento, el esfuerzo por vivir en verdad, la lucha por un mundo mejor sin ese trabajo interior, sin abrirnos y ser conscientes de nuestra propia conciencia individual. Ni es posible abrirnos a nosotros mismos y a una auténtica autoestima sin la conciencia y sin la labor interior.

>> Sigue...


La jerga cristiana

06.06.11 | 00:00. Archivado en TESTIMONIOS, COLABORACIONES, Carmen Pérez Rodríguez

Por Carmen Pérez Rodríguez

Seguro que a Vds. también les ha pasado haber tenido un encuentro con amigos, una conversación sobre algo importante y luego al pensar, al leer algo en relación con eso lo viven como algo providencial, como un regalo. Pues eso me acaba de ocurrir.

Entré en una conversación de varias personas en la que dos de esas personas hablaban del lenguaje de los católicos, de las cosas que decimos, de lo difícil que es entendernos, de lo abstracto que resulta, de lo fuera de la realidad, de lo teórico que es todo, de lo absurdamente moralista etc. y uno de los dos dijo esta palabra: una pura jerga. Debe ser que nunca se han encontrado con una persona que de verdad sepa y viva lo que es ser católico; sí con todas sus deficiencias y limitaciones, con todos sus problemas pero consciente de en Quien cree. No se han encontrado con una persona que les de una auténtica respuesta a sus preguntas según lo que vive, lo que ama y lo que es para él.

>> Sigue...


Jueves, 16 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Agosto 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031