El alma del haiku

Acaba de publicarse "la inocencia del haiku"

29.05.12 | 23:36. Archivado en E) Sobre el autor

Título: La inocencia del haiku.
Selección de poetas japoneses menores de 12 años
Compilador: Vicente Haya
Traducción de
Vicente Haya
Edición bilingüe
Colección: Poesía
Páginas: 211
Tamaño: 14 x 21 cm
ISBN: 978-84-15168-07-2
Precio en España: 26 €
Precio en México: 470 m. n.
Vaso Roto Ediciones

Contenido: 160 haikus fascinantes escritos por niños japoneses

Un verdadero haijin (poeta de haiku) lo primero que debe hacer es buscar la inocencia dentro de sí. Sólo o con ayuda. El haiku que hacen los niños puede ayudarnos a encontrarla. El haiku no son sólo palabras. La mirada limpia es esencial, el saber estar sin esperar nada es esencial, la ausencia de juicio al género humano es esencial. Todo es necesario en el haiku. Los niños nos enseñan también a seleccionar de entre la infinitud de objetos poéticos que nos rodean los asombros más elementales, los que pasan más desapercibidos. Todo merece un haiku, pero hay asombros más imperceptibles que otros. Se trata de que nuestra atención sea plena y eliminemos los obstáculos entre nuestra percepción y eso que hay ahí fuera y se llama “mundo”. En cierta ocasión escuché a un anciano pintor decir “Si fuéramos capaces de percibir de un golpe todo lo que hay ahí fuera reventaríamos”. Por eso se nos da la oportunidad de hacer un proceso, un camino de agigantamiento de nosotros mismos, vía para aumentar nuestra capacidad de sentir. Sentir más, ser más lo de fuera y menos lo que ahora somos. Por eso fue abandonado el haiku arcaico como una aberración, porque lo exterior era sólo una excusa para hablar de nosotros y de nuestro mundo. Desde Bashô quedó desterrada esa propoensión humana a proyectar los elementos del mundo humano sobre la naturaleza; esos haikus que instrumentalizaban la naturaleza y en los cuales una luna era un abanico sin mango dejaron de escribirse. Y por eso también están mal vistos o apenas existen los haikus de amor, los haikus filosóficos, los proselitistas; no porque el amor, el pensamiento o la religión tengan nada de malo, sino porque son lo que ya somos, lo que ya sabemos que sentimos, pensamos o creemos. Y hay que salir de ahí hacia el mundo, hay que dejar de escuchar la vibración de lo de dentro y dejar entrar la que nos viene de fuera.

Los niños, naturalmente, poco a poco van enfermando de nuestras mismas enfermedades, la del consumismo, la del egoismo, también la de la estupidez, pero mientras hacen ese proceso de pérdida de la infancia aún son capaces de extraordinarias apreciaciones, como podremos comprobar en esta antología. Gracias a lo que estos niños japoneses sintieron alguna vez, y dejaron por escrito, ahora nosotros podemos recuperar esa inocencia que un día perdimos. Ni se sabe ya hace cuánto tiempo.

Listado de haikus traducidos:

Aburasemi ippai naite boku hitori
Ajisai ga ame ni nureteru kaerimichi
Ajisai no kinô no iro ga kawatteru
Akatonbo ie no naka made aoi sora
Akatonbo mune no takasa ni fui-ni kuru
Akatonbo tamago o umu yo mizu no naka
Akatonbo tobu hyappiki ga onaji muki
Aki ga kita chi-chi-chi-chi-chi-chi to kusa no kage
Aki no kaze kyû ni muki o kaetagaru
Ame no hi ni happa ni tsuita katatsumuri
Ame no naka boku no asagao yatto saku
Ame no naka kami no ke nurete kaeru michi
Ame no naka kiyomizudera o sagasu mado
Ame no naka suisen tsun-tsun saite iru
Ari-san ga boku o miteta marui me de
Asagao ga ashita wa ikutsu saku no kana
Asagao ga bô ni makitsuki hana fuyasu
Asagao ga hitotsu futatsu to saite ita
Asagao no hana o kazoete mizu o yaru
Asagao no tsuru ga shiorete dekita tane
Atsui kara hei o aruite neko ochita
Azemichi no batta wa kusa ni sugu bakeru
Bâchan no hôgen o kiku kingyôtachi
Boku no ushi furimukinagara urareteku
Bon-odori minna no kage mo mawatteru
Bûmeran nageta totan ni tsubame kuru
Buranko o koide noboreba aki no sora
Byôin e modoru jîchan ine miteru
Chiisai kemushi mo isshôkenmei ikiteru yo
Chikayoreba imôto tsuchi no nioi suru
Densha yure kaisô mitai ni kyaku yureru
Dokomade mo oikakete kuru taki no oto
Dote no ue butsukarisô ni akatonbo
Erâ suru tonbo ga tôrisugita kara
Furo agari haha no nioi to mushi no koe
Fuzoroi no taoru hosarete kyanpujô
Ginyanma kenka shinagara tonde yuku
Hachi ga tobu ari mo aruite haru ga kita
Haibin ni jako ga jûyonhiki haitta yo
Hakamairi kâsan boku o mite kudasai
Haru no hoshi kazoeru tabi ni kazu chigau
Haru no yama dôbutsutachi ga ugokidasu
Harusame ni kusai no sakura asu ni saku
Hasu no ike hiraku no tsubomu no chitteru no
Hatsu hinode nami ni yura yura agatteru
Hatsu hinode yatto detekita makkakka
Hikkoshi no ichiban ato ni kingyô kuru
Himawari ga ohisama abite genki yoku
Himawari ni testo manten oshieta yo
Himawari no takasa o hakaru kodomotachi
Himawari to minna narande seikurabe
Hitogomi ni chichi no te sagasu Awa-odori
Hiyashinsu yura yura yureru mado no shita
Hôhokekyô kuchibue fuku to mane o suru
Hôkago no yûyake mite iru tsukue-isu
Hôsenka hosoi happa ni hitoshizuku
Hôsenka patto hajiketa kuroi tane
Hôsenka shitakara jun ni saite kuru
Hotaru-san happa ni nosete agemashô
Hotarutori chichi to arukeba chichi no nioi
Imohori wa tsume no naka made tsuchi ni nari
Inago-tori nigeru inago ga fuete iru
Ine no ha to mazatte detekita amagaeru
Ine no taba hakonde ureshii omosa da na
Inekari no nioi ga shiteru nichiyôbi
Ishikereba tomatta tokoro ni shimobashira
Iso asobi kani to isshôni yoko-aruki
Jîchan o moyasu kemuri da haru no kumo
Kabutomushi hikkuri kaeshi ashi o furu
Kagami niwa aki to mô hitori no boku ga iru
Kai hiroi ippai atsumete nami no koe
Kaki no ki ni nobotta boku ga kaki ni naru
Kamakiri ga nihon no kama de odosunda
Kame-san ga inemuri shiteru mizu no naka
Kaminari da Tôhoku chihô makkura da
Kaminari ni neko ga awatete kakete kuru
Kaminari o nagamete taberu yûgohan
Karamatsu hyaku nen kakete miki tsukuru
Kasa hiroge omosa de taifû kanjita yo
Katatsumuri aruita michi ga hikatteru
Katatsumuri non-non aruku ame no naka
Kaze no naka mugi no ho to ho ga gottunko
Ki no miki ni jikan no tomatta semi no kara
Kin iro no kemushi no senaka ni kaze ga fuku
Kinoko-gari yama ga ôkiku yurete iru
Kirê da ne kiete shimatta nagareboshi
Kiri ga furu yama mata hitotsu keshinagara
Kirigirisu esa nakunatte kenka shita
Kitakaze ga minna o kaze ni shite iku yo
Kitakitsune fuyu wa samishii yuki no hara
Kosumosu ga yurete watashi mo yurete iru
Kosumosu ni ki-iroi oshiri no hachi tomaru
Kosumosu no naka de kosumosu iro naru
Kotori-san suzushii kaze o sagashite iru
Kumazemi no nakigoe hibiku aoi sora
Kumo ga fuwa fuwa retasu no naka de chô neteru
Kumo no ito kaze ni fukarete kiresô da
Kumo ugoki jitto gaman no otsukisama
Kuri mukeba kâsan yama no hanashi suru
Kuro-ushi ga tonbo o nirande ugokanai
Kuruma kara taue o mita yo ame no naka
Meigetsu o sekai no minna ga miteiru yo
Michibata ni tsuyu-kusa sotto saite ita
Mikazuki ni hotaru acchi ni iru yo kocchi ni mo
Mim-mim to atsusa yonderu semi no koe
Mizu o maku tachimachi kage ga kiete iku
Mizutamari hitotsu hitotsu ni kyô no tsuki
Monshirochô hanabira yurarete nemutteru
Mushi no koe o-uchi zenbu o kakomareta
Mushi no ne ya watashi no katteta batta kana
Nagai kage boku yori saki ni ie ni tsuku
Nami o koe kaisô yureru umi no haru
Nanohana no naka o densha de tôtta yo
Natsumatsuri yukata no eri wa mada katai
Niwatori ni tsutsukarenagara tamago tori
Nojiriko ni semi no nukegara rokojûshihiki
Ochamomi de korogashita te mo ii nioi
Ohirune no otôto no kao atatakai
Ôichô kotori no kazoku nomikonda
Okaeri to eki ni matsu haha demo me o sorasu
Okâsan kage ga nagai yo ringomogi
Ôkî na watashi to sekurabe kiri hitoha
Ôkina ki sora made momiji ni suru tsumori
Onîchan kaze ni atatte mae aruku
Onigiri ni kâsan no yubi no ato sukoshi
Ori no naka kyotonto shiteiru fukurô no me
Oyaneko ga koneko no kuchi o namete iru
Raichô wa tonderu mitai da sugoinda
Semi naite naishobanashi ga kikoenai
Semi no koe chigau kanji no Tôdaiji
Semitori ni takai tokoro de todokanai
Senpûki yoko de suya-suya koinutachi
Shigure michi o-Jizô-san ga nureteiru
Shikararete ame ni dasareta katatsumuri
Shinpai da boku no asagao mada denai
Sôgen no himawaribatake ushi nitou
Sora no iro ao to umi-iro sora no soko
Soyo soyo to kaze ni yureteru suitopi
Susuki ga mienai kaze o tsukamaeta
Suzumebachi nonbiri hirune shite iru yo
Suzumushi ga kyûri o tabeta ha no katachi
Ta de yasumi watto tobidasu wataridori
Ta ni iru yo kaki ga omoshi no okitegami
Taifû ga kuru to hyû-hyû kaze ga naku
Taifû ga sugite aozora takaku naru
Takai yama nobotte mo mada tôi hoshi
Teppen no kaki wa karasu ni ageru kara
Tôchan no ôkina geta de tsuki o miru
Tômeiningen watashi no tonari buranko ni
Tsubame-san ame no naka demo tonde iru
Tsubame-san kubi o kashigete ie tsukuru
Ueta ta o ashi aratte kara mata mi ni iku
Umi-game no senaka ni notte asobitai
Ureshikute furu yuki kuchi de uketomeru
Watashi no ne asagao kyûko sakimashita
Yamame-tsuri chichi to narande ite mukuchi
Yonaka ni ne chikaku no kusa de yago no uka
Yoseru nami kai o hakonde kiete yuku
Yubikiri no yubi tsumetai na aki no ame
Yûyake ga umi ni hikari o atsumeteru

Fuente: blog de la editorial Vaso Roto
http://vasorotoediciones.blogspot.com.es/


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por gorka 06.02.13 | 16:20

    Un libro fantástico.

    Los niños, como dice Barlo, utilizan las palabras justas, sin intención, razón, ni espíritu de provecho de ningún tipo, para describir el mundo que observan o los sentimientos que les producen...

    Un abrazo!

  • Comentario por Barlo 09.11.12 | 17:24

    No sólo son deliciosos de leer; sino que comprendo ahora que sea un libro para estudio y profundización de ese haiku que los adultos intentamos alcanzar. En este libro uno cobra conciencia de que el verdadero lenguaje del haiku es poético no por hacer uso o no de figuras retóricas y metáforas, sino porque esas "figuras" o esas "metáforas" son expresión de lo auténtico y natural (no de ideas) en un lenguaje todavía carente de toda razón e intención estratégica. Es decir: "las figuras" son imágenes que el niño contempla. Esa sería la gran diferencia con respecto a nuestro modo adulto de usar el lenguaje. Por ello mismo estos niños son auténticos poetas. No sé si me expreso como quisiera que se entendiese.

    Me causó una muy grata sorpresa recibir el libro con la dedicatoria

    Gracias y un fuerte abrazo,

    Barlo

  • Comentario por Martha Zarazua 09.08.12 | 23:21

    Niños, grandes Maestros

  • Comentario por Luis Carril 09.08.12 | 12:31

    Enhorabuena y a la vez gracias por este fascinante y candoroso proyecto, Vicente. No sé por qué, pero hay algo que me está impulsando a recomendar este libro, antes que no otros, a mis amigos o conocidos que quieren iniciarse en el mundo del haiku.

    Un saludo.

  • Comentario por Vicente Haya [Blogger] 31.05.12 | 11:52

    Aunque siempre es bueno comprar los libros, pese a conocerlos por la web o por el ebook, en este caso lo que hay publicado de haikus de niños en el blog son sólo 70 de los 160 que contiene el libro. Así pues, hay mucho todavía por descubrir comprando el libro. En sí mismo, está editado de un modo bastante excepcional: cosido, no pegado, para que dure más; el papel es de mucha calidad, hojas de papel tintado tras la portada, bueno, ya lo vereis. Una edicion particular -como son estos haikus de niños- precisaba un cuidado especial y creo que Vaso Roto no lo ha podido hacer mejor. Aunque el precio esté en 26 euros. En realidad, al año, no está saliendo más de un libro traducido directamente del japonés en el mercado español del haiku, así que tal vez podamos hacer este pequeño esfuerzo económico, y que el libro nos dure (materialmente) más tiempo que los que valen 15 euros.

  • Comentario por Raquel P. 31.05.12 | 10:58

    Qué bien! Conocí en esta página los haikus de niños, y siempre me fascinan... voy a buscar este libro, gracias, Vicente, por recopilarlo y traducirlo!

  • Comentario por Pablo 30.05.12 | 12:02

    Es verdad, al crecer encogemos nuestra sensibilidad. Aunque aún se puede agrandar el corazón de nuevo, recuperar lo que teníamos de niño, y seguir aún más. Gracias por este libro lleno de tesoros.
    Me gustaría encontrar más haikus que tratasen el amor y que estuviesen bien escritos, de esos que hasta un niño entiende, al fin y al cabo también forma parte de ese corazón universal que lo envuelve todo.
    Un saludo.

Lunes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930