El buen vivir de Juan Luis Recio

Hablemos asín, el último libro de Alberto Gómez Font, sobre la lengua que dicen vulgar

22.04.19 | 09:00. Archivado en Libros, revistas

Si Errores correctos (mi oxímoron) se trataba de una colección de palabras y expresiones que fueron censuradas durante años y hoy ya forman parte de la norma culta, en Hablemos asín el autor ensalza voces que, aunque hoy se consideran vulgares o coloquiales, suenan en las conversaciones de los bares, en las notas manuscritas, en los tuits…

Siguiendo la máxima de que los hablantes son los auténticos dueños del idioma, el autor, Alberto Gómez Font, con quien me une alguna que otra correría coctelera, se propone desempolvar las páginas de los diccionarios y dar fe de algunos términos y expresiones que todavía se censuran y rechazan en pro del buen uso del español.

A grosso modo (con su a precedente, hoy considerada incorrecta), «este libro podrá parecer, cómo no, una provocación para todos los que rechazan el lenguaje relajado, y lo es, sí, pues uno ya tiene edad y kilómetros como para permitirse ese lujo, con la esperanza, claro está, de que quienes lo lean sonrían y pasen un rato divertido pensando que me volví loco, y por eso no vengan a regañarme, como yo regañé a tantos y durante tantos años».

Como afirma Miguel Wald, el libro supone aire fresco para lo que ya hace años los hablantes se han dedicado a hacer: hacer la lengua suya.

Alberto Gómez Font, miembro correspondiente de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE), miembro del Consejo de Redacción de la revista Archiletras y del Patronato de la Fundación Duques de Soria, es barman y lingüista, y, por razones de edad —ya es sexygenario— varias veces ex: exdirector del Instituto Cervantes de Rabat (2012-2014), ex redactor jefe de la web Practica Español de la Agencia Efe (2015), excoordinador general de la Fundación del Español Urgente (2005-2012) y exasesor lingüístico y revisor de textos en el Departamento de Español Urgente de la Agencia Efe (1980-2015). Y si vuelven a leer este párrafo, verán que al barman y al lingüista no les pone el prefijo ex.

Miembro del colectivo Palabras Mayores, dedicado a la impartición de talleres sobre esa misma materia y otras cuestiones relacionadas con el español. También es coautor, entre otros, del libro Palabras mayores. 199 recetas infalibles para expresarse bien, de la Enciclopedia de español en los Estados Unidos, y de unos cuantos manuales de estilo de diversos medios de comunicación ―entre ellos el Manual de español urgente de la Agencia Efe―, despachos de abogados y otras empresas y asociaciones de España y América. Colaboró con la Asociación de Academias de la Lengua Española en la redacción del Diccionario panhispánico de dudas, en la última edición (2014) del Diccionario de la lengua española y en el Libro de estilo del español. Entre sus numerosos trabajos sobre el uso correcto del español están los libros Donde dice.. Debiera decir…, Diccionario de Español Urgente, Español con estilo y Errores correctos (mi oxímoron). También ha publicado libros de relatos, como Cócteles tangerinos y Sabores colombianos, y es coautor de las guías de bares Madrid en 20 tragos y Barcelona en 20 coctelerías.

Pero, para conocerle mejor y saber más de qué va el libro, leamos esta entrevista al propio autor de la obra, Alberto Gómez Font, facilitada por la editorial:

* Llama la atención el título del libro, ¿no es un vulgarismo decir “asín”?

No es de recibo llamar “vulgarismo” a la lengua popular, y en este caso no es solo un uso popular, sino un arcaísmo, y como tal tampoco debería ser censurable.

* En el libro dices que durante años te dedicaste a “regañar” a la gente por su manera de hablar y escribir, ¿cómo se pasa de ser el que regaña a proponer hablar “asín”?

Este libro es el paso siguiente, el paso adelante lógico tras el anterior, titulado Errores correctos (mi oxímoron), que eran las confesiones de un corrector-regañador desengañado, pues se da cuenta de que la mayor parte de su trabajo y casi todos sus esfuerzos por redirigir a los periodistas —durante 32 años— hacia el uso correcto fueron en vano.

* ¿Por qué crees necesario relajar nuestra habla?

En la introducción del libro propongo jugar a saltarse las normas y también sugiero un acercamiento al habla popular, a la forma de comunicarnos con menos corsés que solo sirven para incomodarnos y para que los puristas los usen como armas arrojadizas contra los que hablamos relajado.

* Comentas que la Real Academia no es quién para decidir si una palabra existe o no, ¿quién, entonces, tiene ese derecho?

Ese derecho lo tengo yo, y también lo tiene cualquier persona con un funcionamiento lógico de su mente, pues quien se atreva a decir que una palabra no existe o está desequilibrado o no se entera de lo que se está hablando. Es como si a mí me ofrecen una fruta que no conozco, y cuyo nombre no está en los diccionarios, y afirmo que esa fruta no existe.

* ¿Podemos saltarnos las normas lingüísticas como nos parezca?

Casi todas las normas —lingüísticas o no— están ahí para que juguemos a saltárnoslas de vez en cuando, lo contrario solo es propio de la gente aburrida y sosa. Y para saltarnos las normas debemos conocerlas bien y así poder jugar con ellas y divertirnos con las caras de nuestros interlocutores cuando lo hacemos.

* Has escrito y colaborado en diferentes obras sobre el uso del español, pero ¿crees que tienen fecha de caducidad los manuales de estilo y diccionarios?

Caducan el día en que llegan a la imprenta, pues todo lo que pasa en la lengua a partir del cierre de la edición ya no podrá estar en esos libros, y cada día pasan cosas nuevas. Ahora bien, se trata de una caducidad a medias, pues que no esté en ellos lo nuevo no implica que lo que sí está recogido en sus páginas ya no sirva; eso ocurre en un porcentaje mínimo por algún cambio de última hora en la norma.

* En 2017 publicaste Errores correctos (mi oxímoron) donde recogías palabras antes erróneas y que en la actualidad se consideraban correctas. ¿Serán algún día los términos de Hablemos asín un error correcto?

Estoy convencido, estoy seguro. No todos, pero sí muchos de ellos. Tiempo al tiempo.

Hablemos asín
Autor: Alberto Gómez Font
Editorial: Pie de Página
Colección: Tinta Roja
Formato: 15 × 23 cm
Páginas: 190 páginas
ISBN: 9788494831072
PVP: 19,90 €
Lanzamiento: 1 de abril del 2019


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Juan Luis Recio [Blogger] 23.04.19 | 10:28

    Muchas gracias por avisar, es una errata y ya la he corregido, saludos cordiales, Juan Luis

  • Comentario por Esteban Giménez 22.04.19 | 23:06

    Soy amigo de Alberto Gómez Font y he tenido el honor de que prologara mi último libro, el año pasado. En cambio, desconozco al autor de la entrevista que, en una de sus preguntas, pone , en la que utiliza el posesivo masculino 'nuestro' junto al sustantivo femenino 'habla', en lugar de 'nuestra habla'. Prof. Esteban Giménez.

Domingo, 26 de mayo

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Mayo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031