El barón rampante

Los obispos dejan "colgada" a la FERE

13.03.08 | 21:35. Archivado en Irak
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido


"Motivos de agenda contraídos antes de su reciente nombramiento". Esta es la razón oficial para que el nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza, Casimiro López, no acuda a la Asamblea anual de FERE-CECA y EyG. El obispo de Segorbe-Castellón, muy ocupado por lo visto, sí ha tenido tiempo para enviar una carta, que ha sido leída por Modesto Romero, y en la que dice "confiar" en la "ayuda inestimable" de las escuelas católicas. "Sois vosotros, primordialmente, quien habéis sido llamados, con una vocación y gracia especial para el servicio educativo de la Iglesia", afirma monseñor. Y, sin embargo, las intromisiones del Episcopado son constantes, especialmente en Educación para la Ciudadanía, que curiosamente fue uno de los temas estrella de esta reunión.

La Asamblea se está celebrando en la sede de Confer, un motivo más para hacernos ver cómo, cada vez más, los caminos elegidos por la jerarquía y las congregaciones se van separando. No hubo presencia episcopal, pero sí un nutrido apoyo de los religiosos, que por otro lado -y como reconoció el propio Casimiro López- son los máximos responsables, en el seno de la Iglesia de la educación en valores.

Haciendo gala de una exquisita elegancia en momentos que, en privado, muchos de los responsables de FERE y Confer han definido como "muy difíciles", porque algunos responsables episcopales "van a por todas", la presidenta de FERE-CECA, Inmaculada Tuset, mostró el deseo de las escuelas católicas "de total comunión y colaboración para bien de la educación católica en España”.

La Presidenta de FERE-CECA y EyG también resumió las actividades más destacadas del año, haciendo especial hincapié en el esfuerzo realizado para el mantenimiento del carácter propio de los centros católicos, tanto en lo que se refiere a su continuidad, como en lo que concierne a su proyección en los contenidos curriculares, y muy especialmente en el debate generado por la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía. “No ha sido una etapa fácil, nos ha pedido discernimiento, serenidad, diálogo y libertad”. Tres virtudes que, en el seno de la Iglesia oficial, no parecen estar muy a la orden del día.

Hay que recordar, con respecto a Educación para la Ciudadanía, que el pasado día 7 los colegios católicos de la Comunidad de Madrid renovaron su compromiso de "impartir la asignatura con la total garantía de que su orientación y contenido serán absolutamente coherentes con el carácter propio de sus centros" con independencia "de la comprensión que merezcan las decisiones que las familias puedan adoptar". Libertad, diálogo y, sobre todo, serenidad.
Un gesto significativo corrió a cargo de Manuel de Castro, quien tuvo palabras de agradecimiento tanto para Ricardo Blázquez como para Antonio Dorado, mostró la disposición de las escuelas católicas para colaborar con la nueva cúpula de la Coferencia Episcopal y reiteró que la política de ambas instituciones “ha sido, es y será de cercanía, relación y reconocimiento mutuo”.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 30 de agosto

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Agosto 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031

    Sindicación