Editado por

Jorge Gómez AlcaláJorge Gómez Alcalá

Sobre el autorautor ContactoContacto
Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
Blogs
Punto de vista

Punto de vista

La estúpida muerte de un Testigo de Jehová

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Auchan Retail España presenta La Vida Azul

Juan Luis Recio

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Meditaciones 17

Miguel Ángel Mesa Bouzas

En clave de África

En clave de África

Una merecida victoria para una mujer excepcional

JC Rodríguez, A Eisman

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Salvar el barco España

Manuel Molares do Val

Hermosillo

Hermosillo

Terremoto, temblor en México; la segunda noche

Efrén Mayorga

Corrupción global

Corrupción global

2026 El terremoto sufrido ayer por los hermanos mexicanos es menos grave que su nivel de pobreza.

Luis Llopis Herbas

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Los jóvenes de Arran marran

Ángel Sáez García

Religión Digital

Religión Digital

¡Bandidos!

Religión Digital

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

¿PROGRESISTA? CONSERVADOR

Josemari Lorenzo Amelibia

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Solo la Ley

Antonio Pérez Henares

No más mentiras

No más mentiras

Más sobre las perniciosas autonomías

Antonio García Fuentes

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

EL HOMBRE ES UN SER ESPIRITUAL

Francisco Baena Calvo

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Los suyos, los míos, los nuestros: ¡Ay, Barcelona bendita!

Chris Gonzalez -Mora

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

“¡No nos olviden!”, la devastación en la diócesis de Cuernavaca

Guillermo Gazanini Espinoza

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Golpe de Estado en marcha (16)

Vicente A. C. M.

In itinere

In itinere

EL MODERNISMO RELIGIOSO Y SU CRISIS

Antonio Aradillas

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Foro I.Ellacuría

Francisco Margallo

Opinión

Opinión

Antonio Casado - El Estado se defiende

Opinión

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

El Rezongón. El problema de Cataluña

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.



EL TERRORISTA

Permalink 08.12.15 @ 18:03:17. Archivado en Violencia, Psicoanálisis, Clínica, Cultura, Política, Psicología, Salud Mental, Investigación

Jorge Gómez Alcalá

El debate en el campo de la Psiquiatría y de la Psicología sobre la entidad de las Psicopatías, que en Psicoanálisis conocemos comúnmente como Perversiones, no está cerrado.
El núcleo de la polémica reside en situar a estas patologías como una estructura en sí misma, como lo son las Neurosis o las Psicosis, o bien considerarlas como síntomas que participan de diferentes estructuras y que se manifiestan en actos o acciones concretas.
De ahí que algunos especialistas prefieran colocarlas dentro de lo que denominaban o denominan Neurosis Actuales. En fin.

Sobre los orígenes de las perversiones, surge rápidamente una idea. En la base de todo sujeto hay un trauma. Hubo trauma, como en el caso de todo el mundo, pero el “futuro” perverso, ese que se va formando en los primeros años de la vida, quiere asumir lo inasumible, ahí donde otros huyen, reprimen, anulan, ocultan o convierten en síntomas corporales.
Asumir es tomar para sí, hacer suyo, cargar sobre sus hombros, atribuirse.

Imagínese: recibe usted un impacto, algo que falla, que no anda, un castigo, una bofetada, en todos los sentidos del término, real o metafóricamente, la repercusión de un fracaso y en vez de sufrir a pesar suyo, de construir defensas, se dice, no es a pesar mío que eso me sucede, soy yo quien lo quiere, si lo quiero será bueno, eso es lo que quiero, es lo que me agradaría, es lo que deseo.

Por supuesto, eso no se dice explícitamente, pero todo sucede como si todo así fuera. Usted ha sido “quebrado” y en vez de quejarse o de buscar otros apoyos, alguien que lo escuche, un médico, un familiar, un amigo, encuentra por una pirueta, apoyo en sí mismo.
Asumir a este nivel es devolver la bofetada al Otro, (al Gran Otro) incluso aún más fuerte; es apoderarse de él. La perversión es un traumatismo asumido, hecho propio, es decir la amplificación en el campo sádico de lo que le sucede al masoquista.

En esta lógica paradojal, es asumiendo el acontecimiento como se le rechaza. Lo que no se asume es que aquello provenga de otra parte; que sea Otro. Y para mantener esta posición se necesita un montaje, un producto, una droga un artificio.
De todas maneras hay una prolongación de sí mismo a través del otro abolido, aniquilado. Algunos recuerdan el traumatismo como si se sintieran maravillados, fascinados.
La perversión es la conservación asumida de cierta desnudez del ser. Algo que fascina al neurótico. El perverso juega con el Ideal del neurótico, lo tiene al alcance de la mano, lo disfruta.
Soportarlo todo, tomarse por el Todo, fusionarse con él.

La embriaguez del impacto es sustituida por el juego, y éste da lugar a un nuevo nacimiento. Uno integra el abismo. La tentación fetichista es la de una prolongación total. El Uno completo.
El perverso se prolonga en las creencias más descabelladas de su origen mismo. El efecto de esta actitud auto-referencial es: llegar a estar celoso de sí mismo.
El futuro perverso ha conocido el traumatismo absoluto, el de la Nada: donde la cosa sin nombre, la cosa necesitada de nombre ha dejado creer que podríamos darle uno, un nombre que resista y que la complete.
Habitualmente los sujetos “normales” utilizamos para remediar este fallo en el lenguaje las fantasías y las creencias. Es más, en la adolescencia pasan a un rango primordial.

Pág. 1 2 3 4


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital