El alma del haiku

Presentacion de AWARE en Barcelona

15.05.13 | 14:01. Archivado en E) Sobre el autor


Tarjetón de invitación:

http://www.vicentehaya.com/AwareBarcelona.pdf

Imagen de:
http://guiyogoicochea.blogspot.com.es/


Reseña de AWARE en Babelia (por Jesús Aguado)

05.05.13 | 17:29. Archivado en E) Sobre el autor

Aware. Iniciación al haiku japonés, Vicente Haya,
Kairós, Barcelona, 2013, 306 páginas, 15 euros

Vicente Haya, que lleva una docena de libros traduciendo y reflexionando sobre el haiku, nos previene de entrada contra lo que él denomina el “síndrome Benedetti”, esa falta de respeto a la civilización japonesa en la que incurren aquellos que se ponen a escribir supuestos haikus sin haberse interesado antes por los principios de una cultura tan distinta de la nuestra. Escribir haikus no es emplear una métrica determinada sino adoptar una manera concreta (atenta, asombrada, armónica, libre, desideologizada, silenciosa, asimbólica) de estar aquí y ahora, es decir, de participar de los sucesos, instantes e impresiones que entretejen el presente del mundo. Esa emoción profunda que lo exterior produce en nosotros, el aware del título, es menos una experiencia del afuera que la necesidad interna, y casi la obligación, de transformar esa emoción en un haiku. En ese proceso uno tiene que aprender a desprenderse de su yo sin aspavientos (cualquier exceso, también en la renuncia, rompe el hechizo de la vida) y a ponerse al servicio de la Naturaleza, en la cual no caben juicios de valor, estéticos o filosóficos. Es por eso que Vicente Haya pone tantos ejemplos de haikus escritos por niños (a los que consagró otro libro emotivo e imprescindible: La inocencia del haiku. Selección de poetas japoneses menores de 12 años, Vaso Roto, 2012): porque su estar ahí en el mundo es lo más cercano a estar el mundo en el mundo, algo que aleja sus haikus del artificio y la retórica y los acerca al corazón de la Naturaleza. A lo largo de 5 apartados y 88 capítulos Vicente Haya va dando las claves, con sensibilidad y conocimiento de primera mano, y con multitud de poemas traducidos, de lo que es un haiku y también, a beneficio de occidentales despistados o todavía enfermos de etnocentrismo, de lo que no es.


Haikus de mu-i de nuevo en Madrid

21.04.13 | 18:06. Archivado en E) Sobre el autor

La segunda edicion de los haikus de mu-i es un buen motivo para volver a encontrarnos. Será el proximo dia 23:
http://www.casaasia.es/actividad/detalle?id=210309
Os espero


Entrevista online sobre el libro de AWARE

06.04.13 | 12:14. Archivado en E) Sobre el autor

Entrevista de www.crecejoven.com sobre el libro Aware (iniciación al haiku japonés).

http://crecejoven.com/espiritualidad--el-haiku


Presentación en rtve.es del libro AWARE

05.04.13 | 15:43. Archivado en E) Sobre el autor

Entrevista de Eloy Ramos en "La hora de Asia":
http://media9.rtve.es/resources/TE_SRLAHO/mp3/9/1/1365165445919.mp3


Conferencia de haiku en Madrid 28 de febrero

14.02.13 | 12:32. Archivado en Haikus de niños

Para más información:

http://www.fundacionjapon.es/userfiles/file/Ciclo%20conferenc%20invierno.pub.pdf


Curso de Espiritualidad Japonesa en Barcelona

18.01.13 | 19:05. Archivado en D) Japón y su cultura

http://paseos.net/phpbb3/viewtopic.php?f=42&t=11100&sid=1150e39c110499153e1584f8cda5cfe0#p51194


No es un libro de haiku

23.06.12 | 11:28. Archivado en E) Sobre el autor

Queridos amigos del haiku. No voy a hablaros de un libro de haiku, sino de una meditación acerca de Dios, del hombre, del alma, del tiempo, todo desde una perspectiva oriental; una meditación que no se adscribe a ninguna religión. Me he decidido a recomendarlo porque sé que a muchos de vosotros os entusiasma la obra de Martín Portales así como me consta que tampoco os desagrada como yo escribo. Se trata del libro que hemos escrito en co-autoría Martín Portales y yo: El Dios de la perplejidad (editorial Herder). Es muy breve y también resulta barato. Nunca he estado más orgulloso de haber participado en un libro. Gracias.


Acaba de publicarse "la inocencia del haiku"

29.05.12 | 23:36. Archivado en E) Sobre el autor

Título: La inocencia del haiku.
Selección de poetas japoneses menores de 12 años
Compilador: Vicente Haya
Traducción de
Vicente Haya
Edición bilingüe
Colección: Poesía
Páginas: 211
Tamaño: 14 x 21 cm
ISBN: 978-84-15168-07-2
Precio en España: 26 €
Precio en México: 470 m. n.
Vaso Roto Ediciones

Contenido: 160 haikus fascinantes escritos por niños japoneses

Un verdadero haijin (poeta de haiku) lo primero que debe hacer es buscar la inocencia dentro de sí. Sólo o con ayuda. El haiku que hacen los niños puede ayudarnos a encontrarla. El haiku no son sólo palabras. La mirada limpia es esencial, el saber estar sin esperar nada es esencial, la ausencia de juicio al género humano es esencial. Todo es necesario en el haiku. Los niños nos enseñan también a seleccionar de entre la infinitud de objetos poéticos que nos rodean los asombros más elementales, los que pasan más desapercibidos. Todo merece un haiku, pero hay asombros más imperceptibles que otros. Se trata de que nuestra atención sea plena y eliminemos los obstáculos entre nuestra percepción y eso que hay ahí fuera y se llama “mundo”. En cierta ocasión escuché a un anciano pintor decir “Si fuéramos capaces de percibir de un golpe todo lo que hay ahí fuera reventaríamos”. Por eso se nos da la oportunidad de hacer un proceso, un camino de agigantamiento de nosotros mismos, vía para aumentar nuestra capacidad de sentir. Sentir más, ser más lo de fuera y menos lo que ahora somos. Por eso fue abandonado el haiku arcaico como una aberración, porque lo exterior era sólo una excusa para hablar de nosotros y de nuestro mundo. Desde Bashô quedó desterrada esa propoensión humana a proyectar los elementos del mundo humano sobre la naturaleza; esos haikus que instrumentalizaban la naturaleza y en los cuales una luna era un abanico sin mango dejaron de escribirse. Y por eso también están mal vistos o apenas existen los haikus de amor, los haikus filosóficos, los proselitistas; no porque el amor, el pensamiento o la religión tengan nada de malo, sino porque son lo que ya somos, lo que ya sabemos que sentimos, pensamos o creemos. Y hay que salir de ahí hacia el mundo, hay que dejar de escuchar la vibración de lo de dentro y dejar entrar la que nos viene de fuera.

Los niños, naturalmente, poco a poco van enfermando de nuestras mismas enfermedades, la del consumismo, la del egoismo, también la de la estupidez, pero mientras hacen ese proceso de pérdida de la infancia aún son capaces de extraordinarias apreciaciones, como podremos comprobar en esta antología. Gracias a lo que estos niños japoneses sintieron alguna vez, y dejaron por escrito, ahora nosotros podemos recuperar esa inocencia que un día perdimos. Ni se sabe ya hace cuánto tiempo.

Listado de haikus traducidos:

Aburasemi ippai naite boku hitori
Ajisai ga ame ni nureteru kaerimichi
Ajisai no kinô no iro ga kawatteru
Akatonbo ie no naka made aoi sora
Akatonbo mune no takasa ni fui-ni kuru
Akatonbo tamago o umu yo mizu no naka
Akatonbo tobu hyappiki ga onaji muki
Aki ga kita chi-chi-chi-chi-chi-chi to kusa no kage
Aki no kaze kyû ni muki o kaetagaru
Ame no hi ni happa ni tsuita katatsumuri
Ame no naka boku no asagao yatto saku
Ame no naka kami no ke nurete kaeru michi
Ame no naka kiyomizudera o sagasu mado
Ame no naka suisen tsun-tsun saite iru
Ari-san ga boku o miteta marui me de
Asagao ga ashita wa ikutsu saku no kana
Asagao ga bô ni makitsuki hana fuyasu
Asagao ga hitotsu futatsu to saite ita
Asagao no hana o kazoete mizu o yaru
Asagao no tsuru ga shiorete dekita tane
Atsui kara hei o aruite neko ochita
Azemichi no batta wa kusa ni sugu bakeru
Bâchan no hôgen o kiku kingyôtachi
Boku no ushi furimukinagara urareteku
Bon-odori minna no kage mo mawatteru
Bûmeran nageta totan ni tsubame kuru
Buranko o koide noboreba aki no sora
Byôin e modoru jîchan ine miteru
Chiisai kemushi mo isshôkenmei ikiteru yo
Chikayoreba imôto tsuchi no nioi suru
Densha yure kaisô mitai ni kyaku yureru
Dokomade mo oikakete kuru taki no oto
Dote no ue butsukarisô ni akatonbo
Erâ suru tonbo ga tôrisugita kara
Furo agari haha no nioi to mushi no koe
Fuzoroi no taoru hosarete kyanpujô
Ginyanma kenka shinagara tonde yuku
Hachi ga tobu ari mo aruite haru ga kita
Haibin ni jako ga jûyonhiki haitta yo
Hakamairi kâsan boku o mite kudasai
Haru no hoshi kazoeru tabi ni kazu chigau
Haru no yama dôbutsutachi ga ugokidasu
Harusame ni kusai no sakura asu ni saku
Hasu no ike hiraku no tsubomu no chitteru no
Hatsu hinode nami ni yura yura agatteru
Hatsu hinode yatto detekita makkakka
Hikkoshi no ichiban ato ni kingyô kuru
Himawari ga ohisama abite genki yoku
Himawari ni testo manten oshieta yo
Himawari no takasa o hakaru kodomotachi
Himawari to minna narande seikurabe
Hitogomi ni chichi no te sagasu Awa-odori
Hiyashinsu yura yura yureru mado no shita
Hôhokekyô kuchibue fuku to mane o suru
Hôkago no yûyake mite iru tsukue-isu
Hôsenka hosoi happa ni hitoshizuku
Hôsenka patto hajiketa kuroi tane
Hôsenka shitakara jun ni saite kuru
Hotaru-san happa ni nosete agemashô
Hotarutori chichi to arukeba chichi no nioi
Imohori wa tsume no naka made tsuchi ni nari
Inago-tori nigeru inago ga fuete iru
Ine no ha to mazatte detekita amagaeru
Ine no taba hakonde ureshii omosa da na
Inekari no nioi ga shiteru nichiyôbi
Ishikereba tomatta tokoro ni shimobashira
Iso asobi kani to isshôni yoko-aruki
Jîchan o moyasu kemuri da haru no kumo
Kabutomushi hikkuri kaeshi ashi o furu
Kagami niwa aki to mô hitori no boku ga iru
Kai hiroi ippai atsumete nami no koe
Kaki no ki ni nobotta boku ga kaki ni naru
Kamakiri ga nihon no kama de odosunda
Kame-san ga inemuri shiteru mizu no naka
Kaminari da Tôhoku chihô makkura da
Kaminari ni neko ga awatete kakete kuru
Kaminari o nagamete taberu yûgohan
Karamatsu hyaku nen kakete miki tsukuru
Kasa hiroge omosa de taifû kanjita yo
Katatsumuri aruita michi ga hikatteru
Katatsumuri non-non aruku ame no naka
Kaze no naka mugi no ho to ho ga gottunko
Ki no miki ni jikan no tomatta semi no kara
Kin iro no kemushi no senaka ni kaze ga fuku
Kinoko-gari yama ga ôkiku yurete iru
Kirê da ne kiete shimatta nagareboshi
Kiri ga furu yama mata hitotsu keshinagara
Kirigirisu esa nakunatte kenka shita
Kitakaze ga minna o kaze ni shite iku yo
Kitakitsune fuyu wa samishii yuki no hara
Kosumosu ga yurete watashi mo yurete iru
Kosumosu ni ki-iroi oshiri no hachi tomaru
Kosumosu no naka de kosumosu iro naru
Kotori-san suzushii kaze o sagashite iru
Kumazemi no nakigoe hibiku aoi sora
Kumo ga fuwa fuwa retasu no naka de chô neteru
Kumo no ito kaze ni fukarete kiresô da
Kumo ugoki jitto gaman no otsukisama
Kuri mukeba kâsan yama no hanashi suru
Kuro-ushi ga tonbo o nirande ugokanai
Kuruma kara taue o mita yo ame no naka
Meigetsu o sekai no minna ga miteiru yo
Michibata ni tsuyu-kusa sotto saite ita
Mikazuki ni hotaru acchi ni iru yo kocchi ni mo
Mim-mim to atsusa yonderu semi no koe
Mizu o maku tachimachi kage ga kiete iku
Mizutamari hitotsu hitotsu ni kyô no tsuki
Monshirochô hanabira yurarete nemutteru
Mushi no koe o-uchi zenbu o kakomareta
Mushi no ne ya watashi no katteta batta kana
Nagai kage boku yori saki ni ie ni tsuku
Nami o koe kaisô yureru umi no haru
Nanohana no naka o densha de tôtta yo
Natsumatsuri yukata no eri wa mada katai
Niwatori ni tsutsukarenagara tamago tori
Nojiriko ni semi no nukegara rokojûshihiki
Ochamomi de korogashita te mo ii nioi
Ohirune no otôto no kao atatakai
Ôichô kotori no kazoku nomikonda
Okaeri to eki ni matsu haha demo me o sorasu
Okâsan kage ga nagai yo ringomogi
Ôkî na watashi to sekurabe kiri hitoha
Ôkina ki sora made momiji ni suru tsumori
Onîchan kaze ni atatte mae aruku
Onigiri ni kâsan no yubi no ato sukoshi
Ori no naka kyotonto shiteiru fukurô no me
Oyaneko ga koneko no kuchi o namete iru
Raichô wa tonderu mitai da sugoinda
Semi naite naishobanashi ga kikoenai
Semi no koe chigau kanji no Tôdaiji
Semitori ni takai tokoro de todokanai
Senpûki yoko de suya-suya koinutachi
Shigure michi o-Jizô-san ga nureteiru
Shikararete ame ni dasareta katatsumuri
Shinpai da boku no asagao mada denai
Sôgen no himawaribatake ushi nitou
Sora no iro ao to umi-iro sora no soko
Soyo soyo to kaze ni yureteru suitopi
Susuki ga mienai kaze o tsukamaeta
Suzumebachi nonbiri hirune shite iru yo
Suzumushi ga kyûri o tabeta ha no katachi
Ta de yasumi watto tobidasu wataridori
Ta ni iru yo kaki ga omoshi no okitegami
Taifû ga kuru to hyû-hyû kaze ga naku
Taifû ga sugite aozora takaku naru
Takai yama nobotte mo mada tôi hoshi
Teppen no kaki wa karasu ni ageru kara
Tôchan no ôkina geta de tsuki o miru
Tômeiningen watashi no tonari buranko ni
Tsubame-san ame no naka demo tonde iru
Tsubame-san kubi o kashigete ie tsukuru
Ueta ta o ashi aratte kara mata mi ni iku
Umi-game no senaka ni notte asobitai
Ureshikute furu yuki kuchi de uketomeru
Watashi no ne asagao kyûko sakimashita
Yamame-tsuri chichi to narande ite mukuchi
Yonaka ni ne chikaku no kusa de yago no uka
Yoseru nami kai o hakonde kiete yuku
Yubikiri no yubi tsumetai na aki no ame
Yûyake ga umi ni hikari o atsumeteru

Fuente: blog de la editorial Vaso Roto
http://vasorotoediciones.blogspot.com.es/


Otro gracioso en el mundo del haiku

18.05.12 | 13:58. Archivado en D) Japón y su cultura

Acaba de publicarse en castellano la antología de haikus de Stephen Addiss, Fumiko Yamamoto y Akira Yamamoto. Y, tras su detenida lectura, quisiera poner en conocimiento de todo aquel a quien mi criterio le interese:

1) Es un libro que originalmente se edita en inglés, es decir, que el resultado en castellano ha sufrido una doble traducción (del japonés al inglés y del inglés al castellano). Aunque el traductor al castellano creo que ha sido inteligente en el modo de hacer su trabajo; entre otras cosas por haber consultado muchas de las traducciones que ya existen en castellano para esos mismos haikus.

2) Como quiera que el libro no tiene letra japonesa ni transcripción de la misma, no puede comprobarse en qué medida los haikus están bien o mal traducidos.

3) Sólo en los haikus más célebres, que me sé de memoria en japonés, puedo ver que ha habido alteraciones, normalmente no muy graves, pero que en todos los casos les hacen perder el "sabor" al original. Localizo a simple vista unos 25 fallos de traducción; en 3 de ellos el haiku ha cambiado por completo.

4) Destaca la publicación de unos 30 poemas anónimos, y destaca para mal, porque ni son haikus ni son famosos ni puede comprobarse su traducción al carecer de letra japonesa. Podrían ser senryûs clásicos -no me extrañarían que fueran los que publicó Blyth, porque casi nadie reconoce nunca lo que coge de Blyth- pero también podrían ser senryus escritos por cualquiera, por el mismo traductor, que además dice de sí mismo que es "un calígrafo de fama mundial". Si es cierto que hay dos japoneses que han trabajado en el libro ¿cómo es que no nos han hecho el favor de ponerle la letra japonesa, al menos a los haikus anónimos o de completos desconocidos? ¿Qué posibilidad tenemos, sin el original de estos poemas, de aspirar a hacer una traducción mejor? La traducción se ha convertido en el único original y, por tanto, materia de fe.

5) Siendo lamentable lo anterior, no es lo más lamentable del libro. Lo peor es la selección. Addiss y sus colaboradores traducen los haikus más frívolos y ridículos que alguna vez escribieron los grandes maestros del haiku, a los que suman los 30 senryus antes mencionados. Incluso los haikus que no tienen un carácter lúdico sino una profundidad insondable, en un contexto tal, y con la traducción precaria que tienen, se contagian del carácter chistoso de todo el libro. No en balde la introducción comienza afirmando el "sentido delicioso del humor y de lo lúdico" del haiku. Lo que el mundo del haiku estaba necesitando: otro gracioso.

6) En resumen, un libro que sólo merece un poco la pena para principiantes que estan en el cero absoluto y que no hayan cogido jamás un libro de haiku, o -todo lo más- para el que tan sólo haya leido a Benedetti y haya llegado a sospechar que se puede esperar algo más del haiku que lo que dio de sí el experto argentino del haiku.


Los errores en el haiku a veces nos pasan inadvertidos

15.05.12 | 17:03. Archivado en B1) Taller de haikus

Los errores en el haiku a veces nos pasan inadvertidos; nadie nos los explica y por eso no podemos corregirlos. El haiku es una tierra infectada de minas. Sin un suficiente conocimiento del terreno que se pisa, el aprendiz de poeta salta por los aires. Cometer errores en materia de haiku no es una prerrogativa del gaijin [extranjero]. Los japoneses, incluso los más célebres poetas de haiku, han cometido errores.

Los castellano-parlantes no son más torpes para escribir haikus que los japoneses. Muchas veces, los errores de los poetas hispanos de haiku no provienen de su incapacidad de comprender las sutilidades de la sensibilidad nipona como del error que han cometido los japoneses de presentar haikus mediocres junto con haikus inmortales. Sin discriminar, sin explicar qué es magistral, que es aceptable y qué es lamentable. La humildad en asuntos de enseñanza para el que esté preparado es un defecto. Por ejemplo, estudiemos el haiku:

巣作りや長き紐下げ小鳥とぶ
Suzukuri ya nagaki himo sage kotori tobu
KAMEGAYA CHIE

La construcción de un nido-
Un pequeño pájaro lleva colgando
una larga cuerda

Es un haiku interesante de estudiar porque parece bastante bueno; y sin embargo tiene algún error. Vamos a comentarlo con calma: Kotori podría ser sólo “un pajaro pequeño”, aunque también es el nombre común de un hermoso pájaro de la familia del suzume (gorrión), hibari (alondra) o uguisu (cuco), que tiene la cabeza azul, el buche blanco y la pluma grisácea. Es un pajarillo elegante y estilizado. Lleva en su pico, con un movimiento cimbreante, hipnótico, una larga cuerda. La primera impresión –tal vez la que motive el haiku- es la de una cuerda que vuela sola. Una especie de magia de objetos que se mueven por sí solos. El movimiento es todo en este haiku: el vuelo posiblemente horizontal del pájaro, el movimiento seguramente pendular de la cuerda... El haiku gana en valor cuando en la mente –el corazón- de la poetisa se produce un equívoco entre si lo que lleva en el pico es una cuerda o una serpiente. Finalmente, resuelve el asombro en cuerda. Y nos contagia la impresión de extraña mezcla –evidentemente se trata de un haiku contemporáneo- entre lo natural y lo artificial. Antes, los pájaros empleaban ramitas en la construcción de sus nidos. Ahora también pueden valer las cuerdas. No podría asegurarlo, pero, tengo para mí que el orden de las impresiones recibidas por la poetisa fue el siguiente: “¿Qué es eso que está moviéndose en el aire? Parece una cuerda… Algo que lleva un pequeño pájaro en su pico… ¿No será una serpiente? No, no, es una cuerda, una larga cuerda que va cimbreándose y hace del vuelo del pájaro algo dificultoso… ¿Para qué la llevará? Ah, ya, está construyendo su nido…”.

El contraste “pájaro pequeño” (kotori) – “cuerda larga” (nagaki himo) evidencia la intención poética. Tal vez demasiado: los pájaros suelen ser pequeños en comparación a las cuerdas; quizá no habría sido necesario decir nada. Podemos encontrar otros defectos en este haiku. Tenemos un nido, una cuerda, y un pájaro, aunque en realidad con nido ya hubiéramos supuesto “pájaro”. Sin embargo, no sabemos en qué momento del día nos encontramos. A este haiku le falta más de lo que tiene. La duda entre haiku descriptivo y haiku de lo sagrado es también legítima. Porque parece como si fuera más una curiosidad que un aware. Sería en este caso un haiku descriptivo por defecto de la poetisa, no de la escena. Es simplemente un haiku de lo sagrado que no ha salido bien y por eso puede parecer que es una fría descripción.


Curso de espiritualidad japonesa en Madrid

04.05.12 | 19:05. Archivado en D) Japón y su cultura

Impartido por Vicente Haya

Miércoles desde el 9 de mayo al 13 de junio de 2012, de 19:30 a 21:00 hrs.

Espacio Ronda Madrid

Programa:
9 mayo “La idea de armonía (wa) en la cultura japonesa”
16 mayo “Panorámica general de las religiones japonesas”
23 mayo “Definiciones de sagrado, religiosidad, hecho religioso”
30 mayo “La poesía como arte de atrapar lo sagrado”
6 junio “La vida cotidiana como rito”
13 junio “La búsqueda de la inocencia”

Vicente Haya es doctor en Filosofía por la Universidad de Sevilla, fue profesor de la Universidad de Nagasaki, estudió el haiku durante 15 años con Reiji Nagakawa, Mitsuhiro Tsuji, Toshihiko Uchida y otros insignes expertos japoneses. Ha impartido más de 100 conferencias y una decena de cursos de introducción al haiku en Barcelona, Madrid, Sevilla, La Laguna, Albacete, entre otras ciudades. Es autor de catorce libros sobre haiku publicados en España, Japón y Bulgaria en prestigiosas editoriales como Kairós, Miraguano, Hiperion… Publica diariamente un haiku, traducido
directamente del japonés y en ocasiones comentado, en el blog http://blogs.periodistadigital.com/elalmadelhaiku.php .

Más información sobre Vicente Haya en http://www.vicentehaya.com

Curso Completo 50 euros
Clases sueltas 10 euros
Se ruega confirmación

Espacio Ronda está en la calle Ronda de Segovia 50, Madrid (Metro Puerta de Toledo, Autobuses 3, 23, 35, 41, 148, C1 y C2 / Tren Cercanías, Pirámides).
Información: 91 366 1041, 639 819 503, info@upf-spain.org


Lunes, 27 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728