El alma del haiku

Los errores en el haiku a veces nos pasan inadvertidos

15.05.12 | 17:03. Archivado en B1) Taller de haikus

Los errores en el haiku a veces nos pasan inadvertidos; nadie nos los explica y por eso no podemos corregirlos. El haiku es una tierra infectada de minas. Sin un suficiente conocimiento del terreno que se pisa, el aprendiz de poeta salta por los aires. Cometer errores en materia de haiku no es una prerrogativa del gaijin [extranjero]. Los japoneses, incluso los más célebres poetas de haiku, han cometido errores.

Los castellano-parlantes no son más torpes para escribir haikus que los japoneses. Muchas veces, los errores de los poetas hispanos de haiku no provienen de su incapacidad de comprender las sutilidades de la sensibilidad nipona como del error que han cometido los japoneses de presentar haikus mediocres junto con haikus inmortales. Sin discriminar, sin explicar qué es magistral, que es aceptable y qué es lamentable. La humildad en asuntos de enseñanza para el que esté preparado es un defecto. Por ejemplo, estudiemos el haiku:

巣作りや長き紐下げ小鳥とぶ
Suzukuri ya nagaki himo sage kotori tobu
KAMEGAYA CHIE

La construcción de un nido-
Un pequeño pájaro lleva colgando
una larga cuerda

Es un haiku interesante de estudiar porque parece bastante bueno; y sin embargo tiene algún error. Vamos a comentarlo con calma: Kotori podría ser sólo “un pajaro pequeño”, aunque también es el nombre común de un hermoso pájaro de la familia del suzume (gorrión), hibari (alondra) o uguisu (cuco), que tiene la cabeza azul, el buche blanco y la pluma grisácea. Es un pajarillo elegante y estilizado. Lleva en su pico, con un movimiento cimbreante, hipnótico, una larga cuerda. La primera impresión –tal vez la que motive el haiku- es la de una cuerda que vuela sola. Una especie de magia de objetos que se mueven por sí solos. El movimiento es todo en este haiku: el vuelo posiblemente horizontal del pájaro, el movimiento seguramente pendular de la cuerda... El haiku gana en valor cuando en la mente –el corazón- de la poetisa se produce un equívoco entre si lo que lleva en el pico es una cuerda o una serpiente. Finalmente, resuelve el asombro en cuerda. Y nos contagia la impresión de extraña mezcla –evidentemente se trata de un haiku contemporáneo- entre lo natural y lo artificial. Antes, los pájaros empleaban ramitas en la construcción de sus nidos. Ahora también pueden valer las cuerdas. No podría asegurarlo, pero, tengo para mí que el orden de las impresiones recibidas por la poetisa fue el siguiente: “¿Qué es eso que está moviéndose en el aire? Parece una cuerda… Algo que lleva un pequeño pájaro en su pico… ¿No será una serpiente? No, no, es una cuerda, una larga cuerda que va cimbreándose y hace del vuelo del pájaro algo dificultoso… ¿Para qué la llevará? Ah, ya, está construyendo su nido…”.

El contraste “pájaro pequeño” (kotori) – “cuerda larga” (nagaki himo) evidencia la intención poética. Tal vez demasiado: los pájaros suelen ser pequeños en comparación a las cuerdas; quizá no habría sido necesario decir nada. Podemos encontrar otros defectos en este haiku. Tenemos un nido, una cuerda, y un pájaro, aunque en realidad con nido ya hubiéramos supuesto “pájaro”. Sin embargo, no sabemos en qué momento del día nos encontramos. A este haiku le falta más de lo que tiene. La duda entre haiku descriptivo y haiku de lo sagrado es también legítima. Porque parece como si fuera más una curiosidad que un aware. Sería en este caso un haiku descriptivo por defecto de la poetisa, no de la escena. Es simplemente un haiku de lo sagrado que no ha salido bien y por eso puede parecer que es una fría descripción.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Vicente Haya [Blogger] 06.02.13 | 12:25

    El de Gorka me parece perfecto.

  • Comentario por Gorka 06.02.13 | 12:16

    Que tal algo así? Nos evitamos un verbo y como expone Barlo, dejamos el nido en el tercer verso...

    Atardecer.
    Lleva colgando una cuerda
    para el nido

    Abrazos y muchas gracias _/\_

  • Comentario por aMAKLIA 18.08.12 | 18:59

    Con el gorrión
    cruzando por espacio
    entre la cuerda

  • Comentario por Pablo 21.05.12 | 13:54

    Tu explicación hace más fácil profundizar en el haiku. Fallan las palabras y sin embargo al estudiarlo aún se llega a lo sagrado. Con lo que nos has mostrado se me ocurre esta aproximación:

    una cuerda
    en el pico del kotori
    al atardecer

  • Comentario por Constanino (Konstantín) Dimitrov 16.05.12 | 22:24

    .


    Perdón:

    ...y que NO conoce la palabra ¨poesía¨ siquiera.


    K.



  • Comentario por Constantino (Konstantin) Dimitrov 16.05.12 | 22:13

    -

    Me pregunto qué escribiría un niño por estar a salvo de la intencionalidad poética. Casi estoy seguro que ni se le ocurriría decir ¨un pequeño pájaro lleva una larga cuerda¨ y que dejaría de lado lo de ¨larga¨ y ¨colgando¨ (la misma noción de cuerda engloba estas dos nociones: la de la longitud y la de estar colgando).

    Es decir, en su inocencia el niño dejaría todo el lastre y se quedaría en una impresión pura, algo como:



    Un pajarito lleva
    una cuerda en el pico
    para hacerse el nido.



    No entro en temas de calidad: simplemente me pregunté cómo vería esta escena una mente no prejuiciada: que no ha aprendido hacer malabarismo con la causa y el efecto y que conoce la palabra ¨poesía¨ siquiera.


    Un saludo,


    Konstantin

  • Comentario por Vicente Haya [Blogger] 16.05.12 | 00:30

    La suposición que hago es sólo una suposición, así que sobre ella no puedo afirmar ningun error. El orden de los asombros pudo ser el que digo o cualquier otro. Lo importante para mi es señalar dos errores:
    1) pájaro pequeño- cuerda larga es un contraste demasiado evidente. Ciertamente el contraste es un elemento interesante en el haiku, cuando se trata con sutilidad. Por ejemplo, sería lamentable un haiku que diga "en la nieve blanca un leño negro...". Este es ese mismo caso.
    2) "volar" "pájaro" y "nido" es reiterativo, y sin embargo otros elementos necesarios nos son omitidos.

  • Comentario por Vicente Haya [Blogger] 16.05.12 | 00:26

    ...No sigue el orden real de sus impresiones.

    Un saludo y gracias

  • Comentario por Vicente Haya [Blogger] 16.05.12 | 00:21

    Barlo escribió:

    Observo cómo demasiadas veces, los contrastes parecen más bien intencionados; como si ello fuese motivo para conseguir un plus "poético", vamos a decir, y no un hecho más bien casual, sino de una clase de suceso que esté más allá de nuestra comprensión racional.

    Por otro lado observo también que

    "No podría asegurarlo, pero, tengo para mí que el orden de las impresiones recibidas por la poetisa fue el siguiente: “¿Qué es eso que está moviéndose en el aire? Parece una cuerda… Algo que lleva un pequeño pájaro en su pico… ¿No será una serpiente? No, no, es una cuerda, una larga cuerda que va cimbreándose y hace del vuelo del pájaro algo dificultoso… ¿Para qué la llevará? Ah, ya, está construyendo su nido…”."

    Si este fuese en verdad el orden de las impresiones que la poetisa recibió, ¿no debería haber expresado dicha deducción -puesto que la autora deduce más bien que se confirma- en el tercer verso en lugar del comienzo? N...

  • Comentario por Vicente Haya [Blogger] 16.05.12 | 00:19

    Mi traducción no refleja fielmente lo reiterativo del original, ya que he dicho

    La construcción de un nido-
    Un pequeño pájaro lleva colgando
    una larga cuerda

    Aunque en realidad dice:

    La construcción de un nido-
    Un pequeño pájaro vuela,
    colgando una larga cuerda

    "volar" "pájaro" "nido"... Seguro que nosotros podríamos haber hecho algo mejor:

    Construyendo el nido,
    lleva colgando una cuerda.
    Atardece.

    Por ejemplo.

Lunes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930