En cristiano

Felicitaciones cristianas y felicitaciones laicas

  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido


(Desde El Canyamelar (Valencia) José Ángel Crespo Flor).- Inmersos como estamos en diciembre -pasado mañana, día 8, es la Inmaculada Concepción- se hace preciso que reflexionemos un poco sobre el valor que les damos a nuestras felicitaciones de Navidad. Para muchos es un mero compromiso social; para otros un formulismo que hay que hacer "porque toca" y "para quedar bien" sin nada más de fondo; los hay que piensan ¡vaya tortura, otra vez a escribir felicitaciones de Navidad!; también los que mandan imprimir Felices Fiestas y Próspero Año Nuevo y nada más con una Paloma de Picasso o unos pasajes nevados que no dicen nada y por último también existen, ¡gracias a Dios, los que felicitan la Navidad con alegría, sabiendo lo que hacen, porque es la actualización de lo que, aconteció hace ya 2006 años, en Belén: el nacimiento del Niño Dios. ¡Claro, estos últimos felicitan con tarjetas de la Sagrada Familia y a poder ser de Cáritas, Misiones o algún que otro monasterio para que así esta felicitación lleve implícita la ayuda material para que Cáritas, Misiones o el Monasterio en concreto puedan seguir desarrollando su labor eclesial!

Si menciono lo anterior es porque lo percibo y palpo.

También yo recibo felicitaciones que conllevan un compromiso social, otras me llegan "porque toca" o para quedar bien; también me llegan tarjetas -yo no les llamo felicitaciones de Navidad- con paisajes nevados o palomas picassianas pero mi humor cambia totalmente cuando recibo felicitaciones que contiene verdaderos mensajes cristianos y donde figuran siempre el Niño, acompañado de José y María bien sea en la Adoración de los Reyes, bien en la huida a Egipto, o bien en el portal de Belén Ahí se ve -les animo a que ustedes también hagan este estudio- quienes verdaderamente sienten la Navidad como lo que es: la actualización de la GRAN NOTICIA para la humanidad: Cristo se hizo uno de los nuestros naciendo en el seno de una Familia. Y cuando recibo estas tarjetas lo primero que hago es ver el remitente para, después, pensar ¡gracias a Dios todavía hay gentes que saben lo que es y significa la Navidad!. Por supuesto que a estos les contesto rápidamente. A los otros también -por aquello de la educación- pero siempre con felicitaciones cristianas y con mensajes claramente que hablan de la Navidad y escritos de puño y letra que... impresos es como si estos -a los mensajes me refiero ahora- carecieran de corazón, de sentimiento y lo que ha de imperar en Navidad es eso precisamente, corazón, sentimiento y gratitud. Que ... lo que aconteció en Belén se haga presente hoy entre nosotros, en cada uno de los hogares.

Y voy aún más lejos ... como felicitar la Navidad es un hecho totalmente libre y voluntario - y ahora hablo por mi- aquellos que quieran felicitarme la Navidad por quedar bien o porque toca, les ahorro la molestia de que se gasten lo que cuesta un sello - casi nunca estas tarjetas vienen escritas de puño y letra- y no me escriban. Las aceptaré, por supuesto, pero si aún no las han enviado y leen este artículo, no me escriban tarjetas con palomas de Picasso o paisajes nevados que no dicen nada, por lo menos así contribuiré a que en lo que a mi respecta, no se envíen tarjetas -ojo, que no digo felicitaciones- de Navidad laicas, entre otras cosas, porque la NAVIDAD ES UNA FIESTA CRISTIANA y como tal hay que asumirla.

¡Feliz Adviento y Feliz día de la Inmaculada!


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 1 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930     

    Sindicación