El barón rampante

Los nuevos fariseos se rasgan las vestiduras: los sastres no dan abasto

30.05.18 | 09:49. Archivado en Francisco

Una de las escenas más recordadas de la magnífica 'Casablanca' es aquella en la que el capitán Renault, conminado por los nazis, ordena cerrar el local de Rick. “¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo! He descubierto que aquí se juega”, afirma el jefe de policía, justo antes de que el camarero se dirija hacia él con el dinero ganado esa noche en la ruleta. “Sus ganancias, señor”. “¡Oh, gracias!”. Algo así ocurre, con mucho menos estilo, entre algunos sectores ultraconservadores, que rasgan sus vestiduras cuando, simplemente, se les pone delante del espejo.

Son pocos, muy pocos, y no representan a nadie, pero se juntan y hacen mucho ruido. Y son capaces de amedrentar a no pocos obispos, a quienes insultan y persiguen hasta la saciedad, mucho más si afirman 'conocer' algunos de sus secretos. Cada vez más envalentonados, han dejado la resistencia silenciosa ante este Papa y su apuesta decidida por el Evangelio de Jesús frente a la doctrina cerrada a los hombres (y mujeres), y se han lanzado a la crítica abierta y descarnada. Sin red.

Recogida de firmas, exigencias de aclaraciones, acusaciones de herejía, de "caos doctrinal" (sí, querido sacerdote ultracatólico, sí, como tú bien sabes, pues fuiste tú quien lo dejaste escrito y pediste que se publicara), petición de excomuniones... Algunos, incluso, hablan de deponer a un Papa que consideran ilegítimo. Eso sí, todo bajo el barniz de por el bien de la Sagrada Doctrina, la Tradición y, en definitiva, de la Santa Iglesia inmutable, fundada por Cristo. Un Cristo que ya sufrió el acoso de aquellos fariseos y escribas, hipócritas y falsos maestros de la ley, que aseguraban ser los únicos custodios de la Fe y la Verdad, los únicos guardianes de las puertas del cielo. Ni siquiera en eso son originales.

Sólo cuando se les pone delante de la realidad, cuando se desvelan sus auténticas intenciones, se rebelan, rasgan sus vestiduras, dan golpes de pecho y arremeten contra el mensajero. Nada nuevo bajo el sol. Al menos, un respiro para los profesionales de la sastrería, que no dan abasto ante el nuevo espectáculo público de los fariseos de hoy. "¡Qué escándalo, qué escándalo!" Y qué pena más grande, pastores con piel de lobos...


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Maitetxu 06.06.18 | 22:43



    bla, bla, bla, bla, ... da nombres, cobarde



  • Comentario por Manolo 05.06.18 | 16:24

    No dando nombres, lo mismo se pueden dar por aludidos casi todos que ninguno...

  • Comentario por Bah 02.06.18 | 23:48

    Tan mal escrito como siempre.

  • Comentario por asf 02.06.18 | 16:26

    cuálo?

  • Comentario por 30.05.18 | 18:27



    N. de la R.: Deja de intentarlo.

Sábado, 23 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930