En clave de África

Sudán del Sur se ahoga en sus propias miserias

(AE)
Creo que para quienes sigan los avatares internacionales no les pillará de sorpresa el hecho de que el Sur Sudán se enfrenta a una de las peores hambrunas que se recuerdan en la región, una tragedia anunciada desde hace ya mucho tiempo y fomentada por las élites militares del país que – en vez de promover la reconciliación y la superación de las recientes afrentas, continúan todavía continúan enzarzadas en unas llamadas “conversaciones de paz” que no son sino la más vergonzosa expresión de la ambición y el descaro que unos líderes que ya no tienen autoridad moral alguna.

Y como a perro flaco todo son pulgas y quizás para poder tocar un poco la fibra nacionalista, el gobierno de Yuba publicaba hace unas horas la siguiente orden: “Se notifica a todas las organizaciones no gubernamentales, empresas privadas en general, bancos, compañías de seguros, compañías petrolíferas, hoteles y hostales que trabajan en Sur Sudán para que informen a sus empleados extranjeros en todos los puestos que cesarán de trabajar el día 15 de Octubre.” O sea, todos los extranjeros expulsados de Sudán del Sur - o sin permiso de trabajo que a la postre es lo mismo - en el plazo de un mes.

>> Sigue...


El ángel de Dungu

11.09.14 | 18:15. Archivado en Religión, Artículos José Carlos (JCR)

(JCR)
El año pasado se convirtió en una celebridad mundial que recibió prestigiosos premios, pero ella sigue desplazándose en bicicleta. Había oído y leído maravillas de la hermana Angélique IMG_2120Namaika, pero quería verla en persona y no me resultó una tarea fácil. En octubre del año pasado conseguí hacerle una entrevista telefónica, y en una ocasión que vino a Madrid yo me encontraba fuera de España. Por fin, durante esta última semana, pude verla en el lugar donde trabaja: Dungu, uno de los rincones más remotos de la República Democrática del Congo, y epicentro de los ataques del cruel Ejército de Resistencia del Señor (LRA) desde hace nueve años.

>> Sigue...


La energía de la misa zaireña

09.09.14 | 17:49. Archivado en Religión, Artículos José Carlos (JCR)

(JCR)
Aunque anteriormente, de 2011 a 2012, trabajé en la República Democrática del Congo, en el lugar donde viví, Goma, no se celebraba la misa con el rito zaireño. En la Provincia Oriental, .donde me encuentro ahora, sí, y el pasado domingo tuve oportunidad de participar en as esta liturgia por primera vez. Como no entiendo el lingala, mentiría si dijera que me enteré de todo, pero en África, sobre todo en las zonas rurales profundas, la gente reza con tal intensidad que hay mensajes que llegan dentro aunque no se entiendan las palabras.

>> Sigue...


Por fin en Dungu

07.09.14 | 19:42. Archivado en Costumbres, Artículos José Carlos (JCR)

(JCR)
La última vez que había viajado en helicóptero fue en agosto de 2002, y las circunstancias no fueron muy felices: en aquella ocasión me detuvo el ejército ugandés tras un .choque armado con los rebeldes del LRA en el bosque cuando yo y dos compañeros nos encontrábamos en una reunión de mediación. Tras una noche de perros, nos llevaron en helicóptero a su cuartel principal de Gulu. Esta vez monté en un aparato de la MONUSCO, que hacía el trayecto Bunia-Dungu, en el Noreste de la República Democrática del Congo.

>> Sigue...


Esperando un avión que no llega a Bunia

06.09.14 | 09:13. Archivado en Costumbres, Artículos José Carlos (JCR)

(JCR)
Un nuevo viaje de trabajo me lleva al Noreste de la República Democrática del Congo. En estos trayectos casi nada suele salir de acuerdo a lo previsto y ya es el tercer día que estoy en Bunia, donde según el plan deberíamos haber parado apenas unos minutos para cambiar de .vuelo. Salí, con mi compañero, de Libreville, el pasado miércoles 3 de septiembre y tras pasar una noche en Entebbe (Uganda) cogimos un avión de la MONUSCO con destino a Dungu. Ese día nos dejaron en Bunia, y ayer cancelaron otra vez el vuelo a causa del mal tiempo. Espero salir hoy, sábado 6.

>> Sigue...


Regreso a Obo, el epicentro de la guerra del LRA

(JCR)
Obo es uno de esos lugares del mundo que parecen estar lejísimos de todas partes. Situado en .el Sureste de la República Centroafricana, allí pasé siete meses de mi vida en 2012. Desde 2008, cuando los temidos rebeldes ugandeses del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) golpearon por primera vez a sus sufridos habitantes, Obo se ha considerado el epicentro de los ataques de esta banda fanática. Volví a Obo hace pocos días con intención de saber si todo seguía igual.

>> Sigue...


Bangui. La mezquita destruida

(JCR)
Hablaba en mi anterior entrada del ataque que varios extremistas musulmanes lanzaron el pasado 28 de mayo contra una multitud de personas que se habían refugiado en la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en el barrio del Kilómetro Cinco de Bangui, asesinando a 16 personas e hiriendo a más .de 30. Al día siguiente, siguiendo la nefasta lógica del “diente por diente” un grupo de exaltados atacó el barrio de Lakouanga, uno de los pocos de la capital centroafricana donde quedan musulmanes, y destruyó la mezquita.

“Los que hicieron esto no eran gente de nuestro barrio”, me explica Jean Claude, consejero municipal del distrito número dos de Bangui, mientras me muestra las ruinas de la mezquita. “Llegaron de la zona de Boy Rabe y nos preguntaron a los vecinos que les mostráramos las casas de los musulmanes, pero varios de nosotros salimos a la calle y les dijimos que se fueran, que en nuestro barrio nunca hemos tenido problemas de violencia y queremos seguir viviendo en paz”, añade con un aplomo digno de admiración.

>> Sigue...


Bangui, entre la esperanza y la violencia

(JCR)
Un impacto de bala está marcado en la pared al lado de la imagen de la Virgen en la parroquia de Fátima, en el conflictivo barrio del Kilómetro Cinco de Bangui. Otros agujeros son visibles en varias partes de la iglesia y sus puertas fueron dañadas por explosiones de granadas .el pasado 28 de mayo cuando un grupo de extremistas islámicos atacó el recinto de la iglesia, donde se habían refugiado unas 5.000 personas. El ataque duró cerca de una hora y su trágico balance fue de 16 muertos y más de 30 heridos graves. Me lo cuenta el padre Moses Ottii, ugandés, que aquel día se salvó por los pelos encerrado en su cuarto, cuerpo a tierra, junto con sus otros tres compañeros combonianos y algunos de los desplazados que tuvieron tiempo de refugiarse con ellos.

>> Sigue...


Candados en las braguetas y otras perlas...

(AE)
Es una pena, lo digo con verdadera congoja intelectual, el hecho de que España quede física y culturalmente tan lejos de Uganda. Ya se sabe... las noticias de aquí aparecerán allá cuando haya un brote de ébola, cuando la región tenga un dictador sanguinario o cuando una empresa española comience a hacer prospecciones por aquí. Mientras eso no pase, calma chicha en los teletipos y el el mundo mediático...

En este estado de cosas, una de las estupendas y reconfortantes experiencias que los españoles de a pie y los hispanoparlantes en general se pierden, son las perlas de sabiduría de algunos estadistas locales. La entrada de hoy está totalmente dedicada al presidente ugandés Yoweri Museveni, porque cuando se despoja de los papeles en actos públicos, es cuando demuestra su piquito de oro más exquisito ya que lo aliña con “sabiduría africana” de su propia cosecha.

En estos días, el presidente ha oficiado la inauguración del Imbalu, la tradicional ceremonia de circuncisión masiva de chicos de la tribu Bugisu que tiene lugar cada cuatro años y que poco a poco se hace más famosa debido a las actividades culturales y sociales que tienen lugar alrededor de la misma.

>> Sigue...


Reflexiones sobre el Ébola en África

08.08.14 | 12:24. Archivado en Religión, Artículos José Carlos (JCR)

(JCR)
Tanto se ha escrito sobre el Ébola en África durante estos últimos días que dudaba si ponerme a escribir sobre este tema, que en España ha suscitado un especial interés desde que se supo que el religioso español Miguel Pajares, de la orden de San Juan de Dios, estaba imagesinfectado. La cuestión es saber si puedo decir algo nuevo que no se haya dicho ya y no decir ningún disparate, puesto que yo de temas médicos no entiendo. Mi compañero de blog publicó ayer un post que comparto totalmente sobre la falta de compasión de las autoridades españolas, que dejaron en tierra a dos religiosas africanas a las que se podía haber traído a Madrid. Yo intento añadir algo nuevo

>> Sigue...


Gobierno de España... ¿no tenéis compasión?

(AE)
En la crisis que está viviendo el golfo de Guinea debido a la epidemia de ébola, por una vez tengo que reconocer que el gobierno español ha hecho lo que tenía que hacer, ha enviado un avión para repatriar a dos misioneros, uno de ellos el padre Pajares y una hermana guineano-española que no estaba afectada por el virus.

Sin embargo, no puedo dejar de pensar en Chantal y Paciencia, otras dos misioneras africanas que por no tener un pasaporte comunitario se han quedado fuera de la evacuación. Me imagino el tono de voz con el que deben haber dicho aquel “por favor, sacadnos de aquí” que le formularon al periodista de El Mundo. Es durísimo, pero es la cruda verdad: un pasaporte al final determina la vida o la muerte.

Recuerdo que cuando estaba en Sudán las Naciones Unidas tenían una regla que solían cumplir fielmente: cuando se trataba de evacuaciones de seguridad, la prioridad estaba siempre con las personas (de diferentes nacionalidades) que estuvieran en la lista interna de seguridad que normalmente ponían al día las diferentes oenegés o agencias humanitarias. Los puestos sobrantes eran para las personas que no estuvieran en esa lista y que teóricamente no podían acceder de manera oficial a una evacuación. Me parecía una regla con mucho sentido común ya que era práctica y además implicaba algo de compasión y de flexibilidad para las organizaciones (incluidas comunidades misioneras) que no se podían permitir la contribución económica o la burocracia que incluía el poder ser parte de las listas de personas bajo el amparo de la ONU

>> Sigue...


La tomatina africana

05.08.14 | 16:15. Archivado en Desarrollo, Artículos José Carlos (JCR)

(JCR)
Hace poco me llamó la atención una interesante información publicada en El País en la que se contaba .cómo trabajadores de Ghana emigraban a Italia para cultivar tomates, un producto que antes producía su país y que ahora tienen que importar. http://elpais.com/especiales/2014/planeta-futuro/tomates-italianos/ Ghana no es, ni mucho menos, el único caso. En algún otro post he contado, en tono algo jocoso, cómo en Gabón, el país donde trabajo desde abril de este año, encontrar un tomate en el mercado puede resultar complicado, sencillamente porque aquí no se cultivan.

>> Sigue...


Sábado, 20 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Sindicación