En clave de África

La generosidad de (algunos) pueblos

(AE)

Recuerdo que en los años de mi niñez tuve la oportunidad de asistir a un famoso musical llamado “El diluvio que viene”, versión española del original italiano “Aggiungi un posto a tavola” que se presentó a mediados de los años 70. Ni que decir tiene que el musical me encantó, primero porque era de las primeras veces que un niño como yo tenía la oportunidad de experimentar un espectáculo así, pero también por el profundo mensaje de su trama. De ese musical se hizo muy famosa una canción que decía “Un nuevo sitio disponed / para un amigo más / un poquitín que os estrechéis / y se podrá sentar.” Desde aquellos días, esas palabras resumen para mí la esencia de la solidaridad y, ante la presente realidad de cerrazón y de mezquindad humana que vemos en muchos gobiernos europeos, me pregunto a mí mismo que qué tiene que pasar para que podamos abrir nuestras puertas a los que sufren.

Hoy mismo (13.03) Unicef da a conocer un informe en el que se afirma que los niños sirios han sufrido en 2016 los niveles históricos peores de mortalidad y de sufrimiento debido a la guerra y a la exposición a condiciones altamente traumáticas.

>> Sigue...


Los obispos sursudaneses ponen el dedo en la llaga

La situación general de Sudán del Sur continúa siendo crítica. Por un lado, las Naciones Unidas llamaban la atención acerca de la preocupante situación de hambruna que está ya teniendo lugar en algunas regiones del país, los obispos en su reunión plenaria vuelven a escribir una carta pastoral y reconocen con merecida humildad que de poco han servido las últimas cartas pastorales escritas... la situación ni ha mejorado ni hay motivos para la esperanza. El Papa Francisco ha hecho también un llamado para que los países ayuden al Sudán del Sur en este momento de necesidad.

Mientras que es una realidad innegable que hay ahora millones de personas en peligro de hambruna imminente (pueden llegar a 5'5 millones en la estación seca) y que estas personas necesitan urgentemente ayuda humanitaria, también hay que considerar algunos aspectos que pudieran escaparse a cualquier lector que no esté familiarizado con el país.

>> Sigue...


Sudán del Sur: Cinco años de independencia y muy poco que celebrar

(AE)

Hubo un tiempo en el que los ciudadanos del Sudán del Sur dijeron que estaban hartos de opresión, discriminación y guerra... las circunstancias eran favorables y la comunidad internacional hizo las cosas bien poniéndose manos a la obra para hacer posible que se pudiera oír la voz de la gente en esta región – la cual se manifestó en abrumadora mayoría por la independencia del norte árabe – lo cual desembocó en un proceso de autodeterminación que tuvo su colofón el 9 de Julio de 2011, fecha que desde entonces se ha venido a llamar “Día de la Independencia”.

Cinco años han pasado de aquella fecha y de aquellas grandes esperanzas... después de vivir el conflicto armado más longevo de África, el Sudán del Sur tenía la oportunidad de abrir una nueva página en su historia, de renacer de las cenizas en las que se vio postrado después de sangrientos años de guerra, de aprovecharse finalmente de las riquezas petrolíferas que guardaba su subsuelo y que teóricamente revertirían en luchar contra la pobreza y el atraso del país... Cinco años después, sin embargo, poco o nada hay que celebrar. El Sudán del Sur se ahoga en una espiral de violencia cuyo último episodio han sido los enfrentamientos de ayer 8 de Julio en la capital Yuba que según ciertas fuentes no confirmadas se han saldado con la muerte de 175 personas. Nadie sabe hasta el momento cómo comenzaron las escaramuzas... el caso es que en medio de una reunión gubernamental, con el presidente y vicepresidente presentes (han estado enfrentados durante una buena temporada) se comenzó a oír sonidos de armas y detonaciones. Las imágenes del Al Yaziira muestran claramente lo surrealista de la situación.

>> Sigue...


Las chicas de los mandiles (reflexión de Toño Casado)

(AE)
Ante el brutal atentado contra la comunidad de las Hermanas Misioneras de la Caridad que se saldó con la muerte de 4 religiosas (ruandesas, una india y una keniana), el chófer y dos colaboradores de la institución en Aden (Yemen), quisiera compartir con los lectores de este blog la reflexión que he encontrado en Facebook escrita por Toño Casado, que me ha encantado.

LAS CHICAS DE LOS MANDILES

Los mandiles. Llevaban los mandiles puestos. Mandiles manchados de sopa o de verduras, de manos de los niños o de los viejos, manchados ahora de la propia sangre, como un extraño collage de menestra y salsa de tomate, que no es tomate, que es de verdad. Cuatro mujeres que hicieron de su vida dar dignidad y besos a cucharadas, con las caricias y la sonrisa y el trabajo incansable de recoger los platos y hacer las camas y las vendas y los orinales. Monjas, sí, de esas de las que mucha gente se ríe porque piensan que son tontas porque hablan con voz de monja o que se pierden la vida esta loca que llevamos, que igual no tienen movil ni van a los centros comerciales ni ven gran hermano ni practican sexo. Jóvenes mujeres aparentemente frágiles que nunca descansan. Estas si que vivieron el día y el año y la vida de la mujer trabajadora.

Estas tontas monjas si que supieron ser felices sin libros de autoayuda del vips. Estas pobres monjas si que fueron valientes, cuidando de los más pobres en una tierra de islamistas fanáticos que van arrasando el mundo como la peste negra. ¿Quien es el heroe que se queda cuidando de cuatro viejos cuando sabes que vienen los demonios a cortarte la cabeza y grabarlo en HD para atemorizar al mundo?. Me río de las tetas al aire de femen o las amigas de la Rita, me parto de los semáforos con falda de valencia y me escojono de tanto progreHippi que no le falta un detalle de sus diseñadas vidas haciendo padrenuestros feministas. Estas chicas muertas les restriegan, nos restriegan, los mandiles ensangrentados en la cara. Servir hasta la muerte. Ayudar hasta el último momento. Y eso porque su fe era su energía y Jesús y su compromiso por un mundo más bueno las hicieron cristianas y monjas, sí; monjas con delantal. Para siempre. Como tantas mujeres que sostienen el mundo. Madres, abuelas, niñas, monjas; asesinadas, golpeadas, violadas, pero fuertes, lo más hermoso de este muchas veces podrido mundo.

Contemplo mi delantal en la cocina y se que ya no volverá a ser el mismo. Ni yo tampoco.


La visita del Papa a un África "devastada por la guerra"

(AE)

Este es el titular de la gloriosa cadena de televisión norteamericana Fox News con el que se ha comenzado la cobertura del viaje del Papa en África. Las comillas sin embargo, son mías...

Los siempre terribles clichés que se repiten una y otra vez, a veces fruto de la ignorancia, pero también otras (y creo que es el caso de esta cadena de televisión) de la pereza intelectual que surge de ver el mundo en clave de buenos y malos, de negro y blanco sin tonos intermedios de gris, de “nosotros” y “ellos”, la civilización que encarna su país y la barbarie que representa el resto del planeta... vamos el formato Donald Trump versión televisiva.

No sé si la cadena en cuestión tendrá gente en el terreno, pero aunque la situación de estos tres países (especialmente la de la República Centroafricana) esté lejos de ser la ideal en conceptos de paz y estabilidad, es una solemne estupidez decir que Kenia y Uganda son países asolados por la guerra, a no ser que a los ojos de estos periodistas la difícil situación de la República Centroafricana sea tan contagiosa como el ébola... ya puestos a usar tópicos negativos... cuando se trata de África éstos se aplican indiscriminadamente y apenas hay alguna institución que se preocupe de desmentir tales informaciones.

>> Sigue...


Excalibur y el Domund

(AE)
Hace unas semanas se cumplía un año de aquellos fatídicos días en los que a España le tocó lidiar con la enfermedad del ébola y con los miedos (y casi la psicosis) a ella asociados.

Aunque soy un amante de los animales y pocas cosas me disgustan más que el maltrato animal tengo que reconocer que me resultó muy chocante que en el aniversario del sacrificio del perro Excalibur, la mascota de la enfermera que contrajo la enfermedad, se reunieran unos cientos de personas para recordar su memoria y para exigir más derechos para los animales.

Que yo sepa, a nadie se le ha ocurrido convocar una manifestación o una acción en las redes sociales como la que tuvo lugar entonces (¡¡300.000 firmas!!) para recordar el aniversario de aquellos dos misioneros compatriotas que murieron de ébola, de sus compañeros religiosos y enfermeros africanos fallecidos heroicamente en acto de servicio y a tantas víctimas anónimas de la epidemia. Si hoy se hace una encuesta acerca de lo que pasó aquellos días casi seguro que antes o después saldrá el nombre de Excalibur. Del resto... seguro que no quedará sino un tenue recuerdo.

>> Sigue...


Periodista: profesión de alto riesgo en Sudán del Sur

(AE)
Antes de partir para Addis Abeba, donde tenía que ir a firmar el endeble acuerdo de paz entre las facciones enfrentadas del Sur Sudán, al presidente Salva Kiir le crecían los enanos. Viéndose en el aeropuerto de Yuba rodeado de una gran presión para no echarse atrás en el último momento por parte de organizaciones de derechos humanos, en un cierto momento no dudó en amenazar con al gremio periodístico diciendo que “se encargaría” de aquellos periodistas que se dedicaran a trabajar contra el gobierno y contra el país.

Asociaciones de protección a periodistas y otras instituciones que defienden la libertad de expresión no tardaron en dar conocimiento de las palabras que había dicho el presidente.

Tres días después, Peter Julius Moi, un reportero del semanario The Corporate y colaborador de la publicación quincenal New Nation, fue tiroteado en la espalda, muy cerca de la base de las Naciones Unidas, muriendo instantáneamente.

>> Sigue...


Sudán del Sur: el aniversario más amargo

(AE)
Se cumplen hoy cuatro años del nacimiento del país más joven del planeta. Después de duros años de guerra civil (en diferentes periodos históricos), de millones de muertos, de incontables humillaciones histórias por ser negros, por no ser musulmanes o por ser resistentes a la arabización forzosa... un grupo humano pudo obtener su legítimo derecho de una tierra donde no fueran discriminados ni fueran mirados como ciudadanos de segunda.

El sueño – después de incontables negociaciones, un proceso interino y un referéndum masivo a favor de la independencia – se hizo realidad y fueron – fuimos – multitud los que nos alegramos profundamente al ver esa nueva bandera siendo izada... levantando las esperanzas de un nuevo país donde – después de haber aprendido las duras lecciones que supone una guerra – se erigiera una sociedad basada en nuevos y más humanos valores: la solidaridad, la tolerancia, la diversidad, la educación...

A cuatro años de aquel día, el balance no puede ser más sombrío. El incipiente gobierno, después de la trágica muerte en un accidente de helicóptero del indiscutible líder Joseph Garang, estaba formado íntegramente por antiguos cuadros del ejército rebelde.

>> Sigue...


5.837 refugiados

(AE)
Hay días en los que, ante tanta demagogia y tanta mezquindad que uno ve por ahí, uno necesita rebuscar en el baúl de los recuerdos y recuperar allí a modo de pequeña dosis de vitamina emocional algún momento de esos que te reconcilie con la humanidad.

Me encontraba en un servicio religioso católico que se celebraba en una maltrecha cabaña de un campo de desplazados internos de las afueras de Jartúm, en unas condiciones extremas porque estaba situado ya en zona desértica, con poco acceso a agua y, como vivienda, tenían sólo débiles tiendas o casuchas de adobe que se venían abajo cada vez que había una tormenta de arena.

Aquel día se habían juntado para el servicio dominical un buen puñado de personas que abarrotaban la improvisada iglesia. Su apariencia denotaba claramente las terribles condiciones a las que se veían expuestos: raídas camisas remendadas cien veces, jirones en la tela, sandalias hechas de neumáticos... muy dignos, pero también muy pobres. Cuando llegó el momento del ofertorio, el catequista que ayudaba al sacerdote y que hacía de maestro de ceremonias sacó una destartalada caja y la puso delante del altar con estas palabras “hermanos, como sabéis, este es el domingo de Cáritas, así que os pido por favor que hagáis un esfuerzo para ayudar a aquellos hermanos nuestros que están peor que nosotros”

>> Sigue...


Kenia: inseguridad y líderes en casas de cristal

(AE)
El nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Keniana, Philip Anyolo, acaba de hacer unas valientes declaraciones acerca de la situación actual del país, afirmando que el presidente Uhuru Kenyatta ha perdido la legitimidad y la confianza de la gente debido a su incapacidad para restaurar la seguridad en el país.

El prelado no habla a humo de pajas. Aparte de la reciente masacre en la Universidad de Garissa ha habido en los últimos meses repetidos ataques terroristas especialmente contra las fuerzas de seguridad que se unen a un lamentable rosario de similares acciones que llevan años sembrando y afianzando el sentimiento de inseguridad y laxitud en todo el país. A pesar de las muchas promesas y declaraciones de repulsa y de reacción fulminante contra los culpables, la situación no ha dejado de empeorar y lo que es peor, se sospecha incluso de quien debería velar por la seguridad de todos.

En el ataque de Garissa hubo avisos escritos enviados días antes a todos los rectores de universidad para que tomaran medidas y el gobierno era por tanto consciente de que algo se cocía... pero no se hizo nada. En el ataque contra el centro comercial Westgate de Septiembre del 2013 donde murieron “aproximadamente” 72 personas, todavía no se ha aclarado qué pasó de verdad y cómo fue posible organizar tal acción. Aquellas lamentables imágenes de los soldados y policías kenianos más ocupados en saquear el hipermercado y las tiendas adyacentes que en proteger o liberar a aquellos rehenes siguen estando en la memoria de todos. Y el gobierno calla. Cuando se trata de estos ataques (especialmente en el caso del centro comercial) hay tantas preguntas acerca de la identidad de los perpetradores como acerca de la acción misma de las fuerzas armadas. Cuantos más ataques se producen, más se multiplican las preguntas sin respuesta a la par que se enrevesa aún más la situación para la ya desesperada gente de a pie, que no saben si temer más a un terrorista o a un miembro de las fuerzas de seguridad.

Todo esto, para quien haya seguido la trayectoria de este país en los últimos años, tiene sin embargo un claro pecado original: la corrupción rampante y la responsabilidad de los que están en el gobierno ante hechos y atrocidades por las que hasta ahora no han respondido. Cabe recordar que tanto el presente presidente Kenyatta y su vicepresidente Ruto aparecieron junto a otros personajes en las listas de la Corte Internacional de Justicia como sospechosos de crímenes contra la humanidad. Al día de hoy, esos procesos han quedado en agua de borrajas porque se han suspendido después de interminables obstáculos en el camino, incluyendo la mágica desaparición, muerte o radical cambio de testimonios(de los testigos que quedan vivos) Cuando llegaron las últimas elecciones, tanto Kenyatta como Ruto llevaron a cabo una unión política contra natura (eran enemigos declarados en los sangrientos días de 2007 y 2008) y azuzaron como pudieron la carta tribal, arguyendo que todo aquello que la Corte Internacional de Justicia tenía contra ellos no era sino una caza de brujas. El electorado les respondió siguiendo aquel famoso lema de “son unos hijos de perra, pero son nuestros hijos de perra” y ahora están al frente del país, intentando erradicar una violencia cuando ellos mismos tienen numerosos esqueletos en su armario personal. No es extraño que estén fallando en el intento, porque a mi parecer entre la corrupción imperante y los eventos del pasado, no deben tener las manos libres para tomar las medidas necesarias. Sería tirar demasiado de la manta y dejar a todo un país a merced de fuerzas ocultas (no hablamos de parapsicología, sino de grupos armados organizados por líneas tribales), las mismas fuerzas a las que ellos recurrieron en las elecciones de 2007 cuando estaban enfrentados, vieron que los resultados eran adversos y quisieron cambiar con violencia la balanza electoral a favor de su correspondiente partido o facción provocando aquel tremendo caos en el que se vio sumido el país en cuestión de días y que costó más de mil vidas y decenas de miles de desplazados internos.

Dice el refrán “quien vive en casas de cristal no debería arrojar piedras a otros” , yo no termino de ver que estos líderes puedan hacer nada para erradicar la violencia de El Shabaab. Ellos mismos – ya sean convocados un día a La Haya o no – tendrían que dar cuenta de sus acciones cuando a la sazón la violencia parecía una solución legítima para allanar el camino hacia sus desaforadas ambiciones políticas.


La importancia de hablar de África con propiedad

(AE)
No sé cuántas veces he recibido ya el mensaje que acompaña a esta terrible foto, donde se puede apreciar a decenas de cadáveres quemados puestos en fila. El mensaje en cuestión que acompaña a la fotos habla de la pasividad del mundo occidental ante los ataques de musulmanes fundamentalistas (en algunos casos identificados ya como el grupo Boko Haram que impera por algunas partes de Nigeria y otros Pamela_Fabricates_Tanker_Atrocitypaíses limítrofes) los cuales han masacrado a un grupo de cristianos de esta zona y como prueba, ahí está una foto tan devastadora y siniestra que sé que más de uno de los destinatarios de la misiva no ha podido evitar reenviarla a todos sus contactos.

El caso es que, cuando se habla de África, y al haber mucha más escasez de fuentes de datos fiables, es mucho más fácil caer en el error o en el cliché manido de desgracias, enfermedades, hambres, repúblicas bananeras y otras tragedias. Mientras que en muchos países occidentales hay por ejemplo páginas especializadas en estadísticas, en transparencia de datos ya sea oficiales o de estudios privados, en África es mucho más difícil establecer sistemas mínimos de fiabilidad. El hecho por ejemplo de que sea mucho más difícil para un país subsahariano llevar a cabo un censo de población y que apenas haya estadísticas fiables en muchos campos es un caldo de cultivo para especulación y la generalización. Son muchas las personas que pasan por la ciudad donde vivo y me preguntan cuántos habitantes tiene... y la verdad es que no sé qué decir porque no hay nada fiable al respecto y los últimos datos oficiales tienen una antigüedad de más de 12 años.

>> Sigue...


La solidaridad líquida

(AE)
¿Se acuerdan ustedes de aquel vídeo titulado Kony2012 y que batió récords millonarios de visionados en YouTube? ¿ Podrían decirme qué ha pasado de ese asunto, algún acontecimiento digno de mención en los últimos meses que tenga que ver con el sanguinario guerrillero que raptaba a los niños?

¿Se acuerdan del #bringbackourgirls que como protesta contra el secuestro de 200 niñas nigerianas por parte del grupo Boko Haram llenó durante un par de semanas el ciberespacio, con Michelle Obama y muchas otras celebridades que se hicieron la preceptiva foto con el hashtag/etiqueta en cuestión? Después de todo este tiempo desde que surgió la campaña, hace así como 300 días... ¿me sabría decir el españolito medio (donde digo españolito digo el portuguesito o el argentinito, tanto da) qué pasó con ese tema, si al final soltaron a las niñas o no? ¿alguna noticia relevante al respecto en nuestros medios de comunicación?

>> Sigue...


Miércoles, 29 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031