El alma del haiku

Aware

25.02.12 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado

Kare-ashi ya
Naniwa irie no
sazaranami

枯葦や難波入江のさざら浪

Los juncos secos:
El suave ondular de las olas
de la ensenada de Naniwa

Lo sagrado nos llega a través del haiku como esos momentos del desenvolverse de la existencia que nos obligan a reconocerlos, a claudicar ante ellos. No hay objetividad en qué sea lo sagrado; lo sagrado es cualquier cosa que se nos muestre a cada uno de nosotros como tal, completo, sin fisuras, como una fuerte impresión a la que no podemos permanecer ajenos; impresión que en japonés se llama aware:

Kare-ashi ya
Naniwa irie no
sazaranami

枯葦や難波入江のさざら浪 ONITSURA

Los juncos secos:
El suave ondular de las olas
de la ensenada de Naniwa

Así, sin más, este haiku compuesto de tres nombres comunes, un nombre propio, un adjetivo y dos partículas, forma una red de palabras en las que queda atrapado “lo sagrado”.

En absoluto es un poema en honor a un lugar llamado Naniwa. Pero el lugar es el marco que contiene el suceso; por eso es importante que hablemos de un lugar en concreto. No es una ensenada en abstracto ni una ensenada cualquiera, tiene nombre propio, porque todo en la realidad lo tiene; y el poeta en este caso lo conoce. El nombre propio de las cosas es su carta de naturaleza en el mundo de lo trascendente, aunque nosotros no tengamos siempre por qué saberlo. Pero si existe es que tiene nombre. Y el poeta quiere conocer el nombre de toda cosa porque quiere impregnarse de su existencia, de la plenitud de su existencia que llega hasta el nombre que la nombra.

Es mucho más que un poema que hable de los juncos secos de una ensenada bañados por las olas. Y lo es por cómo Onitsura ha conseguido aislar un suceso normal, cotidiano, resaltarlo del resto de todo lo que lo rodea usando para ello unas cuantas palabras, y hacérnoslo llegar: “las olas bañan los juncos, los juncos están secos, así es el mundo, esto sucedió, yo estaba allí, de esto me di cuenta”. La existencia de las cosas, el suceder de los eventos es lo sagrado. Y el poeta, el que toma nota de lo que ocurre, el que da fe de todo lo que hay, el notario mal pagado de la existencia.


Omodaka

05.01.12 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado

やれ壷におもだか細く咲きにけり
Yaretsubo ni omodaka hosoku saki ni keri
ONITSURA

En un jarrón roto
floreció frágil
la blanca flor de los pantanos


Infierno

Yo no naka wa
jigoku no ue no
hanami kana

世の中は地獄の上の花見哉
ISSA

Mientras estamos en este mundo
por encima del infierno
¡poder contemplar las flores!

Una flor es para un japonés un extracto de la belleza del mundo, de su capacidad generadora de vida y del placer que nos produce estar vivos en un lugar tan frágil.
Sobre la contemplación de las flores se han escrito haikus gloriosos en la historia de la literatura japonesa, así que la elección de uno para comenzar el epígrafe se hace casi imposible sin cometer injusticia. Puestos a inclinarnos por alguno, quizá nos impresione de una manera particular este haiku de Issa

En poesía japonesa en general, y en haiku en particular, el repertorio de asombro por el florecer es amplio. Encontramos haikus con la extrema sencillez de Onitsura -en el primer haiku que citamos a continuación- y otros que rodean el hecho del florecimiento de una aura mágica como puede verse en el de Buson que le sigue:

庭前に白く咲きたる椿かな
ONITSURA

En el jardín
ha tenido lugar la floración
blanca de una camelia

虹を吐き開かんとする牡丹哉
BUSON

A punto de abrirse
exhalando un arco-iris,
la peonia


Hilos de voz

26.12.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, A4) Tipos de haikus

春雨の底を探すや声の糸
Harusame no soko o sagasu ya koe no ito
ONITSURA

Buscaré hilos de voz
en el fondo
de la lluvia primaveral


Canto verde

20.12.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, A4) Tipos de haikus

 

鶯の青き音をなく梢かな
Uguisu no aoki ne o naku kozue kana
ONITSURA

El canto verde
del uguisu
en la copa del árbol


Tokoro-dokoro

04.12.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado

春の水ところどころに見ゆるかな
Haru no mizu tokoro-dokoro ni miyuru kana
ONITSURA

En algunos lugares
ya puede verse
el agua del deshielo


Palabras de luz

30.11.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, A4) Tipos de haikus


 
灯火の言葉を咲かすさむさかな
Tomoshibi no kotoba o sakasu samusa kana
ONITSURA

¡Este frío
hace florecer
palabras de luz!


Oboro

20.11.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado

おぼろおぼろ灯見るや淀の橋
Oboro oboro tomoshibi miru ya yodo no hashi
ONITSURA

Por entre la niebla
se aprecia la luminosidad
del puente de Yodo


Campana

15.11.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado


 
遠来る鐘のあゆみや春霞
Tohôkuru kane no ayumi ya haru kasumi
ONITSURA

Los que traen la campana
vienen caminando desde lejos.
Niebla de primavera.


Asombro

10.11.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado


 
それは又それはさへづる鳥の声
Sore wa mata sore wa saezuru tori no koe
ONITSURA

“¡Oh!”, y de nuevo
“¡Oh!”… El canto inagotable
de los pájaros


Fugu

02.11.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado

ふぐくふてその後雪の降りにけり
Fugu kûte sono ato yuki no furi ni keri
ONITSURA

He comido “pescado globo”,
y, después de eso,
ha nevado


Codorniz

01.11.11 | 12:00. Archivado en Onitsura, Clásico, haiku de lo sagrado

伏見には町屋のうらに鳴く鶉  
Fushimi ni wa machiya no ura ni naku uzura
ONITSURA

En Fushimi, al fondo
de las casas de los comerciantes
canta una codorniz


Miércoles, 26 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31