El buen vivir de Juan Luis Recio

Antigua Taquería en un Madrid castizo, multiétnico y plural

Se llamaba Bar Máximo desde 1941, y estuvo durante décadas en la calle de Cabestreros, en la zona fromteriza entre El Rastro y Lavapiés, frente al restaurante senegalés Baobab que se abre a la fuente de la que, antes, cuando corría por allí el agua, se decía que uno era muy macho si allí había bebido. Es la fuente de Cabestreros, claro, donde hay una placa que dicen que destapó, tras mucho tiempo oculta, Paco (ahora al frente de una taberna aún con más rancio abolengo, la Taberna de Antonio Sánchez, en Mesón de Paredes, calle también con nombre de bar), placa que permite leer República Española 1934 y donde una laica procesión rinde homenaje a la República cada 14 de abril.

Pongamos que hablo de Madrid, sí, pero ahora también, en gran medida, de México, ya que la vieja taberna Máximo, sin perder apenas sus raíces en cuanto a estructura y decoración, ha devenido en taquería mexicana, y además, lejos de los tópicos machistas sobre ese país, está atendida, creo que exclusivamente, por mujeres. Todo un descubrimiento que dudaba en compartir con ustedes, pero que al final no tengo más remedio que dar a conocer, para bien de todos, así que vayan, disfruten y cuenten a sus amistades del descubrimientro que estoy seguro les va a sorprender tanto como a mí. Yo inlcuyo en el post en la sección "no se lo digas a nadie" para que no se colapse de público y que vayamos conociendo el lugar y su oferta popco a poco, viendo como se abren sus posinbilidades y cómo descubrimos los tesoros que allí se elaboran.

La Antigua Taquería se llama así, según me contó su propietaria, Raquel, porque también posee un lcal en Malasaña, Antigua Farmacia, y juega con ese guiño para conocedores y con la antiguedad de la taberna anterior que aquí hubo hasta hace poco, Máximo.

Al entrar es muy importante ver lo escrito en las paredes, sobre los espejos, donde encontramos toda la oferta, tanto de comidas como de bebidas. Desde hace poco abren desde por la mañana, ofreciendo desayunos, y por la tarde meriendas. La oferta es básicamente mexicana, sí, pero combinada con lo más castizo. Se puede tomar tranquilamente una caña o un vewrmú de grifo y pedir un taco o luego un tequila.Tienen muy buenos tequilas, como el Espinoza, servido en caballitos y si se quiere acompado con una muy buena sangrita que se elabora artesanalmente en la casa. Hay buen mezcal, y cócteles con tequila, desde un clásico y excelente Margarita, hecho al momento y con limones del Caribe recién exprimidos hasta otros cócteles más creativos. Los tequilas y mezcales están de 4 a 8 euros y el Margarita a 6 €.

Tienen también cervezas mexicanas (chelas), como la Pacífico, la Modelo o la aquí llamada Coronita (allá Corona) y les recomiendo muy mucho que tomen michelada, ya sea la tradicional y especialmente la que llaman cubana, picantona y refrescante para los tiempos más cálidos que pronto nos llegarán y que con impaciencia esperamos. Yo les llamaba respectivamente Chelada y Michelada, pero sobre eso, como siempre en la coctelería, siempre hay equívocos y senderos alternativos. Los precios, 3,50 a 4 € y vale mucho la pena. las cañas normales, el vermú y eso es más barato.

Igual que la comida, no por ello de menor calidad. Tienen diversos tacos y quesadillas, unos con tortillas de trigo y las otras, de maiz, mu atractivas, desde 1,50 €. las hay clásicas y otras más innovadoras: flores de calabaza, papas, huitlacoche, huevo con trufa, etc. Además hacen huevos rancheros, chilaquiles, etc. Y sioempre, parta quien no le guste, algunas opciones más de aquí. Y tres salsas, de distintos sabores y nivel de picante, muy bien explicadas en los espejos. Y a las chicas se les puede preguntatr, claro, que lo explican todo con mucho detalle y también elaboran comidas y bebidas con profesionalidad y cariño, creando un ambiente en el que uno se siente bien acogido. Como curiosidad decir que ya he ido varias veces pero aún no he escuchado una ranchera, sino más bien calma música francesa. Otro guiño a descubrir...

Abre todos los días desde las 11 de la mañana. De lunes a jueves, así como el domingo, cierra a las doce de la noche, y los viernes y sábados aguantan hasta las dos de la mañana. Ya saben donde me pueden encontrar e iré especialmente el 15 de septiembre, ¿saben por qué?

Por el grito, sí, la fiesta de la independencia mexicana, aunque si me toca estar en la Plaza de Garibaldi me acercaré a la Pulquería Hortensia y brindaré por este local, La Antigua Taquería, que ha apostado por algo valiente y con corazón, un local diferente y de calidad en un Madrid castizo, multiétnico y plural por el que nosotros desde aquí igualmente apostamos.

Antigua Taquería
c/ Cabestreros, 4
28012 Madrid
Teléfono: 91 530 82 70
www.antiguataqueria.com (si no va, busque en Facebook donde tienen mucha actividad)


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 21 de mayo

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Mayo 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031